Eventos

Gestionando hijos ¡como podemos!

gestionando hijos barcelona

Algunos trucos para ayudar a quienes estamos gestionando hijos

Me gustó mucho, muchísimo, poder asistir al evento de Gestionando hijos en Barcelona el pasado 4 de julio. Como primerizos que somos, nunca sabemos si estamos criando bien. Es cierto que el instinto y el sentido común son la base de nuestra forma para intentar hacer de mi bichilla una criatura de bien. Pero a veces, veo que existe gente con hijos en los que no veo ni atisbo de sentido común y me pregunto ¿cómo puede esa gente vivir tranquila durante todos los años que dura la crianza? Y lo peor ¿cómo puedo saber que estoy obrando bien, que no meto la pata hasta el corvejón de forma irreparable y que no convertiré a mi churumbelita en una criminal en potencia? Pues no lo puedo saber, es lo que tiene ser madre de un bebé de 20 meses, que averigua tú por qué senderos nos llevará la vida. Sin embargo, a veces esto de escuchar a profesionales que estudian los comportamientos de la infancia y de los adolescentes, que te recomiendan pautas saludables para vivir de forma feliz y sin dramas y te enseñan trucos para no perder la calma ¡es un lujazo! Y de mucha ayuda para quienes aún estamos en pañales en estos menesteres. Aquí os dejo el enlace a la crónica oficial de Gestionando hijos, y por mi parte simplemente os hago un breve resumen de algunas ideas fabulosas con la que me volví muy inspirada a casa.

1. Álvaro Bilbao y el funcionamiento del cerebro de un niño. Reconozco que me perdí la primera charla de la mañana, porque había quedado para ir con otras mamás bloggers, y ya se sabe: las mamás bloggers escribimos muchos, hablamos muchos y el café se nos fue de las manos. Así es que la charla de Álvaro Bilbao, doctor en Psicología de la Salud y neuropsicólogo, fue la primera a la que acudí. De sus declaraciones me gustó su afirmación acerca de que criar hijos que de adultos se sientan seguros como en nuestros brazos cuando son bebés, que tengan confianza y sean felices no es complicado si entendemos cómo funciona el elemento clave ¡el cerebro!  En relación a las nuevas tecnologías Bilbao defiende que no hay ningún beneficio en relacionarse de forma temprana con ellas porque ningún dispositivo es más complejo que una persona. Para ponernos a prueba nos preguntó si desde que usamos tablets y smartphones como adultos nos sentíamos más inteligentes. Lógicamente la respuesta fue que no, por lo que es de suponer que la inteligencia de los niños no va a depender de su relación con estos aparatos. Con las tecnologías estamos muy conectados con el mundo y muy alejados de quienes tenemos cerca (eso es una verdad como un templo, porque estamos dándole que te pego al WhatsApp y sabiendo lo que le pasa a nuestra prima de Burgos pero ignorando que tu madre te ha puesto el plato de comida por delante o te está pidiendo un favor). Incluso afirmó que en unos años la tecnología vendrá con un prospecto como el de los medicamentos para que las usemos de forma controlada. Incluso celebridades tan importantes en el desarrollo de la industria tecnológica como Bill Gates y Steve Jobs limitaban el uso de tecnología entre sus hijos. Uno no dejaba que usaran dispositivos de este tipo más de 45 minutos al día, y ninguno de ellos los introdujeron de forma temprana porque coincidían en que antes deberían aprender a jugar con muchas otras cosas. El cerebro de nuestros hijos necesita que les enseñemos a saborear la vida, no a consumirla de forma rápida y voraz. Las nuevas tecnologías no nos hacen más inteligentes y por contra ¡sí más impacientes! Me sorprendieron muchas cosas, como por ejemplo que defienda que los trastornos de atención siempre se pueden tratar, de forma que al trabajar el cerebro para fomentar su autocontrol podamos evitar recurrir a medicación. En definitiva, que enseñar a un niño a mover un dedo encima de una pantalla nunca va a ser tan complejo como otro tipo de juegos que estimulan mucho más. Da que pensar ¿no?

