Juguetes

5 juguetes de éxito relativo con mi bichilla

pocoyó cucú-tras

La pasión de mi bichilla

¿Cuántas veces habéis escuchado eso de que mi niño no se distrae con los juguetes? O que prefiere la caja, o el papel en el que venía envuelto el regalo, o cosas de mayores, o de andar por casa, pero no los juguetes que alguien ha pensado para que ellos tengan horas y horas de diversión. A solas, o con otros niños o con sus padres. Pues bien, mi bichilla, a sus 19 meses, siempre ha hecho poquísimo caso a los juguetes y he pensado que como niña que quiere quebrar el sector juguetero mundial, merece una mención en este blog. Y aunque no me patrocinen, creo que hay algunos entretenimientos con los que de verdad mi churumbelita ha hecho carrera. Como padres primerizos, no le hemos comprado prácticamente nada desde que nació. Todos los juguetes los hemos pedido como regalo a la gente, cuando nos preguntaban por ideas para cumpleaños y demás celebraciones. Así teníamos la conciencia tranquila y si el artículo no le gustaba nos parecía que el dinero no lo habíamos tirado nosotros. Además, que a la gente les gusta regalar juguetes porque sí, aunque sólo sea para hacerte la puñeta y que se te acumulen por los rincones de casa. Si les pides ese dinero para una vacuna de las que no están cubiertas por la Seguridad Social, te mirarán con cara de pocos amigos, pero invertirlo en un plástico con formas redondeadas y colorines les parece el mejor plan del mundo. Pues a pesar de la reticencia de mi bichilla a hacer uso de sus juegos, estos son algunos de los que puedo decir que podemos considerar un dinero bien invertido.

1. Pocoyo cucú-tras. Fue el regalo estrella de estas navidades y llegó sin esperarlo. De acuerdo con que mi bichilla es muy fan de los dibujos de Pocoyó, pero no confiaba yo en que tener al muñeco en casa jugando al cucú-tras resultara igual de efectivo que ponerle sus aventuras en la tele. Además, el precio me parecía una mijita exagerado (40 euros) y fue su primita quien se lo regaló. ¡Ay, es el mejor juguete que ha entrado por la puerta de esta casa! Eso sí, los brazos articulados se los había partido en menos de dos semanas, pero mi madre, que es muy apañada, lo operó de urgencia, le sacamos las piezas rígidas móviles y lo rellenamos con fibra sintética de un cojín. Ahora es clavadito al peluche estándar de Pocoyó que se vende por 18 euros, lo que me hace pensar que hubiese sido igual de feliz si le hubieran regalado este más sencillo. En sus inicios, el Pocoyó cucú-tras cantaba, jugaba, movía las manos, se reía, hablaba en ingles y se pasaba el día de fiesta. Desde el destrozo, está muy calladito y muy quieto, pero mi bichilla es lo primero que busca cuando se levanta, recorriendo la casa a oscuras al grito de “coyó, coyó”.

libro el mejor papá del mundo

No e sun juguete de éxito pero es el instrumento que más entretiene a mi churumbelita

2. Libros. Los pongo en segundo lugar porque el post de hoy quería centrarlo en los juguetes, pero es que no puedo pasar por alto que los libros han sido y son la mayor distracción de mi churumbelita, hasta que apareció el Pocoyó personificado en casa. Pero más que los libros “el libro”. Este de 6 euros, El mejor papá del mundo, que ya reseñé hace unos meses. Ha acabado por destrozarlo y las páginas deambulan sueltas por el salón, pero ni siquiera otros libros con sonidos, con ventanitas, con texturas y demás parafernalia, han logrado igualar las horas que esta niña ha pasado sentada en el suelo, ojeando este primer libro del derecho y del revés. Ahora me está dejando la literatura de lado por los dibujos animados, así es que tengo que reconducirla un poco por el buen camino.

