Crianza

¡Mi bichilla habla! (II)

palabras de bebé

Más palabras de mi bichilla ¡lo imita todo!

Bueno, a estas altura, con 20 meses recién cumplidos ¡ya dice muchas cosas! O eso creo yo. Pronunciadas de aquella manera, unas más claras, otras más espesas y que sólo entiende ella, pero empieza unos relatos sin fin en los que se puede pasar hasta 20 minutos hilando una historia, incomprensible en la mayoría de las partes, pero que ella pronuncia con tanta seguridad y conocimiento de causa, que oye, al final te convence de cualquier cosa que sea lo que quiere transmitir. Recientemente se ha convertido en un loro. Todo lo que escucha lo imita, y va repitiendo palabras sin ton ni son porque las acaba de oír en la tele o a cualquier otra persona. Estas no suele retenerlas, pero en el momento te hace gracia descubrir que aunque parece sumida en sus pensamientos la mayor parte del tiempo, tiene un chip de maruja que la mantiene con la parabólica conectada constantemente, para que no se le escape detalle del mundo que le rodea. Desde la última sección de ¡Mi bichilla habla! estas son algunas de las novedades más útiles, graciosas o increíbles que hemos ido acumulando. Como la selección está hecha por su madre, no tiene un criterio científico, la verdad.

1. Ten. El ten es el transporte preferido de mi bichilla ¡con diferencia! Hemos subido en coche, en avión, en autobús, pero el tren ¡ay el tren! Se nota que lleva sangre de ferroviarios en esas venitas. Desde que la llevo de evento en evento a Barcelona, el cercanías es su debilidad. Hasta el punto de que cuando le digo que se vista, que vamos a ir a la calle, ella empieza a exclamar “¡al ten, al ten!”. Calle y tren son sinónimos para mi churumbelita, y esta pasión ha hecho que junto al tren hilvanara las 3 primeras palabras seguidas que ha dicho, y aunque no son una frase completa por la falta de verbo ese “adión, ten, adión” (adiós, tren, adiós) cuando con 19 meses nos bajamos en la estación de casa ¡no tiene precio! Ahora, ve trenes por todas partes: el camión de la basura es un tren, la grúa de una obra también y un camioncito eléctrico de recogida selectiva de basura que circula por el centro peatonal del Pueblucho Infernal es un mini tren.

2. Cochesssss. Si salimos a la calle y no vamos a ver el tren, los sustitutos ideales son los cochessss. Sí, con una cantidad de sssss finales que no sé de dónde ha sacado, porque como andaluza, para mí coche y coches se pronuncian exactamente igual. Y a la niña le salen una retahíla de sssss que ni en Valladolid, oigan. Será la raíces castellanoleonesas del abuelo las que también le han puesto genéticamente esta facilidad para el español bien hablado.

3. Cai. Ya lo conté un día en Twitter, la primera vez que mi bichilla empezó a correr como una loca por el pasillo de la casa a la voz de “Cai, cai, caiiiiii”. Lo primero que pensé es que la Niña Pastori había tomado su cuerpecito a traición. Y claro, yo soy de Málaga. Puestas a empezar a aprender capitales andaluzas, hubiera preferido que comenzara por la mía y no por Cádiz. Total, que así siguió durante horas, hasta que por la tarde fuimos a dar el paseo. Y al preguntarle: “Laura ¿nos vamos a la calle?” comenzó otra vez con el cai, cai, cai. Y sí, cai es la calle en el idioma de mi bichilla.

4. Caca. Como ya os comente, a los 19 meses hemos empezado un intento de operación pañal, porque mi mochuela empieza a canturrear “caca, caca” en cuanto nota algo en los pañales. Unas veces es caca, otras pipí y otras un pedo atravesado, pero ante la duda, ella da la voz de alarma y allí que corremos todos hacia el orinal. Si es caca, no hay mayor problema, lo pronuncia a la perfección y en cuanto la ve está deseando decir “adión, caca, adión” para despedirla cuando se la lleva el agua del váter. Si lo que ve en el orinal es pipí, se sorprende y dice “¡Pote”! (no sé en qué momento se me ocurrió empezar a llamarle pipote y pedote a semejantes asuntos de escatología, pero ahora no hay vuelta atrás y se le han quedado estas palabras (o una parte de ellas) grabadas a fuego en la mente. Si lo que se le escapa es un pedo, igualmente dice “pote, jeje” porque le hace una gracia… En fin, fina que me ha salido la niña, vamos.

