Alimentación complementaria

Yogures normales y lácteos frescos con leche de continuación

mi primer danone

Cuando empezamos con la alimentación complementaria, me llamó la atención que la pediatra nos recomendara no darle leche de vaca a mi bichilla, pero sin embargo los yogures le pareciesen buena opción para que mi churumbelita fuese conociendo nuevos alimentos. Desde entonces, mi bichilla ha probado muchas marcas (muchas) y como de costumbre, no le hace ascos a ninguna. Pero mientras en casa somos bastante de marca blanca y de comida de adultos estándar, en casa de la abuela la niña tiene una selección de primeras marcas imposible de igualar. Así es que cuando se comió su primer lácteo fresco en esos lares, fue un vasito de Mi primer Danone. Y a día de hoy, a punto de cumplir los 2 años, mi madre sigue comprando sólo yogures de Danone, pero de los normales, para la niña, con la excusa de que los de marca blanca del supermercado no tienen sabor de macedonia. ¡Pero si mi bichilla come de todos los sabores! En fin, que con las abuelas es mejor no discutir en algunos temas, pero ella parece abonada a Danone de por vida. Los Vitalínea 0% materia grasa y con trocitos de frutas para mi abuela y los de sabores para la niña. Mi sobrina fue otra gran aficionada a Mi primer Danone, de todos los sabores y durante muchos meses. A día de hoy, después de mi experiencia de este tiempo con los yogures y de todas esas charlas con pediatras y expertos en nutrición a las que he acudido, creo que los yogures son un gran invento para los niños.

1. A vueltas con la leche de vaca. Es verdad que desde que nacemos, primero la leche de nuestras madres o la de fórmula (que siempre digo que yo soy muy pro teta pero que cada una críe como mejor le parezca) es suficiente durante los 6 primeros meses de vida. Y ningún niño necesitará nada más. En nuestro caso, hemos prolongado la lactancia mucho y ya vamos a alcanzar los dos años de teteo, pero mi bichilla empezó a comer yogur muy pronto, en cuanto dimos paso a la alimentación complementaria, y es un gusto haber encontrado un alimento que sea tan sano y que los niños acepten tan bien. Ella podría estar comiendo yogures todo el día. También es muy fan del queso, por curado y fuerte que sea su sabor, por lo que creo que en el tema del aporte de calcio esta niña va más que sobrada. Que la leche de vaca no es un alimento imprescindible, ni sus derivados tampoco, pero a mí me resultan alimentos muy prácticos por lo completos que son y lo bien que se los come mi churumbelita. Si tuviera que tomarse esos nutrientes comiendo frutos secos o verduras ya estaría carente de calcio desde tiempo atrás.

2. La textura. Esta niña es poco delicada para casi toda la comida, aunque hay texturas como la de las espinacas que le desagradan profundamente. Y también la del pescado cuando se me queda muy seco (mala cocinera que es una). Pero con 6 meses la textura de Mi Primer Danone parecía más adecuada, más parecida a la de la leche materna o de fórmula, más suave. Y por eso la abuela no valoraba la compra de ninguna otra marca.

DSP1402203D50

3. La composición. Lo que no sabía de Mi primer Danone es que a diferencia de los yogures de consumo habitual entre humanos adultos, este está elaborado con leche de continuación ¡con leche de fórmula! La ventaja de este ingrediente es que ha sido adaptado para que sea digerido con mayor facilidad por los bebés y además contiene nutrientes que van a ser muy beneficiosos para su desarrollo: una cantidad adecuada de calcio, hierro (que ya os he contado que hoy en día hay cantidad de niños con el hierro bajo y hasta con anemia), ácidos grasos esenciales, vitaminas y minerales… O sea, que mi madre tiene razón cuando se empeña en invertir en Mi Primer Danone. En lugar de parecerse a la leche de vaca, trata de asemejarse a la leche materna, con ácidos grasos esenciales, menos proteínas… en fin, que se esmeran para que sea lo más digestivo posible y lo más nutritivo también.

