Enseñanza/Colegio

Buscar el mejor colegio (VII) Tomar la decisión

Busca el mejor colegio

¿Qué valorar para lograr el mejor colegio?

Después de visitar 6 colegios, 4 públicos y 2 concertados, y aún así tener en mente una nueva gira por otros centros escolares que nos han quedado por ver para las jornadas de puertas abiertas del año que viene, llega el momento de valorar todo lo aprendido, de establecer comparaciones, de hacer las dichosas listas de contras y pros, de armarse de valor para decidir cuál será el primer colegio en nuestra lista. Y el segundo, el tercero y el cuarto. Porque hasta 10 opciones enumeradas por orden de preferencia se pueden poner en el impreso de preinscripción en Cataluña. Y no es tarea fácil. Primero porque todos queremos elegir el mejor colegio y acertar a la primera. Y después, porque como vimos la semana pasada con el tema del baremo de puntos, la decisión no depende exclusivamente de nosotros. Y aunque dicen las estadísticas que en España entre el 91-96% (dependiendo de la provincia) de los niños que empiezan en P3 logran plaza en el centro elegido como primera opción por sus padres, la realidad es que cuando debemos pasar por este trámite todos creemos que vamos a estar en ese ínfimo porcentaje de familias marginadas, cuyo futuro educativo depende de un sorteo. Muchos me preguntáis en los comentarios de mis posts anteriores acerca de cómo buscar el mejor colegio, qué es lo que nosotros queremos de verdad para mi bichilla. Pues por lo visto y analizado en estos días, creo que estos son algunos de los puntos que me parecen fundamentales en nuestro caso particular.

1. Ambiente. Jamás pensé que esto sería lo primero que valoraría para elegir colegio, porque yo estaba obsesionada con la cercanía a mi casa. Pero después de ver el ambiente depresivo que reinaba en el colegio que tenemos más próximo, nos dimos cuenta de que por largo que sea el desplazamiento y el esfuerzo que implique diariamente, mi bichilla no debería ir nunca, jamás, a ese centro del infierno. Bueno, ni ella ni ningún otro churumbel de 3 años, pero eso ya quedará en manos de los padres de cada uno. Las jornadas de puerta abiertas, y el cotilleo a la salida de los colegios, nos ha servido para ver que los niños salen felices de las aulas, que entre las familias se respira buen ambiente, que los maestros parecen entusiastas y entregados a su tarea. Yo no sé si lo fingen sólo para vendernos esa impresión, pero desde luego esto nos ha marcado profundamente y nos gustaría que nuestra churumbelita disfrutase de ese clima agradable durante el periodo de enseñanza obligatoria. Además de poder hacerlo en un entorno cuidado y con buenas instalaciones para el aprendizaje.

2. Métodos de enseñanza. Tampoco tenía ni idea de que podría encontrar diferencias en este ámbito, porque pensaba que la escuela seguía siendo como en mi época, con un montón de libros con los que cargar diariamente de casa al colegio, con muchos deberes y exámenes en todos los centros… Pero resulta que los colegios de hoy son innovadores, que en P3 llegan prácticamente para jugar, divertirse e irse haciendo independientes como personitas que son, y no se les exigen este tipo de tareas pesadas. Según van avanzando, hay colegios en los que los exámenes no llegan hasta la etapa final de primaria, otros en los que empiezan antes, y los famosos trabajos basados en proyectos, mediante los cuales los niños aprenden a desenvolverse en situaciones de la vida real sin tener que estudiarlas en un libro y memorizarlas, sino viviéndolas en sus carnes (intercambios de idiomas, gestión de una cooperativa, venta de productos para conseguir financiación, mayores que ayudan a pequeños a desenvolverse con la lectura, conocimiento del Pueblucho Infernal para que se valgan por sí mismos en su entorno cercano…) Esta nueva forma de educar me ha conquistado por completo. Yo no quiero que mi bichilla sea una enciclopedia parlante con patas (como yo) porque todos esos datos ya podrá buscarlos en Google. Lo que quiero es que sienta inquietudes, que se interese por el mundo que le rodea, que luego ya pasará a prestar atención a cosas superiores.