5. Iliiii e iiiii. Muertos os vais a quedar con estas. Su afición por Pocoyó ha hecho que ya se sepa todos los personajes de la serie y que la elefanta, Eli, sea una de los que más le gustan. Pero para pronunciarla hace un esfuerzo gritando Iliiiiiii, que no sé yo de dónde se saca tantas íes. Y otra que le ha entrado por el ojo es Minnie, la señora de Mickey Mouse. Y lo de esta ya es el minimalismo apelativo llevado al extremo, porque se refiere a ella como “iiiiii” y en cuanto la ve, así esté dibujada en un papel, se lanza a darle besos y hacerle todos esos cariños que no nos hace a los humanos estándar.

6. No pacha ná. Esta se deduce claramente ¿no? Me he concienciado tanto con la no dramatización de la maternidad, que así se me caiga la niña y le salga una brecha en la que se le vea el hueso del cráneo (cosa que por cierto no ha pasado nunca, pero ya me la imagino) yo voy repitiendo la letanía de “No pasa nada, no pasa nada” y claro, la pobre, en cuanto se pega un coscorrón, se cae corriendo y se raspa las rodillas o le pasa cualquier otra tragedia enorme en su mundo de bebé, ella misma empieza a decir “No pacha ná, no pacha ná” y se le quita la pena de golpe. Criaturita mía ¡qué autosuficiente es!

Y hasta aquí, las novedades más curiosas del vocabulario de mi bichilla en este tiempo. A ver con el verano la de léxico relacionado con las vacaciones que aprende. ¿Cómo empezaron vuestros churumbeles a impresionaros con la lengua?

Esto te puede interesar

33 Comentarios

  • Responder
    V
    27 julio, 2015 at 07:49

    Jajajaja pues mi hija, q es de Valladolid, pronuncia las eses finales como una perfecta andaluza… Serán los veranos en Huelva… :)))

  • Responder
    pequeboom
    27 julio, 2015 at 09:38

    Pa darle un bocao si me dice a mí lo de «no pacha ná» jejeje Tremenda!

    • Responder
      Planeando ser padres
      16 agosto, 2015 at 13:24

      En unas semanas se ha ido refinando y ahora ya dice No pacha nada… ¡Y un montón de cosas más! Lo que se ha espabilado en vacaciones.

  • Responder
    marigem
    27 julio, 2015 at 09:42

    Jajajaj, me encanta la bichilla!!!!
    Mi hija mayor siguió un ritmo similar pero el segundo, ya se sabe, es que con un años ya decía muchas frases y con año y medio muchas frases completas, tener una hermana un año mayor te espabila.
    A los míos, cuando caían o se daban un golpe mi madre tenía la manía de aplaudirles y decir¡¡¡bien!!! según ella para desdramatizar y en el parque, alguna vez aplaudieron al ver como se caía un niño y menuda vergüenza pasé, pobres, ellos lo hacían por animar pero era un cuadro ver a dos renacuajos aplaudiendo el tortazo de otro con alegría.
    No sanes lo que me costó quitarles la manía antes de empezar al cole, me aterraba pensar que la profe les riñese, a ellos o a otros, y empezaban a aplaudir, parecería una burla.
    Un besito y lo del tren me ha traído muchos recuerdos.

    • Responder
      Planeando ser padres
      16 agosto, 2015 at 13:35

      Sí,sí, dicen que los segundos ya nacen enseñados y que encima, con la influencia de los hermanos mayores, lo captan todo mucho más deprisa. ¡Jajaja! Me parto con lo de aplaudir y jalear los golpes y desgracias ajenas de otros niños. Yo tengo alguna preocupación con algunas palabras bichilla que suenan a palabrotas muy malsonantes. Pero en realidad es parte de su vocabulario normal, que como lo pronuncia de aquella manera da lugar a cada mirada de la gente… Por los trenes siente una pasión nunca vista ¡ni de Pocoyó ha estado tan enamorada!

  • Responder
    Maria
    27 julio, 2015 at 10:24

    Jajajaja, yo creó que deberías cambiar el nombre de tu blog por… No pacha ná! Mi peque es unos meses más peque que el tuyo, y aún sólo dice palabras sueltas…vosotros estáis entonces en la archiconocida explosión del lenguaje?

