Lactancia

Sabiduría popular VII. Cuando la lactancia se alarga

sabiduría popular y lactancia

Sabiduría popular y la lactancia que no cesa

Bueno, si la lactancia se hubiera librado de las nociones de sabiduría popular que me han ido ofreciendo en mi entorno desde que hicimos público este primer embarazo ¡no hubiera dado crédito! Pero no solo ha caído y se han vertido burradas de todo tipo entorno a la “afición” de mi bichilla por la teta, y la mía por no destetarla a las primeras de cambio, sino que creo que es de los aspectos de la crianza que se llevan la palma en cuanto a los comentarios oídos. Ya escribí una primera entrada sobre sabiduría popular y lactancia al pasar 2 meses desde el nacimiento de mi mochuela. Y seguro que como nuestro teteo sigue avanzando, aún me quedará alguna que otra perla que escuchar. Esto de respetar las decisiones de crianza ajenas no se nos da demasiado bien, y el tema del biberón ha calado tan hondo que lo peor es que la gente piensa que dar el pecho es un sacrificio indecible, y que como madres modernas no deberíamos torturarnos de esta forma. Voy a continuar por donde lo dejé en el post anterior, para no avanzar acontecimientos

1. ¿Ya no usas pezoneras? No, no es que sea muy sensible. Es que la señora que me hizo la pregunta, mientras tenía el morro metido entre mi teta y la boca de mi bichilla, lo preguntaba con retintín, como si hubiese preferido que el dolor insoportable que aguanté durante casi 3 meses se hubiera eternizado. Porque en su familia, desde tiempos inmemoriales, ninguna mujer ha podido dar el pecho (no es que no hayan querido, es que antes de salir del hospital, y sin que nadie les dijera nada, ellas ya sabían por ciencia infusa que no iban a poder. Tanto las generaciones antiguas como las nuevas). Y como el biberón es el mejor invento del mundo ¿qué necesidad tenía yo de ir con las pezoneras a todas partes? Si en el fondo no tenía maldad, lo hacía por facilitarme la vida. O eso dice ella.

2. Te usa como chupete. Sí, porque mi bichilla es un portento de sabiduría, que sin haber catado un chupete (y no porque yo no lo haya intentado, sino porque sempre los ha rechazado) ya sabía ella de la existencia de este artilugio, y de lo bien que se lo iba a montar para hacerme la puñeta usándome como tal. No vale de nada tratar de dar argumentos de este tipo, porque entonces ya pasamos al consabido “es que ellos nacen sabiendo y te está toreando” y no hay nada que hacer. Es curioso como nacemos sabiéndolo todo y lo que desaprendemos según crecemos…

3. Se va a malacostumbrar. ¿Y por qué pasa esto? Porque existe la creencia de que dar la teta es algo feo, un vicio que se puede tolerar en bebés muy pequeños (ni de 6 meses en exclusiva, ni de 2 años como recomienda la OMS. Todo lo que pase de 4 meses ya es raruno y levanta suspicacias) pero conviene acabar con semejante hobby lo antes posible. Y esto es todo por una cuestión de (in) cultura. Porque yo me pregunto ¿para usted no es lo más normal del mundo comer en un plato, con cubiertos y eso que nuestra especie no viene dotada de serie con estos complementos? Y sin embargo, la teta, que es la pieza de menaje esencial y única en la alimentación de mi bichilla, es feo que la enseñe más allá de unos meses. No es por nada, pero para pertenecer a los mamíferos y ser un animal más, nos estamos poniendo de un fino…