manta de actividades y piano fisher price

Manta de actividades con arco de Fisher Price. La nuestra era más modesta

3. Manta de actividades con arco. Creo que fue el regalo de mi madre para la primera navidad de mi bichilla, cuando aún no tenía ni dos meses. No era tan completa como esta de la foto, pero es que no encuentro en internet nuestro modelo exacto y ya lo tenemos recogido y guardado (vete tú a saber dónde) porque desde que empezó a gatear ya no la usa. Pero mientras fue muy bebé, era un gustazo ponerla en la mantita y ver cómo se le pasaba el rato tratando de coger los peluches del arco, cosa que por otro lado no le costó mucho esfuerzo, con lo larga que es y las manazas que tiene. Cuando empezó a darse la vuelta y girar sobre sí misma, descubrió los colores de la manta, las texturas, los sonidos. Y todo se vino al traste al aprender a gatear. Porque le faltó tiempo para escapar de esos pocos centímetros cuadrados de diversión para largarse a explorar toda la casa. Nuestra manta de actividades creo que costó unos 35 euros, pero esta con piano y con todo vale unos 82.

Mesa de actividades bilingüe de Chicco

Mesa de actividades bilingüe de Chicco ¡buenos bailes se ha pegado!

4. Mesa de actividades Chicco. Fue otro regalo de cumpleaños de parte de los abuelos paternos. Al principio la relación con la mesa de actividades mesa de actividades también fue muy apasionada, pero ha ido sufriendo altibajos. No sé si es porque ahora que tiene más movilidad sabe que puede alcanzar cualquier cosa que se le antoje, o porque el juguete le gusta pero no le acaba de cuadrar. En parte, creo que la culpa la tiene su papá, que la desactiva diariamente, por lo que si mi mochuela se acerca a jugar y ve que no hay ni luces ni sonidos, no le dedica ni un segundo más de su tiempo. Aún la seguimos teniendo montada en el salón ¡pero sin patas! Porque su última idea fue la de ponerse de pie encima de ella, y no estamos para sustos innecesarios. Este modelo de Chicco cuesta unos 45 euros.

pelota de Vioeletta

Pelota de Violetta ¡resulta que es quien canta la canción de Frozen!

5. Pelota. Ya ves tú qué descubrimiento. He perdido la cuenta de las mini pelotas que su papá le ha comprado cada vez que salimos por ahí, de las que tiene en casa de las abuelas y de las que ella intenta apropiarse en los parques. Esta pelota de Violetta (que ni sabíamos quién era cuando la bola llegó a casa) es una de las primeras que tuvo. Manejable, económica, vistosa y aparentemente inofensiva si la lanza a traición contra elementos sensibles de la casa. Unos días le hace más caso y otros menos, pero en general le gusta entretenerse con las pelotas. Por 3 euros, y por menos, pueden tener al mochuelo feliz pateando un balón.

Para la semana que viene estoy planeando un post de realidad cruda, pura y dura, donde os mostraré cuáles son de verdad los “juguetes” con los que más se entretiene mi bichilla. ¿Cuáles fueron los juguetes preferidos del primer año de vuestros pimpollos? ¿Coincidís en alguno o son todos diferentes?

Esto te puede interesar

43 Comentarios

  • Responder
    Mamá en Bulgaria
    2 julio, 2015 at 07:35

    Ayyy jajaja me parto con la operación de Pocoyó! A ver si le encuentro uno a mi pitufo cuando vaya a España, que le chifla pero aquí no se vende.

  • Responder
    Esmeralda
    2 julio, 2015 at 08:10

    A mi pequeña le encanta pocoyo , casi ni pestañea cuando se lo pongo y tiene el pocoyo dulces sueños con música y se le ilumina la cara.

    • Responder
      Planeando ser padres
      2 julio, 2015 at 20:19

      Ese también lo estuvimos valorando, pero es que esta niña para dormir sólo quiere la teta y no ha habido ni chupete, ni doudou ni nada que la sustituya.

  • Responder
    La mama fa el que pot
    2 julio, 2015 at 08:23

    Pues mi peque siempre se ha entretenido mucho con juguetes, de hecho desde muy pequeña se entretenía sin necesitarnos a nosotros jugando ella y me permitía poder aprovechar esos momentos para hacer otras cosas.
    Su juego ha ido cambiando a medida que ha ido creciendo, pero creo que si tengo que destacar un juguete serian los playmobil.
    La línea de 1.2.3 para los más pequeños triumfa en mi casa y es que la peque debe haber salido a su madre que soy una fan de playmobil.
    Y por supuesto los cuentos son estrellas de la casa, no se que haría sin la biblioteca porque cada día tenemos que leer un montón de cuentos.

