Crianza

El porteo y yo (V). Mi Tula Toddler

tula toddler mochilas portabebés

Sí, a sólo un mes de que mi bichilla cumpla los 2 años, en esta casa seguimos siendo fans del porteo. Ahora con la Tula Toddler, la mochila portabebés para niños algo mayores que nos ha conquistado desde que empezamos a utilizarla durante las vacaciones de verano. Yo me aficioné al porteo con el trapo, el fular elástico para el común de los mortales, y posteriormente viví mi idilio con la Boba 4G, como ya os conté el mes pasado. Pero la Tula Toddler me ha hecho recoger la Boba a la espera de un futuro uso, porque ya comenzaba a presentar algunas incomodidades al haber crecido tanto mi bichilla. Pensad que convivo con un mastodonte de 23 meses que desde el año y medio tiene el tamaño de una niña de 3 años. Y claro, por mucho que la Boba debiera servirme hasta esas edades, con el agigantamiento de mi criatura digamos que hemos tenido que hacer el cambio a una mochila superior muchísimo antes de lo que hubiéramos imaginado. A día de hoy, mi bichilla ronda los 90 centímetros y los 14 kilos de peso, por lo que tiene un cuerpazo ideal para la Tula Toddler. El hecho de que esta nueva mochila de porteo sea la que mejor se adapta a nuestras necesidades actuales, no significa que la Boba 4G me parezca peor mochila, ni mucho menos. Pero el porteo con la Tula Toddler es mucho más cómodo. Después de casi 3 meses completos utilizándola, os contaré las ventajas que le encuentro a nuestra nueva adquisición. También podéis leer otras opiniones como la de Diana en Marujismo.

1. Acolchado en las asas. Creo que este es el primer punto ventajoso que observé y el que más valoro. Al tener una niña tan pesada, las asas de la Boba 4G empezaban a clavárseme en los hombros ¡y eso que yo tengo un importante acolchado natural gracias a mi tipo de vaca-burra! La Tula Toddler es fantástica en este sentido. Las asas son tan mullidas que puedo portear a mi bichilla como cuando pesaba la mitad que ahora. No noto ningún tipo de molestias, la puedo llevar súper ajustada al cuerpo o dejarle más amplitud para que se enganche en su teta, porque de un tiempo a esta parte lleva unos meses mamando mientras la porteo. Para esto, hay unas cintas en la parte superior de la Tula Toddler que se deslizan y permiten que el bebé baje sin tener que modificar la medida en la que la mochila te ajusta a la perfección.

2. El asiento ¡es enorme! Con asiento me refiero a lo que creo que se le llama panel cuando hablamos de una mochila de porteo. Vamos, la tela que sujeta el culete y la espalda de la criatura. Es mucho más ancha y larga que la de la Boba 4G, hasta el punto de que pese a la altura de mi bichilla le llega hasta la mitad de la cabeza. Y le cubre por completo esas espaldas de nadadora y ese culaco que luce. Al haber más superficie, el peso se reparte mejor y la tela no se clava en el bebé. Además, como la Tula Toddler debe ser la mochila ergonómica reina en lo que a acolchados se refiere, también tiene muy mullida la zona en la que se apoyan los muslos del niño. Así no deja marcas, no aprieta y todos vamos muy cómodos al portear.

3. Tejido más fresco. La tela de la Tula Toddler es más fina que la de la Boba 4G y esto lo hemos agradecido muchísimo este verano. Al tacto creo que es más basta, y a mí me gustaba más el estampado Tweet de la otra, aunque este en zig-zag también es vistoso, unisex y muy sufrido para las manchas. Además ¡tiene una franja roja con lunares blancos que recubre la zona acolchada para las piernas! Y como andaluza eso ya suma muchos puntos.

Tula Toddler

4 momentazos de mi vida no Pinterest porteando con la Tula Toddler

4. Los secretitos. Tiene un bolsillo frontal en la zona de la mochila que se ajusta a la cintura. Muy pequeño y que sólo utilizamos para guardar la capucha contra el viento, la lluvia y el sol que trae la Tula Toddler. En lo que a bolsillos se refiere ¡echo de menos los de la Boba 4G! Y en la capucha andan igualadas.

5. Ha convencido al papá de mi bichilla. Ese hombre, que era el más interesado en portear y que hasta que no ha llegado la Tula Toddler a casa no se ha puesto el trapo de porteo ni la Boba más que un minut, para decir que no le gustaban, que no eran cómodos, que la niña ahí iría muy apretada, y que en brazos la manejaba mejor. Que no digo yo que no tuviera razón (bueno, sí que lo digo: no la tenía) pero el caso es que la subida de peso de mi bichilla le ha hecho mega fan del porteo ergonómico, hasta el punto de que actualmente la Tula Toddler es básicamente suya, la tiene ajustada a su medida y la utiliza casi cada noche para dormir a la niña.

