Crianza

Sabiduría popular (VI). Cuando el bebé crezca

sabiduría popular 6

Sabiduría popular y el desarrollo del bebé

¡Casi un año hace desde mi última entrada sobre sabiduría popular en relación con el embarazo, el parto y la crianza! ¿Cómo puede haber pasado tantísimo tiempo? Si la gente que me rodea chorrea sabiduría de este tipo a raudales. Y yo lo he ido anotando todo, pero oye, por unas cosas o por otras se me han quedado en el tintero digital y no ha sido hasta que la solana del verano me ha dado de lleno en la cocorota, cuando me he preguntado ¿qué ha sido de mi sección? Con lo que gustaba a la gente. Y aprovechando la tranquilidad veraniega he decidido retomar el tema de las aberraciones que las marujas del entorno suelen lanzar a las embarazadas y mamás primerizas para “ayudarles” a saber de qué va esto de la maternidad. Que no cunda el pánico ni la mala leche, que estamos en verano y todo se ve de otra forma en esta época. El tema de hoy me abre especialmente las carnes porque me he sentido muy, pero que muy engañada con los consejos ajenos acerca de cuándo es más demandante un bebé. Si de recién nacido, porque es completamente dependiente y sólo puede respirar y hacer sus necesidades sin ayuda de su madre, o cuando comienzan a tener movilidad y creerse dueños y señores de sus vidas, sin hacer caso a recomendaciones y saltándose tus gritos y regañinas a la torera. Pues bien, a mí me han dicho unas mentiras gordísimas sobre este tema. Y ahora que mi bichilla danza por el mundo con 19 meses, hago balance y veo que la gente o es mala, o muy olvidadiza, porque ya no recuerdan cómo son las fases básicas del desarrollo de un niño.

1. Cuando crezca serás más libre. Esto es una mentira como un templo. Os lo digo desde ya y sin ánimo de asustar a nadie. Pero es que a mí me prometían que mi bichilla sería muy dependiente hasta los 9 meses, como mucho hasta el año. Pero que a partir de esa edad ellos ya son autosuficientes, que no requieren tanta atención y por lo tanto, que renunciar a mi trabajo para criarla sería una locura. Porque en unas pocas semanas mi churumbelita no me necesitaría para nada y yo tendría todo el tiempo del mundo para sentarme en casa a mirar la pared, con una mano sobre la otra, sin oficio ni beneficio, y con un aburrimiento mortal. Pues aún estoy esperando a que me invada una mijita el aburrimiento, porque o esta niña es un fenómeno de otro mundo, o eso de que cuando comienzan a andar, se sienten independientes y te dejan espacio es una mentira tremenda. Como primeriza, ahora me doy cuenta de que los buenos tiempos los viví antes de los 6 meses, cuando aún no gateaba. Incluso entre los 6 y los 11, cuando a duras penas se ponía de pie y podía controlar con facilidad todos sus movimientos. Pero desde que mi mochuela corre ¡la libre es ella, no yo!

2. Cuando crezca dormirá más. Me pongo hasta de mala leche sólo de pensarlo. Porque para más inri, mi bichilla nació durmiendo del tirón, se me estropeó a los 7 meses y ahora ahí sigue, a su ritmo, con noches de un despertar, otras de dos, otras de innumerables… Vamos, más no duerme. Y de día tampoco. Hemos pasado de un par de siestas diurnas a sólo una, que ella hace cuando le da la rel gana (a veces a las 11 de la mañana y a veces a las 5 de la tarde). Sumando las horas de sueño nocturno y las 2 horas de siesta diurna, mi bichilla dormirá unas 10-12 horas cada día. De recién nacida os juro que dormía muchísimo más. Pero vamos, que leyendo sobre el tema del sueño, me doy cuenta de que esto es lo normal, que duerma menos horas conforme crecen, por lo que no comprendo el motivo por el que a mí me decían que dormiría más y mejor a partir del año.

