Ocio y viajes

En catamarán por la Ría de Arousa

Ría de arousa

Durante nuestra estancia en La Toja, teníamos la idea de ir a visitar las Islas Cíes, que para eso son las más famosas de la zona. Y hacer un crucero hasta ellas, y pasar un día en unas playas poco transitadas y muy vírgenes… Pero el viajar sin coche y tener que desplazarnos otros 80 kilómetros en autobús para embarcar en Vigo, nos hizo cambiar de planes y limitarnos a recorrer la Ría de Arousa y los criaderos de mejillones a bordo de un catamarán. Lo sé. ¿Qué tiene que ver la velocidad con el tocino? Pues nada, pero es que el transporte público en Galicia deja muchísimo que desear, aunque de eso ya os hablaré otro día para que no os pille desprevenidos el despropósito si un día os aventuráis por la zona sin vehículo propio. Las Islas Cíes y El Caribe, te parecerán que están a la misma distancia si te alojas en La Toja. La empresa del barquito lo llamaba crucero por la Ría de Arousa, pero me parece a mí que es mucho decir para el paseíto que te dan en catamarán, de hora y cuarto de duración.

1. El barco. Todos están anclados en el puerto de O Grove y salen más o menos cada hora. Nosotros fuimos en el de las 11 de la mañana y la gracia fue que era la primera vez que la niña de año y medio montaba en barco. ¡Le encantó! El catamarán tiene mesas alagadas y bancos para sentarse tanto en la cubierta como en el interior, ya que con el tiempo de Galicia, cualquiera se fía de que no te caiga un tormentazo mientras surcar los mares. A nosotros nos tocó un día nubladísimo, que amenazada con diluviar de un momento a otro, pero al final sólo nos dio el aire más fresco de la cuenta y nada más. Nos sentamos justo en la popa del barco, en la zona exterior, por lo que mirábamos casi más lo que dejábamos a nuestras espaldas que lo que nos venía de frente o por los lados. La verdad es que es una embarcación cómoda, incluso para ir con carrito de bebé. Porque aunque hay escaleras, y muy estrechas, es un tramo corto y fácilmente salvable.

Ría de Arousa

Catamarán para el crucero por la Ría de Arousa

2. Actividades. Durante la ruta por la Ría de Arousa, uno de los guías del catamarán describe el paisaje y se hace una parada en un criadero de mejillones para explicar el proceso de cría del molusco, de las ostras y las vieiras. La verdad es que es interesante el tema, y lo hacen en plan show, por lo que la explicación resulta muy amena. Lo bajos del catamarán son de ventanas transparentes, para facilitar la visión submarina. Pero al estar todo el cielo nublado y el agua revuelta, sólo se veían algas pasar, y no las cuerdas en las que crecen los mejillones, por lo que esta parte de la visita, que podría haber sido la más espectacular, pasó sin pena ni gloria. Además fue ensombrecida por la habilidad del guía para atraer a las gaviotas al barco, y como si de un espectáculo de cetrería con halcones se tratara, lograr que se acercasen y le quitaran un mejillón de las manos. Yo no soy muy amiga de los pájaros pero aún así me animé a probar a darles de comer mediante esta fórmula. Ninguna gaviota sintió deseos de ser alimentada por mí. Será que no me tenían confianza.

Ría de Arousa

Bateas en las que se cría el mejillón y la vieira

3. Cata de mejillones y albariño. En mi caso, un refresco de naranja horrible, porque no bebo. Pero si os gustan los mejillones ¡os vais a hartar! Y bien grandes y hermosos, no como los de lata del supermercado que casi hay que manipularlos con pinzas. Nosotros éramos 4 adultos, y sólo yo soy fan de los moluscos y mariscos, así es que fue imposible dar cuenta de la bandeja completa. De hecho, incluso permitían repetir la ración, pero a las 11 de la mañana ¿cómo podía comer la gente semejante cantidad de mejillones? La verdad es que con el festín, el retorno al puerto se hace más llevadero.

Ría de Arousa

Degustación de mejillón a bordo del barco

Nosotros subimos en catamarán por la Ría de Arousa con esta compañía. Los adultos pagan 13 euros, con consumición de mejillones y bebida incluida. Los menores de 3 años lo pueden realizar gratis y hasta los 12 años pagan 6 euros. No es una actividad del todo barata, puesto que la diversión dura poco más de una hora, pero estando de vacaciones siempre es divertido innovar con experiencias así. Aunque tienen página web, no se pueden comprar los billetes por adelantado, y deberíais acudir al menos media hora antes de la salida del barco que os interese para aseguraros plaza en él.




Esto te puede interesar

Sin comentarios

¡No te cortes, deja un comentario!

La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa Europa S.L., con domicilio social en Madrid, C/ Almagro 11 6º 7ª 1 C.P. 28010 España. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@planeandoserpadres.com así como el Derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de privacidad y cookies que encontrarás en el menú del blog.