Inventos útiles

El porteo y yo (III). Mis antojos

tonga multicolor

La de cosas bonitas que hay para porteo ¡y útiles!

Desde que pasé todo el embarazo renegando del porteo ¡lo que ha cambiado el cuento! De hecho, mientras duró mi preñez, yo tenía clarísimo que no portearía y el papá de mi bichilla era el que estaba súper convencido de querer ir en plan canguro con mi churumbelita metida en una bolsa. Luego nació la niña ¡y nos intercambiamos los papeles. Cuando conté la historia de mi relación con el trapo de porteo, ya os dije que no me imaginaba que tendría que pasar tantas horas al día sin hacer nada más que sostener a mi bebé en brazos. Yo me había imaginado que sería más de teta y siestas largas en su cunita (por pedir…). Pero resultó que no, que la teta sí que funcionaba durante tomas eternas, pero lo de dormir en la cuna iba a ratos. Y claro, yo me ponía nerviosa viendo que en esta casa las tareas no se hacían solas, la comida tampoco, y que yo no podía mas que dedicarme a tener a mi mochuela pegada al cuerpo y sin ninguna mano libre. De pronto, todo lo que había leído sobre porteo se agolpó en mi cabeza y vi la luz. Teníamos en casa una mochila no ergonómica en la que puse a mi bichilla para ver qué tal efecto hacía. Era incomodísima, no se ajustaba bien al cuerpo, la niña parecía quedar recolgada por todas partes y yo tenía la sensación de que se caería en cualquier momento. 10 minutos me duró el experimento pero ¡fueron 10 minutos de libertad total! En cuanto mi bichilla se quedó dormidita y tuve las 2 manos libres para trastear en el ordenador, me lancé a mi primera compra de porteo ergonómico y desde entonces, esto es lo que he usado en casa y otras cositas de las que tengo antojo y me gustaría probar.

boba wrap

Este fue mi primer artilugio de porteo. Mi trapo era morado pero igual que este un Boba Wrap

1. Fular elástico. Es lo que yo llamo mi trapo de porteo. 5 metros de tela que parecen de chándal elástico en la que te enrollas tú, enrollas al bebé y lo llevas pegadísimo al cuerpo, casi como si aún no lo hubieras parido. Se puede usar desde recién nacido y es lo más cómodo que he probado en la vida. Entre que el bebé aún pesa poco y lo bien que se ajusta al cuerpo, puedes hacer y deshacer a tu antojo mientras tu criatura duerme pegada a ti, chupa una teta o descubre el mundo que le rodea. Como yo no estaba convencida de si el porteo me acabaría de solucionar la papeleta, elegí este fular portabebés Boba Wrap porque por precio (40 euros) era de lo más barato que encontré, y que fuera ergonómico. El papá de mi bichilla nunca se acostumbró a él. Se lo puso un par de veces, se lió con los nudos, que si muy apretado, que si muy flojo y no le dio más oportunidades. Pero para mí fue el descubrimiento del siglo como primeriza.

boba 4g tweet

La mochila que seguimos usando con mi bichilla, la Boba 4G Tweet ¡y nos durará hasta que se acabe el porteo!

2. Mochila ergonómica. Como el Boba Wrap me gustó tanto ¿para qué iba a cambiar de marca? Así es que cuando mi bichilla empezó a pesar tanto que la tela del fular cedía demasiado y dejé de estar cómoda (ella no había mostrado quejas) pedí para el día de la madre la Boba 4G Tweet. Lo mismo te la puedes colgar delante que detrás y es comodísima. Con las asas acolchadas, bolsillitos escondidos por todas partes para que puedas irte a la calle con las llaves, el móvil, dinero y poco más y con una forma buenísima para repartir el peso sin notar que tu criatura empieza a crecer más de la cuenta. Empezamos a usarla cuando mi bichilla tenía 7 meses, y con ella sigo ahora. Esta niña ha dormido cantidad de horas de siesta en esta mochila, aunque está acostumbrada a que la lleve delante (por el autoservicio que hace de la teta) y si me la pongo a la espalda (que con 13,5 kilos que pesa para mí es más cómodo) ella cree que está viviendo una nueva experiencia extrasensorial y no se relaja para dormirse. Porque como yo soy muy de porteo indoor, la verdad es que esta mochila la uso principalmente en casa para poder dormirla, que se relaje, que me acompañe haciendo las tareas domésticas… Su papá tampoco le ha cogido afición a la mochila. ¡Él se lo pierde! Dentro de las marcas y modelos ergonómicos, esta no es de las más caras y por unos 110 euros se puede comprar.

tonga multicolor

Mi primer antojo no satisfecho ¡la tonga arco iris!