2. Begoña Ibarrola. ¡Me encantó! Porque nos enseñó muchas estrategias para aprender a gestionar nuestras emociones y así poder enseñar lo mismo a nuestros hijos: mantener la calma, tolerar la frustración, aprender a pensar en positivo. Los padres debemos desdramatizar para enseñar a los hijos a gestionar las emociones. ¿Cuántos no hemos visto que un niño se caiga por la calle, los padres monten el drama del siglo y el propio niño sea el que acabe poniendo orden y diciendo que no ha sido para tanto? Las familias acompañan la emociones de los hijos o eliminan y reprimen las emociones. La segunda opción es un error grave porque incluso las emociones que tienen connotaciones negativas, hay que saber expresarlas. No hay que bloquear la tristeza, ni reprimirla. El miedo mal gestionado degenera en fobias. La alegría exacerbada y mal gestionada degenera en manías. La tristeza mal gestionada puede causar depresión. A la hora de entender cómo funcionan nuestras emociones, hay que saber que el temperamento (o el demonio que mi bichila tiene metido en el cuerpo) es la parte genética que influye en la gestión emocional, a la que se van sumando experiencias vitales. A las 22 semanas de embarazo el bebé ya desarrolla algunas emociones, de ahí la importancia de saber gestionarlas para prevenir trastornos, saber lidiar con la frustración, con el miedo y cómo salir de esas malas situaciones.

3. Eva Bach. Pese a que la adolescencia de mi churumbelita aún me queda lejísimos ¡seguro que el tiempo se pasa volando! La charla de Eva Bach fue muy amena, con grandes píldoras de humor como “¿Tu hijo parecía un osito de peluche cuando era un bebé y ahora es un cactus? Tranquilo ¡es la adolescencia!” Se dice que los padres duermen una siesta de 12 años desde la retirada del pañal del bebé hasta el inicio de la adolescencia (yo aún no he pillado esa buena racha). Actualmente se está acortando la infancia, adelantando la adolescencia y lo que es peor ¡sexualizando la infancia! Porque vivimos a un ritmo acelerado, quemamos etapas muy deprisa y arrastramos a nuestros hijos en esta vorágine. Sobre los 25 años finaliza el proceso de maduración del cerebro. Es muy tarde, por eso hay que tener paciencia durante la adolescencia. Esa revolución es lo normal. Hay que educar para la libertad, no con libertad total, que son conceptos diferentes y luego nos liamos, pensamos que todo vale y desequilibramos la formación de nuestros hijos. La negociación es clave en la adolescencia para pactar condiciones, consecuencias y escuchar las opiniones de padres e hijos. Todos los temas se pueden hablar, debatir y acordar. La empatía es clave para comprender las salidas de tono, los gritos, las inquietudes de los adolescentes y descifrar el mensaje que nos quieren transmitir. Los límites en la adolescencia deben ser razonables, flexibles y revisables, porque no son una condena, sino una muestra del amor por nuestros hijos y de lo mucho que nos importan. Los adultos deben ser emocionalmente competentes para poder ayudar a sus hijos adolescentes, mantener alejados los gritos y permanecer en calma. La adolescencia la vemos como una enfermedad pero es el despertar a la vida, al amor, a la sexualidad, a uno mismo y a los otros. Bien gestionada, puede ser una de las etapas más gratificantes de la vida de nuestros churumbeles.

Casi al final, aparecieron los padres blogueros para dar a conocer su iniciativa #papanoteescondas @papasblogueros y dejar de estar a la sombra de las súper madres. Con mucho humor fueron desvelando sus inquietudes y cómo se han implicado ellos en la crianza de sus hijos. El resto del evento de Gestionando hijos también estuvo muy a la altura, pero estas son las píldoras de conocimiento y humor que yo me he traído a casa. ¿Habéis hecho balance alguna vez de estos temas trascendentales en la crianza de nuestros hijos?

