Primer trimestre de embarazo

Miopía y embarazo ¿qué más me puede pasar?

miopia y embarazo

Creo que alguna vez lo he dejado caer en el blog pero ahora vete a saber cuándo, cómo y dónde lo he contado. Pero lo cierto es que tengo miopía desde los 13 años, o seguramente desde antes, pero no fue hasta esa edad cuando en mi casa y en el colegio se dieron cuenta. Signos daba bastantes, pero el definitivo fue el de mirar la televisión y la pizarra de la escuela con los ojos entrecerrados, en plan asiático, y claro, ese no era mi aspecto normal. Mi padre me llevó a escoger unas gafas que usé durante un año muy alegre y disciplinadamente. Pero luego pasé al instituto, donde me pasé casi 2 años sin usarlas más que en casa, hasta que decidí hacerme usuaria de lentillas de cara al mundo exterior. Para entonces, la miopía se había disparado hasta límites insospechados. Con las lentillas he vivido feliz hasta hoy, aunque es cierto que en casa sigo teniendo mis gafas y que desde que parí, cada vez salgo más veces a la calle con ellas. No es que me haya descuidado por culpa de mi bichilla, sino que me he agenciado un modelo muy mono, con el que me veo rebonita y no me da miedo alternarlas con las lentillas. Cuando comencé a leer libros acerca del embarazo y el parto, no me preguntéis dónde porque no lo recuerdo, me topé con una información que me dejó perpleja y es que las parturientas, debido a los esfuerzos realizados en los pujos durante un parto vaginal, pueden sufrir un desprendimiento de retina. ¡Ahí es nada! Y lo peor es que la mala relación entre miopía y embarazo hace que las miopes tengamos más papeletas para sufrir esta desgracia. No es un mal nada común y afecta a la miopía de muchísima graduación (yo tengo 3 veces menos dioptrías) pero como primeriza que se apropiaba de todos los males posibles… El tema de la visión me interesa especialmente, por mi situación personal, por eso me he animado a compartir esta infografía de Vision Direct con información muy útil que todas deberíamos conocer cuando nos quedamos embarazadas.

Infografía embarazo y vista

1. La mayoría no tendremos problemas de visión en el embarazo. Y pese a mis temores por tanta lectura, eso es lo que me pasó a mí. Y lo que es más, dos meses después del parto fui a comprarme mi kit de lentillas anuales y al revisarme la graduación me había bajado media dioptría. Unas cuantas preñeces más y acabaré teniendo vista de lince de forma natural y sin operaciones.

2. Sequedad ocular. ¡Si es que estos bichillos nos chupan todos los líquidos del cuerpo! Como tantos otros aspectos durante el embarazo, algunas futuras mamás pueden notar esta sensación en los ojos. Nada preocupante y con una fácil solución usando gotas para los ojos. También podemos notar picor, hinchazón, vista cansada, visión doble… En la infongrafía tenéis un resumen de los males más frecuentes y de cómo debemos actuar en estos casos. Unas veces será conveniente acudir al médico, y en otras ¡con un poco de descanso será suficiente! Si es que en esto del embarazo el descanso lo arregla casi todo. Pero no descuidéis el tema de la visión en el embarazo, porque aunque la mayoría de estos males suele estar relacionado con el cambio hormonal y la retención de liquido, la diabetes gestacional, o problemas de tensión como la preclampsia pueden ser los causantes.

3. No cambiéis vuestra graduación. Puede ser engañoso, tanto una mejora en la visión como un empeoramiento que os haga verlo todo borroso. Pero en la mayoría de los casos todo volverá a la normalidad tras el parto. Yo sigo con esa bajada de graduación en los dos ojos, y con mis lentillas y gafas adaptadas al cambio veo estupendamente, por lo que parece que la mejoría se ha presentado para quedarse durante un largo tiempo ¡qué bien!

Por suerte, y a pesar de hacer unos cuantos pujos para traer a mi churumbelita al mundo, no sufrí ningún desprendimiento de retina, aunque también es cierto que días antes andaba pensando constantemente en si me plantaría en el paritorio con gafas o con lentillas puestas. Yo quería estar muy mona para esas primeras fotos post parto que nunca me hicieron. Pero también dudaba de si después del proceso me quedaría inválida temporalmente, y no podría ir por mis propios medios a cambiarme las lentillas cuando quisiera dormir. Así es que hice todo el proceso con y sin gafas a ratos.

