Lactancia

Mi lactancia (XV) Comparando sacaleches

lactancia sacaleches

Los dos sacaleches de mi lactancia

Oye, tantos capítulos de esta historia de maternidad dedicados a la lactancia, a sus cuestiones a favor, sus cosillas dolorosas, a la donación de leche materna ¡y no os había contado mis experiencias con el sacaleches. ¡Apaga y vámonos! Que desde que dejé de ser donante allá por noviembre de 2014, no he vuelto a hacer uso del aparato extractor, pero yo he tenido una intensa relación con un par de modelos que os querría contar. Hay quien dice que la extracción con sacaleches es dolorosa, pero para mí nunca lo ha sido. Lo doloroso era notar cómo este exceso de producción se me convertía en una tirantez insoportable cuando, de recién nacida, mi bichilla dormía toda la noche (¡ay, esos buenos tiempos que ya pasaron a la historia!). Otros dicen que los extractores manuales son más suaves y los eléctrico más agresivos, cosa que tampoco noté en los dos que tuve. Y hay mamás muy mañosas que consiguen dominar la extracción con sus propias manos en un abrir y cerrar de ojos. Pero no ha sido hasta este fin de semana, cuando tras 19 meses de lactancia se me ha ocurrido irme sola de viaje sin llevar mi sacaleches (porque ¿para qué? Si como suele decir la sabiduría popular, a estas alturas ya no tendré casi nada ahí dentro) cuando me he visto como recién parida, con las tetas como cántaros y sin ningún aparato a mano. Y oye, en cuanto encuentras los puntos claves, con una presión de nada aquello sale disparado a chorro ¡y qué chorro! Hasta 2 minutos sin apretar más y sin dejar de salir sólo con el primer tiento. A la extracción manual le veo la desventaja de que para recoger lo que sale la cosa parece que se complica. Pero seguro que también habrá buenos inventos que no he conocido. Hoy me he despertado para hacer valoración comparando sacaleches.

sacaleches nuby

Sacaleches manual de Nuby ¡qué poquito me duró!

1. Sacaleches manual Nuby. Mi primer sacaleches fue este de Nuby y lo gané en un sorteo de internet. Aún estaba embarazada y en cuanto llegó a casa no pude esperar a abrirlo y probarlo. Como me daba miedo que con una succión de prueba ya fuera a estar soltando leche durante los meses que me quedaban de embarazo (la inocencia de la primeriza) lo probé con el papá de mi bichilla. Sólo para ver si realmente succionaba. El primer uso en serio se lo di al poco de volver a casa desde el hospital. Como la niña dormía tanto, a mí se me acumulaba una cantidad de leche exagerada y claro, una noche el dolor ya se hizo insoportable. Así es que me puse de madrugada a averiguar cómo montarlo y usarlo ¡y qué alivio! Pese a ser manual me extrajo todo el exceso de leche en pocos minutos (60 ml. en 10 minutos) y me quedé descansando. El de Nuby era un sacaleches cómodo, con un montón de accesorios por 45 euros que costaba: discos de lactancia desechables, un par de biberones de diferente capacidad y unas tetinas muy resistentes que me encantaban, porque cuando empecé a darle a mi bichilla la leche extraída en biberón, allá por los 6 meses, ella debía hacer esfuerzo, simulando un poco el trabajo que estaba acostumbrada a hacer al sorber de la teta. Mi problema con este sacaleches fue ¡que se rompió durante la primera semana de uso! El papá de mi bichilla dice que la culpa es mía, porque esa palanca no estaba diseñada para que yo me pasase hasta 45 minutos sacando leche (pero es que en mis inicios la extracción iba bastante lenta). No sé si es porque hacía algo mal, o porque estaba intentando hacer que el sacaleches sacara líquido de donde no lo había, pero el caso es que en 7 días pasó a la historia. Sin embargo, sus complementos me han acompañado durante toda la crianza.