4. ¿Hasta cuándo le vas a dar el pecho? Claro, normal que la gente ande en un sinvivir con la duración de las lactancias ajenas, porque como todo son inconvenientes y peligros de malacostumbrarse, de no estar bien alimentados y de tener que permanecer en un vínculo constante con tu mochuelo, porque otra persona no puede dar la teta por ti, la gente quiere saber cuándo vas a poner el punto y final a semejante tortura. Porque en la sabiduría popular no se contempla el destete respetuoso, ni el destete como un pacto entre madre e hijo, en el que progresivamente y sin traumas, el bebé se va desarrollando e independizándose de esa forma de alimento y de apego materno. No. Según la sabiduría popular tú te tienes que levantar un día con un cable cruzado y cuando tu churumbel quiera colgarse de la teta se la niegas, porque sí, aunque sufra, llore o patalee (y tú más que él). Ya le darás agua o mejor ¡un biberón! Hasta que se le pase la llantina y se olvide del “vicio”. Porque ¿sabéis cuál dicen que es el mayor problema de la lactancia que va más allá de los primeros meses de vida del bebé? Pues me han informado de que lo peor es que la teta les está muy buena, y que por eso no quieren otra cosa. ¡Acabáramos! La próxima vez que vaya usted a un restaurante, en lugar de pedirse el mejor chuletón de ternera gallega, cámbielo por unos nuggets de pollo precocinados, porque lo suyo es vicio por el buen comer y eso no se puede tolerar a partir de los 4 meses de vida.

Y así ando, recopilando frases lapidarias que de no ser como soy, hubieran dado al traste con este tipo de crianza que tanto me facilita las cosas. Seguro que a vosotros también os han dicho improperios semejantes por ser partidarios de la teta¿verdad?

Esto te puede interesar

47 Comentarios

  • Responder
    Mamá en Bulgaria
    7 julio, 2015 at 08:07

    Qué plasta es la gente a veces… A una madre lactante se le hacen observaciones así de personales que al resto de gente no se le hacen por educación.

    • Responder
      Planeando ser padres
      7 julio, 2015 at 15:37

      ¡Uy! Una vez me dijeron que desde que te quedas embarazada ya te puedes ir olvidando de tu intimidad. Y creo que tenían mucha razón.

  • Responder
    Una mamá muy feliz
    7 julio, 2015 at 08:33

    Ayyyyyyyyyyy este temita me saca de quicio!!! yo me encontrado a cada uno y me han dicho cada cosa…a ver si un día os lo cuento!!! pero de verdad que manía tiene la gente de no meterse donde no la llaman y el afán de cargarse lactancias!!! anda yaaaaaaaaaaaaaa…..

    • Responder
      Planeando ser padres
      7 julio, 2015 at 15:38

      Sí, la gente tiene una afición por destetar… debe ser que creen que es como tener el chupete demasiado tiempo, que al final la teta se puede quedar pegada al bichillo y será imposible que la suelte nunca.

  • Responder
    Araceli
    7 julio, 2015 at 09:05

    Yo siempre digo que es muy fácil criar a los hijos de los demás. ..Yo le doy el pecho a mi bebe que tiene 8 meses y además me saco leche y cuando lo comento X ahí la gente me mira raro, sacarte leche que pecado!! Todo lo que hago es por el bien de mi niña y la q se “sacrifica” soy yo no se porque la gente se escandaliza tanto…

    • Responder
      Planeando ser padres
      7 julio, 2015 at 15:40

      ¡Jajaja! Es verdad eso. Para los demás siempre tenemos consejos y remedios infalibles, y luego en casa de cada uno ¡nada funciona! La lactancia es un estrobo para mucha gente. Creen que existiendo la modernidad del biberón nos complicamos la vida innecesariamente, pero la historia real es tan diferente. Ni te cuento la de leche que me saqué yo, entre donaciones y reserva propia por si volvía a trabajar. Ahora ya esa parte me la he quitado, sólo sigo dando el pecho sin más.

  • Responder
    pequeboom
    7 julio, 2015 at 09:14

    Eres una campeona y punto y se acabó!!!!