3. Cuando crezca no querrá teta. Esta seguro que provenía de alguna persona de la liga antilactancia materna, de esas que suelen acompañar el resto del discurso con lo de que a partir de los 6 meses la teta es agua, no alimenta, tienen que comer comida normal (porque todos sabemos que el hecho de que a mí me salga leche de las dos tetas es algo anormal, que casi nunca antes se había visto desde que existe nuestra especie). Y claro, también me lo creí. Porque mi bichilla es muy zampona, y tan aficionada a la teta como a la comida de humano adulto. Y en parte, las defensoras de este tip de sabiduría popular tenían razón, porque más o menos desde que mi churumbelita cumplió un año, si estamos en nuestra rutina diaria, demanda muy pocas veces la teta pero ¡ay cuando salimos de casa! Como se encuentre con gente o en una situación que no le guste o la estrese ¡teta afuera cada dos minutos! Que ni siquiera de bebé, bebé reclamaba tanta atención en este aspecto. Y de noche ya es el acabose, porque si antes no se despertaba nunca, no pedía teta nunca. Ahora se despierta varias veces en las que absolutamente todas reclama la teta ¡yo creo que en número de tomas andamos casi igual que cuando era una recién nacida! Solo que distribuidas de una forma muy diferente.

4. Cuando crezca requerirá menos vigilancia. Esto ¿el hijo de quién? Porque desde que camina requiere que tenga los ojos puestos encima de ella a cada instante. Primero porque era inestable y tropezaba hasta con su sombra; luego porque a todas partes va corriendo, sin mirar y llevándose por delante el quicio de las puertas, las esquinas de las mesas y todo lo que pueda suponerle un traumatismo de cuidado; también porque su afición a trepar a los muebles y las mesas no conoce límites, sin contar con que se ha tirado en caída libre de rodillas desde el mueble del salón, porque no se le ocurrió otra forma mejor de bajarse. La cama la tiene más o menos controlada, pero cuando se despierta por la mañana empieza a hacer la croqueta y un día ¡pum! Al suelo de cabeza y porque le alcancé la pierna en el último suspiro y prácticamente ni se rozó. Estas cosas antes a mí no me pasaban.

¿Os habéis encontrado con que algunas de estas situaciones no mejoraron conforme los churumbeles os crecían?

Esto te puede interesar

39 Comentarios

  • Responder
    Mamá en Bulgaria
    30 junio, 2015 at 07:47

    Lo de dormir es cierto, pero esa etapa llega hacia los 3 años. Aguanta un añito más y verás! 🙂

    • Responder
      Planeando ser padres
      30 junio, 2015 at 15:08

      Sí, sí yo estoy tratando de convencer a este hombre de que entre los 2 y medio y los 3 casi, casi seguro que se arregla la fase.

  • Responder
    Diana
    30 junio, 2015 at 08:16

    ¡Qué bueno! Quitando que Mara desconoce el término dormir, el resto tal cual 😀

    • Responder
      Planeando ser padres
      30 junio, 2015 at 15:08

      Mi bichilla lo ha desaprendido por el camino, pero nació teniendo muy clarito lo que era.

  • Responder
    El rincón de Mixka
    30 junio, 2015 at 08:18

    Hombre… Lo de cuando crezca igual se referían a cuando tenga 30 años?!?!? Jajajajajajajaj porque estoy de acuerdo contigo. Cuanto más crecen, más vigilancia, más de pendientes en cierto modo y lo de dormir… Paso palabra. Llevamos unas semanas muy malas. Osea que ni opino.

    La sabiduría popular es, ¡INsabiduría populecehes!

    • Responder
      Planeando ser padres
      30 junio, 2015 at 15:11

      No, no cuando crezca se refería a antes de cumplir el año. Palabrita. Nada,si llevas mala racha con el tema del sueño ¡mejor no lo trataremos mucho!

      • Responder
        El rincón de Mixka
        30 junio, 2015 at 15:12

        Fatal… Estamos con las muelas y ¡no veas qué nochecitas!

  • Responder
    La agenda de mamá
    30 junio, 2015 at 08:32

    Totalmente de acuerdo en todo!! Lo de la teta es increíble, y ahora con el calor ya ni te cuento!! Mira que yo no me he quejado nunca del sueño porque en general -con despertares incluídos- no considero que durmamos mal, pero hoy me puede.. Necesito dormir!!! :_(

    • Responder
      Planeando ser padres
      30 junio, 2015 at 15:13

      Desde que aprieta el calor hemos vuelto a una etapa de teteo constante que es cansada. Y no le sirve que la persiga con el vaso de agua a diario. Además, se pega a mí y acabamos as dos chorreando de sudor. Esta estación no está bien diseñada para la lactancia. Con el sueño vamos a ratos, pero vamos, que un mínimo de dos veces sí que se despierta.

  • Responder
    marigem
    30 junio, 2015 at 09:03

    Pues te diré que esto va a más porque las preocupaciones van cambiando pero siempre las hay, primero son las que tú dices y luego las preocupaciones del cole, los amigos, si suspende, y poco a poco llegan las novias o novios…ya conoces el refrán; Hijos criados trabajos doblados.
    Lo de dormir suele tardar, alrededor de los tres años se regulan bastante.
    Un besito.