3. Tonga. Tanta afición le cogí al porteo que el verano pasado no me veía yo en la playa cargando con mi bichilla a la cadera cual gitana del mercadillo. Por el calor, porque la niña siempre ha sido de percentil alto y pesaba ya mucho, por si se me resbalaba cuando estuviésemos mojadas. Entonces conocí lo que era una Tonga, esta especie de malla de una bolsa de 5 kilos de naranjas, pero en colores variados, que básicamente sujeta el culete del bebé para que puedas llevarlo a la cadera o a la espalda. La de color arco iris era tan mona, y su precio bastante razonable (34 euros), que estaba dispuestísima a hacer la compra. Pero este hombre dijo que si me cansaba ya la cogería él en brazos y me la cambió por un flotador de 7 euros. Así es que es el primer antojo de porteo que tengo pendiente.

mei tai

Sé que en el futuro caerá un mei tai… quizás en la siguiente preñez…

4. Mei tai. Yo fui muy feliz con mi fular elástico, pero luego conocí al existencia del Mei tai. Es un portabebé de origen asiático, tejido, de tela no elástica, que yo veo como una mezcla entre el fular y la mochila ergonómica, porque tiene asas, pero te lo ajustas mediante nudos y lo puedes personalizar hasta el más mínimo detalle. Hay artesanos muy mañosos que los elaboran ellos mismos con las telas que tú elijas, otros más comerciales… en fin, una variedad enorme y un rango de precios de lo más variado (entre 25-150 euros). Dicen los que no logran verle la gracia al fular elástico que esta es la mejor solución para cuando aún son muy bebés y además, llevándolos a la espalda o de frente, también aguantan hasta que la criatura tiene 4 años. Me gustan porque tienen pinta de cómodos y son muy bonitos, pero entre este y mi trapo de porteo, creo que me seguiría quedando con el trapo.

bandolera de anillas

Con tela fresquita para no dar calor en verano y para que se seque al mojarla en playas y piscinas ¡quiero una bandolera de anillas!

5. Bandolera de anillas. Este tipo de portabebés lo he estado valorando para este verano porque hay bandoleras de anillas cuya tela es muy fresca, transpira muy bien y se secan con rapidez si se mojan en playas y piscinas. Es fácil de poner y podría cargar todos los kilos de mi bichilla en la cadera, dejando las manos libres. Pero cuesta 58 euros, que su papá sigue sin querer pagar porque para colmo, este año la niña ya camina. Total, que entre el flotador del año pasado y las propias piernas de mi bichilla este verano, me voy a quedar sin bandolera. Eso sí, llevamos una rachita en que a la niña le da por tirarse al suelo en la calle porque quiere ir cogida en brazos ¡y solo en los míos! A ver cómo va a solucionar este hombre estas actitudes durante las vacaciones, porque yo es que no puedo cargar con ella tanto rato. Está tan bonita como pesada.

¿Cuál ha sido vuestra relación con los aparatos de porteo? ¿Caísteis en la trampa de las mochilas no ergonómicas? ¿Habéis usado alguno de estos artilugios que yo querría probar pero que no me dejan?

Esto te puede interesar

38 Comentarios

  • Responder
    naragm
    29 julio, 2015 at 07:32

    Nosotros en invierno usamos una mochila parecida a la bobba 4g pero desde mayo o así el tonga ha sido nuestro gran descubrimiento! Se guarda en el bolso, te lo pones en un momento y es fresquito. La peque encantada de ir en el y cuando se cansa baja al suelo y todos tan contentos. Por donde yo vivo no he visto este tipo de ayudabrazos pero cuando lo llevo todo el mundo me pregunta por el artilugio! Para mi el mejor trapo de porteo para niños q andan

    • Responder
      Planeando ser padres
      17 agosto, 2015 at 14:11

      La Boba me encanta pero la veo calurosa para el verano. Al final se me ha pasado la temporada sin Tonga, pero he probado una Tula Toddler y ando encantada con ella porque además me servirá en invierno.