  • Responder
    LadyA73
    7 julio, 2015 at 09:34

    Te ha faltado el típico tópico de “ah, pero aún tienes leche? ” como si la teta fuera un tetrabrick y se pudiera vaciar así como así ; -)

    • Responder
      Planeando ser padres
      7 julio, 2015 at 15:41

      Sí, es que la lista era más larga, pero he querido cortar por algún lado. Esa se me queda para la próxima (por lo visto, nunca antes en la historia de la humanidad se había visto a una madre con bebé de 19 meses que siguiese teniendo leche… ¡y me ha tocado a mí!)

      • Responder
        ladya73
        8 julio, 2015 at 18:23

        jajaja… pues a mi también me toco!!! y durante 42 meses!!! digno de Guiness, Hoygan

  • Responder
    Cristina Madre Autónoma
    7 julio, 2015 at 09:44

    Jajajaja, me parto. Nunca me habían planteado esto de que la teta es como una pieza de menaje. ¡Mola! A mí más que la teta , me advertían del peligro de los brazos, esos apéndices del demonio que malcrían a nuestros hijos

    • Responder
      Planeando ser padres
      7 julio, 2015 at 15:46

      ¡Uy! Si la teta es peligrosa ¡los brazos más! Porque antes o después la leche se irá, pero si todo transcurre de la forma habitual ¡los brazos los vas a tener siempre disponibles!

  • Responder
    cosetesdemarta
    7 julio, 2015 at 10:00

    Mira yo por mi experiencia jamás le diría a una mami si va a parar de darle de mamar o juzgar o criticar, cada una con su baby hace lo que quiere, y si ha elegido una cosa u otra será porque crea que es lo mejor para él.

    MI cuñada ha hecho ambas lactancias hasta los 22 o 26 meses y no están más malcriados que cualquier otro niño de su edad.

    Que cada uno con su teta haga lo que quiera, jajjajaja es mi reivindicación, jajja

    • Responder
      Planeando ser padres
      7 julio, 2015 at 15:48

      ¿Y no tuvo a gente alrededor que se extrañaba de que diese el pecho “tanto” tiempo? Porque si no, debe ser la única madre que vive en un pueblo respetuoso con la lactancia. Oye, a las de biberón no les preguntan con un año cuándo van a dejar de alimentar así a sus criaturas ¿es que querrán que las nuestras se mueran de hambre?

      • Responder
        cosetesdemarta
        8 julio, 2015 at 00:49

        jajajaj, si que ha tenido, miles y millones, pero yo le digo que no haga caso y que haga lo que le de la gana que para eso son suyos!!

        • Responder
          Planeando ser padres
          8 julio, 2015 at 19:57

          ¡Eso es lo que dan ganas de decir! Pero entonces ¡la gente se ofende! Sí porque mandar a alguien a meterse en sus propios asuntos es ofensivo, pero tratar de dirigir la crianza de un churumbel ajeno no. Eso sí está bien visto.

  • Responder
    La agenda de mamá
    7 julio, 2015 at 10:02

    jajajajaj y las que te quedan!! 🙂 Yo le doy la vuelta. Como te suelen preguntar si aún tienes leche, qué raro que aún tengas leche, a mi se me cortó la leche y similares… a la pregunta hasta cuándo le vas a dar el pecho yo respondo “hasta que no tenga leche” 😉

    • Responder
      Planeando ser padres
      7 julio, 2015 at 15:50

      ¡Me parto con tu respuesta! Pues lo mismo te la copio para las preguntas que me queden por venir, que seguro que me quedarán decenas y decenas, más aún cuantos más meses se siga alargando la lactancia.

  • Responder
    Sofia!
    7 julio, 2015 at 10:12

    Madreeee!!! Qué temita! A mi con 4 meses y medio de lactancia me dijeron varias veces que mi leche no le alimentaba ya… Que se quedaba con hambre! Que le tenía que dar algo mas…Por suerte hice oídos sordos a este y muuuuchos otros comentarios! Logre LM exclusiva hasta los 6 meses y Ahora tiene 1 año mi peke y llevo 1 semana sin teta… Pero con tranquilidad y respetando nuestros tiempos…

    • Responder
      Planeando ser padres
      7 julio, 2015 at 15:53

      A mí eso me lo decían casi desde el primer día, porque las toma eran muy frecuentes, la niña algo grande… Justo al año creí yo que se destetaría mi bichilla, porque se pasó 3 días y noches completas en las que no quiso ni mirar la teta. Pero luego volvió, y ahora con el verano está más de mandante que hace mucho tiempo atrás.