    • Responder
      Planeando ser padres
      30 junio, 2015 at 15:15

      Ya, ya si eso justo es lo que me estoy viendo venir.Por eso no sé por qué nos intentan engañar diciendo que ya descansaremos. Al papa de mi bichilla le suelen decir que cuanto mayores con los niños, mayores son los problemas. Pero este parece ser el único sabio de verdad con el que nos hemos cruzado.

  • Responder
    Cristina Madre Autónoma
    30 junio, 2015 at 09:05

    Ay! Pues yo ahora sí siento que descansó más que antes, porque es verdad que requieren vigilancia pero “en la distancia”. Es decir yo me siento en el banco y él se pone a explorar el parque. Antes tenía que ir con él encima a todas partes y moverme yo para donde el estuviera

    • Responder
      Planeando ser padres
      30 junio, 2015 at 15:17

      Pues yo ando en esa fase ahora. Sé de mamás con niños ya grandes ( 6 años) para las que ir al parque es hasta un momento de relax, porque los críos corren solos y ellas se ponen a leer o a charlar. Pero con este torbellino que tengo yo en casa ¡2 ojos miopes son pocos para vigilarla!

  • Responder
    pequeboom
    30 junio, 2015 at 09:27

    Como no se refieran a que estarás más libre cuando se independice….vaya tela la frase!!!!!!!! Y es verdad que la gente lo dice!!!!!

    • Responder
      Planeando ser padres
      30 junio, 2015 at 15:18

      Pues eso estoy empezando a sospechar, porque lo que es ahora no estoy más libre. Comparada con cuando era una bebé ¡eso sí era libertad! Y yo no lo sabía.

  • Responder
    Una mamá muy feliz
    30 junio, 2015 at 09:51

    Suscribo cada uno de los puntos. Claro que son más autónomos, más autónomos para hacer cechorías a diestro y siestro. Lo de la teta, ayyyyyyyyy llevamos ahora unos diítas nosotros que esperate parao!! Pero mira para lo del sueño te voy a dar una miajita de consuelo…mi tesoro empezó a mojorar muchísimo a eso de los 2 años y medio, ahora gloria bendita…pero para compensar no hay siestas, todo no puede ser perfecto, aunque no sé yo lo que prefiero.

    • Responder
      Planeando ser padres
      30 junio, 2015 at 15:21

      Claro, para eso sí. Ella camina, trepa, se arrastra y arrasa con todo lo que puede, con una autonomía envidiable. Yo también creo que aunque sea mayor, el calor la trae como loca con la teta. Y gracias por los ánimos. Entre los 2 y medio y los 3 años parece que la mayoría entran en una etapa de descanso nocturno mejorado. Para entonces, la sienta me importará poco, porque como tendrá que ir al cole tampoco tendrá tanta oportunidad de dormir. Ahora sí hace un par de horas a medio día, pero rápido las cambiaría yo por un descanso nocturno del tirón.

  • Responder
    cosetesdemarta
    30 junio, 2015 at 10:29

    jajajja totalmente de acuerdo, lo de dormir es una pasada y lo de vigilar, jajja
    Tienes 3000 ojos para preveer el futuro, jajjaja

  • Responder
    laura
    30 junio, 2015 at 11:07

    Completamente de acuerdo con todo, no te has dejado nada. Mi hijo tiene ya tres años y medio, y lo de dormir más… jajajaja… Es que ni cuando ha empezado a ir al cole por la tarde, y eso le ha reducido la siesta a una hora escasita… Por la noche el día que duerme diez horas casi no me lo creo, y luego con una hora va sobradito. Eso si no pasa como hoy, que se ha despertado a las seis y cuarto (mi despertador suena a las siete) y ayer se durmió casi a las once (y eso que apagamos la luz pasadas las ocho y media). Al menos ya por la noche no pide teta, eso es verdad, pero lo de dormir solito ya me ha dicho esta mañana “¿es que tú no te das cuenta que hay a niños a los que no les gusta dormir solitos, ama?”. Lo de más libre también me hace gracia, porque ahora hay que estar en alerta permanente, y estoy de acuerdo en que echando la vista atrás y a pesar de ser mi hijo un bebé de alta demanda, qué bien estaba yo cuando tenía menos de seis meses, le enchufaba a la teta y ale, a ver tranquila la tele, o a leer sin interrupciones (más que nada porque como no hablaba, no tenía que estar atenta a ver qué me decía, porque si no le entiendo y para eso hay que repetirle lo que dice, se me enfada…). Y por último, decirte que el verano que mi hijo tenía 19 meses (los cumplió en julio) la teta era cada 100 metros (con suerte) cuando íbamos de paseo… tal cual, no creas que exagero. Pero por suerte o por desgracia los niños crecen, así que ¡disfrutemos de lo bueno que tienen en cada momento!