¿Teníais algún defecto de visión antes de quedaros embarazada? ¿Se agravó, mejoró o se quedó igual durante el embarazo? ¿Y estas molestias producidas por los cambios hormonales?

Esto te puede interesar

34 Comentarios

  • Responder
    La mama fa el que pot
    22 septiembre, 2015 at 08:25

    Yo tengo que decir que soy un desastre con este tema y que si mi padre y mi hermana se enteran que llevo 3 años sin ir al oculista me matan.
    Yo tengo muy pocas dioptrías de miopía y sabía el tema de que durante el embarazo se puede alterar la graduación de la miopía, así que durante mi embarazo no me hice ninguna revisión, pero después del embarazo seguí sin ir, el problema es que en mi familia hay antecedentes de glaucoma.
    Pero creo que me voy a concienciar, que la vista es muy importante y cuando nazca el que está en camino lo pongo en mi lista de imprescindibles.

    • Responder
      Planeando ser padres
      23 septiembre, 2015 at 15:30

      ¡A tu hermana se lo voy a decir la próxima vez que la mandes en representación tuya a un evento blogueril! 3 años, si tienes algún defecto que corregir, es mucho tiempo sin revisar nada. Y además, con los embarazos y todo por en medio… Sí, sí, cuando encuentres un ratito «tranquilo» durante la baja de maternidad, acércate a revisarte, no vayamos a tener un disgusto.

  • Responder
    Marigem
    22 septiembre, 2015 at 08:34

    Hola!!! En mi casa todos tenemos algo de vista, ma padre tenía astigmatismo, mi marido tiene astigmatismo, mi hermana miopía, mis cuñados astigmatismo, mis suegros no me acuerdo qué pero un rollo, mi hijo para arrasar miopía y astigmatismo y yo hipermetropía y con los embarazos me disminuyó a pesar de mis miedos porque lo había leído en una revista de esas de bebés y me puse paranóica,jajaja. Si hubiese tenido más de dos hijos también habría recuperado mi vista de lince de forma natural.jejeje.

    • Responder
      Planeando ser padres
      23 septiembre, 2015 at 15:23

      ¡Jajaja! En la familia de mi madre no hay problemas de vista, pero en la de mi padre sí. Y encima, la miopía que suele tener un factor hereditario, me ha tocado sólo a mí y a mi hermano nada. En fin, a todo se acostumbra una, pero la verdad es que la relación entre la vista y el embarazo no es tan evidente y está bien que nos recuerden en qué puede afectarnos para no perder la calma.

  • Responder
    Cristina Madre Autónoma
    22 septiembre, 2015 at 09:23

    Aquí otra miope desde los 12 años, yo también di vueltas hasta el infinito con el tema del desprendimiento de retina pero nada, lo que yo creo es que me ha subido la miopía pero no se si fue por el embarazo o porque nunca se me ha llegado a estabilizar

    • Responder
      Planeando ser padres
      23 septiembre, 2015 at 15:14

      Dicen que si sigues estudiando o con trabajos en los que se fuerza mucho la vista, puede ir subiendo eternamente. A mí me aumentaba un cuarto de dioptría casi cada año hasta que acabé con la universidad. En el momento del embarazo, llevaba casi 10 años con una graduación bastante estable y ahora tengo menos graduación. Esto es una fiesta…

  • Responder
    Marta
    22 septiembre, 2015 at 09:38

    A mi me subieron las dioptrias con ambos embarazos. Menos mal que no pasó nada en el momento del parto. Pero me ves en el primero con gafas, yo, que me da mucha vergüenza estar con ellas..

    • Responder
      Planeando ser padres
      23 septiembre, 2015 at 15:10

      Claro, es que sólo de pensar en el desprendimiento de retina de las narices, o en una anestesia general o en vete tú a saber qué ¿cómo vamos a entrar con lentillas en el paritorio? Aunque para la próxima vez, a lo mejor las llevo y aviso a mi marido de que en caso grave avise para que me las quiten.

