Ocio y viajes

Royal Son Bou y sus restaurantes familiares

royal son bou restaurante los olivos

Creo que lo más difícil para considerar que un hotel es un gran hotel, no es lo rebonito que sea ni siquiera lo bien acondicionadas que estén sus habitaciones, sino que es el apartado de las comidas que los huéspedes realizan en él. El desayuno suele salvarse, porque generalmente no requiere de alimentos muy elaborados, y con un bufet cargado de pan, embutido, bollería, fruta, cereales y alguna que otra exquisitez muy calórica propia de los desayunos anglosajones (salchichas, bacon, huevos revueltos, a la plancha, cocidos, en tortilla, etc.) suelen tener un listón medianmente digo. Pero en el resto de comidas, suelen llenarlo todo de comida de catering o precocinada, nada sabrosa, nada sana y nada apropiada para los niños (ni los adultos). Otra sorpresa genial en Royal Son Bou, fue descubrir la amplia variedad de platos que ofrecían, no sólo con un bufet general, sino con un rincón especial para los niños, en el que todo estaba a su altura, para que cuando son un poco mayores puedan servirse por sí mismos. Como mi bebé aún no está en esta edad, y podría causar un estropicio grave toqueteando todo lo que se expone, tirándolo por todas partes y no tiene capacidad para decidir, ella comió comida del bufet de adultos, si bien el de niños merece una defensa, porque además de los típicos alimentos que gustan a los niños (pasta, patatas fritas, pollo o filetes) había una selección de menestra, verduras al horno, diferentes pescados a la plancha o en salsa, estofado, con lo cual sí pueden comer sano ¡si es que quieren!

royal son bou restaurante

Royal Son Bou y sus restaurantes con menús y vajillas especiales para niños

1. Restaurante Los olivos. ¡Nuestro restaurante! Desayuno, comida y cena estuvimos haciendo en el mismo restaurante mientras duró nuestra estancia. Al tener una clientela internacional, y empezar los horarios en turnos muy tempranos para los españoles (desayuno de 8:00-10:30;almuerzo de 12:30-14:30 y cena de 18:00-21:00) siempre estaba muy despejado, sin aglomeraciones y dando la sensación de que había pocas personas alojadas allí, cuando en realidad había 600 de las 800 de capacidad que tiene Royal Son Bou. Yo no probé nada que no me gustase. Había platos similares cada día, como pizzas de diferentes gustos, pastas variadas (unos días canelones o lasaña o macarrones), variedades de tortillas rellenas de todo lo posible, muchas verduras, show cooking de carne y pescado que variaba a diario. Surtido grande de frutas y postres más y menos atractivos (a mí me atraían los helados, las mousses de sabores y los pasteles, y a otros las frutas bien cortadas, enteras o los yogures). Pero lo que sí tengo claro es que se podía agradar a cualquiera, ya fuese vegetariano recalcitrante o un carnívoro con ansia devoradora. E igual en el caso de los niños. Muy positivo me pareció el hecho de que toda la comida que debía estar caliente ¡estaba caliente! Porque no me gusta comer en lugares donde parece que todo está cocinado desde veta a saber qué fecha y encima servido a medio escaldar. Respecto al aire acondicionado, hay zonas que pueden quedarse muy frías, sobre todo si no hay mucha gente comiendo en ese momento, por lo que si se lo indicáis a los camareros os darán una mesa algo más cálida.

2. Restaurante La Basílica. Por cada alojamiento en Royal Son Bou se puede comer al menos una vez a la carta en el Restaurante La Basílica. También sirven desayunos y cenas al estilo bufete y hacen espectáculo de show cooking con pasta por las noches. Nosotros no lo probamos, porque con la niña nos resultaba más tentador el bufet de Los Olivos, al poder escoger muy poca cantidad de comida entre muchas opciones posibles. Pero en este lugar también es en el que tienen lugar las meriendas. Los niños acuden hasta solos, y se llevan sus sándwiches y bebidas para merendar. Vamos, que no hay forma de pasar hambre al alojarse en este hotel. Una cosa fascinante del Restaurante La Basílica es su impresionante vista al mar ¡una preciosidad ver la playa de Son Bou desde él!

royal son bou bar

Por la noche, los espectáculos musicales de niños y adultos se celebran frente al bar de la piscina

3. Snack bar piscina. Al estar en régimen de Todo Incluido, desde por la mañana y hasta las 11 de la noche, se pueden pedir refrescos, bebidas y helados sin coste adicional en el bar de la piscina.

4. El personal de los restaurantes. Los camareros tienen una paciencia infinita para atender a familias con niños. Pensad que nuestra churumbelita se pasó días lanzando su vaso y plato (de plástico, por suerte) volando sobre el resto de las mesas, tirando trozos de verdura y pescado al suelo, guarreando la trona que le ponían para que estuviera a nuestra altura en la mesa, y destrozando los baberos de papel que también nos cedían (sí, hasta en los baberos y la vajilla de plástico han pensado en Royal Son Bou ¡no se les escapa un detalle!). Pues a pesar de todo, los camareros eran de lo más agradable. Nunca hicieron un mal gesto, ni nos mandaron a tomar viento por lo mucho (mucho) que ensuciaba la niña. De acuerdo en que nosotros somos muy civilizados y tratábamos de recoger todo lo posible antes de abandonar el restaurante, pero aún así ¡hay manchas y manchas!

¡Ay que buenos recuerdos! La próxima vez os hablaré de la cantidad de servicios adicionales que ofrece Royal Son Bou para que las familias tengan la estancia más cómoda posible ¡alucinaréis con la de buenísimas ideas que han tenido! ¿Os ha entrado ya el hambre?




Esto te puede interesar

Sin comentarios

¡No te cortes, deja un comentario!

La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa Europa S.L., con domicilio social en Madrid, C/ Almagro 11 6º 7ª 1 C.P. 28010 España. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@planeandoserpadres.com así como el Derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de privacidad y cookies que encontrarás en el menú del blog.