Algo que no ha variado en esta casa es que seguimos siendo de porteo delantero. Si la llevo yo, mi churumbelita quiere tener la teta a mano, y si la portea su padre, debe querer tener sus huesos a mano. Pero sea como sea, el porteo a la espalda no es nuestra especialidad. Sobre todo porque el uso que más le damos a la Tula Toddler es el de ser el elemento que narcotiza a mi bichilla para la siesta y la hora de dormir, tanto en casa como en la calle. Y desde luego, este verano ha sido clave para los momentos playeros, porque a ver quién se mete con el carro en la arena. Yo desde luego no.

¿Habéis tenido experiencias de porteo con la Tula Toddler o con otras mochilas ergonómicas especialmente diseñadas para las necesidades de los bichillos mayores? Se supone que, con los 130 euros que cuesta, ahora estamos surtidos hasta que la niña tenga 5-6 años. Aunque yo aspiro de verdad a que para entonces ya corra como el viento y hayamos finalizado esta etapa.

Esto te puede interesar

30 Comentarios

  • Responder
    marigem
    8 octubre, 2015 at 07:19

    Tiene muy buena pinta.
    El mes que viene tengo que hacer un regalo a un bebé, y va a ser en grupo así que no descarto(previa pregunta a los papis) regalar una cosa así, el precio al ser repartido entre varios es genial, aún nos va a sobrar para alguna cosa más y me ha convencido lo del acolchamiento porque a mí todo me roza y me hace daño,jejejeje.
    La bichilla está adorable en la mochila.

    • Responder
      Planeando ser padres
      9 octubre, 2015 at 08:37

      Haces muy bien en preguntar. Yo, si antes del parto alguien me hubiera regalado una mochila de porteo me hubiera parecido una locura. Pero a día de hoy no entiendo cómo me podía oponer tanto a esta idea. Es cierto que las mochilas ergonómicas y de calidad no son baratas (esta cuesta 130 euros) pero si es un regalo compartido ya no parece tanto y son tan útiles que os lo agradecerán mucho. Ni necesitas consejos para saber qué tipo de mochila os irá mejor, puedes consultar a Mochilasportabebes.es

  • Responder
    La mama fa el que pot
    8 octubre, 2015 at 08:39

    Yo me quedé en la boba 4G y estoy enamorada de ella, pero tengo claro que para portear ahora necesitaría una tula toddler ya que las que la utilizáis para portear a niños más mayores estáis encantados y está claro que con la Boba 4G ya no van cómodos.

    • Responder
      Planeando ser padres
      9 octubre, 2015 at 08:39

      En mi caso ¡la que dejó de estar cómoda con la Boba fui yo! Es cierto que mi bichilla también se mostraba más inquieta de lo normal, pero como se me comunica poco todavía, no podía achacarlo directamente a la mochila. A mí el peso de la niña en la anterior, se me empezó a hacer muy difícil de llevar, notaba que se me clavaba por todas partes, y con el cambio hemos vuelto al porteo feliz de siempre.

  • Responder
    Una mamá muy feliz
    8 octubre, 2015 at 09:20

    Nosotros estuvimos pensando muy en serio hacernos de esta, pero al final se nos pasó el arroz, cuando se tercia seguimos usando la bandolera, porque normalmente no quiere ir tan agarrado. Para el próximo me compraré el set completo de todas las edades al principio.

    • Responder
      Planeando ser padres
      9 octubre, 2015 at 08:42

      En casa es clave sobre todo para dormir ¡y para ir de compras! Yo para el próximo estoy surtida, porque la verdad es que la calidad es tan buena que esto te aguanta la crianza de una cantidad de churumbeles que no creo que los llegue yo a ver juntos bajo este techo.

  • Responder
    Mamá en Bulgaria
    8 octubre, 2015 at 09:34

    Ya sabes que yo soy muy fan de esta mochila, aunque la mía tiene otro estampado.Con lo movidito que es mi hijo es una pasada poderle llevar cómodamente en la Tula, y los acolchados son una maravilla. Le llevo delante, detrás, enchufado, dormido… Y con las aceras tan terribles que hay por aquí, me da mucha libertad.
    Lo único que lamento es no haber conocido el porteo cuando tuve a la mayor! 🙂

    • Responder
      Planeando ser padres
      9 octubre, 2015 at 08:44

      La mía no se acostumbra a ir detrás. De hecho, ahora parezco más torpe cuando intento colocármela a la espalda, que antes que tenía menos práctica, porque se mueve y me sabotea la maniobra. Lo que sí ha sido todo un descubrimiento es lo de poder dar la teta tan cómodamente bajando la Tula un poquito con los enganches frontales.