Esto te puede interesar

24 Comentarios

  • Responder
    El rincón de Mixka
    20 julio, 2015 at 08:17

    ¡Qué guay! Jo, a ver si se animan alguna vez a hacer este tipo de charlas en la zona norte. Me ha encantado todo lo que cuentas. Entiendo que Barcelona y Madrid son los puntos estratégicos… Pero leñe, ¡los de norte y sur también estamos en el mapa! Jijijijiji

    Gracias por compartir tu experiencia 🙂

    • Responder
      la mama fa el que pot
      20 julio, 2015 at 08:27

      Entiendo que da mucha rabia que todo lo hagan en los mismos sitios, pero esta jornada se podía seguir en streaming desde casa. No es lo mismo porque no podías hacer preguntas, pero puedes ver las charlas sin tener que desplazarte.

      • Responder
        El rincón de Mixka
        20 julio, 2015 at 08:34

        Entonces el fallo está en la difusión y en que la información no llegue… Cosa que es perfectamente comprensible. Es imposible llegar a todos y a todas. Yo desde luego me acabo de enterar ahora mismo de estas jornadas.

        Efectivamente, no es lo mismo verlo en directo que desde una pantalla de ordenador. Ahí falta el trato humano y relación e intercambio con otros y otras bloggers. Precisamente como las nuevas tecnologías lo permiten… Se podían estirar y ampliar horizontes… 😉

    • Responder
      Planeando ser padres
      21 julio, 2015 at 10:50

      ¡Jajaja! Y mira que yo me quejo de que en comparación con Madrid en Barcelona se hace muy poca cosa… Pues mira, este que es tan espectacular y que tiene grandes patrocinadores, sí podría rotar por España.

  • Responder
    Una mamá muy feliz
    20 julio, 2015 at 08:21

    Yo hago balance todos los días y a cada momento. UPMF me dice continuamente que tengo que dejar de lado más mi formación profesional y dar paso a la espontaneidad maternal…ainsssss pero hay cosas que me cuestan!!!!Lo de las tecnologías en esta casa es una batalla; yo en contra pero no dejo el PC y el padre a favor…

    En cuando a lo de gestionar las emociones, me las traigo con UPMF porque es un exagerado y alarmista, se ve que su madre estuvo muy ocupada como para enseñarle estas cosas ( esto es una pista de lo que podría ser un post sobre mi suegra)

    Y bueno a la adolescencia le temo más que a una vara verde…qué miedo!!!!

    • Responder
      Planeando ser padres
      21 julio, 2015 at 10:52

      Pues la adolescencia la desdramatizaron tan bien, que yo me he quedado de lo más contenta. Y mira que con el geniazo que tiene mi bichilla, y la pachorra que tengo yo, ya me veía pasando por la Supernanny primero y luego por el Hermano mayor. Pero oye ¡ahora creo que hay esperanza! Aquí es más exagerado su padre (aunque él te dirá lo contrario). Que está mi churumbelita jugando con una pinza de la ropa, se coge un pellizquito de nada y él hace unos aspavientos y unas voces, como si se hubiera amputado la mano entera la niña. Pero como dices, también viene de familia de sentimientos exagerados. (Anímate con lo de la suegra, que es anónimo).

  • Responder
    la mama fa el que pot
    20 julio, 2015 at 08:25

    A mi también me encantó este evento, creo que es de los que le he sacado más provecho y me gustó mucho por su dinámica de charlas cortas pero intensas, aunque en algún caso demasiado cortas.
    Yo me perdí la primera charla que por lo que me contaron fue muy interesante.
    Espero que la suban a su canal de youtube para poder verla

    • Responder
      Planeando ser padres
      21 julio, 2015 at 10:59

      Es que tenía un ritmo rapidísimo, no se hacia pesado y como dices, te dejaba con ganas de seguir aprendiendo más sobre cada tema. Yo nunca me había visto en una situación así, en la que aprender algo de tanta utilidad se hiciese tan ameno. Ahora que me recuerdas lo del canal de YouTube, a ver si se las pongo a este hombre para compartir conocimiento, porque muchas veces no se fía de lo que yo le explico.