sacaleches Mini Electric Medela

El exitoso Mini Electric de Medela

2. Sacaleches Mini Electric de Medela. Este fue toda una revolución en mi vida, y el sacaleches que me ha estado acompañando durante toda la lactancia, desde que el de Nuby dijo adiós a este mundo. El Mini Electric de Medela nos lo recomendaron el el curso de post parto al que iba con mi bichilla, porque sin llegar a ser la maravilla de la ingeniería sacalechil que dicen que es el Swing, es un producto bastante apañado, con la posibilidad de utilizarse conectado a la corriente o con pilas. Cómodo, manejable y que me extraía 110 ml. de leche en menos de 10 minutos. Cuesta unos 80 euros. En fin, la lactancia hecha fácil. Las piezas no tienen recovecos de difícil acceso y el único percance me ocurrió cuando a los pocos meses a la membrana de goma que provoca el vacío le salió un agujerito y dejó de funcionar correctamente de la noche a la mañana. La culpa fue mía, por no haber separado las piezas al lavarlo como recomendaban las instrucciones de Medela. Pero oye, una llamada al servicio técnico ¡y todo solucionado! Por teléfono acertaron con el problema, y como en la caja original incluyen una membrana de repuesto ¡a seguir sacando a toda velocidad como el primer día! Y me he extraído a diario con él durante 10 meses, primero para crear mi propio banco de leche para la supuesta reincorporación laboral tras la baja de maternidad que nunca se produjo, y después para las donaciones, cuando también llenaba un biberón de 130 ml. a diario.

Seguro que hay otras marcas muy buenas, pero no he tenido el gusto de probarlas. Eso sí, después de estos meses de lactancia y extracciones yo no volvería a un sacaleches manual ni loca. ¡La de tiempo y esfuerzo que se ahorra con uno eléctrico! ¿Qué marcas de sacaleches habéis usado y recomendáis vosotras?

Esto te puede interesar

36 Comentarios

  • Responder
    Mamá en Bulgaria
    25 junio, 2015 at 07:39

    Yo usé el Mini Electric de Medela y me fue bastante bien.
    Oye me he quedado medio post imaginando al pobre papá de la bichilla siendo utilizado para tus experimentos jaja!

    • Responder
      Planeando ser padres
      25 junio, 2015 at 10:44

      No, que sólo hice experimentos una vez, porque tenía mucha curiosidad por saber cómo succionaba un sacaleches. Ya no lo he vuelto a maltratar más.

  • Responder
    El rincón de Mixka
    25 junio, 2015 at 08:15

    Yo con el mayor compré uno de Chicco manual que aún conservó. Y cuando nació el chiquitín es el que usaba, pero acababa con más manos exhaustas 😛 osea que compré uno eléctrico de «Ni su»… No sabes lo que me he arrepentido (en casa del herrero…). A pesar de tener dos posiciones, una de estipulación y otra de extracción, la succión no es muy eficaz. Yo creo que la copa es de mi talla, por lo que no creo que ese sea el problema. Yo me aprieto con los dedos y sale leche, y sin embargo, con ese sacaleches me tiro tres horas para 10 ml. Vamos ,una mierda hablando mal y pronto. La marca creo que es «Nuvita» o algo así. No la recomendaría ni loca. Es más, con el manual me saco más que con el otro. Sin embargo l, he de decir que viene con un montón de complementos y en una bolsa muy bien para almacenar y todo. Pero vamos, que la función principal… Mal.

    • Responder
      Planeando ser padres
      25 junio, 2015 at 10:48

      No conozco esa marca. Sólo he probado estos dos y de verdad que el eléctrico de Medela es el sueño de toda mamá que piense vivir durante meses con la teta al aire. Y eso que mi modelo es el más sencillo de los que venden. El Swing dicen que es un milagro verlo en funcionamiento y tiene uno que es doble y que te ordeña los dos pecho a la vez ¡yo hubiera sido felicísima con uno de esos! Niña, pues con lo que tú entiendes de lactancia no se cómo has ido a caer en un sacaleches tan deficiente. ¿Has pensado en invertir en otro? Aunque sea de segunda mano.

  • Responder
    La mama fa el que pot
    25 junio, 2015 at 08:39

    Yo empecé también con un sacaleches manual que me prestaron pero en seguida vi que eso no era viable para mi.
    Yo nunca fui de las que rebosaba leche y me costaba sacarme leche.
    Yo estuve sacando leche casi 8 meses desde que me reincorporé a las 16 semanas, así que el tema de que funcionara con pilas era imprescindible ya que me sacaba la leche en el lavabo pero no era plan de hacerlo allí en medio.
    Me compré en privalia uno de una marca que se llama innovaciones ms y me fue bastante bien hasta que se me rompió el cable de la corriente.
    Mi peque tenía alergia a la proteína de la leche así que estuve muchos meses sacándome leche incluso para las papillas.
    Cuando tenga un segundo creo que sin duda me compraré un Medela.