    • Responder
      Planeando ser padres
      16 agosto, 2015 at 13:37

      Creo que sí. Porque además, después de las vacaciones se ha disparado el vocabulario con cosas como «No está papá», «aquí está… quien sea», «ven mamá»… y una cantidad de frases con verbo que es un no parar.

  • Responder
    nosoyunadramamama
    27 julio, 2015 at 10:24

    jajaja, lo de Caí y Niña Pastori tenía su sentido!!! A mí lo del lenguaje me parece divertídisimo, hasta los 3 años es para partirse.. Pero oye, cada uno tiene sus cosillas, Alfonso hablaba chino mandarín a esa edad y no sé porqué algunas palabras las terminaba en la E, así como afrancesado.. Y Rafa ya era un macarra diciendo eso de «tío» al final de una frase…

    • Responder
      Planeando ser padres
      16 agosto, 2015 at 13:38

      ¡Jajaja! Has tenido los dos extremos, el pijo y el macarra ¡me parto con tus criaturas! A ver de qué modelo es el lenguaje de Gabriel. La verdad es que tienen mucha gracia cuando se ponen a dar vueltas, y a razonar, y a soltar esos discursos incomprensibles.

  • Responder
    Mamá en Bulgaria
    27 julio, 2015 at 10:42

    Me alegro por ti (es genial empezar a entender a los hijos), y a la vez me muero de envidia jaja!

    • Responder
      Planeando ser padres
      16 agosto, 2015 at 13:39

      ¡Ya te llegará! A nosotros nos ha sorprendido un poco porque la anterior criatura más pequeña de la familia antes de que naciese mi bichilla no dijo ni mú hasta pasados los 3 años. ¡Y lo tranquilos que estuvieron esos padres! A mí ya me tiene la cabeza loca.

  • Responder
    mirefugiovirtual
    27 julio, 2015 at 11:35

    El «no pacha ná» me parece que se lleva la palma. Ahora yo tengo una duda. ¿Por qué a cochesssssssssssss le pone quinientas ssssssssssss y no dice NADA completo? Me da que la vena andaluza le aflora dependiendo de la situación. Cualquier día te contesta con un «no ni ná» xDDDD.

    • Responder
      Planeando ser padres
      16 agosto, 2015 at 13:40

      ¡Jajaja! Lo del no ni ná estaría genial ¡jajaja! No sé a qué se debe estos cambios. Pero hay cosas que las dice finísimas y otras a lo bruto. A ver al final cómo avanza la cosa.

  • Responder
    Cristina Madre Autónoma
    27 julio, 2015 at 11:46

    M no se calla ni debajo del agua, si está despierto, está hablando. Hace listas de sus muñecos, de sus amigos, de su familia, de las comidas que le gustan…todo lo nombra. Ya empieza a hacer frases tipo «abuelo no está» o «teta mala no, rica»
    Lo que más gracia me hace es cuando se le cae algo o lo tira al suelo que suelta «uy, tío, cayó» Se ríe y lo recoge, está entrando en una etapa genial

    • Responder
      Planeando ser padres
      16 agosto, 2015 at 13:42

      ¡Jajaja! Al volver de vacaciones eso de agua rica, o yogur rico también se lo ha traído de vuelta. Es muy lanzada y habladora, pero la mayor parte de las cosas que enumera y razona no logramos comprenderlas. Eso sí ¡ella no para! Hace unos discursos larguísimos y quiere que todo el mundo esté en silencio y escuchándola hasta que termina.

  • Responder
    Ensancha los pulmones
    27 julio, 2015 at 12:13

    El mío habla por los codos con sus casi 23 meses. Y la que más repite a lo largo del día es cocheeees

    • Responder
      Planeando ser padres
      16 agosto, 2015 at 13:43

      ¡Ay cochesssss! Y ahora también casaaaaaaaa. De aquí a su cumpleaños creo que habrá avanzado mucho.

  • Responder
    mamas_besos
    27 julio, 2015 at 16:37

    Ains, la de artones de reir que se pega una cuando empiezan a hablar!! jajaja al principio hace mucha gracia pero cuando después resulta que hablan hasta por los codos (como el caso de mi Peque que habla más que las mujeres jajaja) entonces ya no te ries tanto jajaja
    Qué monos son!
    Un abrazo!