    • Responder
      Planeando ser padres
      30 junio, 2015 at 15:31

      Pues me quedan más en el tintero ¡verás como cuando las publique también te suenan! A mí me da la impresión de que mi bichilla duerme poco para lo pequeña que es, porque con 19 meses con unas 10 horas diarias va que chuta (entre la noche y la siesta). ¡Jajaja! Pobre, si tiene tan claro que no le gusta lo de dormir solito. Mira que siempre digo que a mí me parece que mi bichilla es de baja demanda, pero aún así ¡esos primeros meses no sabía lo que me estaba perdiendo en lo que a tranquilidad se refiere!

      Lo de la teta estoy convencida de que es por el calor del verano. De hecho, hay días en los que no se separa de ella y otros que no les presta tantísima atención. Claro que luego lo echaremos de menos. Por eso trato de quejarme lo justito (aunque a veces se me va la mano y me salen estos posts reivindicativos de mi tranquilidad de cuando era una no madre).

  • Responder
    Segundos Pasos
    30 junio, 2015 at 13:31

    la verdad es que esto de la sabiduría popular es la bomba!!! dentro de poco dormirá bien, zas en toda la boca. dentro de poco, tendrás más tiempo, otro zas en toda la boca. dentro de poco se entretendrá con los dibujos y podrás hacer cosas en casa, otro zas… todo evoluciona!!!

    • Responder
      Planeando ser padres
      30 junio, 2015 at 15:23

      Esa es mi única esperanza. Saber que todo esto pasará. Y lo peor ¡que luego echaremos de menos todas estas complicaciones cotidianas de cuando eran bebés!

  • Responder
    Un Papá en Prácticas
    30 junio, 2015 at 14:20

    jajajajaja ¡Todas! ¡Una tras otra! Imagino que con el “cuando crezcan” se refieren a una edad indefinida que va de los 5 a los 20 años 😀

    • Responder
      Planeando ser padres
      30 junio, 2015 at 15:23

      No, no, mi cuando crezcan se ceñía a los 9 meses ¿estamos locos? Aquella señora sí.

  • Responder
    nosoyunadramamama
    30 junio, 2015 at 15:59

    Mira, me meo yo con lo de que cuando crecen estás más liberada! vamos, cambio yo ahora a Alfonso y Rafa por tres Gabrieles, jajaja… yo creo que es una cuestión de confusión de términos, que quieren decir que, como los niños ganan autonomía, tú no tienes que estar tan encima para algunas cosas, pero para otras dan más guerra! Y lo de dormir, por ahora no se nos ha torcido ninguno, el más irregular es el peque, pero bueno, que como mucho se despierta una vez…

    • Responder
      Planeando ser padres
      1 julio, 2015 at 12:33

      ¡Tu genética es buenísima para lo de los niños dormilones! (Y guapos también). Pues mira, ya no sé si malinterpreté lo que me han estado diciendo, pero de verdad que la gente parece que con menos de un año ya tiene a las criaturas hechas y derechas, mientras que mi bichilla cada día anda más movida. Independiente lo es ¡demasiado! Pero no me fío ni un pelo de ella.

  • Responder
    lamamadealvaro
    30 junio, 2015 at 16:13

    Tienes razón la gente es muy mala… A mi me decían lo mismo y seguimos igual. Eso si, está empezando a dormir casi del tirón. No lo quiero decir muy alto por si se me estropea pero esto ya es otra cosa. Ahora, eso si, lo ha hecho con 3 añazos… Te toca seguir aguantando 😉

    • Responder
      Planeando ser padres
      1 julio, 2015 at 12:34

      ¡Lo sé! Pero ¿tanto cuesta decir la verdad? ¿O es que los niños de las generaciones anteriores ya nacían durmiendo del tirón y siendo responsables de sus propios actos? Porque si no, es que no me lo explico.