  • Responder
    unamamaarquitecta
    29 julio, 2015 at 07:48

    Yo cuando estaba embarazada pregunté a mis amigas y me recomendaban un fular o la manduca. Luego, unos días antes de que la emperatriz naciera, conocí la emeibaby que se podía usar desde que nacen..y cuando la peque tenía dos semanas la compramos! El verano pasado como creo que sabes compramos el Tonga arco-iris, a mí me encanta y es una de las mejores compras que he podido hacer. lo he usado todo el invierno porque la peque ya con su abrigo dentro de la mochila no cabía y el cobertor la tapaba pero no mucho. Espero que podáis comprarlo porque si no tu espalda se va a resentir (la mía lo hace en cuanto cojo a la emperatriz un ratito «a pulso»). Besos

    • Responder
      Planeando ser padres
      17 agosto, 2015 at 14:16

      Mi pasión por el fular elástico no conoce límites, pero al final ese verano me he quedado sin probar la Tonga. Y supongo que para el que viene ya sí que no me la plantearé, cuando mi churumbelita baya lanzada caminando y a su aire. En invierno no había conocido a nadie que la usase, como se ve tan fresco y manejable para el verano… Pero por lo poco que ocupa puede ser buena opción para no ir cargados en cualquier época del año.

  • Responder
    Irantzu-Portakanguritos
    29 julio, 2015 at 07:54

    El porteo es un vicio! Es empezar y querer probar todos los tipos!!

    Yo por mi trabajo tengo uno de cada marca y los voy usando según el día o el momento. Ahora en verano tonga o mochila toddler (2-5 años ) ya se le quedó pequeño el asiento de la boba 4g

    Si quieres una bandolera para el agua tienes la sukkiri muy barata (32€)

    Cuando empiezan a caminar a veces no quieren ser porteados…pero se cansan y vuelven a querer brazos (al igual que hay niños de 4 años que van en silleta) así que os queda mucho porteo por delante 🙂

    Saludos!!

    • Responder
      Planeando ser padres
      17 agosto, 2015 at 14:20

      Yo creí que la Boba 4G le duraría eternamente, pero es cierto que empezaba a apretar demasiado y yo ya no iba tan cómoda como al principio. Yo espero jubilar antes el carrito que el portabebés ¡porque es un trasto más grande! Gracias por la recomendación del sukkiri, pero al final este año me he quedado sin portabebé acuático ¡aunque he estrenado una Tula Toddler!

  • Responder
    El rincón de Mixka
    29 julio, 2015 at 08:23

    Bueno, yo ya conté mi experiencia con el porteo hace poquito en el blog. De momento seguimos igual…

    • Responder
      Planeando ser padres
      17 agosto, 2015 at 14:21

      Ya vi en Twitter que ponías todos tus portabebés a a venta ¡con lo bien que me ha resultado a mí este invento!

  • Responder
    anitasuperstarr
    29 julio, 2015 at 08:45

    Yo también soy muy fan del porteo y me gusta leer que tú sí fuiste amiga del fular y que anhelas una bandolera. Tengo una muerta de risa en el armario de los gemelos…la he usado un par de veces para bajar al parque y me parece lo más incómodo sobre la faz de la tierra. He ido tres veces ya a la tienda donde la compré para ver si con mi inutilidad natural para las instrucciones olvido un paso importante que es el que marca la diferencia pero no, no hay manera. Así que…cuéntame cómo haces para que sea cómoda y útil! y si quieres una, te la cedo sin problemas.
    Ale, que ya falta nada para el agosto!!

    • Responder
      Planeando ser padres
      17 agosto, 2015 at 14:23

      No, si yo tengo deseos de probar una bandolera, pero no tengo ninguna. La gente dice que es muy cómoda para bebés mayores y mi bichilla ya se me desborda por todas partes. ¿Tan mal te ha ido? Pues ya me has quitado las ganas de probarla. Mira tú qué voluble soy.

      • Responder
        anitasuperstarr
        17 agosto, 2015 at 16:36

        Te presto la mía si quieres. O yo soy muy cazurratorpe o va con el c…el sábado tendré una Boba por fin, veré si es la octava maravilla de la humanidad o no! Prometo narrar con demasiados detalles la experiencia 😉

  • Responder
    NúRoc
    29 julio, 2015 at 09:01

    Hola!
    El porteo! Para mi el facilitador de la vida! Mientras estuve embarazada leí bastante sobre el tema y tube claro que queria probar.. Así que no dude ni un segundo…y a los familares que me pedían que quería de regalito pedí material de porteo.
    Mientras que aún tenia barriga me agencié de una boba wrap, un fular tejido y una boba 4g… Y me puse a practicar con aquella panza enorme!