3. Cercanía al domicilio. ¡Ya veis todo lo que ha caído este punto en mi lista de prioridades! Aún así, sigue siendo algo a tener muy en cuenta, sobre todo si mi idea inicial es no tener que dejar a mi bichilla en el comedor escolar. Ya sea andando (como será mi caso) o en coche, deberemos hacer 6 veces diarias este trayecto (dejas a la niña por la mañana, te vas a tu casa o tu trabajo; la recoges para comer a mediodía, y la vuelves a llevar gracias a la puñetera jornada partida que hay en todos los colegios de aquí, y te vuelves a tu casa o tu trabajo; la recoges por la tarde y os vais juntitas a casa). Pues eso, que se me va a quedar un tipín y voy a desarrollar unas buenas piernas que ni los futbolistas mejor pagados del mundo. Si encima el colegio que elijamos (o que nos toque) está donde Cristo pegó las cuatro voces, o pagas por el comedor del colegio (unos 120 euros mensuales en centros público y 180 en concertados) o te dedicas en cuerpo y alma y en exclusiva a llevar y traer a tu mochuelo del colegio, porque durante años no podrás hacer nada más. ¿Y si un día me pongo mala y tiene que llevarla o recogerla otra persona? ¿Y si cuando tenga edad de socializar con otros niños todos viven en el quinto pino porque van al colegio de su zona y mi bichilla no? Pues eso, que si la proximidad puntúa creo que es por razones de peso, y no por fastidiar al personal.

4. Público o concertado. Dependiendo de cómo tengamos cada uno las cuentas familiares, este aspecto va a ser clave, porque ya os conté que en el Pueblucho Infernal los colegios concertados no son gratuitos, ni solicitan una cuota de pago voluntario, sino que euro arriba o euro abajo, todos tienen sus tablas de precios que rondan los 180 euros mensuales para P3, sin comedor, sin actividades extraescolares y sin nada. Nuestra idea es optar a colegios públicos, pero antes que ir a uno que no nos convenza en absoluto, hay un par de centros concertados geniales que para más inri son los que tenemos más cerca de casa. Podríamos hacer el esfuerzo de pagar por la enseñanza de la niña, que a fin de cuentas, más se gastan otros en tabaco cada mes y es un hábito menos saludable que el de educar a un churumbel.

Y así, a bote pronto, estos son los puntos que al final van a pesar más a la hora de buscar el mejor colegio para mi bichilla. Si creéis que me estoy dejando algún elemento clave ¡avisadme! Que aún tengo un año para rehacer la decisión.

Esto te puede interesar

33 Comentarios

  • Responder
    Marigem
    6 mayo, 2015 at 07:54

    Comparto todos tus criterios. El ambiente es fundamental, ver niños felices y profes motivados es importante. Y los métodos de enseñanza también. En el cole de los míos hicieron cooperativas para vender y fabricar cosas, pero eso implicaba formar una sociedad, legalizarla, hacer todos los trámites, hacer un equipo de gestión con tesorero y todo, inventar artículos que tuviesen venta, hacer publicidad, publicidad,campañas de marketing y luego tenían salidas para vender a gente de verdad, no a los papis. Aprendieron más de mates, manualidades, dibujo, relaciones con los demás y trabajo en equipo que en miuchas horas de clase. Y con el dinero ganado cubrieron el préstamo que les había dado el Ayuntamiento y se fueron un finde de granja escuela.
    También estuvieron un año recopilando flores y plantas para clasificarlas, y el niño que a final de curso mejor trabajo tuviese y más plantas aportase, en la visita al jardín botánico que iba a hacer la clase iba gratis, que es una bobada, lo sé, pero a ellos les motiva.
    Vamos, que hacían cosas aparte del temario que les ayudaba mucho, trabajo en equipo,jornadas de juegos autóctonos que tenían mucho éxito…y eso queda grabado para siempre y el cole, al fin y al cabo también hay que recordarlo como una etapa feliz.
    Y lo del dinero, cuando yo pagaba por los dos una cifra similar a la que te piden a ti(ahora en Gijón han bajado muchísimo) pensaba lo que dices, oye, yo no lo gasto en vicios así que para la educación de los niños.
    Un besito y a ver en que queda todo.

