Marcas

¡No quiero perder nada más! Etiquetas Petit Fernand

Etiquetas Petit Fernand

Etiquetas Petit Fernand ¡muy divertidas!

Se acerca el final del curso escolar, y con él la organización de colonias, de excursiones y pernoctaciones fuera de casa, en fin, la pesadilla de una madre primeriza. Y no porque esa moda de dejar a los niños irse a la aventura con 3-4 años me parezca una locura (que también) sino porque ando sufriendo al imaginar lo que me va a costar el viaje en pérdidas de material por parte de mi bichilla. Sí, ya sé que a mí esto no me va a tocar vivirlo hasta el año que viene, pero soy una agonías por adelantado. El caso es que vengo escarmentada, porque al principio de la pasada temporada otoño-invierno, el primer día en el que estrenaba unos zapatos de los caros, de los que deberían durarle toda la temporada, mi churumbelita perdió uno cuando íbamos de paseo a casa de mi madre. El objetivo era merendar allí, pero en cuanto me di cuenta del desastre, volví sobre mis pasos y recorrí todo el Pueblucho Infernal en sentido contrario esperando encontrar la merceditas perdida de mi michuela. En vano. Y eso que eran las 3 de la tarde y no había un alma en la calle, pues aún así alguien tuvo la cara dura de quedarse con el zapatito y ya no lo volvimos a ver más. Aconsejada por mamás del mundo 2.0, con niños mayores y de vuelta de todo lo que implica comprar y perder cosas cuando se es madre, me lancé a por decenas de etiquetas para marcar ropa, zapatos y todos los objetos que sean susceptibles de ser perdidos por mi bichilla. Ahora, he conocido la marca de etiquetas para niños Petit Fernand, y os cuento lo que he vivido con ella, por si queréis evitaros más de un disgusto.

1. Niños sin cabeza. A mí me da miedo que mi bichilla salga a su papá. Es el hombre más responsable y el mejor trabajador del mundo mundial, pero en lo referente a perder objetos ¡no tiene cabeza ninguna! Lo mismo se deja el paraguas en el tren, que una chaqueta en un banco o el túper de la comida a saber dónde. Y claro, la genética puede ser poderosa, y aunque yo no tengo este tipo de “peculiaridades” ¡a saber cómo me ha salido la niña! Por eso he empezado a hacer acopio de etiquetas para la ropa, para objetos y para los zapatos. Las de los zapatos las estoy utilizando ya, porque después de esa dolorosa primera pérdida, no quiero volver a verme en semejante coyuntura. Le he puesto el nombre de mi churumbelita y mi número de teléfono, con la esperanza de que el desconocido que lo encuentre tenga a bien llamarme para organizar una cita y devolvérmelo. Para la ropa me voy a esperar a que vaya al colegio, porque a día de hoy no va desnudándose por ahí y todo depende de mí. Pero es que pienso en esta niña de excursión, mezclando pertenencias con las de todo el mundo y dejándolas por ahí olvidadas ¡y me entras los siete males! Que no está la economía para andar recomprando toda la ropa y los complementos por partida doble, o triple o las veces que sean.

Etiquetas termoadhesivas petit Fernand

Petir Fernand en carpetas, en la ropa, los zapatos y en cualquier objeto que queráis marcar. Yo pongo el teléfono en todo.

2. Adultos… despistadillos. Después de mi primera compra de etiquetas personalizadas con los datos de mi bichilla, me di cuenta de que esto de ir poniendo pegatinas adhesivas a todo lo que tenemos en casa, es una idea genial, no sólo para los niños, sino también para los adultos. Por ejemplo, el teléfono móvil, el iPad, el bolso o las mochilas, son objetos que podemos soltar momentáneamente al pagar en una tienda, al alternar en un bar o sentarnos en un parque, que entre las prisas, los niños y las 1.000 cosas que nos rondan por la cabeza, nos podríamos dejar olvidados para siempre. Creyendo en la buena voluntad de la mayoría de la gente, creo que si alguien decente lo encontrase, y tuviese una pegatina con nuestro teléfono de contacto ¿por qué no nos iban a llamar para devolvérnoslo? Aunque después nos hayan quitado todo el dinero de la cartera con la excusa de que ya lo encontraron así, pero al menos no habremos perdido nuestra documentación, tarjetas de crédito o esos smartphones que se han convertido en una prolongación de nuestras vidas. Y sé de lo que hablo, que a mí me robaron el mío hace unos meses, aunque a ese muchacho ya se le veía a la legua que no me lo iba a devolver por mucha pegatina que le hubiese puesto, porque él mismo fue el que me lo arrebató de las manos. Con los diseños de Petit Fernand, mis pertenencias también andan decoradas con colores y datos personales.