    Cuando nació el enano lo porteé en fular…pero al llegar el caloret dejé la boba wrap para pasar al tejido..a la vez descubrí el Sukkiri(bandolera de anillas para el agua y poder portear) y asi vamos haciendo con un chiquitajo de dos meses em casa y en la calle!
    Ahora solo queda esperar al medio año para estrenar la 4g!!

    Aunque escriba poquito te voy siguiendo casi a diario…mientras se tetea la lectura esta asegurada ^^

    • Responder
      Planeando ser padres
      17 agosto, 2015 at 14:26

      ¡Jajaja! Eres una fan total del porteo. Me alegro de que te guste el blog y que lo sigas en tus ratitos de teteo. A mí la Boba 4G me ha encantado, pero la compré pensando que me duraría para siempre, y este verano, al probar la Tula Toddler para bebés mayores, he descubierto que hay una enorme diferencia cuando los churumbeles empiezan a pesar tanto. Aún es pequeñín y por su peso será bastante manejable. Pero mi bichilla ya pasa de los 13 kilos y a veces ya me costaba un mundo poder portearla con comodidad.

  • Responder
    Mamá en Bulgaria
    29 julio, 2015 at 09:55

    Yo probé bandolera de anillas pero no me era nada cómoda.. Para mi, como la mochila no hay nada!

    • Responder
      Planeando ser padres
      17 agosto, 2015 at 14:27

      Al final he acabado probando una nueva mochila y no la bandolera. Ya eres la segunda que me dice que la bandolera no le ha gustado nada.

  • Responder
    mirefugiovirtual
    29 julio, 2015 at 10:41

    Oye!! yo quiero probar eso!! Debe ser la caña. Ayer mismo vi a una mamá que llevaba a su niño de unos 2 años en un trapo raro. Creo que era la elástica. El crío encantado y la madre ni te cuento. Mola un montón!

    • Responder
      Planeando ser padres
      17 agosto, 2015 at 14:28

      El fular elástico para mí ha sido el principal descubrimiento de puericultura de esta maternidad. Pero para un niño de 2 años es complicado, porque pesan mucho y la tela cede. Sería un fular tejido. Ya verás cuando te toque a ti elegir la cantidad de inventos que hay.

  • Responder
    Una mamá muy feliz
    29 julio, 2015 at 10:53

    A nosotros nos pasó igual, fue UPMF el que se empeñó en portear y se compró una mochila que vendimos a los dos días porque no nos fue bien del todo, él abandonó y yo me compré una bandolera que me ha acompañado hasta hace bien poco que, claro, ya no quiere ir tan apretado a mí, ni siquiera a la espalda. Si tuviera otra oportunidad, portearía desde el principio, me informaría bien.

    • Responder
      Planeando ser padres
      17 agosto, 2015 at 14:30

      Mira, en esto sí que leí y me informé bien durante el embarazo, porque yo pensaba que estos inventos no eran para mí. Y al final, he acabado enganchada al porteo. Si el material es de buena calidad, es una técnica comodísima para criar estando juntitos. Ahora, también te digo que he probado una mochila no ergonómica y aquello era un despropósito. Si me hubiera quedado con ella, el porteo me hubiera durado dos telediarios.

  • Responder
    Segundos Pasos
    29 julio, 2015 at 10:57

    yo tengo la manduca y la tonga! en la manduca una vez el peque se durmió y todo pero el resto de veces, en 10-15 minutos empieza a quejarse porque quiere bajar… es muy caluroso y el pobre enseguida empieza a sudar. En la tonga mejor porque es más «llevable» y la llevo siempre en el carro para cuando no quiere ni andar ni ir en carro!

    • Responder
      Planeando ser padres
      17 agosto, 2015 at 14:33

      ¡No me digas! Las siestas más largas de mi bichilla han sido en el fular elástico y en la mochila de porteo. Hasta 3 y 4 horas ahí pegada sin inmutarse ¡y hasta en pleno verano! Está claro que los gustos de cada niño y de cada porteador hacen muy diferentes las experiencias en este terreno.

  • Responder
    La mama fa el que pot
    29 julio, 2015 at 12:21

    Yo empecé a portear cuando la peque ya tenía 3 meses. Primero porque no me vi muy capaz con fulares, supongo que como buena novata me dio miedo no hacer bien los nudos y además con el calor que hacía tampoco me parecía muy apetecible ir tan enganchadas.
    Pero después ha sido lo mejor que nos ha pasado, con la mochila hemos ido a todas partes y cuando viajas es lo más cómodo.
    Cuando tenga un/a segund@ creo que me aniré a probar el fular, mi hermana lo ha estado usando desde el primer día y está encantada.
    Ella también ha probado el Mei Tai ahora que hace más calor, pero se queja de que al ir el peso en un sólo hombro no le es tan cómodo.