    • Responder
      Planeando ser padres
      16 agosto, 2015 at 13:44

      Si ya digo yo que un ratito tiene su gracia, pero es que hay noches en las que ha tenido un micro despertar, ha soltado una frase y se ha vuelto a dormir. ¡Que se te ponen los pelos de punta pensando que se ha puesto de jarana! Y es un no parar, de tratar de contar historias y de nombrarlo todo.

  • Responder
    María {La cajita de música}
    27 julio, 2015 at 19:42

    jaja, me parto con la bichilla! No pacha na! jajaja

    La verdad es que debe de ser una fase preciosa 🙂

    • Responder
      Planeando ser padres
      16 agosto, 2015 at 13:44

      Sí, sí es que impresiona mucho pasar de las quejas y llantos a alguna palabra comprensible.

  • Responder
    srajumbo
    27 julio, 2015 at 20:12

    Ay menos mal que yo tengo apuntadas sus primeras palabras y cuando las dijo,porque leyendo tu post me he dado cuenta..de que ya no lo recuerdo. Es que son tantas cosas en tan poco tiempo, y tan escasa mi memoria.. Apuntaselo en un diario o similar, no sea que de mayor los ordenadores sean algo demode y no lo pueda ver 😉

    • Responder
      Planeando ser padres
      16 agosto, 2015 at 13:46

      Ya sabes que soy una vaga para esto de recopilar recuerdos y fechas clave en el desarrollo de mi bichilla, pero oye, el blog me está sirviendo de cuadernillo. Tengo un álbum de esos del bebé para estas cosas, pero lo empecé con los datos del parto y ahí me quedé.

  • Responder
    Mama Puñetera
    27 julio, 2015 at 21:17

    jajaja, oye pues es parlanchina! Nosotros vamos muy a la par vuestra y la verdad es que me lo estoy pasando pipa con esto, es super divertido y agradecido poder entender de una vez lo que nos van diciendo los peques!

    • Responder
      Planeando ser padres
      16 agosto, 2015 at 13:47

      ¡Yo quiero entender más! Y a la vez, que se haga el silencio de vez en cuando. Porque es que empieza a encadenar palabras y argumentos y no para en un rato largo. Hasta cuando la regañamos ¡tiene na excusa inventada para todo!

  • Responder
    anitasuperstarr
    27 julio, 2015 at 23:33

    Qué manejo tan hábil del lenguaje! se nota que ha salido a ti! 😉 pues qué graciosa debe estar, no? nosotros nos preguntamos en qué momento debemos empezar a moderar nuestro lenguaje para que los chiquilines no repitan todo lo que alegremente oyen en casa…porque somos tirando a mal hablados, la verdad. Así que cojo esto como referencia y hacia el mes 15 o 16 empezaremos a hacer ejercicios de ommmm y dejar de soltar taco va taco bien etc, por si las moscas!

    • Responder
      Planeando ser padres
      16 agosto, 2015 at 13:49

      ¡Ay! A mí se me escapan muchos más de los que quisiera. Pero la gracia es que a su padre también, aunque él sólo nota los que suelto yo. No te confíes tantos meses, que igual los tuyos están aún más sueltos en esto del lenguaje de forma prematura y te llevas la sorpresa.

      • Responder
        anitasuperstarr
        16 agosto, 2015 at 21:51

        Ay, madre, pues cualquier día dicen la opinión secreta de ciertos familiares…:P

  • Responder
    sradiaz
    28 julio, 2015 at 07:41

    Jajaja ¡Qué grande es!

  • Responder
    Sara (Dos Rayitas)
    29 julio, 2015 at 00:26

    Me la como!! Qué parlanchina tienes en casa!! A partir de ahora… mucho cuidadito que igual además de repetir todo se lo casca a la gente!!! Ja ja

    • Responder
      Planeando ser padres
      16 agosto, 2015 at 14:15

      Creo que ese será el siguiente paso: perder la intimidad como ella esté de cuerpo presente en las conversaciones de adultos.

    ¡No te cortes, deja un comentario!

    La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa Europa S.L., con domicilio social en Madrid, C/ Almagro 11 6º 7ª 1 C.P. 28010 España. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@planeandoserpadres.com así como el Derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de privacidad y cookies que encontrarás en el menú del blog.