    • Responder
      Planeando ser padres
      6 mayo, 2015 at 14:17

      ¡Esa esa es la idea de este tipo de enseñanza! Además, en aquellos colegios que con los recortes andan justos de presupuesto, aprovechan este tipo de iniciativas para pagar las colonias de los menos favorecidos y que no se sientan en desventaja respecto al resto e compañeros cuyos padres sí pueden hacer frente a estos gastos. Cualquier pequeña cosa que los motive para ir a clase, para sentirse interesados por el colegio, para desear estar con sus compañeros y profesores, me parece la mejor idea del mundo.

      También se ha puesto de moda que los padres, a través del AMPA, se impliquen mucho en la enseñanza, que organicen actividades, que incluso participen en las clases de los pequeños, para que noten que hay una conexión entre lo que aprenden en casa y en la escuela. Son pequeños cambios respecto a mi etapa escolar, pero creo que están muy bien pensados y que son beneficiosos para todos.

      De momento nos inclinamos por la enseñanza pública, pero si no logramos plaza en los centros que nos gustan, desde luego haremos el esfuerzo que sea posible para elegir un buen concertado.

  • Responder
    Sonia (la mamá de Álvaro)
    6 mayo, 2015 at 08:31

    Guapa, estoy haciendo prácticas en un centro de infantil y te digo una cosa que me he dado cuenta, bueno, dos. Que los niños siempre salen felices aunque hayan estado llorando dos minutos antes. Es increíble, pero es así. Y que yo no se si será solo aquí pero las maestras (generalizo porque son todas mujeres en infantil) han estado riñiendo también dos minutos antes pero es llegar los padres y se hacen el lavado de cara.
    Era más feliz antes de conocer esto de primera mano… Y mi niño entra en septiembre…

    • Responder
      Planeando ser padres
      6 mayo, 2015 at 14:18

      ¡Jajaja! Que me matas de la impresión. O sea ¿toda esa felicidad puede ser fingida? Pues apaga y vámonos. Pero esto no será así en todos los colegios ¿no? Vamos, alguno feliz debe existir. Desde luego que todos viviríamos más felices en nuestro mundo de desconocimiento.

  • Responder
    Marta García
    6 mayo, 2015 at 08:50

    Hola! Me uno a tus criterios ya que escoger cole no es nada fácil!

    • Responder
      Planeando ser padres
      6 mayo, 2015 at 14:19

      Da muchísimo que pensar. Menos mal que estamos teniendo mucho tiempo para hacerlo con calma.

  • Responder
    anitasuperstarr
    6 mayo, 2015 at 09:34

    asi segura de que no te has dejado nada…solo una cosa:si los profes parecen entusiastas y/o felices es que lo SON!! eso no se puede fingir y menos en la enseñanza…
    un consejo: la metodología, cuánto menos directiva, mejor 😉

    • Responder
      Planeando ser padres
      6 mayo, 2015 at 14:21

      Justo antes me han dicho que sí pueda que lo finjan ¡ya no sé qué pensar! A nosotros nos han conquistado en 5 de los 6 centros porque ponían mucho empeño en describir el colegio,los proyectos, los métodos de enseñanza, lo bien que están sus alumnos y lo implicados que están los padres. Pero si era todo un paripé ¡pues nos han engañado en todos!

  • Responder
    Una mamá muy feliz
    6 mayo, 2015 at 10:40

    Viendo tus criterios, creo que vamos a tener un buen colegio…me trago el nudo!!! uffff creo que ni el mejor cole del mundo es bueno para un niño de 3 años!!!