    • Responder
      Planeando ser padres
      17 agosto, 2015 at 14:35

      Yo empecé a lo loco con el fular, con sus nudos y sólo por ahorrarme el dinero ¡y me encantó! Pruébalo con el siguiente. Bueno, y yo he visto a tu sobrinito ahí tan a gusto ¿qué más motivos te voy a dar que no hayas visto tú por ti misma? Creo que las mochilas reparten mejor el peso, pero no soy experta. Tienen los tirantes muy bien acolchados, no se clavan y van tan bien atadas que no tienes dudas de que vas segura.

  • Responder
    María E.
    29 julio, 2015 at 14:15

    Con el peque casi no porteamos porque él estaba mas cómodo en su carro. Nos cogió el verano muy pronto y sudaba mucho en la mochila (no ergonomica por cierto) y yo tampoco estaba nada cómoda, así que carro que él estaba encantado y yo también, pero me quedé con la espinita del porteo así que cuando nació el gordi pedí una mochila ergonomica pero como tampoco sabia como nos iba a ir o si al niño le iba a gustar pues me hice con una boba air para probar y ha sido genial. La he usado para portear en casa cuando no quería que lo dejara en el carro o la cuna, para ir a buscar al hermano al colegio los días de lluvia que no podía llevar el carro, para ir a la compra… Y ahora en verano la uso para bajar a la playa con el y es estupenda! Además como se pliega dentro de su bolsita la llevo conmigo siempre por si se aburre de carro.
    Me he quedado con ganas de probar mas mochilas pero de momento con esta nos apañamos de maravilla!

    • Responder
      Planeando ser padres
      17 agosto, 2015 at 14:38

      Yo he sudado muchísimo con mi bichilla en la mochila (y ella también) pero no había forma de bajarla de ahí). Probar elementos de porteo no ergonómicos es un trastorno porque no son nada cómodos, ni para el bebé ni para el que portea, y te hacen desconfiar a la hora de invertir en otro productos que sí valen la pena. La Boba Air me gusta porque es muy ligera, y mientras no se te quede pequeña ¡eso que te ahorras! Veo que le has dado más o menos el mismo uso que yo. Ahora hemos cambiado a una mochila para niños mayores y es todo un descubrimiento. Yo que no pensaba portear ¡ya he tenido 4 trastos de porteo!

  • Responder
    María {La cajita de música}
    29 julio, 2015 at 16:49

    A mí me parecía algo muy hippy pero cuando empecé a leer sobre ello… Me encantó! Dudé hasta el final del embarazo porque nos habían prestado dos colgonas, pero al final mi querido me animó y elegimos la Manduca, por eso de que puede portear desde el nacimiento hasta el final del porteo (y lo del fular lo veía complicado).

    Total que una vez probado… ¡Una de las mejores compras de puericultura que hemos hecho! Por supuesto la hemos utilizado dentro de casa (yo) para limpiar y hacer cosas mientras él dormía; pero también la hemos usado de paseo o para hacer recados puntuales.

    Si tuviera que poner una pega sería que echo de menos unos bolsillos para meter un pañal y unas toallitas vendrían fenomenal…

    • Responder
      Planeando ser padres
      17 agosto, 2015 at 14:41

      ¡Jajaja! Creo que todo hemos pensado alguna vez que el porteo es de modernos o de gente de otros países que no conoce lo que es un carrito. Pero cuando lo pruebas ¡no hay vuelta atrás! Tienes razón en que al salir de casa sin carrito, lo de tener que llevar el bolso con todos los apaños colgado de un hombro a la vez que porteamos, nos puede complicar las cosas. porque además ¡yo salgo con un megabolso increíble! No sé para qué, si como dices nunca uso nada de lo que hay adentro, más allá de un pañal o un buche de agua). Tengo que aprender a salir de paseo más ligera.

  • Responder
    Lapiz Pluma
    29 julio, 2015 at 18:06

    Creo mi comentario se perdió…

    Decía que yo, desde mi ignorancia de nomadre, veo práctico en porteo en casa para poder ir adelantado tareas. Fuera creo que me quedaría con la combinación entre porteo y cochecito, más que nada por si salimos mucho rato y si no llevamos cochecito y por lo que sea tienes que «descolgarte» al bebé, ¿qué haces?