  • Responder
    María E.
    7 julio, 2015 at 10:47

    Qué le gusta la gente meterse en las vidas ajenas… Cada uno que haga con sus hijos lo que crea que es mejor para ellos!! Jamás se me ocurre decirle a nadie porqué le sigue dando el pecho al niño o porqué le da biberón y eso que yo también he tenido que escuchar más de una por dar biberones al primero desde que nació porque el miño se negó a engancharse al pecho… En fin, que haces perfectamente en pasar de la gente y dar la teta a tu bichilla hasta que las dos queráis.

    • Responder
      Planeando ser padres
      7 julio, 2015 at 15:59

      Las mamás de biberón también tenéis que aguantar mucho. En fin, que supongo que en el fondo no se meten más conmigo por el tema de la teta que con otras por el biberón. Y es que a mí me da igual que me pregunten acerca de la lactancia, sobre todo porque en mi entorno no hay nadie, en generaciones que no sea la de mi abuela, que haya dado el pecho tanto tiempo. El problema es el tono con el que lo hacen, porque antes de lanzar la pregunta ya han empezado a juzgar.

  • Responder
    Beatriz
    7 julio, 2015 at 12:22

    La gente que capacidad para meterse donde no la llaman! Me alegra que la lactancia con tu bichilla va muy bien y ya sabes, a palabras necias….

    • Responder
      Planeando ser padres
      7 julio, 2015 at 16:01

      No te preocupes porque la lección la tengo bien aprendida en este asunto (y en otros tantos como el porteo, el colecho, etc.).

  • Responder
    Mamá por bulerías
    7 julio, 2015 at 13:40

    Y lo que te rondaré morena….oídos sordos a palabras necias y andado jajaja

  • Responder
    UrbanandMom
    7 julio, 2015 at 15:19

    Por un oído te entra y por el otro te sale ¡Y tan felices!

    • Responder
      Planeando ser padres
      7 julio, 2015 at 16:02

      Sería más feliz si no se cuestionase tanto la lactancia, pero vamos, que no me quita el sueño este tema.

  • Responder
    mamaruja24horas
    7 julio, 2015 at 15:38

    Lo que hay que aguantar!!!

  • Responder
    nosoyunadramamama
    7 julio, 2015 at 15:53

    Pues chica, cada una que haga lo que quiera, si a ti no te molesta lo que haga tu niña contigo y a los demás, es obvio q tampoco les molesta…. Yo reconozco abiertamente que no me molaría tener a mis niños colgados a la teta más allá del medio año de vida, porque ni siquiera me gusta cuando son recién nacidos, pero como lo hago pensando en inmunizarles un poco cuando son más frágiles… así q en cuanto los veo ya un poco fuertotes me paso al bibe.. El otro día, en la piscina, había una madre amamantando a su niño de más de un año, el niño le pedía teta de continuo y ella se las veía y deseaba para evitarlo, para entretenerle con otra cosa…porque entiendo que todo el día así debe ser agotador…pero insisto, si a ella le compensa, estupendo!

    • Responder
      Planeando ser padres
      7 julio, 2015 at 16:05

      ¡Jajaja! Pues si esa madre evitaba dar el pecho es que estará saturada ya con el tema sí, porque a mí me pasa al contrario, ante cualquier irritación o queja de mi bichilla, no hace falta que venga ella a sacarla que ya se la pongo yo al alcance para que se calle. Ya sabes que con este tema ¡siempre pensamos al revés! Yo no sé qué sería de mí si ya no tuviese la lactancia para criar y a ti se te haría un mundo llegar a estas alturas con la teta al aire. Hala, por mí, que me dure mucho más.

