Crianza

Operación pañal frustrada (o pausada)

operación pañal frustrada

Si es que lo veía venir. Tanto contaros lo adelantada y lo listísima que era mi bichilla según mi madre, lo bien que sabía cuando tenía caca en el pañal, o ganas de hacerla y el entusiasmo enorme que demostraba por sentarse a ojear libros y revistas en el orinal… Pues tras el verano ¡toda la operación pañal al traste! Y no buscaremos culpables (sí, somos nosotros, no mi churumbelita, pero corramos un tupido velo). El caso es que de momento vamos a dedicarnos a aprender los números del 1 al 10, a distinguir colores y a avanzar con el vocabulario básico y ejercitar la psicomotricidad, porque los pañales siguen siendo un bien muy preciado en esta casa y aquí no hay nadie dispuesto a deshacerse de ellos. Los inicios de esta operación pañal frustrada os los conté antes de las vacaciones, cuando todo era gozo y felicidad, porque con 20 meses mi mochuela avisaba de absolutamente todo lo que le pasaba de cintura para abajo. Y luego llegó el verano, las vacaciones, el slow life y la paternidad aún más slow, unidos a un “no-nooooo” constante cada vez que se habla de cacas o pipís delante de la niña. Paso a relataros la crónica de nuestro atascamiento.

1. Vacaciones sin orinal. Claro, como estábamos tan en los inicios, las 2 semanas que estuvimos fuera de casa ni se nos pasó por la mente comprar un orinal para cargar con él en hoteles, aviones y trenes por toda España. Así es que durante esos días de asueto, si mi bichilla decía que tenía ganas de hacer aguas mayores o menores, teníamos dos tácticas: cambiar de tema o decirle “no pasa nada, hazlo en el pañal”. No nos juzguéis. Somos primerizos y unos torpes en este ámbito.

2. La vuelta a casa. No puedo asegurar que nuestra operación pañal frustrada esté enraizada en esa relajación de costumbres durante el verano. Sin embargo, desde que hemos vuelto, mi bichilla sigue avisando cuando tiene pipí o caca, pero cuando le preguntamos si de verdad tiene ganas, nos espeta un “No-nooooo” y se va a seguir con sus menesteres. Los primeros días yo le respondía con un “Sí- sííííí” y me la llevaba a sentarse en el orinal al grito de “corre, corre”. Esto le hacía gracia, y durante un periodo breve pasó a avisarnos de sus asuntos escatológicos diciendo directamente “Caca, corre, corre” mientras salía disparada hacia el baño. Pero una vez allí, no sé qué esperaba que hiciésemos en semejante enclave de reunión, pero lo que ella no tenía en mente era lo de sentarse sobre su orinal.

3. Desconfianza hacia el hipopótamo. Traté de hacerme la loca, de quitarle el pañal y sentarla en su artilugio con forma de hipopótamo. Ella se dejaba hacer, pero tan pronto como el culo rozaba el borde se levantaba con el consabido “no-nooooo”. En una ocasión vi que aguantó un poco sentada de forma pacífica, pero como no para de moverse, al entreabrir las piernas vio los ojos del hipopótamo mirándola fíjamente y se levantó como si se hubiera sentado sobre un resorte. Pensé que lo que le podría ocurrir es que el orinal hubiese pasado a darle miedo (aunque tiene una cara de lo más simpática) y me acordé de lo que le sucedió al churumbel de Una mamá muy feliz. Pero nuestro caso era diferente, porque ella sigue agarrando el orinal para llevárselo a jugar cada vez que se acuerda de él. Lo mismo me lo encuentro en el salón que encima de una cama, pero sentarse es un plan que no cabe en su agenda. Incómodo no parece que sea, porque para jugar bien que se sienta, cuando no lo usa como monopatín.