    La red esa de colorines me ha parecido muy chula porque yo soy muy de aprovechar la anchura de mis caderas para cargar un niño que no sea excesivamente grande :p

    • Responder
      Planeando ser padres
      17 agosto, 2015 at 15:04

      Yo siempre digo que soy más de porteo indoor porque lo he practicado infinitamente más en casa que en la calle. Aún así, hay situaciones como el campo,la playa, etc. lugares en los que a día de hoy no se me pasa por la cabeza meterme con el carrito. Cuando los niños son más grandes, es verdad que el porteo puede ser cansado, pero ya aminan y se puede ir alternado, con mucha paciencia, eso sí, porque andan al ritmo que andan. Para mí poder combinar ambos inventos también es perfecto. Y oye, lo de la cadera ancha tiene muchas ventajas para esto de criar.

  • Responder
    Mama Puñetera
    29 julio, 2015 at 20:52

    Pues yo empecé con el fular elástico boba, como tú, luego me pase a un mei tai hecho por mi, y finalmente estamos con una mochila ergonómica, boba también. Lo del tonga lo estuve valorando, pero visto que Valkiria no quiere ni oir hablar de meterse en el mar, creo que de momento nos apañamos con lo que tenemos. Aparte de que ahora ya solo quiere andar y en su defecto que la lleve en brazos yo, claro… ¡Estas niñas van a acabar con nuestros riñones!

    • Responder
      Planeando ser padres
      17 agosto, 2015 at 15:06

      Mi bichilla también ha pasado este verano por una fase en la que no quería caminar. Si la bajábamos del carrito se venía hacia mí y pedía brazos ¡con lo que pesa ya! Ahora hemos estrenado una mochila ergonómica para bebés mayores, y me está viniendo genial para esos momentos en los que tenemos que ir de un lado a otro con prisas o en los que se cansa de andar.

  • Responder
    Mamá de V
    30 julio, 2015 at 00:25

    ¡Eso me lo dices antes y te dejo mi tonga! xD

  • Responder
    La Hobbita
    4 agosto, 2015 at 10:33

    Yo quiero portear! Vivo en un tercero sin ascensor y espero con toda mi alma que el porteo me salve la vida, jiji. Ya he mirado mochilas y fulares pero no conocía todo lo demás. La malla de naranjas no acabo yo de verla…. no me imagino un bebote embutido dentro xD. Un saludo!

    • Responder
      Planeando ser padres
      17 agosto, 2015 at 16:10

      ¡Jajaja! Al final me he quedado sin probar la malla, pero el fular y las mochilas son muy, pero que muy recomendables.

  • Responder
    Diana
    7 agosto, 2015 at 13:49

    Bueno, yo lo he usado todo!!! Jejeje.
    El tonga ha sido de mis favoritos en verano, desde los 6 meses que empecé a usarlo ese veranillo hasta el año pasado, con 2 años y medio. Ya no lo uso porque pesa mucho y se me clava, se lo he prestado a mi primo para su bebé.
    La bandolera también me ha ayudado EB muchísimas ocasiones, sobre todo para esos momentos que comentas en los que está la bichilla ahora, que anda y corre pero sigue pidiendo brazos. La llevas puesta y cuando quiere que la cojas, pues arriba!!! A ver si convences al papi y compras una, que le vas a dar mucho uso. Y para esas pequeñas cosas, como bajar un momento a por el pan, subir y bajar del coche a hacer gestiones…
    Ahora ya porteo poquísimo pero mi mochila toddler me salva en muchas ocasiones.
    Felices vacaciones!

    • Responder
      Planeando ser padres
      17 agosto, 2015 at 16:13

      ¿Ves? Yo pensaba que el tonga sería ideal para bebés grandes, y resulta que no, que si pesan mucho es incómodo de llevar. Al final, lo que he estrenado en verano ha sido una mochila toddler de Tula ¡y estoy encantada! Es comodísima y noto que con e peso de mi bichilla porteo mucho más cómodamente que con la Boba 4G ¡y es tan bonita también!

      • Responder
        Diana
        17 agosto, 2015 at 21:56

        Adoro mi tula toddler!!!! 😉

    ¡No te cortes, deja un comentario!

    La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa Europa S.L., con domicilio social en Madrid, C/ Almagro 11 6º 7ª 1 C.P. 28010 España. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@planeandoserpadres.com así como el Derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de privacidad y cookies que encontrarás en el menú del blog.