Inventos útiles

Una moto correpasillos ¡y a conquistar el mundo!

Mi primer contacto con una moto correpasillos para bebés lo tuve cuando mi sobrinita cumplió un año y decidimos que ese seria nuestro regalo de Reyes. Una moto muy rosa ¡y muy grande! Porque ella también es de percentil descomunal, como mi bichilla. Además, la veíamos tan ágil que nunca nos paramos a pensar en que le compramos un modelo exagerado y que la pobre apenas llegaba con la puntita de los pies al suelo, por lo que tardó muchos meses en cogerle afición y echarse a rodar de verdad. No entiendo bien por qué las llamamos motos correpasillos, cuando las casas cada vez son más pequeñas y con tanta modernidad arquitectónica los pasillos están pasando a la historia con esta moda de los espacios diáfanos y conectados entre sí. El caso es que hace unos meses, el papá de mi bichilla se empecinó con el tema de la moto correpasillos también para nuestra churumbelita. Yo quería comprarla por internet, porque había visto modelos muy vistosos a muy buenos precios, pero él insistió en ir a una juguetería del Pueblucho Infernal. Porque cuando le dan estos arrebatos no tiene espera y tiene que salir a hacer el gasto enseguida. Aunque no pudimos comprarla aquí porque no tenían el modelo que nos había gustado, al menos aprovechamos la visita para aprender algunos trucos a la hora de elegir una moto correpasillos, ya que al final acabamos por comprar esta en Amazon ¡y más barata!

1. Tamaño según la edad. Después de pasarnos con la moto de mi sobrina, eligiendo el modelo para más de 18 meses cuando sólo tenía un año, con mi bichilla estuvimos a punto de cometer el error contrario y escoger la pequeña cuando ya pasaba del año y medio. Y sólo porque la que necesitábamos no estaba disponible en la tienda. Si habéis visto estos modelos de moto correpasillos en la calle habréis notado que en algunas el sillín está casi pegado al suelo y que toda la moto en sí es más reducida (estas de las primeras fotos). Al ser patilarga, elegimos el tamaño mayor para mi bichilla, con el inconveniente de que debe tener más destreza para mantener el equilibrio en velocidad ¡y en reposo! Pero es que con esa largura de piernas en las otras ya quedaba ridícula. Y estando sentada parecía que las rodillas le llegasen a las orejas. Así es que caballo grande ande o no ande. E incluso con su moto de Feber grandota empezó a impulsarse primero hacia atrás y después hacia adelante, porque las piernas, parece que le siguen sobrando.

moto correpasillo moltó

Moto correpasillos pequeñas, a partir de un año y hasta que las piernas les aguanten

2. Anchura de las ruedas. Al principio, cuanto más anchas mejor, porque dan más estabilidad, tanto al correr como cuando están parados. Estas motos se tienen de pie solas, pero si vuestrochurumbel es poco atlético o aún muy pequeño para su uso en todo su apogeo, estos centímetros de más le ayudarán a soltarse y a no volcar a cada instante. Mi bichilla no se ha caído nunca de la moto. Tanto es así que cuando se baja por sus propios medios, esta se queda de pie y ella la vuelca de un empujón. Está visto que ha salido a mí aparcando. En la foto superior la Cross Clásica (27 euros) es la que más he visto en las calles de toda España. Seguida de la Cross clásica rosa (25 euros) porque la distinción de colores aún cala muy hondo y de esta moto de Minnie (36 euros).

moto correpasillos grande feber

Moto correpasillos grandes. A partir de 18 mese se incluso de 3 años ¡y hasta los 8!

3. Colorines. Nuestra moto correpasillos es rosa y lila, pero de ningún dibujo animado en particular. Como la compré a través de internet, mi mochuela no puedo decidir nada ni echarle el ojo a otro modelo, así es que no hemos tenido dramas en este sentido. Pero si lleváis a vuestros bichillos a decidir qué moto correpasillos comprar el espectáculo puede surgir cuando menos te lo esperas. Porque si ellos son unos enamorados de Mickey, o de Frozen (40 euros) o de la Princesa Sofía (40 euros) o los habéis reconvertido ya en mini frikis de Batman (30 euros) y resulta que la moto más conveniente es de la marca el Pollito, con otros protagonistas o incluso sin monigotes ¡a ver cómo salís de la tienda con una que de entrada ya no les gusta!