  • Responder
    Mamá en Bulgaria
    20 julio, 2015 at 08:26

    Cuanta info útil! Yo con dos hijos me siento aún más primeriza que hace seis años, porque cada día que pasa soy más consciente de todo lo que no sé…

    • Responder
      Planeando ser padres
      21 julio, 2015 at 11:00

      ¡No me digas eso! Que nos hundes a los que vamos detrás. Aunque por otro lado, es bueno reconocer las propias limitaciones. Yo diría que mucho mejor que creer que lo sabes todo y que nadie puede enseñarte nada.

  • Responder
    Cristina Madre Autónoma
    20 julio, 2015 at 09:04

    Muy interesante el resumen de la charla. Lo de aprender a gestionar las propias emociones me parece fundamental. En mi consulta si el paciente es un menor de 7 años suelo trabajar casi en exclusiva con los padres porque creo que, si ellos cambian, El Niño también lo hará

    • Responder
      Planeando ser padres
      21 julio, 2015 at 11:10

      ¡Anda! Yo sólo conocía un caso de niño que había sido llevado al psicólogo y este había dicho que quien tenía el problema era la madre. Creí que era un caso puntual, pero no que pasase tan frecuentemente. A ver si nos espabilamos con este tema para no vernos así con mi bichilla.

  • Responder
    anitasuperstarr
    20 julio, 2015 at 09:42

    Me hubiera encantado ir, el año que viene no me lo pierdo!
    La verdad es que le dedico mucha atención, aprendizaje y lectura a la gestión de las emociones de mis hijos pero ya ahora con sus seis meses veo que la teoría que me enseñan es una cosa y que la realidad es otra…me cuesta horrores gestionar mis propias emociones con ellos así que las suyas…buff! pero se intenta, que no es poco!

    • Responder
      Planeando ser padres
      21 julio, 2015 at 11:12

      Aún tienes tiempo. Que tus bichillos son muy bebés, así es que podrás aprender todo esto con calma. Pero el evento se disfruta mucho. Ser conscientes de que hay que saber maniobrar con ellas es la clave. Claro que hay situaciones que nos van a sobrepasar muchas veces, pero a fuerza de afrontarlas y de hacerlos de forma emocionalmente sana, acabaremos por vivir una vida de relajada y tranquila… (o a eso aspiro yo).

      • Responder
        anitasuperstarr
        21 julio, 2015 at 11:58

        de eso se trata, de estar emocionalmente lo más sanas!
        el año que viene voy seguro :))

  • Responder
    marigem
    20 julio, 2015 at 11:53

    Yo siempre me he preocupado muchísimo de esto, cuando mis hijos eran pequeños no había blogs ni nada de esto y siempre traté de buscar información, me apunté a la escuela de padres del cole, a charlas en la biblioteca, vamos que me preocupa mucho.
    Creo que la adolescencia la capeé bastante bien, la verdad es que los míos fueron muy llevaderos, especialmente el chico, ya se sabe que ellas son un poco peores, pero no tengo queja, nunca necesitamos llegar a gritos ni dramas, supongo que en parte por la personalidad de ellos y en parte porque yo soy de las de contar hasta diez antes de darle un grito a los chicos.
    Lo de las nuevas tecnologías; todo en su punto. Los míos tuvieron sus consolas y PC pero nunca las usé para quitármelos del medio, siempre intenté que jugaran en el parque, en la playa, merenderos, que patinaran, montaran en bici y la tele y demás para momentos puntuales después del baño y cosas así.
    De todas formas la vida da tantas vueltas que lo mejor es disfrutar y no quemar etapas, saborear los momentos qu eel tiempo vuela. Un besito.

    • Responder
      Planeando ser padres
      21 julio, 2015 at 11:17

      Ya me imagino, que hace unos años le hablas a alguien de gestionar emociones y te hubieran tachado de madre incapaz o de loca perdida. Yo tengo que meterme más en la cabeza eso de contar hasta 10 o repetir mentalmente el abecedario entero antes de dejar salir mi demonio interior. Mira que me considero una persona bastante paciente (mucho, y otras veces muy pasota directamente) pero es que incluso con mi bichilla hay cosas que me desesperan. Y soy consciente de que es un bebé, de que tenemos una comunicación limitada que irá fluyendo con e tiempo, pero es que hay días (como el de ayer sin ir más lejos) en el que esto de no podernos entender me vuelve loca.