    • Responder
      Planeando ser padres
      2 julio, 2015 at 20:22

      ¡Si la mía se entretiene mucho sola! Por eso digo que es de baja demanda, pero no precisamente con los juguetes. Mira, los playmobil no los hemos probado en casa ¿crees que será pequeña todavía? Y los libros le encantan, pero no para que se los leamos, sino para pasar páginas a su ritmo, a veces con mucha velocidad y otras muy lentamente.

  • Responder
    marigem
    2 julio, 2015 at 08:50

    Bueno, me alegra que Pocoyó se recuperase bien de la operación,jejeje.
    Los míos a la edad de la bichilla se entretenían más o menos con lo mismo y con bloques giigantes para montar torres y tirarlas armando todo el escándalo posible.
    Cuando tenían 2 y 3 añitos y de ahí en adelante fueron de hacer tiendas con cualquier cosa, uno compraba y otro vendía. Su tienda preferida la hacían con u tocador de esos que traen secador, cepillos, maquillaje de niñios…quitaban eso, ponían lo que querían y ale, una tienda.
    Y cuando aprendieron a patinar jugaban a que eran las chicas o chicos de los super que te van a mirar un precio o cambiar un artículo en patines,jajaja, eran unos tenderos en potencia.
    Un besín.

    • Responder
      Planeando ser padres
      2 julio, 2015 at 20:26

      Es que mi madre es muy buena cirujana. Lo de los juegos de construcción también le gusta, pero va a días: algunos hace esas torres y otros pasa por el lado de las piezas y ni las mira. Lo del juego simbólico de compras y demás está aún por llegar, aunque ya me he lanzado con un recogedor y una escoba por si me quiere ayudar en casa (la semana que viene lo cuento verás qué risa).

      Los patines ¡me dan pánico! Yo me pegué un culetazo la primera vez que estrené unos que no he vuelto a usarlos jamás. Espero que no haya nacido con mi inestabilidad congénita.

  • Responder
    pequeboom
    2 julio, 2015 at 09:02

    Pocoyó también es el mejor amigo de Daniela, le quiere a muerte!!!!!!!!!!!!!!

  • Responder
    Una mamá muy feliz
    2 julio, 2015 at 09:21

    Tu Bichilla y mi UNMF comparten pasión por Pocoyó si te enseñara una foto ahora mismo verías que está con él abrazado viendo los dibujos. Qué tendrá el muñeco azul!? la verdad es que yo tambiñen le tengo cariño.

    • Responder
      Planeando ser padres
      2 julio, 2015 at 20:28

      ¡he visto la foto en Instagram esta mañana! Qué mono, tranquilito con su Pocoyó. Tengo que confesarte que mi bichilla a veces le pega y se enfada con él (lo mismo un día nuestro Pocoyó huye y se te va a tu casa).

  • Responder
    Eulàlia Carbonell (Princess and Owl stories)
    2 julio, 2015 at 09:34

    En casa coincidimos con los libros y la pelota. Me encanta encontrarme con peques que se vuelven locos con los cuentos. Un besazo guapa!

  • Responder
    cosetesdemarta
    2 julio, 2015 at 10:29

    Mira coincidimos en varias, pelotas al ser dos xicos tenemos como miles y millones, de hecho yo creo que por la noche se ponen romanticonas y procrean y cada vez hay mas, la mantita la verdad es que al final no le dimos mucho uso, la de chico si, ademas tenia tres posiciones y dependiendo de la edad se iba incorporando.
    Pero ahora con el segundo la conclusión es que tienen demasiados miles de juguetes, al final no los aprecian y no los tratan bien.,
    Para el próximo que se apañe con lo de los hermanos, jajja

    Un Besazo gigante!!

    • Responder
      Planeando ser padres
      2 julio, 2015 at 20:32

      ¡Oye! Que las pelotas son de niños y de niñas, como todos los juguetes. Yo ya he perdido la cuenta de las que tenemos en casa, en casa de la abuela… ¡pelotas everywhere! La mantita nos vino genial cuando aún no gateaba, pero desde que aprendió a darse la vuelta, el territorio se le quedó pequeño.