4. El avisar se va a acabar. En estas andábamos cuando para rematar la operación pañal frustrada, mi bichilla decidió dejar de avisar cuanto tiene caca o pipí. Ahora lo hace de higos a brevas, y aunque me informe, me da lo mismo. Ya no pienso llevarla al orinal para que se enfade, perder el rato y que todo se limite a un correteo por la casa con el culo al aire. Así es que si lanza el grito de guerra, me quedo tranquila y cuando me llega el tufo ya sé que debo hacer el cambio de pañal. La ventaja es que así mantenemos las irritaciones al margen, porque sabemos cuándo va a salir la plasta. Y también espero que vuelva a seguir confiando en que no la estamos forzando y decida retomar el paso al orinal más adelante.

Menos mal que ya iniciamos el proceso sabiendo que el fracaso, a una edad tan temprana, tendría muchas papeletas, y que no estamos agobiados por plazos escolares ni de ningún tipo. Mi madre insiste en que instalemos el orinal en el salón, porque es donde ella juega normalmente, pero yo me niego a semejante porcada, porque mi bichilla sabe perfectamente dónde está. Bien que va a buscarlo cuando quiere jugar con él, y no creo que tenerlo plantado en el comedor sea la solución para este paso atrás. Sé que muchas familias confían en la estancia en la guardería, donde te despañalan a tu mochuelo al mismo ritmo que a otras pocas decenas de niños, y todos felices, pero en esta casa vamos a tener que conseguirlo por nuestros propios medios. Vosotros ¿pasasteis también por una operación pañal frustrada o salió todo redondo a la primera? Tened en cuenta que mi bichilla aún no tiene ni 2 años ¡no me vayáis a deprimir!

Esto te puede interesar

45 Comentarios

  • Responder
    conmimuca
    10 septiembre, 2015 at 07:27

    Me ha encantado la entrada, sobre todo por la tranquilidad con la que planteas el intento frustrado. En nuestro caso la operación pañal salió bien porque esperamos a que ella dijese directamente que no quería más pañal, era más mayor que la tuya, tenía 26 meses. Pienso que es normal que pensaseis que estaba preparada, mi pequeña también empezó unos meses antes a avisar, es el primer paso, pero aún no estaba preparada, cuando lo esté te darás cuenta. Me encanta tu actitud y que no tengas prisa, no te marques plazos, simplemente espera y pregúntale, cuando no quiera pañal te lo dirá. Y por supuesto no te agobies, no hay prisa, forzar únicamente os llevaría a la frustración, a la niña y a vosotros.
    Un saludo!

    • Responder
      Planeando ser padres
      10 septiembre, 2015 at 16:45

      ¡Uy! Es que pachorra es lo que me sobra. Hacía y decía tantas cosas relacionadas con la vida interior del pañal, que por ese lado creímos que el momento había llegado. Pero no. Hemos dado un paso atrás y seguimos cómodamente instalados en los pañales de marca blanca. Prisas ninguna y menos agobiarla a ella, que además aún entiende un poco de aquella manera y no capta los matices de todo. ¡Gracias por comentar!

  • Responder
    sradiaz
    10 septiembre, 2015 at 07:39

    ¡Ánimo! Dicen que tiene que ser cuando el peque esté preparado, y tenéis todo el año por delante, no hay ninguna prisa hasta que empiece el colegio ¿no?

    • Responder
      Planeando ser padres
      10 septiembre, 2015 at 16:46

      ¡Ninguna, ninguna! Bueno, la que nos meta mi madre diciendo que ya vamos con retraso, pero tampoco es tan pesada con el tema.

  • Responder
    lamamadealvaro
    10 septiembre, 2015 at 08:05

    Si te digo la verdad me lo veía venir. Pero no por todas las cosas que dices sino porque la veía muy pequeña. Dentro de unos meses estará preparada y la operación pañal durará 4 días, en serio. Así que no tengas prisa que ya verás como todo va genial.
    Si te sirve de consuelo yo también tuve que abortarla. A veces los padres nos precipitamos 😉

    • Responder
      Planeando ser padres
      10 septiembre, 2015 at 16:48

      ¡Jajaja! Dime la verdad, que no quiero que me mientas. Ya ves que sospechaba que esto no iría por buen camino,pero como primeriza no seguí mi instinto, hice caso de esta madre mía que parece que crió a dos niños prodigio para lo de aprender a mear y cagar como adultos, y así estamos ahora, de vuelta al pañal. Seguro que a la siguiente todo será más fácil.

