Ocio y viajes

Parc Forestal de Mataró. Al campo con niños

Parc Forestal de Mataró

A principios de mayo nos dio por ir de picnic al campo. Yo no soy muy fan de las excursiones rurales, pero desde que somos padres debo reconocer que un espacio al aire libre, con metros a la redonda para correr, en un entorno natural, sin coches y relativamente seguro, da una tranquilidad pasmosa para pasar un día agradable. Así es que voy a tener que hacer un esfuerzo de vez en cuando para huir de la ciudad en busca de estos remansos de bosque en los que se puede disfrutar tan bien en familia. El Parc Forestal de Mataró es un campo muy cercano a la civilización. De hecho, está a un tiro de piedra del hospital de la ciudad, y la construcción de viviendas ha ido trepando por la montaña hasta el punto de que hicimos picnic sentados frete a un par de chalets impresionantes. Desde que yo era niña e íbamos los domingos a comer paella al campo, el campo ha cambiado mucho. En Málaga el campo era de pinos o de olivos, dependiendo de la zona, se comía en el suelo o en las sillas y mesas que cada uno fuera cargando desde casa. La civilización quedaba lejos, las necesidades se hacían al modo original, escondidos detrás de cualquier arbusto. En fin, que esta nueva experiencia campestre en el Parc Forestal de Mataró ha sido realmente impactante y mucho más cómoda. Además de que este es un campo ¡con vistas al mar!

1. El campo moderno tiene parking. Sí, oye, parking asfaltado para los coches. Muerta me quedé al ver semejante despliegue de lujo. Antiguamente, el coche se quedaba arrumbado en un arcén, o si el campo era llano, tratabas de acercarlo lo máximo posible a la zona en la que pretendías acampar, evitando pedruscos y baches, y sufriendo constantemente por no pinchar una rueda. En el campo moderno esto ya no es una preocupación. Vamos, que se queda el coche en una zona más cómoda que la que ocuparás tú. Esto es un punto a favor para pasar una jornada campestre con niños.

2. El campo tiene columpios, zona de picnic y aseos. Y cafetería y todo lo que tú quieras. Casi te da la sensación de estar en un parque municipal una mijita asilvestrado que en un entorno rural y hostil. Existen merenderos con mesas y bancos cómodos, por lo que ya no hay que cargar con el mobiliario de casa como antiguamente, zona de juegos para los niños, aunque la mía se pasó una hora embadurnándose de arena al pie de la mesa y con eso ya fue feliz, y servicios para los adultos. El campo se ha civilizado mucho, al menos en el Parc Forestal de Mataró. Lo que no vi en nuestra zona, y no sé si lo habrá en otras partes del bosque, es un espacio para barbacoas y otras actividades culinarias de riesgo.

Parc Forectal de Mataró zona de picnic

Viva la tierra en el campo

3. El Bosc vertical. Aprovechando la coyuntura, han creado una especie de parque temático de aventuras, en el que puedes saltar de árbol en árbol, lanzarte en tirolina, hacer senderismo, rutas en segway, en bicicleta eléctrica, láser combat. Y organizan talleres de pintura y actividades manuales para los niños. Estas actividades en Bosc Vertical de Mataró suelen tener un precio a partir de 18 euros, dependiendo de lo que queramos hacer. Los menores de 14 años pagan algo menos (14 euros).

4. Consejos variados. Se puede acceder con carrito de bebé a muchas de las zonas, porque el terreno es llano, o bien han habilitado rampas para facilitar la tarea. Aún así, habrá partes en las que lo ideal sería acudir con la mochila portabebés, dependiendo de la edad de cada niño. Las que sean mejores madres que yo, no necesitarán esta advertencia, pero por si acaso, creo que es imprescindible llevar una muda de ropa limpia para los niños. La mía se convirtió en un montoncito de tierra que tuvimos que higienizar de prisa y corriendo con muchas toallitas húmedas, porque en semejante estado era impensable sentarla en el carrito o en la sillita del coche. No sé si quedaría tierra allí para niños que vayan próximamente o si la mía se la trajo toda a casa. También estaría bien llevarles los juguetes de playa (cubos, palas, etc.) porque los disfrutarán igual.

Como primera experiencia campestre con niños, el Parc Forestal de Mataró es una buena opción, y muy cómoda. Quizás no este al nivel de otras familias con gustos más extremos, pero para tener un acercamiento con la naturaleza es más que válido.




Esto te puede interesar

Sin comentarios

¡No te cortes, deja un comentario!

La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa Europa S.L., con domicilio social en Madrid, C/ Almagro 11 6º 7ª 1 C.P. 28010 España. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@planeandoserpadres.com así como el Derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de privacidad y cookies que encontrarás en el menú del blog.