    • Responder
      Planeando ser padres
      25 junio, 2015 at 10:51

      ¡Conozco el de MS! Una chica del grupo de crianza también lo compró por internet y lo trajo a clase el día en que nos explicaban cómo extraernos con éxito. Y la verdad es que a ella sí le sacaba con facilidad, aunque la chica seguía pensando que era poca cantidad en mucho tiempo. Y luego otra trajo el Swing de Medela, y yo no é si sería porque esa otra muchacha tendría una abundancia de leche exagerada o porque realmente el aparato era mucho mejor, porque en el mismo tiempo que la otra casi llenó un biberón completo. Yo estoy muy contenta con el Mini Electric, por precio y por lo que me ha facilitado las extracciones.

  • Responder
    Cristina Madre Autónoma
    25 junio, 2015 at 09:05

    Yo probé el manual de Medela y no sacaba ni una gota, en cuanto me hice con el Swing ¡qué maravilla! Aunque yo lo usé poco, ni siquiera a diario, en pocos minutos ya me sacaba lo que quería

    • Responder
      Planeando ser padres
      25 junio, 2015 at 10:52

      Uy, yo he llegado a usarlo a diario y hasta dos veces al día. Entre lo que almacenaba para mi bichilla y lo que daba para donaciones ¡todo el día conectada al aparato!

  • Responder
    Emma
    25 junio, 2015 at 09:40

    Yo tengo dos de medela, uno manual y el swing, y con los dos genial, siempre me he sacado bastante leche y muy rápido con los dos. En 10 minutos me podía sacar 200-250 de un sólo pecho. Cuando me incorporé a trabajar, me sacaba en plan flash con el manual, para no estar transportando el swing a la oficina, y genial.

    Según me dicen algunas amigas que tienen el mismo sacaleches, hay mujeres a las que la extracción con sacaleches les cuesta más, me imagino que eso depende mucho de la persona.

    Pero yo a todas las que me preguntan les recomiendo Medela con los ojos cerrados, a mi me han ido genial.

    ¡Un abrazo!

    • Responder
      Planeando ser padres
      25 junio, 2015 at 10:57

      ¡Eso es una pasada de leche! Ya ves, yo con mis 110-130 ml. la era la envidia del pueblo ¡a ti te hubieran hecho un monumento! Igual el Swing si que se nota en cuanto a succión frente al Mini Electric. A mí nunca me costó sacarme, ni me resultaba doloroso ni nada. Y también recomendaría los de Medela sin pensarlo.

      • Responder
        Emma
        25 junio, 2015 at 22:01

        Jajaja, la verdad es que tenía bastante leche, pero además es que, especialmente la pequeña, comía solo de un pecho cada vez, así es que me imagino que el pecho se me acostumbró a producir en cada uno lo que la niña comía cada vez.

        Eso sí, yo parece que tenía mucha leche mientras las peques hacían varias tomas al día. Cuando me reincorporé a los 6 meses, estuve un tiempo sacándome leche en el trabajo, y ahí mantuve producción, pero en cuanto lo dejé, fue cayendo hasta que las peques se quedaban insatisfechas. Una pena, porque sé de chicas que aunque den solo una o dos tomas, tienen suficiente para saciar a sus peques, pero yo no soy de esas por desgracia!

        Un beso

        • Responder
          Planeando ser padres
          26 junio, 2015 at 10:18

          Sí, mi bichilla también solía tomar de un solo pecho en cada toma y claro que se regla la producción al tipo de lactancia que ponga en práctica cada una. Yo no viví esa parte de tener que saltarme muchas tomas al día por la reincorporación laboral, así es que no sé cómo funcionará la lactancia en esos casos. Pero sí conozco historias como las que cuentas, en las que se siguen manteniendo la primera toma de la mañana y las de la noche y la producción parece seguir sin alterarse. Bueno, y de gente que hasta 9 meses después de finalizar por completo la lactancia siguen produciendo.

  • Responder
    mamirecientecuenta
    25 junio, 2015 at 10:04

    Yo tengo el swing de medela y no lo cambio por nada del mundo y no porque piense que los demás son peores, si no porque este me ha salvado en mil y una ocasiones, aunque a día de hoy casi no lo utlizo, por no decirte que ya está guardadito a la espera de otro churumbel.

    Saludos

    • Responder
      Planeando ser padres
      25 junio, 2015 at 10:59

      El mío lleva meses guardadito, porque ya se encarga mi bichilla de autoabastecerse cuando le viene en gana. Veo que las opiniones sobre el Swing de Medela siguen siendo inmejorables. ¡Qué buen producto han creado!

  • Responder
    Una mamá muy feliz
    25 junio, 2015 at 10:11

    Yo usé el eléctrico de Avent y me fue genial, iba como la seda, nada molesto y muy fácil de usar. Ahí está guardadido, a ver si hay suerte y le damos uso de nuevo.