  • Responder
    La Hobbita
    8 octubre, 2015 at 10:07

    Pues este es un post que me interesa mucho porque estoy investigando sobre el porteo a marchas forzadas (vivo en un tercero sin ascensor y veo lagunas en el tema del carro, sobretodo al principio). Esta mochila entonces sería para niños más mayorcitos, ¿no? ¿O también es ajustable desde el nacimiento? Yo me iba a comprar la Boba 4G y el fular me lo van a prestar pero ahora tengo dudas. Y también me recomiendan la emeibaby…..Qué de dilemas, madre mía!

    Un abrazo 🙂

    • Responder
      Planeando ser padres
      9 octubre, 2015 at 08:47

      Para recién nacido la Tula Toddler no vale, pero hay otro modelo, la Tula Baby Carrier, que viene a ser como la Boba 4G pero de otra marca. Para mí, de reciñen nacidos, lo más cómodo es el fular elástico con diferencia, porque en la mochila nunca van a quedar tan ajustados y la libertad de movimientos que podrás tener, sin miedo a que le baile la cabecita, etc. no tiene comparación. La Tula Toddler tardarás mucho es usarla, y si tu bebé no es demasiado grande, quizás con la Boba podáis aguantar más tiempo que nosotros.

  • Responder
    Anónimo
    8 octubre, 2015 at 10:42

    Gracias por la mención 🙂 Me parece que estamos viviendo lo mismo con respecto al.porteo delantero. Que no falte la teta a mano!!! Jejeje

  • Responder
    Cristina Madre Autónoma
    8 octubre, 2015 at 10:57

    Nosotros estamos abandonando el porteo poco a poco, más que nada porque a M no le gusta ya ir en mochila. Solo acepta cuando está muy cansado a la hora de la siesta y alguna que otra vez si voy yo sola y le explico que en brazos todo el tiempo no pudo y que elija: andando o en mochila.
    No sé si se debe a que a lo mejor le queda pequeña o a que simplemente no le gusta, por eso nos da cosa arriesgarnos a comprar otra y que nos mande a freír espárragos

    • Responder
      Planeando ser padres
      9 octubre, 2015 at 08:51

      ¡Jajaja! Es la duda que nos corroe a todos cuando empiezan a caminar, a hacerse independientes y pasamos por esta crisis de porteo. A nosotros el cambio nos ha venido genial, pero como dices, es un tanto arriesgado comprarla para que luego resulte que el chiquillo no quiere más porteo, ni con mochila grande ni pequeña. Si pudieseis probar alguna en el entorno cercano…

  • Responder
    Diana
    8 octubre, 2015 at 11:13

    Ay que rellenando los comentarios se me fue y publiqué sin mis datos… jajaja… Lo que decía, que parece que a Mara lo del porteo delantero le encanta. A mi espalda le hace menos gracia la verdad 🙂 Eso sí, la mochila es lo más.

    • Responder
      Planeando ser padres
      9 octubre, 2015 at 08:49

      ¡Es comodísima! Yo no creí que hubiera nada mejor que mi Boba y míranos ahora, enamoradas de la Tula Toddler. Pues sí hija, aunque mi bichilla tenía fama de más tranquila que Mara se me está convirtiendo en un torbellino y el porteo trasero no va con ella.

  • Responder
    Barbara Vazquez Barge
    8 octubre, 2015 at 12:22

    Qué suerte, mi experiencia con el porteo no está siendo nada buena, a mi peque no le gusta. ¿Algún truco de madre experta para que se acostumbre? cachorrohumano.wordpress.com

    • Responder
      Planeando ser padres
      9 octubre, 2015 at 08:53

      ¡Jajaja! Ay,madre experta ¿esa quién es? Pues niña, no tengo trucos. Es que a mi bichilla le ha gustado ir porteada desde que nació, así es que no he tenido que hacer nada especial para forzarla. De lo contrario, no hubiéramos porteado.

  • Responder
    mamirecientecuenta
    8 octubre, 2015 at 15:47

    Nosotros seguimos con la boba 4g y el mid-tai. La peque aún es manejable en las dos y la verdad es que, como tu, somos fans del porteo. 🙂 🙂 Es súper cómodo llevarla ahí encima, incluso ahora que estoy en casa cuando llego de trabajar, pero tengo que hacer alguna cosilla, si la bichilla se pone pesada con que quiere bracitos de mami la pongo en la mochila o el mid-tai y las dos tan contentas 🙂

    Saludos

    • Responder
      Planeando ser padres
      9 octubre, 2015 at 09:16

      Esa es la función principal del porteo en esta casa: poder hacer otras cosas con la niña en brazos. Para eso y para dormirla en cualquier parte. Además, estos días en los que ha estado resfriada es la única forma de que descansemos en posición vertical para que no se me quede sin aire por los mocos. Todo son ventajas.