  • Responder
    anitasuperstarr
    7 julio, 2015 at 22:03

    es que…tienes más razón que una santa. Qué pesada es la gente con preguntar sobre el momento estelar en que vas a ver la luz y vas a dejar de dar el pecho. Ni te cuento con gemelos. He oído de todito. Y poco bueno, la verdad. Loca perdida parezco estar al darles teta a los angelitos. La mayoría de los metenarices les deja más tranquilos saber que también tocan biberón pero vaya, no creas que demasiado.
    Ahora que ya estoy instaladísima en la lactancia con gemelos me hace sentir súper bien y tengo una prisa 0 en dejarlo…propicie esto los comentarios que propicie, !que no son pocos!
    Bravo por tu post!!

    • Responder
      Planeando ser padres
      8 julio, 2015 at 19:51

      ¿Sabes qué consejo nos dieron en lo cursos de crianza? ¡Miente! Si no dan su brazo a torcer y encima quieren intervenir en tu forma de criar, metiéndose con tu lactancia en tándem, diciendo que como son dos seguro que se quedan con hambre (si ya nos dicen eso a los que tenemos sólo un bichillo…) que no te dé vergüenza y diles lo que quieren oír, que los cebas con biberones hasta que caen rendidos. Y luego te vuelves a tu casa y sigues haciendo lo que te dé la real gana. Mira que yo no miento nunca, pero en este tipo de situaciones me parece hasta la opción más diplomática.

      • Responder
        anitasuperstarr
        8 julio, 2015 at 22:10

        Pues mira, la mentira no es mi fuerte tampoco pero es verdad que calla bocas a tiempo…y se agradece. Me fascina la facilidad en opinar que tiene todo el mundo con los bebés, el otro día en el bus viví un episodio tipo Camarote de los Hermanos Marx de absurdo, venga a a subir viejunas y darme su opinión sobre los lloros de los gemelos…si decía que tenían hambre, claro, es que a estas horas…y con pecho, se quedan con hambre siempre, si decía que era sueño, es que a estas horas (20:00 escasas) es normal, si decía que era aburrimiento, se ponían a decirles chorradas…así que opino lo mismito: a mentir y ale. Que ciertas bocas están divinas cerradas.

  • Responder
    MamaUniversitaria
    7 julio, 2015 at 22:55

    Yo agradezco que en el pueblo son muy respetuosos! Y alguna vez se han acercado a felicitarme por ver al niño agarrado a la teta! Especialmente abuelas, se acercan y con mucha alegría me felicitan. También es verdad que por aquí los dos hospitales que nos tocan ayudan mucho a la lactancia.
    Por el contrario los comentarios siempre los he escuchado cuando he ido a alguna ciudad. Desde familiares (la familia política) hasta desconocidos, que a estos últimos siempre les he dicho que muchas gracias por sus consejos y si además de consejos a desconocidos cuidaban los niños, porque estaba un poco de mala leche y necesitaba dormir unas cuantas horas, que menos dar consejos y mas ayudar. Todo lo decía con una sonrisa que los dejaba descolocados! Y lo decía para no tirarle algo a la cabeza! La gente es que esta aburrida y nada mejor que meterse en la vida del otro! Y a la familia pOlitics siempre les digo que si, y luego le digo a mi marido algunas cosas y por ultimo los pongo a parir en el blog! Que se ponen pesados con este tema!
    Tu ni caso! Que Si no fuera por una teta ninguno estaría aquí!

    • Responder
      Planeando ser padres
      8 julio, 2015 at 19:55

      Mi hospital ayuda mucho con la lactancia y los centro de salud del Pueblucho Infernal también, y aún así, soy la única de teta sin biberones de por medio de mi zona. Porque hay veces en las que por mucha información (y de calidad) que se ofrezca, somos las madres quienes ya tenemos una idea preconcebida respecto a la lactancia, a la dificultad de continuarla tras la reincorporación laboral, a ser las responsables en exclusiva de esos primeros meses de alimentación del bebé…

      ¡La táctica de ponerlos a parir en el blog me encanta! Yo trato de hacerlo con este tipo de posts, no personalizando mucho para que la gente que me ha dicho estas cosas no se sienta claramente aludida (aunque ganas no me faltan de citarlos con nombre y apellido).