    • Responder
      Planeando ser padres
      6 mayo, 2015 at 14:22

      ¡Jajaja! En cada casa se valora una cosa. Yo también creo que 3 años es pronto para escolarizarlos. De hecho, legalmente no es obligatorio hasta los 6 pero todos pasamos por el aro en estas fechas. Creo que mis criterios no son demasiado exigentes, y seguro que hay personas que los considerarán una bobada, pero siendo niños, yo creo que con esto vamos servidos.

  • Responder
    Estrella
    6 mayo, 2015 at 13:09

    Yo añadiría otro criterio que en un principio no vas a necesitar, pero con vistas al futuro: que tenga comedor escolar con cocina propia. Por si acaso alguna vez no puedes ir al recogerla por cualquier motivo y debe quedarse hasta la tarde.
    En Castilla y León se quiere implantar la línea fría de catering en todos los colegios públicos y los padres han puesto el grito en el cielo porque saben que la comida procedente de esas largas líneas de producción deja mucho que desear: pasta apegotonada, profusión de salsas industriales, ausencia de todo tipo de preparaciones que no sean solo calentar (plancha, vapor) y sospecha de adquisición de productos de baja calidad. Es mucho mejor que tenga cocina propia porque al menos sabrás si que lo que come la peque no lleva en una nevera industrial un tiempo.
    La educación es importante pero también la alimentación, que no se nos olvide.

    • Responder
      Planeando ser padres
      6 mayo, 2015 at 14:40

      De los 6 colegios, 4 tenían cocina propia y 2 de catering. Y admiten tanto estudiantes fijos como puntuales, pagando sólo el día que se queden a comer (entre 6 y 9 euros al día dependiendo del centro). Me asombra la propuesta de tu comunidad. Aquí precisamente se está haciendo un esfuerzo para que los niños aprendan a comer de forma saludable y variada en los colegios, y desde luego, con una línea de productos fríos poco se va a conseguir. Es como otros centros de catering, donde lo que se sirve es todo frito y rebozado. En principio, mi bichilla no irá al comedor, por lo que si un único día tuviera que comer en estas condiciones nos aguantaríamos y ya está. Pero por suerte los que más nos gustan tienen cocina propia. Bueno no ¡uno es de catering! Pero nos han dicho que es de comercio de proximidad y que los padres están muy contentos con la calidad.

  • Responder
    nuestrocachorro
    6 mayo, 2015 at 17:27

    Estoy contigo en todo, genial el resumen. Aquí es todo mucho más fácil bueno depende como se mire, vivimos en un pueblo de 10000 habitantes y hay público o.concertado. Y eliges el que quieres y ya, eso sí por ejemplo en el concertado en caso de haber pocas plazas dan prioridad a hijos de antiguos alumnos pero vamos que no suele haber problema. Yo esta baza la necesitaré porque no entrará mínimo hasta los 3 y como todos van con 2…. En fin ya me entiendes. Eso no quita que me siga sin gustar nada de nada pero otro que podría ser esta a media hora en coche y seria un jaleo de mil pares porque los dos trabajamos en el pueblo, y de casa a la tienda y al cole hay 5 minutos… Así que no queda más que apechugar y solventar carencias del cole en casa.

    • Responder
      Planeando ser padres
      7 mayo, 2015 at 15:24

      La distancia es un punto clave, porque si hay que hacer muchos malabarismos con los horarios y durante tantos años…en fin, que es una comodidad poder tener el colegio a mano y ahorrarnos tiempo. Vosotros tenéis pocas opciones, al ser el pueblo pequeño, con lo cual, si nada os convence al 100% sí que creo que es beneficioso que esteis concienciados acerca de que la educación y la enseñanza no depende exclusivamente del colegio, y que vosotros también podréis continuar con esta tarea en casa. El asunto de que las guarderías vinculadas a ciertos cetros puntúe tampoco me gusta. Si la enseñanza no es obligatoria hasta los 6 años ¿por qué estos niños deben tener preferencia?