      Ya con la primera me parece que tiene demasiados juguetes, y eso que nosotros nunca le compramos nada. Desde luego, que cualquier churumbel que esté por llegar tendrá que sobrevivir con lo que ya hay acumulado en casa.

  • Responder
    S. Yissele ♥︎
    2 julio, 2015 at 10:36

    Awww… me gustan todos y me traen recuerdos de mi Pequeña cuando era aún más pequeña jejee… cariños y

    ¡FELIZ DIA!ॐ
    http://mamaholistica.com

  • Responder
    clauminera
    2 julio, 2015 at 10:42

    La manta de actividades piano pataditas (la de la foto) es la q tenemos nosotros y es genial. Ahora la manta ya no la usa, claro, así q tiene el piano solo y le encanta.
    Y la mesa de actividades es la misma también y no podía ser mejor!
    He de decir q ambas cosas fueron regalos de amigos y no pudieron acertar más.
    También muy buen regalo fué una caja musical de encajar formas.
    Y por supuesto, que no falten pelotas en casa para jugar.
    Te añado 2 juguetes más a la lista: el faro de ikea de meter las arandelas, y unos cubiletes para apilar q sirven también para jugar en la bañera o piscina. Sencillos, de siempre, y de sus favoritos.

    • Responder
      Planeando ser padres
      2 julio, 2015 at 20:39

      La nuestra no tenía piano, era más sencilla, pero también considero que fue una buena inversión. La mesa de actividades de Chicco pulula por cada casa ¡qué buena idea tuvieron! Yo pedí como regalo a las abuelas ambos juguetes, así es que lo tenían fácil para acertar, aunque es verdad que nunca decimos marcas o modelos concretos, pero estos han funcionado muy bien. El juguete de arandelas tenemos uno parecido de otra marca, y sólo me usa los círculos para ponérselos de pulseras en las manos y los pies (muy flamenca ella). Y los cubiletes sí tengo pensado comprarlos precisamente porque apenas tiene juguetes de bañera (lo último, una botella de Font Vella con la cara de la princesa Ana de Frozen ¡más barato imposible!

  • Responder
    Cristina Madre Autónoma
    2 julio, 2015 at 14:03

    A M lo que le encanta es mirar los muñecos de Pocoyó en un catálogo de juguetes. Miedo me da comprarle uno de verdad, no vaya a ser que se obsesione del todo jajaja

    • Responder
      Planeando ser padres
      2 julio, 2015 at 20:40

      ¡Mujer compra el barato! Pobre criatura todo el día mirando el catálogo. Que no se obsesiona, ya verás como lo quiere mucho.

  • Responder
    Lydia - Padres en Pañales
    2 julio, 2015 at 14:24

    Por aquí va a Temporada el uso de un juguete u otro. Todos los musicales siempre triunfan, y los libros también, estoy harta dd leer lo mismo todos los días o varias veces al dia

    • Responder
      Planeando ser padres
      2 julio, 2015 at 20:41

      Mi bichilla es de lectura breve. Me los va trayendo para que se los lea pero me los quita al minuto. No sé si es que no le gusta cómo lo hago o qué le pasa. Su afición es pasar páginas a lo loco.

  • Responder
    El rincón de Mixka
    2 julio, 2015 at 15:43

    Nosotros tenemos a Pocoyo y al enano le gusta mucho también!

    La mesa de actividades la tuve con Diego y no le hacía ni caso… Jajajajajajajaj Lo regalé. Ahora para Xabier me hubiera venido de maravilla!

    • Responder
      Planeando ser padres
      2 julio, 2015 at 20:42

      ¿Ves? Es que en cada casa funciona un juguete distinto. Aquí aún andamos con la mesa sin patas para que no se nos descalabre pero le gusta aporrearla y bailar con las cancioncillas que trae.

  • Responder
    anitasuperstarr
    2 julio, 2015 at 15:58

    Pues los sonajeros y los animalillos de trapo son los reyes de la casa por el momento…habrá que esperar a que se les despierte el interés pelotil, como ven más bien poco pues no las distinguen muy bien aún…tiempo al tiempo!!