  • Responder
    mamá puede
    8 julio, 2015 at 06:22

    Si esto es como todo, que nos gusta meternos donde no nos llaman… Que digo yo que a mi que me importa lo que hagas tu con tu niña? Ella esta feliz y tu también? Pues felices todos!
    Me gustaría a mi saber si esa misma gente que se mete con tu manera feliz de dar de comer a la niña o de calmarla o de lo que sea luego sería tan metomentodo en el caso de que un niño necesitase ayuda de verdad ante un problema serio o eso ya seria ” cada familia sabe lo que hace de la puerta para dentro”

    Así a lo tonto me he calentado yo sola…

    • Responder
      Planeando ser padres
      8 julio, 2015 at 20:00

      ¡No, felices todos no! Porque hay a quién le gusta meterse en donde no le llaman, y opinar, y criticar y lograr que te sientas un bicho raro por ir con las tetas al aire en pleno siglo XXI. Eso de la ayuda, es lo que siempre me decía a mí mi hermano cuando yo aún no era madre. Que todo el mundo está muy dispuesto a opinar y a entrometerse, pero en cuanto la situación con un bebé se complica ¡que lo atiendan sus padres que serán los que sepan qué le pasa! Pues sí, lo serán, pero para eso y para todas las demás situaciones, incluyendo la lactancia, el colecho, etc. Enfríate, enfríate, que no está el tiempo para subir la temperatura.

  • Responder
    Un Papá en Prácticas
    8 julio, 2015 at 12:31

    Estaba deseando leer este post desde que me comentaste el otro día al respecto. Dudo que haya algo que genere más mitos que la lactancia en la crianza de los bebés. Tremendo.

    • Responder
      Planeando ser padres
      8 julio, 2015 at 20:23

      Para la lactancia ¡aún me queda material para otros posst! Y como encima sigo, creo que cuanto mayor se a mi bichilla, más burradas escucharé.

  • Responder
    srajumbo
    9 julio, 2015 at 18:54

    Buh yo no acabaría nunca con todas las que llevo recopilando estos 3 años. Estoy hasta las narices de las preguntitas con tonito, de las indirectas, de las criticas, de los “consejos” y de todos los que lo sueltan por la boca. Vamos,que ya no me corto y contesto y la que se enfade que le den dos duros que yo no me meto en su vida.

    • Responder
      Planeando ser padres
      11 julio, 2015 at 09:51

      Y es que encima siendo de un pueblo pequeño, más se meterán. Si con la de habitantes que tiene el Pueblucho Infernal a veces me da la sensación de ser la única que ha pasado de los 6 meses dando la teta, por estadística ¡tú serás la única mamá de lactancia prolongada del tuyo!

      • Responder
        srajumbo
        11 julio, 2015 at 17:06

        noo, hay otra que lleva ya 4 años dandole, y la ponen verde por todas partes, por eso se, que de mi dirán lo mismo jaja. De hecho ya hace tiempo me decían : no vayas a ser como rosi, que le da teta y va al colegio. No señora, no seré como ella, seré peor, estamos compitiendo 😉

        • Responder
          Planeando ser padres
          14 julio, 2015 at 10:03

          Pobre Rosi, señalada por todo el pueblo. A veces no sé si son más intolerantes en los pueblos pequeños (y antiguos) que en las grandes ciudades con gente demasiado moderna.

    ¡No te cortes, deja un comentario!

    La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa Europa S.L., con domicilio social en Madrid, C/ Almagro 11 6º 7ª 1 C.P. 28010 España. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@planeandoserpadres.com así como el Derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de privacidad y cookies que encontrarás en el menú del blog.