La última duda existencial respecto a este juguete, que me encanta porque es barato y permite que mi bichilla se mueva y no se me quede atocinada en un rincón, es ¿por qué le llamamos moto correpasillos si mi churumbelita necesita cientos de metros para disfrutar de ella como está mandando? Creo que es un juguete de exterior que nos empecinamos en usar dentro de casa, donde apenas pueden moverse pero donde nosotros estamos de lo más tranquilos porque no hay peligro de coches ni de atropellos de los pies ajenos. Sin embargo, he descubierto que sacar la moto a la calle es una gran idea, porque si caminando mi bichilla tiende a dispersarse y correr en zigzag, e incluso retroceder sobre sus pasos, con la moto va más tiempo en línea recta y devorando metros (y algún kilómetro) de una forma más ordenada y rápida. ¿Os habéis apuntado a la moda de la moto correpasillos? ¿Hasta qué edad creéis que les dura esta pasión? Porque yo he visto a niños enormes en motos diminutas y parecen seguir disfrutando.

Esto te puede interesar

36 Comentarios

  • Responder
    La mama fa el que pot
    8 septiembre, 2015 at 08:10

    Yo en casa tengo un correpasillos de Imaginarium y la moto la usa siempre fuera de casa, como dices se les queda pequeño y eso que en nuestro caso a pesar de tener un piso pequeño tiene bastante pasillo.
    A la peque le encanta ir al parque con la moto y sino como vivimos cerca de avinguda Gaudí también es ideal para ir con la moto ya que es una zona peatonal y encima hace bajada.
    Creo que es de las cosas que suelen tener todos los peques y que les encantan.

    • Responder
      Planeando ser padres
      8 septiembre, 2015 at 10:02

      Empezamos a usar la moto en casa y ahora que sale a la calle con ella es un trastorno que se siga paseando por aquí con las ruedas sucias. Pero no tenemos otro chisme similar de puertas para adentro ¡y cualquiera se la quita!El Pueblucho Infernal también tiene mucha zona peatonal, que es por la que corretea ella principalmente. Pero aquí, aún estando todo bastante llano, hay una mijita de pendiente y para volver se lanza más, pero para ir hace un desgaste físico importante.

  • Responder
    Una mamá muy feliz
    8 septiembre, 2015 at 08:33

    UNMF tiene una parecida a la primera desde hace ya tiempo y te puedes creer que es ahora cuando la está disfrutando!!?? ahora cuando casi que lleva las rodillas en la barbilla…pero vamos que ha sido en dos días que da miedo verle por casa de la abuela da igual que haya piedras, barro…

    • Responder
      Planeando ser padres
      8 septiembre, 2015 at 10:04

      ¡Jajaja! Pues algo parecido le pasó a mí sobrina, porque cuando nos mandaban fotos de la niña surcando el pueblo a todo correr, ya hacía más de un año que se la habíamos regalado. Menos mal que aquí el suelo es muy llano y de momento piedras y barro no nos estamos topando.

  • Responder
    Marta
    8 septiembre, 2015 at 08:36

    Mi petite sigue adorando su moto, un poco más grande que los modelos que has puesto, pero no deja de ser un correpasillos. Es uno de los juguetes más aprovechados, para casa y para la calle. Es genial.

    • Responder
      Planeando ser padres
      8 septiembre, 2015 at 10:05

      Pues visto el éxito ¡deberían crear modelos para niños más grandes! Porque con tanta carrera hacen una de ejercicio…

  • Responder
    BePoppins
    8 septiembre, 2015 at 09:22

    ¡¡¡¡Una moto «drosa»!!!! 🙂

  • Responder
    Cristina Madre Autónoma
    8 septiembre, 2015 at 09:25

    A M no le ha llegado esa pasión por las ruedas. Desde qué cumplió el año tiene una moto en casa (regalo de una amiga) en la que se ha montado unas tres veces y porque le animábamos a ello. Además si las ve en casa de algún amigo también pasa olímpicamente de todo lo que lleve ruedas…

    • Responder
      Planeando ser padres
      8 septiembre, 2015 at 10:08

      ¡Jajaja! Mi bichilla tampoco era de coger las de otros niños que veía en el parque (no sé yo si el color rosa le habrá influenciado tanto), pero desde que esta salió de la caja se pasea en ella y de las formas más inverosímiles. También la ha volcado para usarla de escalón y subirse a los muebles (sí, no tiene desperdicio la inventiva de esta criatura).

  • Responder
    marigem
    8 septiembre, 2015 at 09:37

    Jajajaj, como mi casa es antigua si tiene pasillo grande, pero mi problema es que eran dos tan seguidos que el tráfico colapsaba.
    Yo tenía correpasillos en la finca y en las casas de los abuelos, y los llevaba a un parque que tiene una pista muy grande y tranquilita.
    Respecto a la edad, ayyyy, si por ellos fuea hasta los 14 o 15,jajajaja, pero claro, llega un momento en que por mucho que intenten acoplarse les queda enano.
    Besitos.