  • Responder
    Cuestión de madres
    6 mayo, 2015 at 20:00

    Yo tuve en cuenta todos estos criterios aunque empezamos por el último.. primero decidimos si enseñanza pública (que era lo que quería yo) o concertada (aquí también se paga sí o sí además de la aportación “voluntaria” que es obligatoria.. total una media de 200 euros sin comedor ni nada) que quería mi marido. Luego tuvimos que decidir el modelo en que iba a estudiar ya que aquí puedes escoger entre línea en castellano o en valenciano (lo llaman de otra manera pero así me entendéis) y luego ya como tú… eso sí, soy de las que me chupo los 8 viajes al día en coche para ir a recogerles porque este año al ser dos no los he dejado en el comedor pero te aseguro que el año que vienen hago el esfuerzo y van porque son casi 20 minutos de trayecto en coche y estamos rotos mi marido y yo (aquí el comedor este año ha sido 78 euros al mes)

    • Responder
      Planeando ser padres
      7 mayo, 2015 at 15:29

      Aquí todo es en catalán. No hay opción para d arle prioridad al castellano ni en el público ni en el concertado del Pueblucho Infernal. Es que es una paliza de viajes de un lado a otro, cada día, durante años. Yo no la dejaré en el comedor porque a pie la distancia es razonable ¡y me voy a poner en forma con tanto ir y venir! Aquí el comedor va de los 120 euros del público a los 180 de los concertados, así es que si se puede evitar lo evitaremos todo el tiempo que sea posible.

  • Responder
    srajumbo
    6 mayo, 2015 at 20:05

    Uy, pensé que al final del post nos ibas a decir “and the winner issss….” Pues no,me toca esperar para saber a cual irá definitivamente o a cual querrías que vaya ejje.Siempre digo que yo como solo tengo uno no tengo que elegir,pero mis prioridades serian tambien el ambiente, cercanía y que los maestros tengan buenas referencias 😉

    • Responder
      Planeando ser padres
      7 mayo, 2015 at 15:30

      Si es que de momento tenemos 2 públicos ganadores, 2 concertados en la reserva y otro montón de colegios que visitar el año que viene para acabar de decidir.

      • Responder
        srajumbo
        7 mayo, 2015 at 20:43

        Pos na, que no me lo vas a decir así que tendré que esperar a que nos desveles el misterio ajjaa. Yo la verdad es que lo de los concertados no lo entiendo mucho, también miraría antes los públicos.

        • Responder
          Planeando ser padres
          11 mayo, 2015 at 10:26

          Yo dejaría colegios públicos o privados del todo. Estos concertados tienen cada irregularidad… Oye, y no te lo digo porque aún estamos con debates internos en casa.

          • srajumbo
            11 mayo, 2015 at 12:10

            Exacto eso haría yo. Porque además leí que los concertados en teoría no pueden cobrar y en cambio, cobran. Además que yo no entiendo bien para que están si ya hay públicos y privados. Que ganas de marear al personal.

          • Planeando ser padres
            12 mayo, 2015 at 10:48

            Aquí por lo menos sí que cobran, y bastante. Se suponen que están porque no hay suficientes plazas públicas para todos los niños, y en lugar de construir más colegios, organizar oposiciones, etc. es mas económico concertar estas plaza. Pero al final acaban pagando los padres y también las instituciones oficiales. No sé dónde estará el ahorro.

  • Responder
    Pasuco a Pasuco
    6 mayo, 2015 at 23:50

    Res

  • Responder
    nosoyunadramamama
    7 mayo, 2015 at 00:08

    Ya sabes que yo resalto mucho lo del ambiente!!!! es clave saber que sus compañeros y sus padres tienen un estilo de vida y unas prioridades semejantes. A ver, luego hay familias de todo tipo, solo faltaba…pero el hecho de q en el cole de Alfonso haya 6 niños cuyas madres estudiaron en mi cole, para mí ha sido importante!! y no solo eso, sino que además hemos hecho un grupete muy majo!

    • Responder
      Planeando ser padres
      7 mayo, 2015 at 15:36

      Hacer amistades de verdad con otros padres del cole creo que es una cosa buena. Quiere decir que tenéis sintonía, que seguro que compartís muchas ideas respecto a la forma de criar y educar, y permite que los niños puedan mantener el contacto fuera del colegio. ¡A ver cómo nos va a nosotros!