    • Responder
      Planeando ser padres
      25 junio, 2015 at 11:01

      ¡Síiii! Ese trasto de Avent hay que seguir amortizándolo en breve. Ya mismo te veré con él rodando por casa (bueno, más bien ya nos lo contarás tú).

  • Responder
    nosoyunadramamama
    25 junio, 2015 at 10:56

    Yo compré uno manual (no recuerdo, creo q era de Chicco) y era una tortura.. Con Gabriel, mi cuñada me dejó un eléctrico de Nuk y mucho mejor, pero vamos, no por las marcas sino por q uno era manual y otro eléctrico, vaya diferebcia!!

    • Responder
      Planeando ser padres
      25 junio, 2015 at 11:01

      Yo tuve uno manual y otro eléctrico, y la verdad es que los dos funcionaron bien, sin dolor y muy cómodos ¡pero el manual no resistió mi ritmo de extracción!

  • Responder
    Ana
    25 junio, 2015 at 11:07

    Mi marido me compró el electrico de medela cuando mi bebe se quedó en el hospital y a mi me dierón el alta, yo ya habia probado la marca en el hospital (eran mas grandes) pero iban genial y no bote dolor nunca, me estibe sacando leche la primera semana para llevarla al hospital para las tomas de las noches (en el resto estaba yo) y las primeras semanas en casa porque comia muy poco y a veces era insoportable (hasta tube mastitis por una noche que aguante y aguante y luego «premio») Ahora llevo ya un mes y medio o así que lo uso a diario para dejarlo con la iaia, porque a sus nueve meses sigue siendo un tragón (de leche porque de los solidos se cansa pronto) y la verdd es que estsiy encntada, lleva una bolsita para llevartelo, y lo puedo conectar a la luz o usarlo con pilas, y tiene dos fases estimulación y extracción, y varias intensidades.

    • Responder
      Planeando ser padres
      26 junio, 2015 at 10:04

      Sí, sí el mío es como el tuyo entonces. Mira que yo nunca usé la fase de estimulación, pero sí tenía que regular las velocidades, porque sobre todo al principio de la extracción la leche salía con mucha facilidad, y si ponía la fase fuerte sí que me dolía un poco, pero vamos, que eso me pasa por burra y por querer hacerlo todo deprisa y corriendo. Yo lo usé a diario, hasta dos veces al día durante 11 meses y fue una maravilla. Ya hace mucho que no me extraigo, pero ahí queda para la posteridad (que seguro que le daré uso de nuevo en el futuro.

  • Responder
    Un Papá en Prácticas
    25 junio, 2015 at 12:10

    Te estás convirtiendo en toda una tester de éxito. ¡Canal de youtube ya! 😀

    PD: Lo nuestro con el sacaleches fue un fracaso. Tenemos el de Medela…abandonado en un cajón.

    • Responder
      Planeando ser padres
      26 junio, 2015 at 10:08

      ¡Calla! Canal de YouTube probando sacaleches ¡qué cosas tienes! Mira, la primera opinión de alguien que no tuvo éxito con Medela ¿os funcionó con otra marca?

  • Responder
    marigem
    25 junio, 2015 at 12:41

    Jajajaj, lo mejro sin duda el experimento en el papá.
    Mi cuñada tiene el de Medela y le encanta. Sus hijos se llevan 15 años y con la mayor la lactancia fue terrible, apenas pudo darle porque no había tantas cositas que ayuden ni la orientaron yy con este se asesoró y aunque no pudo estar todo lo que quería(tiene un problema y se tuvo que operar incluso) pero aguantó 9 meses más la leche que congeló llegó al año y eso fue para ella muy bueno, una inyección de moral.
    Un besito.

    • Responder
      Planeando ser padres
      26 junio, 2015 at 10:10

      Es cierto que hace unos años la desinformación respecto a la lactancia era total, y que muchas se fueron al traste solo por eso. Cada lactancia es única, incluso para la misma madre. Pues me alegro de que ella pudiese dar el pecho como quería y que pese a sus dificultades se motivase tanto. ¡Qué historia más inspiradora!

  • Responder
    Beatriz
    25 junio, 2015 at 22:56

    Este post me viene super bien, muchas gracias!!
    Yo con mi primer hijo use dos sacaleches que me prestaron, uno era Tigex electrico y el otro era uno doble Ameda.
    Mucho mejor el Ameda, pero aún así demoraba mucho en sacar muy poco.
    Para cuando nazca mi hija, me compraré uno de Medela, estoy viendo si el swing o el mini electric. A ver por cual me decanto 🙂

    • Responder
      Planeando ser padres
      26 junio, 2015 at 10:20

      Si el presupuesto te lo permite el Swing dicen que es algo de otro nivel. Yo con el Mini Electric me apañé súper bien para extraerme para mi bichilla y para las donaciones de leche materna, así es que igual también te podría ir bien y es más barato.