  • Responder
    Una mamá muy feliz
    22 septiembre, 2015 at 10:19

    A mí me ocurrió, durante el embarazo la sequedad en los ojos era brutal y me dolía la cabeza, me subieron las dioptrías una barbaridad. Después bajaron de nuevo aunque no a su punto de partida. También desde que me embaracé tengo conjuntivitis en invierno…

    • Responder
      Planeando ser padres
      23 septiembre, 2015 at 15:06

      ¡Ay niña te han pasado casi todas las complicaciones de la infografía! Digo yo, si te preñas otra vez ¿no te volverás a quedar bien, como estabas al principio? Por probar…

  • Responder
    El día que llegaste
    22 septiembre, 2015 at 11:53

    Yo soy miope desde los 14 años. Empecé con gafas para ver la pizarra simplemente, pero a medida que iba pasando el tiempo, me las tenía que poner para más cosas, hasta que al final llegó el momento en el que no me las pude quitar para nada. A día de hoy, y desde hace bastante uso lentillas y estoy encantada. Durante el embarazo no me ha cambiado nada. Pero es verdad que mi óptico, que me recomienda operar encarecidamente, me dice que espere a después de los embarazos, porque es posible que, aún habiéndote operado y sin dioptrías ya, durante el parto te vuelvan a aparecer…tela!
    Un besito!

    • Responder
      Planeando ser padres
      23 septiembre, 2015 at 15:05

      Uy, has descrito mis inicios con la miopía a la perfección ¡tenemos historias clavadas! Al principio también necesitaba las gafas solo para ver la tele o la pizarra y ahora mismo no me reconocería en un espejo sin ellas puestas. Por eso me pasé también a las lentillas, y por estética, claro. Lo de operarme lo he pensado muchas veces, pero no me decido por el momento. Es una intervención muy cara y si no logro recuperar toda la visión y tengo que seguir llevando gafas, lo mismo me da para media dioptría que para 4.

  • Responder
    Mamá de V
    22 septiembre, 2015 at 16:19

    Oye, me encanta que hay gente que hasta le mejoró la visión!! Pues si te digo la verdad hará por lo menos cinco años que no me miro la vista, así que ni idea de si ha mejorado o empeorado, me esperaré a un segundo embarazo xD

    • Responder
      Planeando ser padres
      23 septiembre, 2015 at 14:56

      ¡Oyoyoy! Y yo diciendo que me he saltado la revisión de este año. ¡Tienes que ir a la de ya criatura!

  • Responder
    Crisnasa Blog
    22 septiembre, 2015 at 16:55

    ¡Qué suerte a la que le mejora la vista! Yo soy miope pero afortunadamente el embarazo no me hizo cambiar la graduación

    • Responder
      Planeando ser padres
      23 septiembre, 2015 at 14:55

      A mí me bajó algo,pero me he saltado la revisión de este año y a saber si no la habré vuelto a perder y necesito una preñez nueva para recuperarla.

  • Responder
    Un Papá en Prácticas
    22 septiembre, 2015 at 17:18

    Después de leer esto si fuese mujer me plantearía mucho ser madre. ¡Cuánto riesgo para la vista! 😀

    • Responder
      Planeando ser padres
      23 septiembre, 2015 at 14:55

      ¡Jajaja! Por eso parimos las mujeres, porque nos dejamos intimidar menos por esto datos 😛

  • Responder
    clauminera
    22 septiembre, 2015 at 17:31

    En mi anterior embarazo si que me empeoró la miopía, pero tras el parto todo vuelta a su normalidad. En cambio en este nuevo embarazo no he notado ningún cambio. Lo que no había oído nunca es una mejoría como a tuya! Que suerte!

    • Responder
      Planeando ser padres
      23 septiembre, 2015 at 14:54

      ¡Jajaja! Bueno, tuve una bajada importante, pero sin lentillas o gafas sigo viendo menos que un gato de escayola. ¡Ay mi preñez! Si es que solo tuvo ventajas.