Stickers para llaves Petit Fernand

Llaves molonas con las pegatinas personalizadas

3. Llaves molonas. Y claro, bicheando en la tienda online de la marca, encontré algo que me llamó poderosamente la atención. Unos stickers para personalizar el manojo de llaves que algunos solemos transportar. El mío no es excesivamente grande ¡pero me las he comprado porque me requeteencantan! Ahora llevo las llaves decoradas con adhesivos muy resistentes y le da alegría al bolso. Sin embargo ¿cuántas veces no nos habremos visto en la situación de pedir llaves a alguien y tener que recordar indicaciones de si la redonda con doble hendidura es para tal puerta, y la redonda con una muesca no se dónde para tal otra cosa? Ahora con estas pegatinas cada una será personal e inconfundible. El papá de mi bichilla lo considera una pijotada, pero a mí me gusta y punto.

Y lo último, pero casi que lo más importante ¡el precio! Petit Fernand ofrece la posibilidad de poder comprar muy poquita cantidad de pegatinas, aunque es más barato conforme más compras. Es que a veces me he encontrado marcas que no venden menos de 30 unidades de cada modelo y claro, eso es un gasto porque a lo mejor no vas a necesitar tantas iguales de golpe. El envío en gratuito y el servicio muy rápido. Ya sabéis, tanto si estáis preparando los campamentos de verano como la vuelta al cole del próximo curso, bichead un poquito por su web que seguro que encontraréis modelos y precios de vuestro interés. ¿Conocías Petit Fernand? ¿Habéis probado algún producto de la marca?

Esto te puede interesar

10 Comentarios

  • Responder
    mamá puede
    15 mayo, 2015 at 07:30

    Yo soy nueva en esto de las etiquetas, me entraron unas poquitas en la Nonabox de este mes que me han venido genial para la guarde de Gonzalo pero tendré que comprar mas para el cole de Leo en septiembre, ahora ya no puedo vivir sin ellas

    • Responder
      Planeando ser padres
      18 mayo, 2015 at 15:24

      ¡Jajaja! Te ha pasado como a mí. Antes de conocerlas no les daba importancia, pero después de probarlas ¡estoy acumulando decenas para todos los usos posibles!

  • Responder
    cosetesdemarta
    15 mayo, 2015 at 10:33

    Si que la conocía, pero no las he llegado a comprar, la he hecho yo con imresora tinta y papel transfer para mis sobris!!
    Una idea más
    MAucksss

  • Responder
    Sylvia - Miss Curvy Style
    15 mayo, 2015 at 10:50

    Estas son las etiquetas que compré yo para mi ratoncita y estoy muy satisfecha. Me saltó el anuncio en FB (Ay Mark como nos tienes de controladas) y me lancé a comprarlas. Vienen en una especie de librito con lo que no las pierdes facilmente. Y tienes varios formatos. Yo en las de los zapatos no puse el número de teléfono porque no entendía para qué (primeriza total).
    En la última Nonabox me han venido de otra marca así que en breve podré comparar.

    • Responder
      Planeando ser padres
      18 mayo, 2015 at 15:26

      ¡Jajaja! Es que las redes sociales las carga el demonio y así acaban con nuestros ahorros. La de cosas que se me han antojado a mí navegando por Facebook o Twitter. A mí lo del número de teléfono se me ha grabado a fuego en la mente, y lo pongo por todas partes, en objetos de niño y de adulto.

  • Responder
    nosoyunadramamama
    15 mayo, 2015 at 14:52

    A mí me llegan en breve y te aseguro q yo sí q las necesito!! Hoy Alfonso iba de excursión y tenía q llevar marcado hasta elmonedero, jaja

  • Responder
    srajumbo
    18 mayo, 2015 at 19:43

    Me encantan,ya tengo varias de una promoción para marcar ropa o juguetes. Y he visto que no son nada caras así que quiero probar otras para marcar mas cosas que no sean ropa jeej.
    hice unas cuantas con el teléfono porque alguna vez ha perdido su peluche favorito y no veas el disgusto hasta encontrarlo.Así me quedo mas tranquila y confío en la buena voluntad del próximo que lo encuentre para que nos llame jaja. (como ves, doy por hecho que habrá próxima vez).

    • Responder
      Planeando ser padres
      19 mayo, 2015 at 16:47

      Creoo que han bajado de precio, o que estas de Petit Fernand son más baratas, porque yo también tenia la idea de que serían carísimas y luego me ha sorprendido lo bien de precio que están. No es por desanimarte pero ¡seguro que habrá próxima vez! A mí lo que me extraña es que mi bichilla no me haya perdido aún otro zapato. Parece que ha sido ponerle las pegatinas y contenerse.

    ¡No te cortes, deja un comentario!

    La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa Europa S.L., con domicilio social en Madrid, C/ Almagro 11 6º 7ª 1 C.P. 28010 España. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@planeandoserpadres.com así como el Derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de privacidad y cookies que encontrarás en el menú del blog.