  • Responder
    Segundos Pasos
    25 junio, 2015 at 23:32

    yo compré primero el manual de avent y la verdad es que muy bien pero cuando ya tenía que empezar a sacarme para congelar y eso, me compré el eléctrico de la misma marca y estaba encantada (mis compañeros de trabajo también lo estaban porque se escuchaba la bomba desde la oficina ajajaj)

    • Responder
      Planeando ser padres
      26 junio, 2015 at 10:21

      ¡Ay sí! La bomba del Mini Electric de Medela también es ruidosa. Tanto que mi marido me mandaba a la cocina a sacarme la leche porque si no no había quien siguiera escuchando la tele. El de Avent también tiene muy buena fama, pero no lo he probado.

  • Responder
    Una sonrisa para mamá
    26 junio, 2015 at 18:27

    Del de Medela me ha hablado todo el mundo bien. Yo el que probé durante el poco tiempo que duró mi lactancia es el Philips Avent manual, y acababa con la mano muerta de tanto darle al aparatejo…

    • Responder
      Planeando ser padres
      29 junio, 2015 at 13:28

      Es que después de usar los dos estilos, donde se ponga uno eléctrico que se quite lo manual.

  • Responder
    monstruuosa
    26 junio, 2015 at 23:47

    Yo solo he probado el swing, pero en el curro tardaba 20 minutos en extraerme cien como mucho, tus tetis son más rápidas!!

    Manualmente me apañé en el hospital de recién parida con el segundo, pero es muy cansado, prefiero un extractor.

    • Responder
      Planeando ser padres
      29 junio, 2015 at 13:31

      Ya digo que dependiendo de la producción de cada una la cosa puede variar, pero a mí me solucionaba la vida en un momento. Yo la extracción manual la he probado a los 19 meses de la niña (tarde, tarde).

  • Responder
    srajumbo
    27 junio, 2015 at 19:32

    Las primeras semanas me daba verguenza dar el pecho en público porque aún no lo dominaba,el niño lloraba, y pensaba que me iban a acusar de no tener ni idea. Así que de no dar se me pusieron las tetas como balones y tuve que ir corriendo a por un sacaleches. Cogí uno manual de suavinex que costaba 7€ pensando que no quería gastar una burrada en los eléctricos para luego no usarlos. Me vino de perlas, sacaba y se lo daba en bibe y al poco tiempo ya aprendí a engancharlo bien a la teta jeje. Un año después pude probar uno eléctrico en el hospital, cuando lo ingresaron y no pude darle el pecho. Aquello era gloria bendita.. en 20 minutos tenía 3 biberones llenos y sin esfuerzo,que maravilla. Así que si un dia necesito uno y para una larga temporada, creo que pillaré uno de esos eléctricos que son mucho mas cómodos.

    • Responder
      Planeando ser padres
      29 junio, 2015 at 13:33

      ¿Vergüenza tú? Ay, por favor, en la vida lo hubiera dicho. Los eléctricos son caros pero si los usas frecuentemente yo no tendría paciencia con el manual. Además, creo que es una compra que se amortiza enseguida, porque el mío tampoco es que fuese una ruina y con tantos meses de uso, y sabiendo que sigue intacto para el futuro, yo ya lo doy por bien comprado.

  • Responder
    yllegom
    27 junio, 2015 at 21:54

    Yo tengo experiencia con el manual y el eléctrico y mira… me quedo con el manual. He utilizado el eléctrico de medela en las UCIs (sí, mis dos hijas han estado en la UCI) y me gusta más el manual porque me resulta más cómodo. Seré rara pero llevo dos años y medio sacándome leche con el manual de medela y no tengo ninguna queja.

    • Responder
      Planeando ser padres
      29 junio, 2015 at 13:36

      A mí el manual tampoco me resultaba incómodo, pero sí lento. Rara no, mujer, por algo venden tantas versiones diferentes dentro de cada marca.

    ¡No te cortes, deja un comentario!

    La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa Europa S.L., con domicilio social en Madrid, C/ Almagro 11 6º 7ª 1 C.P. 28010 España. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@planeandoserpadres.com así como el Derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de privacidad y cookies que encontrarás en el menú del blog.