  • Responder
    Marta
    7 mayo, 2015 at 14:49

    Jajajaj, lo del ambiente es fundamental, que pero de aquí a un año, pueden cambiar algunos factores :p

    • Responder
      Planeando ser padres
      11 mayo, 2015 at 10:21

      Sí, es verdad, y es un trastorno, porque a ver si después de haber sido tan previsores, luego nos lo ponen todo patas arriba. Aún así, lo fundamental que era quedarnos tranquilos sabiendo que sí hay buenos colegios, ya está conseguido.

  • Responder
    Mama Puñetera
    8 mayo, 2015 at 16:03

    Este tema al final te va a dar para escribir otro libro… Des dramatizando la búsqueda de colegio! Jajajajajaja…

  • Responder
    Amatista
    9 mayo, 2015 at 13:55

    Nosotros vamos mal de pasta, así que seguramente la llevaremos al público, eso sin haber mirado nada.
    Para mi, la educación es una relación entre la escuela y lo que pasa después de la escuela. Yo doy mucho más peso a lo que pasa fuera de la escuela, y si tengo que ponerme a trabajar para llevarla a un concertado y después no verla hasta las 8 de la tarde…… pues quizá prefiero poder darle de comer todos los días en casa y recogerla a las 5 para pasar la tarde con ella (educándola) y pudiendola llevar a las actividades extraescolares que realmente la motiven y le gusten, y no por tenerla entretenida porque no la puedo ir a buscar antes.
    La conciliación es un rollo, en mi profesión prácticamente imposible, cada vez más difícil.
    Si encontrara un trabajo donde me dejaran salir a las 5 pm sería fantástico, pero lo veo muy chungo.

    • Responder
      Planeando ser padres
      11 mayo, 2015 at 11:26

      Yo creo que a edades tan tempranas, es mucho más importante la familia que la escuela, por lo que no creo que haya tremendas diferencias entre unas y otras. La escuela concertada aquí es un gasto terrible, pero infórmate bien porque puede que en tu zona los precios sean simbólicos (hay quien paga 15-20 euros al mes por u colegio concertado) de forma que si te gustan más no tengas que renunciar a esta posibilidad por cuestiones económicas.
      Lo de decidir si trabajar más o menos horas y dejar a tu churumbel más o menos horas en actividades extraescolares también depende mucho de cada familia. Hay quien pudiendo renunciar a parte de sus ingresos no quiere dar semejante parón laboral a su carrera, y quienes estando más achuchados lo dejan todo por criar a sus hijos en primera persona. Todo hay que valorarlo, hacer cuentas y saber con qué alternativas dormiremos mejor por las noches.

  • Responder
    amordebatmami
    12 mayo, 2015 at 23:05

    para mi ha sido la decisión más difícil! prefiero cole concertado a público por mi experiencia en la pública, que fue nefasta! no en la egb sino en la eso! puedes meterlo en uno y si no te convence cambiarla, al fin y al cabo lo que importa y mucho es que conecte a tope con su tutora y que puedas tener una buena comunicación. También depende el caracter de tu nena! Al menos así lo he visto en la guarde con la fiera… de momento ya tenemos cole para él pero si las cosas se giran, lo cambiaré! también puedes hacer p3 hasta primero en un cole y luego cambiarla cuando ya van un poco más en serio. No sé, hay tantos factores…

    • Responder
      Planeando ser padres
      13 mayo, 2015 at 14:18

      ¡Muchas cosas en las que pensar! La ESO la hará en un instituto público sí o sí, por lo que la educación infantil o primaria, que me parece menos problemática, no veo por qué no hacerla en centros públicos también, sobre todo porque los que hemos visto eran clavaditos a los concertados. Mi madre está harta de decirme que no es una decisión irrevocable,y que si metemos la pata al elegir por primera vez, siempre estaremos a tiempo de cambiar ¡pero yo quiero acertar!

    ¿Quieres añadir algo? ¡Comenta!