  • Responder
    churrusi
    10 septiembre, 2015 at 08:08

    Hola!! yo todavía no he pasado por la operación pañal, el mio tiene 26 meses y ni lo he intentado, y ya me miran mal, me dicen que a que espero, pero es que yo no le veo señales por ningún lado y tampoco tenemos prisa. Solo me dice cuando va a hacer caca porque es muy estreñido y quiere que le coja mientras lo hace, pero lo del pipí no va con el. Mi suegra me dice que ya hasta el verano que viene tendré que dejarselo, porque como se lo voy a quitar en invierno con el frío, pero a mi me parece exagerado, no? no creo que haya que depender de las estaciones para controlar esfinteres. Bueno, yo creo que tranquila, que no te martirices, que aún es joven, jeje..

    • Responder
      Planeando ser padres
      10 septiembre, 2015 at 16:51

      Pues si no le ves señales, yo me esperaría. Porque la mía hacía señas como para guiar a un avión para aterrizar en su pista del aeropuerto y mira cómo hemos ido marcha atrás. Lo de quitar el pañal en verano es lo más cómodo, porque pueden ir al aire por la casa sin enfriarse, y si mojan la ropa, todo se lava y se seca con rapidez. Pero vamos, que seguro que se puede hacer en invierno, solo que manchando más ropa. Como dicen por aquí, si comienzas a ver claros esos signos, déjate de temperaturas y calendarios y empieza. Y si no ¡siempre te quedará el verano!

  • Responder
    Marta
    10 septiembre, 2015 at 08:26

    Jajjaja, hay operaciones pañales que son de manual, con l’aînée hubo un grito a destiempo, y es que ir a hacer pis o caca al orinal con unas galletas en la mano no es buena idea. Pero después bien. La petite estuvo muy adelantada, y fue un abrir y cerrar de ojos.

    • Responder
      Planeando ser padres
      10 septiembre, 2015 at 16:55

      Pues yo voy a esperar a que se produzca una etapa de esas de abrir y cerrar los ojos, porque así no íbamos por buen camino.

  • Responder
    Esther
    10 septiembre, 2015 at 08:30

    25 meses y con pañal. Y la gente siempre preguntado que porque no se le he quitado que luego hará frío y es peor, que es grande ya….pues pq se resistía a sentarse en el orinal, no puedo forzarlo y no está preparado. A veces avisaba de la caca pero no siempre. Ahora se sienta a veces. Yo si tendré la ayuda de la guarde, de todas formas vamos sin prisa. Y vosotros haced igual, al ritmo que marque ella 🙂

    • Responder
      Planeando ser padres
      10 septiembre, 2015 at 16:57

      En la guardería te lo van a arreglar en 4 días, ya verás. Yo voy a esperar a volver a ver los signos que daba, porque ahora los hemos perdido de vista por completo. Oye, y que compro los pañales la mar de feliz, con la de tarea que me quitan y la tranquilidad que me dan. Estoy pensando en cambiar el orinal por un reductor del váter, porque quizás le hace más gracia subir y sentarse como nosotros. Pero eso para dentro de unos meses, cuando le vuelvan las ganas de avisar.