    • Responder
      Planeando ser padres
      2 julio, 2015 at 20:45

      Con los sonajeros sólo tuvimos disgustos. Eran todos muy duros y con uno hasta se hizo un chichón a sí misma del porrazo que se dio aprendiendo a manejarlo.

      • Responder
        anitasuperstarr
        2 julio, 2015 at 23:26

        Ya ya, tenemos rana asesina en casa!!

  • Responder
    nosoyunadramamama
    2 julio, 2015 at 16:53

    Sobre los balones y pelotas, en fin… casi ni mencionarlo, tengo que hacer revisión cuando entramos en casa porque si no están todo el día jugando al fútbol! Mira, la manta de actividades la descubrí con Gabriel, porque nos la regalaron, y ha sido un descubrimiento!

    • Responder
      Planeando ser padres
      2 julio, 2015 at 20:47

      ¿Y los otros no tuvieron manta de actividades de ningún tipo? Tú sí que ahorras en trastos. Lo de las pelotas es que gusta a todos. Mi bichilla se lanza a patadas por la calle peatonal del Pueblucho Infernal y está para verla, del control que tiene.

  • Responder
    Mama Puñetera
    2 julio, 2015 at 21:37

    Pues yo creo que Valkiria se une al afán de tu bichilla de hundir la industria juguetera, jajajaja, no le presta atención a prácticamente nada. a la manta de actividades no la podía ni oir, se ponía a llorar, y a los construíbles y al correpasillos les empieza a hacer caso ahora. Mi hija es una destroyer y ella prefiere trepar el sofá o volcar la carpa del ikea, que jugar con nada. ¡Que le vamos a hacer!

    • Responder
      Planeando ser padres
      6 julio, 2015 at 15:13

      En esa fase destructiva estamos metidos ahora. Claro, estos juguetitos le hacían gracia de más pequeña, pero desde que tiene tanta autonomía de movimientos ¡el mundo se le queda pequeño para explorar! Y no hay actividad de riesgo que se le resista.

  • Responder
    mamapuede
    2 julio, 2015 at 22:20

    Pues es que así preferidos lo que se dice preferidos…no han tenido ninguno y menos el primer año.
    El único que si que puedo destacar es un «copo» (en mi casa todos los perros-peluches se llaman copo, y Leo le da muchisimo uso, pero ha sido a partir del primer año. Antes yo creo que no hay ninguno a destacar.

    De esos que mencionas los hemos tenido todos (en otras versiones) pero no han tenido mucho éxito por aquí…

    • Responder
      Planeando ser padres
      6 julio, 2015 at 15:15

      Sí, mi bichilla en este primer año sí que tenía apego por estos trastos más que por otros. Vamos, que se le notaba lo que sí la conquistaba y lo que no. Como cada niño hace lo que le da la gana ¡no hay juguete que esté al gusto de todos!

  • Responder
    monstruuosa
    3 julio, 2015 at 16:09

    Ese pocoyó (que ya murió tras unos meses, por cierto), los cuentos y la pelota, paaaasióooon!

  • Responder
    srajumbo
    6 julio, 2015 at 18:41

    ¡Coincidimos y mucho! jajaja. Aquí pocoyo estuvo un año causando furor..ahora le ha dado por peppa pig. La manta de actividades fue lo mas usado durante todo su primer año. Quizás lo que menos ha usado es la pelota,que no le llaman demasiado la atención cuando está solo, únicamente cuando hay otros niños se acuerda de ella.

    • Responder
      Planeando ser padres
      7 julio, 2015 at 13:58

      Ay, mi bichilla no comparte una pelota nunca. Así le tengas que rebanar un brazo para que la suelte, la pelota es suya nada más (incluso cuando en realidad la pelota no es suya, sino de otro niño).

    ¡No te cortes, deja un comentario!

    La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa Europa S.L., con domicilio social en Madrid, C/ Almagro 11 6º 7ª 1 C.P. 28010 España. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@planeandoserpadres.com así como el Derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de privacidad y cookies que encontrarás en el menú del blog.