  • Responder
    Embarazada39
    22 septiembre, 2015 at 23:14

    Yo estoy de 12 semanas y en febrero tube un desprendimiento d retina, debido a la miopía tan alta q tengo, por eso directamente el ginecólogo y oftalmogo me han dicho que tendrá q ser cesárea programada si o si, después d lo mal q lo pase en la recuperación …. ni me lo pienso

    • Responder
      Planeando ser padres
      23 septiembre, 2015 at 14:53

      ¿Ves? Es que es una cosa seria. Lo habitual es que no tenga por qué verse afectada la vista, pero hay casos como el tuyo en el que desde luego no conviene arriesgar. Espero que no tengas más complicaciones en este sentido durante la gestación y gracias por compartir tu experiencia.

  • Responder
    nosoyunadramamama
    22 septiembre, 2015 at 23:26

    Ostras, pues veo que el embarazo da para mucho, los ojos, los dientes… Yo no noté nada especial en los embarazos en ese sentido, también es cierto que veo bien..y que dure!

    • Responder
      Planeando ser padres
      23 septiembre, 2015 at 14:51

      A mí se me salieron 3 caries pero recuperé vista… ay, no sé qué valoración hacer.

  • Responder
    Mama Puñetera
    23 septiembre, 2015 at 15:52

    Pues la verdad es que si que había oido esto antes y yo que soy miope de nacimiento, con un porrón de dioptrias no note absolutamente nada durante el embarazo, ni para bien ni para mal. Así que no se… Casi creo que es mejor no ponerse a darle tantas vueltas, que sino se acojona una con eso del desprendimiento de retina!!! jejeje

    • Responder
      Planeando ser padres
      25 septiembre, 2015 at 10:20

      ¡Eso me pasó a mí! Que ya no me imaginaba pariendo sin perder por lo menos un ojo. Al final, hasta me salió bien a jugada durante el embarazo porque me disminuyó un poco la graduación, pero como en el resto del cuerpo, los trastornos hormonales pueden hacer de las suyas.

  • Responder
    correolacajitademusica
    23 septiembre, 2015 at 17:30

    Qué interesante info! A mí no me pasó nada (creo) pero me parece fundamental estar informado de estas cosas… ¿No debería de contarlo la matrona en alguna consulta explicando que puede pasar? 🙁

    • Responder
      Planeando ser padres
      25 septiembre, 2015 at 10:22

      Supongo que si acudes con molestias relacionadas con la vista durante el embarazo sí te lo explicarán. Pero al ser un trastorno que afecta a relativamente pocas mujeres, entiendo que no lo vayan aireando así como así. ¡Con la de preñadas aprensivas que existen!

  • Responder
    Patadita
    23 septiembre, 2015 at 21:24

    Mi caso es raro, porque solo tengo que graduarme el ojo izquierdo, en el otro no tengo nada. Pero después del embarazo he notado muchísimo que veo peor, sobre todo por la noche…

    • Responder
      Planeando ser padres
      25 septiembre, 2015 at 10:28

      Yo tuve una compañera de instituto a la que le pasaba como a ti. Tenía 5 dioptrías de miopía sólo en un ojo y absolutamente nada en el otro. ¿Has ido a revisarte?

      • Responder
        Patadita
        25 septiembre, 2015 at 16:36

        Pffff… Miedito me da y lo voy retrasando…
        Pero seguro que tengo más.

  • Responder
    Alicia
    28 marzo, 2019 at 01:37

    Mi abuela era tuerta, perdió un ojo antes de casarse y en el otro llevaba gafas con el cristal más gordo que he visto nunca, tenía más de quince dioptrías, yo la recuerdo en Navidad mirando los décimos de lotería con el décimo a menos de un palmo de la nariz y una lupa enorme circular para leer el periódico. Ella siempre decía que la vista se la habían acabado de estropear los hijos, tuvo diez embarazos y según ella después de cada parto tenían que ponerle más aumento en las gafas. A la pequeña la llamó Lucía, como la patrona de la vista, según ella para que no le siguiera mandando hijos.

  • ¡No te cortes, deja un comentario!

    La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa Europa S.L., con domicilio social en Madrid, C/ Almagro 11 6º 7ª 1 C.P. 28010 España. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@planeandoserpadres.com así como el Derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de privacidad y cookies que encontrarás en el menú del blog.