  • Responder
    Nekane
    10 septiembre, 2015 at 08:32

    Gracias por el post mi nena tiene 18 meses y este verano cuando estaba en casa de mi madre le quitabamos el pañal por las irritaciones q este le provocaba por el calor. Y empezo a pedirnos que la sentaramos en el baño, y a secarse con el papel de wc, y a su manera a avisarnos de pipi. Por lo que le compre un orinal para que se fuera familiarizando, y hace como la tuya, se sienta para jugar, lo lleva de un sitio para el otro, pero eso de estar sentada el tiempo suficiente como para mear… No le va. Solo una vez se sento e hizo caca!!! Durante unas semanas me plantee hacer “operacion pañal” pero al final decidi que como tenemos muuuucho tiempo y ella muestra interes dejaremos que decida cuando quitarse el pañal , que de momento es muy chiquita,no??

    • Responder
      Planeando ser padres
      10 septiembre, 2015 at 17:07

      ¡Si la tuya es aún más pequeña que la mía! Y a mí ya me dicen que me he adelantado. Yo desde luego no pienso presionar más. Si vuelve a tener intención de avisar y hemos llegado a una etapa de mayor entendimiento mutuo, volveremos a probar sin dramas. pero hasta entonces, no voy a perseguirla diariamente con el cuento del orinal porque me da miedo que acabe rechazándolo y las prisas hayan sido peores. Además de que no tenemos prisa. Porque como mucho podría vivir temerosa de que deba ir al cole y no sea independiente en este ámbito, pero es que nos queda tanto para eso.

  • Responder
    Una mamá muy feliz
    10 septiembre, 2015 at 08:38

    Ayyyyyyyy si ya lo sabía yo!!! si es mu chica la criatura!!! ella chica y vosotros sin ningún interés jejejjeje. Nada no pasa nada, el verano que viene más!!!

    • Responder
      Planeando ser padres
      10 septiembre, 2015 at 17:05

      ¡Dilo, dilo! Que somos unos “desahogaos”. Hala, más adelante retomaremos el tema.

  • Responder
    Cristina Madre Autónoma
    10 septiembre, 2015 at 08:38

    M también avisa cuando hace caca, pero nuestra dejadez hizo que tardásemos todo el verano en ir a comprar un adaptador de water y ahora que empieza la guardería, pues no es un buen momento. Ya ves que padres dejados hay en todas partes

    • Responder
      Planeando ser padres
      10 septiembre, 2015 at 17:08

      ¡Jajaja! Leí lo de vuestra pachorra para este tema. Si va a la guardería allí te solucionará nmucho el avance en este asunto, porque al ver a los compañeros suele ir rodado el proceso.

  • Responder
    yaiza
    10 septiembre, 2015 at 09:41

    Lo hacéis genial .ya sabes que pitufiña empezó sobre los 20 meses como tu bichilla y no le hacíamos mucho caso porque la veía diminuta ( otros padrres dejados) . a los dos años ya le hicimos más caso porque sino era ir para atrás y de maravilla.
    Peluchin? Probamos un par de veces x insistencia de la gente y nanai, el hasta los 3 años ni estuvo preparado t tb de maravilla, en menos de dos semanas fuera pañal.
    Sólo hay que escuchar. Y observar al niño sea la edad que sea.
    Los dos fueron a la guarde. Y si nos decían algo ( de pitufiña varias veces que la veían preparada) pasábamos, siendo pre decíamos que no tenía OS prisa en ahorrar en pañales…que obsesión tiene la gente ! 😉

    • Responder
      Planeando ser padres
      10 septiembre, 2015 at 17:12

      ¡Pues el día de su cumpleaños la pongo! Es broma. No tenemos ninguna prisa, pero la verdad es que daba tantas señales y lo hacía con tanto entusiasmo que creímos que podríamos probar. Hemos probado, hemos fracasado y ahora nos toca esperar a una oportunidad mejor. Yo pensaba que en la guardería el proceso iba de forma más acelerada, pero ya veo que tu bichillo mayor fue un remolón incluso en la escuela. Ya veremos al final a que edad, y en cuánto tiempo, se nos resuelve esta fase.