    • Responder
      Planeando ser padres
      8 septiembre, 2015 at 10:10

      Es que así he visto yo a los niños por la calle, que van encogidos, con las rodillas casi en las orejas por tal de no deshacerse de la moto de su infancia. Valoramos comprarle una bici de esas que hay ahora sin pedales, parecidas a estas motos pero sin ninguna estabilidad, aunque nos lo desaconsejaron al ser tan pequeña. Eso sí: tomo nota de tu recomendación urbana y antes de que llegue otro churumbel con moto a esta casa, habrá que señalizar el pasillo y las habitaciones correctamente para que fluya el tráfico. 😛

  • Responder
    Maria Mivinailart
    8 septiembre, 2015 at 09:53

    Hola!! Mis sobrinos han tenido una motillo de esas sobre el año más o menos. La del niño era pequeña, de las ruedas anchas. La de la niña era más o menos igual pero tenía las ruedas un pelin más estrechas… no tengo claro si nosotros se la compraremos a mi niña, es probable… no tenemos pasillos largos, pero si un patio al que empezaré a dar más uso con ella jajajaja
    Gracias por toda la info, la tendré muy encuenta 😉

    • Responder
      Planeando ser padres
      8 septiembre, 2015 at 10:11

      Si tienes patio ¡mucho mejor! Así, si también la usa para salir a la calle, no te pone luego la casa perdida paseándose por dentro. A mi bichilla le ha gustado mucho desde el principio. Un par de días de desconfianza para cogerle el tiento ¡y a volar!

  • Responder
    Crisnasa Blog
    8 septiembre, 2015 at 11:03

    La moto es el juguete imprescindible para cualquier niño. ¡Les encanta! Mi hijo la disfrutó un montón.

    • Responder
      Planeando ser padres
      8 septiembre, 2015 at 17:56

      Como todo el pueblo tenía una ¡mi bichilla también! No se me vaya a convertir en la rara de la zona.

  • Responder
    Mamá en Bulgaria
    8 septiembre, 2015 at 12:13

    Yo tenía de pequeña, aunque ahora no me atrevo a comprarle una a mi enano por si a los vecinos les molesta el traqueteo…

    • Responder
      Planeando ser padres
      8 septiembre, 2015 at 17:57

      La suerte es que los vecinos del bajo no viven ahí, porque mi madre dice que con este torbellino ya nos habría obligado a mudarnos.

  • Responder
    El día que llegaste
    8 septiembre, 2015 at 13:24

    Me ha gustado mucho cómo ha quedado el nuevo aspecto del blog! Muy profesional, sí señor!
    Respecto a la moto, no tengo conocimientos al respecto, pues aun no me he planteado estudiarme el tema, somos pequeñajos todavía, pero anoto tus consejos para cuando llegue el momento!

    Un beso!

    • Responder
      Planeando ser padres
      8 septiembre, 2015 at 18:34

      ¡Uy muchas gracias! Seguro que antes o después también e le antoja la moto a tu criatura. Es que sólo de verlas pasar por la calle, porque todo el mundo tiene una, es imposible resistirse.

  • Responder
    Cuestión de madres
    8 septiembre, 2015 at 13:36

    La molto amarilla y azul es la que ha reinado en mi casa. La heredamos de un niño que ya pasaba a la bici y…. ¡¡¡madre mía qué aguante tiene!!! Aquí ahora empieza la temporada de motos, patinetes y demás vehículos para niños. Mi chico era pasión y no salía de casa sin ella. Competiciones en el parque, carreras, derrapes, vamos… eran pequeños kamikaces. La niña ha preferido más el patinete (está con el de 3 ruedas pero ya domina el de 2) y algo los patines, así que la moto pasó al nieto de una amiga y… ¡¡¡otro que le está dando un tute!!! y lo mejor es que todavía está como nueva 😉

    • Responder
      Planeando ser padres
      8 septiembre, 2015 at 18:40

      ¡Jajaja! Esa es la que digo que he visto más veces por todas partes. A lo de las competiciones y derrapes aún no hemos llegado. Por ahora se conforma por ir ella a su aire sin mirar para los lados, sin frenar y arrasando con los pies de todo el que se pone en su camino. Yo veía el patinete más inestable y peligroso para ser tan pequeña, pero igual se hubiera adaptado bien. ¿Y aún habéis seguido dejando esa moto en herencia? ¡Sí que es dinero bien invertido!