  • Responder
    nosoyunadramamama
    8 octubre, 2015 at 16:14

    anda, es cierto lo del estampado, qué mono!!! por curiosidad, precio???? voy a darle vueltas la tema, jajajaja

    • Responder
      Planeando ser padres
      9 octubre, 2015 at 09:17

      ¡Sí, como el de la fiesta de cumpleaños de tu bichillo! 130 euro ¡se me ha pasado ponerlo en el post! Con lo que me gusta a mí hablar de euros.

  • Responder
    Carmen M.
    8 octubre, 2015 at 18:06

    ains pues yo aún no me atrevo y eso que le veo mil ventajas. Hay papeleo que no he podido hacer por no poder subir con el carro al edificio en cuestión. Pero tengo mil dudas. Con el fular no me atrevo, además de que ese si que el papi no se lo pondría, así que sería mochila. MI nene hoy hace tres meses y pesa casi 7 kilos. Imagino que ya puedo usar la boba sin reductor y cosas de esas… pero yo estoy bastante gorda y no sé si se ajustará bien y luego es ¿cómo vestir al nene para llevarlo en la mochila? igual es una pregunta estúpida… ains, pues eso, un mar de dudas

    • Responder
      Planeando ser padres
      9 octubre, 2015 at 09:23

      ¡Gorda dice! Que yo soy una vaca-burra y no he tenido problema para portear nunca. Si ya está cerca de los 7 kilos, yo descartaría el fular, porque con poco más de ese peso ya no lo aprovecharás. Sí podrías empezar con la Boba o la Tula Baby Carrier, que es como este modelo que muestro pero para bebés más pequeños. El papá de mi bichilla no se ha animado a portear hasta que hems estrenado esta última mochila, así es que no te desanimes por esto tampoco. Si necesitas más consejo experto, en Mochilasportabebes.es te atenderán encantados.

  • Responder
    correolacajitademusica
    8 octubre, 2015 at 18:10

    Tentadora pero de momento me quedo coin la Manduca! Ahora ya porteamos menos porque la verdad, con mis 48 kg y los 10,5 de mi pipiolillo el porteo es cada día más difícil…. Y de momento conla Manduca vamos bien, eso sí, como tú, delantero, jeje

    Feliz día!

    • Responder
      Planeando ser padres
      9 octubre, 2015 at 09:19

      ¿Qué les pasa a nuestras criaturas que no quieren ir a la espalda? Con eso peso mi bichilla aún iba cómoda en la Boba. Fue algo después cuando se nos empezó a quedar justita.

  • Responder
    El rincón de Mixka
    9 octubre, 2015 at 14:36

    Jo, ya sabes que yo y el porteo no nos llevamos bien. ¡Pero me encanta veros! Si en el fondo me mola muchísimo, ¡pero es que soy muy torpe! ¿Te puedes creer que hoy, justo hoy he organizado un taller de porteo en Castro? Si supieran las mamás que van a venir que soy una necia de los portabebés… jajajajajaj ¡Dios míos! A mí lo del porteo detrás me mola muchísimo. Pero eso ya para mí es una utopía directamente.

    ¡Un besazo!

    • Responder
      Planeando ser padres
      11 octubre, 2015 at 12:58

      ¡Jajaja! Eres la primera no porteadora a favor del porteo que conozco. Lo tuyo es grave ¿eh? Yo querría llevar a mi bichilla más veces a la espalda, pero es imposible. O reniega o le da la risa si lo que quiero es que se duerma ¡el mundo al revés!

      • Responder
        El rincón de Mixka
        11 octubre, 2015 at 13:03

        Jajajajaajajaajaja a ver, jo, porque a mí se me da mal no quiere decir que no sea consciente de que tiene muchos beneficios. De verdad, lo mío es pura torpeza… 🙁

        • Responder
          Planeando ser padres
          12 octubre, 2015 at 11:47

          Por lo menos, no has adoptado una postura radical y opuesta sólo porque a ti no te ha funcionado (que es lo que suele pasar).

  • Responder
    Ayi
    5 abril, 2016 at 11:05

    Yo soy una loca de tantas del porteo y soy super feliz con mi emeibaby aunque mi boba también me enamora, fue comprada más para el papá que pasa de nudos! Os recomiendo a todas el grupo Red canguro de Facebook yel blog, donde he aprendido todo cuanto sé y lo sigo haciendo!! En porteo ergonómico de segunda mano, entre otro grupo, podemos encontrar portabebés a muy buen precio! saludos a todas!!!!

  • ¿Quieres añadir algo? ¡Comenta!