  • Responder
    La mama fa el que pot
    10 septiembre, 2015 at 10:04

    Pienso que hicisteis bien en probar y si no ha ido bien no pasa nada. Lo bueno hubiera sido la pasta que te ahorras en pañales, pero bueno, todo llegara.
    Ya os prestaré un cuento que en casa nos fue genial a ver si hace que la bichilla vuelta a tener interés.

    • Responder
      Planeando ser padres
      10 septiembre, 2015 at 17:14

      ¡Jajaja! El ahorro hubiera sido interesante, pero lo mejor es no tener que pasar por un drama para retirar el pañal. La gente dice que con los cuentos se facilita la cosa, pero es que es tan destrozona ¿tiene las páginas rígidas? Si no, no me lo prestes que te lo romperemos.

  • Responder
    Mama Puñetera
    10 septiembre, 2015 at 10:14

    Pues si, creo que ya te lo comenté, a principios de verano, pero vamos que no llegamos a intentarlo tanto tiempo como vosotros. Le empezó a coger aversión al orinal y decidimos abortar misión. En primavera lo volveremos a intentar, no hay ninguna prisa…

    • Responder
      Planeando ser padres
      10 septiembre, 2015 at 17:15

      Es que hemos tardado más porque entre las vacaciones y que ella seguía yendo con entusiasmo, no veíamos motivo para recular. Hasta que un día se puso a llorar, huía del hipopótamo y no tenía pensamientos de seguir sentada en él. De esto hace un par de semanas. Ahora vuelve a usar el orinal de patinete (creo que le está cogiendo cariño de nuevo).

  • Responder
    Diana
    10 septiembre, 2015 at 10:16

    Paciencia y tiempo para que esté realmente preparada. Ahora mejor dejarlo y dentro de unos meses volver a probar. Cuando están preparados es lo más fácil del mundo, no hay que llevarles y preguntarles constantemente si quieren hacer pis. Lo quieren, lo piden, lo hacen y listo. Así que a esperar un poco más de tiempo.
    Abrazos

    • Responder
      Planeando ser padres
      10 septiembre, 2015 at 17:17

      Ya abandonamos por completo hace un par de semanas. Ni preguntas, ni llevarla para que se siente, ni siquiera le hago caso cuando avisa de que tiene caca (bueno, sólo para saber que ya le puedo cambiar el pañal). Eso quiero yo, que lo pida ella, que la lleve y lo haga, y no que estemos en entramados adivinatorios y yendo y viniendo 40 veces para que no haga nunca nada.

  • Responder
    marigem
    10 septiembre, 2015 at 10:30

    Jajajaj, no hay prisa, cuando llegue el momento se lo quitáis en un plis plas. Besitos.

  • Responder
    Bego
    10 septiembre, 2015 at 12:47

    yo me resistía pero terminé instalándolo en el salón, como dice tu madre y luego, cuando el tema estuvo controlado, lo pasé al baño y sin problema. hay que reconocer que les es más fácil ir si lo ven allí y darse cuenta de que tienen pis si lo ven delante.

    • Responder
      Planeando ser padres
      10 septiembre, 2015 at 17:19

      ¡Noooo! Bueno, si os funcionó me parece estupendo. Pero la cuestión es que ella lo trae y lo lleva cuando quiere por toda la casa (una guarrada, lo sé) así es que me parece que el no tenerlo a la vista no es el motivo por el que se niega. ¡Ay! Como primeriza sin prisas, creo que esperaré un tiempo antes de volver a probar.

  • Responder
    El día que llegaste
    10 septiembre, 2015 at 13:10

    No pasa nada!! Es muy pequeñita aún! Es normal!! El día en que ella esté preparada irá todo solo, siempre pasa con todo en la vida!! Mientras tanto, ya sabes el dicho…las cosas de palacio van despacio!

    • Responder
      Planeando ser padres
      10 septiembre, 2015 at 17:20

      ¡Jajaja! Me hace gracia que cites lo del palacio, porque como ella ahora se cre una princesa ¿será que se me ha vuelto tan fina que no quiere saber nada de asuntos escatológicos?