  • Responder
    La Hobbita
    30 junio, 2015 at 18:46

    A lo mejor la sabiduría de estas marujas se refería a niños a partir de los 12 años que se vuelven preadolescentes y quieren la teta de otra…. ¬_¬. Yo doy fe de que los niños a partir de esa edad duermen más y se levantan como zombis. En cambio los pequeños…. a las 7 u 8 en pie cada día de la semana (vivencias de monitora de campamento, no de madre :p)

    Un saludo

    • Responder
      Planeando ser padres
      1 julio, 2015 at 12:36

      ¡Jajaja! No, no, no que me hablaban de bebés independientes de meses. Pues muy buena información como monitora de campamento. Mi bichilla es que vive desajustada por completo: un día se levanta a las 6 de la mañana y al siguiente a las 11. No hay forma de planificar nada ni de organizarse con esta vida a salto de mata que lleva.

  • Responder
    mamaruja24horas
    1 julio, 2015 at 10:39

    Sí que te dicen muchas cosas de ese estilo, pero bajo mi experiencia, cuando no estás en una etapa, estás en otra, con sus pros y sus contras, claro. Esto es un no parar. Y también me ha pasado lo de: qué agustito estaba yo cuando era un bebé (que parece que te faltan horas y es super dependiente de tí, pero luego….) ahí lo dejo 😉

    • Responder
      Planeando ser padres
      1 julio, 2015 at 13:04

      Sí, sí, un engaño como ese creo que no lo he vuelto a vivir.Yo pensando que lo difícil era esa primera etapa del post parto, con una niña colgada de la teta cada 40 minutos y resulta que no ¡que eso era lo fácil! Y yo sin apreciarlo y sin aprovecharlo.

  • Responder
    María F. P.
    1 julio, 2015 at 11:20

    Aún no ha nacido mi niña, pero fíjate si son de sabiduría popular (y de la mala!) que las he escuchado tooooda la vida. Y además, tranquila, tengo un sobrino de 3 años y no es cierto que tengas mas libertad, lo del sueño supongo que dependerá de cada niño, pero mi sobrino a las 7:30, 8:00 como muy tarde, ya está despierto!
    Vaya tela con la sabiduría popular….

    • Responder
      Planeando ser padres
      1 julio, 2015 at 13:10

      Piensa que ya voy por la sexta edición de esta sección ¡que comenzó antes del parto! Cuando una señora me dijo que no cruzase las piernas porque mi bichilla no podría respirar al no entrarle aire por el agujero por el que debería salir al parir… Y desde entonces ¡más y más burradas escucho! No te creas que levantarse a las 7-8, si duerme del tirón toda la noche, me parece un horario buenísimo.

  • Responder
    mamirecientecuenta
    1 julio, 2015 at 16:08

    Aixxx, la peque cumplió justo un año ayer y te digo una cosa. Yo era más feliz y tranquila antes de los 6 meses. Miedo me da, viendo vuestros mensajes cuando camine!!!!! 😛

    Saludos

    • Responder
      Planeando ser padres
      2 julio, 2015 at 20:02

      No mujer, que este es el caso de mi bichilla, que parece que va al revés del mundo en lo que al desarrollo del crecimiento se refiere. Igual la tuya es una bendita y cuanto más grande mejor.

  • Responder
    srajumbo
    3 julio, 2015 at 19:26

    jajajajja estoy contigo en “casi” todo.. Lo cierto es que mas libertad si tengo ahora (pero el mío tiene 3 años) Por ejemplo ya no tengo que estar sentada en el borde de la piscina 4 horas, puedo estar en la toalla viendolo desde ahí (a pocos metros eh) o sentada en un banco mientras juega con otros niños. Pero lo de la teta…y una mierda, ahí sigue. Y lo de la vigilancia mas o peor porque en dos segundos desaparece de tu vista y aparece en una carretera o se ha ido calle abajo..sin comentarios.

    • Responder
      Planeando ser padres
      6 julio, 2015 at 15:32

      Pues esto es lo que digo yo. Aunque dicen que a partir de los 3 años ya nos podemos desentender un poco más de ellos (a saber si dentro de unos meses me veo desmintiendo también eso). Yo de momento sigo con los ojos bien abiertos y tratando no perderla de vista para nada, por el miedo a que me la líe bien gorda.

    ¡No te cortes, deja un comentario!

    La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa Europa S.L., con domicilio social en Madrid, C/ Almagro 11 6º 7ª 1 C.P. 28010 España. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@planeandoserpadres.com así como el Derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de privacidad y cookies que encontrarás en el menú del blog.