      Las nuevas tecnologías yo creo que no hay que prohibirlas pero tampoco usarlas para todo y a cada momento. Hasta ahora esto nos había funcionado bastante bien (aunque la única tecnología para mi bichilla era la tele) pero su padre le ha descubierto los jueguecitos de la tablet para bebés y cuando él está de cuerpo presente ¡estamos perdidos! Y eso que ella aún no sabe jugar sola, y tenemos que hacer los puzzles en la pantalla con ella, pero ya no hay quien la despegue de los colorines.

  • Responder
    nosoyunadramamama
    20 julio, 2015 at 15:44

    Muy inetresante lo de la tecnología…es más, creo que la tecnología nos hace menos ingeniosos y más cómodos…ya lo dice el refranero, el hambre agudiza el ingenio!!! bueno, y super de acuerdo con lo de los padres dramáticos!!! nos niños se contagian de nuestro estado de a´nimo…el otro día yo estaba super nerviosa, grité a Alfonso y se puso como una fiera, menos mal que estoy aprendiendo a gestionar esto de sacar el genio, jaja

    • Responder
      Planeando ser padres
      21 julio, 2015 at 11:21

      ¡Ay ese genio que a veces nos pierde! Yo llevo un estrés prevacacional estos días que más de una vez me han pillado peleando con mi bichilla como si de otra adulta se tratara. Yo le explico las cosas, ella no me entiende, intenta atacarme a mordiscos, yo razono con unos discursos muy largos, ella pasa de todo y hace lo que quiere, yo me pongo de los nervios… ¡Vacaciones ya! Y se me pasará todo (creo).

  • Responder
    Lydia - Padres en Pañales
    20 julio, 2015 at 16:25

    Jo que charlas más interesantes!! Envidia Tengo! Que tenga 2 o 100 siempre me.me notare primeriza..

  • Responder
    Mama Puñetera
    20 julio, 2015 at 23:30

    Pues parece que fue super interesante, como para irse con una libreta para apuntar como una loca tantas perlas de sabiduría. Esto de criar a veces se hace muy complicado y este tipo de charlas siempre ayudan.

    • Responder
      Planeando ser padres
      21 julio, 2015 at 11:37

      Al evento se podía ir con niños, pero ya sospechaba yo que aprendería mucho,así es que dejé a mi bichilla haciendo vida familiar con su papá y sí, me llevé material para ir apuntándolo todo. Porque de aquí a que le llegue la adolescencia ¡ya se me habrá olvidado todo!

  • Responder
    Mis chic@s y yo
    21 julio, 2015 at 15:16

    La verdad es que es de agradecer que se organicen eventos de este tipo. Comparto la idea de la importancia del sentido común y el instinto. Pero, junto a estos dos pilares hay un tercero y es que nunca debemos dejar de aprender y adaptar ideas sobre educación a nuestro quehacer cotidiano. Personalmente, con 3 hijos, siento que esto es una carrera en la que día tras día has de superarte porque aunque no hay padres perfectos siempre es bueno tener una buena base sobre temas de educación para intentar hacerlo de la mejor manera posible. Besos

    • Responder
      Planeando ser padres
      22 julio, 2015 at 13:33

      Saber que no hay padres perfectos ¡me consuela! Tienes razón en que todos deberíamos preocuparnos por tener una base de acerca de este tipo de educación emocional, porque si no será imposible que podamos transmitirlo a nuestros hijos. Bueno, quienes tengan más sentido común lo harán mejor que los más viscerales y que los que son un torbellino de emociones y nervios incontrolados, eso seguro. Pero poniendo un poquito de nuestra parte, quizás la gestión de os hijos sea hasta fácil.

    ¿Quieres añadir algo? ¡Comenta!