  • Responder
    tuamadridyyoabarcelona
    10 septiembre, 2015 at 14:03

    Es muy pequeñita todavía! Mi hermana también lo intentó con su niño de manera precoz, y cuando vio que no daba frutos, canceló la operación pañal hasta el siguiente verano (porque con el trabajo y estar todo el día fuera de casa, no le veía futuro), como el enano ya era más mayor, lo pilló en seguida y fue coser y cantar (y un montón de fotos de cacas en el orinal enviadas por WhatsApp… ¬¬)

    • Responder
      Planeando ser padres
      10 septiembre, 2015 at 17:21

      ¡Jajaja! Yo ya subí a Instagram una de esas fotos de orinal, aunque sin enseñar la caca porque durante los primeros días ella tenía éxito casi siempre. Pero de golpe y porrazo ha dejado de querer sentarse allí. Ya volverán esos tiempos e inundaré las redes sociales de caca:P

  • Responder
    yllegom
    10 septiembre, 2015 at 16:04

    M empezó a pedir ir al lavabo con 13 meses, en su momento flipamos, pero no ha sido hasta los 29 meses cuando le quitamos los pañales, y la experiencia ha sido súper buena y rápida. De noche se lo quitamos pero en verano se descontroló el asunto así que he pensado que me esperaré un par de meses hasta que esté bien situada en el cole (es que empieza P3 y es un gran cambio).
    Un beso!

    • Responder
      Planeando ser padres
      10 septiembre, 2015 at 17:29

      El problema aquí es que casi ningún colegio tiene personal que le cambie los pañales si cuando empiece a ir aún los utiliza. Por eso, como el cole lo empezará el año que viene, aspiramos a que durante este tiempo todo lo supere con tranquilidad. Pero si no lo lograse, sí que se nos complicaría la cosa.

      • Responder
        yllegom
        11 septiembre, 2015 at 23:06

        Tranqui, teneis todo un año por delante. Ya veras que todo se andará.

  • Responder
    nosoyunadramamama
    10 septiembre, 2015 at 16:15

    Yo no quería decirte nada por no desilusionarte, jajaja…pero es que es muy pequeña, mujer… Y oye, que yo sé que ahorrar en pañales está muy bien pero bueno, ya que no va a la guarde, jejeje

    • Responder
      Planeando ser padres
      10 septiembre, 2015 at 17:26

      ¡Jajaja! Me parto con tu argumento. ya que no va a la guarde ¡que nos dejemos los ahorros en pañales! ¡jajaja! Si yo gasto mucho, y hago lo que puedo para reflotar la economía del país, pero una mijita de ahorro no me habría venido mal. Ya lo volveremos a intentar.

  • Responder
    Socorro que soy mamá
    11 septiembre, 2015 at 16:37

    Ya llegara el momento de que lo quiera hacer y oye si se parece a la mía será cuando pueda dejarte mal delante de los demás, si ese momento en el que dices nooo si no quiere y llora y justo ahí lo hace…. en fin paciencia, que yo he tenido un mes de agosto movidito por este tema… Un abrazo!

    • Responder
      Planeando ser padres
      12 septiembre, 2015 at 10:20

      Ay, ya veremos cómo será la experiencia cuando retomemos el reto del pañal. Confío en que al dejarlo para más adelante todo sea más sencillo, pero no negaré que a veces me entran las dudas. Aunque lo veo como una necesidad tan lejana que por ahora vivimos relajados.

  • Responder
    correolacajitademusica
    11 septiembre, 2015 at 18:36

    ¡¡Ánimo!! Sean los motivos que sean, aún estáis a tiempo 😉

    Feliz día!

  • Responder
    pequeboom
    17 septiembre, 2015 at 11:04

    La mía empezó bien, tuvimos un bache y luego resurgimos, así que calma y a por ello! Poco a poco!

  • ¿Quieres añadir algo? ¡Comenta!