      • Responder
        Cuestión de madres
        8 septiembre, 2015 at 19:58

        sí, la heredamos y ya la han heredado, y creo que continua otra generación más… mmmm creo que va por la 5ª 😉

  • Responder
    Maria E.
    8 septiembre, 2015 at 15:16

    Al peque le compramos la neo de imaginarium cuando tenía un año y medio mas o menos. Ya en el parque había cogido alguna de otro niño y nos decidimos por esa porque tenía las ruedas anchas pero el sillín algo más estrecho y como mi peque es canijillo le venia mejor así.
    La usamos un montón! Mi piso es pequeño así que sobre todo la usaba en la calle y era estupendo. Íbamos mucho más deprisa y él no se cansaba así que todos contentos.
    Después de eso, pasó a la bici sin pedales y ahí estamos ahora, y la moto la tengo guardada para que este invierno la pueda usar el gordi ¡a ver si tiene el mismo éxito que con su hermano!

    • Responder
      Planeando ser padres
      8 septiembre, 2015 at 18:44

      ¡Ese modelo también lo conozco bien! Porque trabajé en una de sus tiendas mientras estudiaba y me sé el catálogo casi de memoria. Al principio, pensaba que salir con la moto nos entorpecería, porque el paseo se haría más lento, y que lo mejor sería usarla sólo en días clave, cuando los dos podemos salir con ella. Pero las pruebas que hemos hecho han demostrado lo contrario. Ella corre más, no da vueltas en círculo ni retrocede como cuando va andando. El problema es que como los paseos son largos, si se cansa no me caben la moto y ella en el carrito.

  • Responder
    Silvia
    8 septiembre, 2015 at 15:53

    Yo he heredado tres motos de mis hermanos y ahora es cusndo el peque empieza a querer subirse en ellas… No acaba de coger el truco del todo a lo de correr con la moto así que a la calle no se la he bajado todavía!

    • Responder
      Planeando ser padres
      8 septiembre, 2015 at 18:46

      ¡Jajaja! Con 3 herencias, alguna le vendrá bien seguro. Al principio mi bichilla tampoco se fiaba mucho, por eso no salíamos de casa, pero enseguida la dominó.

  • Responder
    Mama Puñetera
    8 septiembre, 2015 at 17:18

    Valkiria las tiene fichadas desde que empezó a verlas y probarlas en el parque la primavera pasada… La moto esa de Minnie la llevaba loca perdida! jajajaja Así que ahora que se acerca su segundo cumpleaños estamos entre una moto de estas o un patinete para pequeños de esos de tres ruedas, las dos cosas le gustan por igual, así que al final no se que haremos…

    • Responder
      Planeando ser padres
      8 septiembre, 2015 at 18:47

      Ay, yo es que no sé por que los patinetes los veo como para niños mayores. Mi duda estaba entre la moto y la bicicleta sin pedales, pero en el patinete nunca pensé. Para el segundo cumpleaños de mi bichilla tengo yo una lista de cosas… ¡enorme!

      • Responder
        Mama Puñetera
        8 septiembre, 2015 at 19:00

        pues hay unos que son para pequeños, que tienen el mango mas bajito y tres ruedas, los niños los llevan super bien! jejejeje

  • Responder
    Mamá puede
    8 septiembre, 2015 at 22:23

    Nosotros también usamos las motos y los corre pasillos en la calle y además tenemos varios entre regalos y herencias y yo que me empeñé en comprar uno precioso en imaginarium pero que lo tenemos cómo elemento decorativo..,

    • Responder
      Planeando ser padres
      9 septiembre, 2015 at 13:46

      ¡Jajaja! Como elemento decorativo dice… ¡mujer que hay que ahorrar! Yo creo que con esta ya tendrá suficiente la niña. Lo próximo una bici, un patinete, ya se verá.

  • Responder
    nosoyunadramamama
    8 septiembre, 2015 at 23:38

    Ha quedado muy chulo el blog!!!! ayyy, tengo unos amigos que cada vez que vienen a mi casa dicen que vienen a ver fórmula 1, aquí hay moto, coche, patinete…un horror!!!

    • Responder
      Planeando ser padres
      9 septiembre, 2015 at 13:47

      Es que los niños suelen tener más inclinación por las ruedas. ¡Me alegro de que te guste la reforma blogueril!

  • Responder
    almademami
    9 septiembre, 2015 at 00:31

    Hola!! Madre mía no sabia q tuviese tanta ciencia lo de las motos!! Un juguete genial y yo tb creo q mejor para exterior! 🙂

    • Responder
      Planeando ser padres
      9 septiembre, 2015 at 13:48

      Bueno, verás que hay que hacer un máster para prácticamente cualquier cosa que quieras comprar. Pero tú tranquila, que todo se aprende por el camino (y leyendo buenas y malas experiencias ajenas).

    ¡No te cortes, deja un comentario!

    La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa Europa S.L., con domicilio social en Madrid, C/ Almagro 11 6º 7ª 1 C.P. 28010 España. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@planeandoserpadres.com así como el Derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de privacidad y cookies que encontrarás en el menú del blog.