Siempre digo que la lactancia materna me ha hecho criar con una pachorra pasmosa para ser primeriza. Porque me ha dado la confianza suficiente para afrontar la alimentación de mi mochuela con la tranquilidad de que si rechazaba algún alimento o tenía alguna enfermedad que le quitara el apetito (con lo que zampa mi bestia parda) ahí tendría la teta para mantenerse hidratada y nutrida el tiempo que fuera necesario. Y poco a poco hay una serie de alimentos como el yogur, la leche, el queso, el jamón, el arroz, la pasta y algunas frutas, que también se han ganado un lugar privilegiado en el estómago de mi bichilla. Por desganada que esté estos siempre los acepta.

La información acerca de las ventajas de estos primeros lácteos especialmente pensados para cubrir las necesidades de los bebés, me llega un poco tarde, porque la niña ya la tengo prácticamente criada en este sentido, pero de cara a un futuro ya estoy puesta al día acerca de todas las novedades en alimentación infantil. Vosotros ¿compráis esos productos adaptados como Mi primer Danone para los bebés o les dais yogures de adultos? ¿Sabíais que estaban hechos con leche de continuación y que tenían estas ventajas?

Esto te puede interesar

37 Comentarios

  • Responder
    Mamá en Bulgaria
    5 noviembre, 2015 at 07:45

    Yo vivo en el país del yogur, aquí se consume muchísimo el yogur auténtico, el que tiene el lactobacillus ese tan majo y tan útil. XD
    A mis hijos nunca les he dado yogures para bebés, han pasado directamente al normal.

  • Responder
    Marigem
    5 noviembre, 2015 at 07:49

    Yo también he usado esos yogures, más que nada porque mi hijo pequeño corría riesgo de desnutrición y los yogures y el queso siempre le han gustado así que venga queso y yogures,jejeejej.
    En cambio la mayor era de poco lácteo, como yo, y hoy en día toma bebidas vegetales, pero es que tampoco toma cantidades grandes, menos mal que lo compensa con otras cosas.
    No sabes la suerte que tienes de que la peque coma de todo, yo no valoraba bastante a mi hija mayor hasta que nació el otro, entonces supe lo que es no dormir y que un niño no coma.

    • Responder
      Planeando ser padres
      6 noviembre, 2015 at 11:03

      Yo pensé que era un invento moderno ¿existen desde hace tanto tiempo los yogures para bebés? Siempre suelen decir que con un bebé que coma y duerma la crianza no tiene nada que ver. Lo del sueño lo llevamos de aquella manera, pero la verdad es que mi bichilla no tiene fondo ni escrúpulos cuando de zampar se trata.

  • Responder
    ladya73
    5 noviembre, 2015 at 08:03

    Sabes que lo de mi primer Danone es un sacacuartos, no? Que mucha historia con la leche de continuación y bla, bla, bla… todo para venderte los yogures 3 veces más caros cuando podrías dar yogures normales….

    • Responder
      Planeando ser padres
      6 noviembre, 2015 at 11:05

      Pues las abuelas están convencidísimas ¿cómo le digo yo a esta mujer que no los compre? En fin, que al menos mal no le harán y así cambia la niña de sabores y de texturas.

  • Responder
    Cristina Madre Autónoma
    5 noviembre, 2015 at 09:12

    M siempre ha tomado yogures normales, al principio naturales y desde que empezó la guardería, ya nos pide de sabores. Son más baratos que el primer Danone y tienen menos azúcar.
    Nosotros se los empezamos a ofrecer ya cerca del año, por aquello de que no le hace falta otro tipo de lácteo y con la de comidas que hacía, pues no lo echamos en falta

    • Responder
      Planeando ser padres
      6 noviembre, 2015 at 11:06

      Aquí vamos alternando, porque como digo en el post, en casa los tiene normales y en casa de la abuela adaptados. Estos de bebés están tan enriquecidos que te da la sensación de que comiendo uno de esos va a ir sobrada de todo.

  • Responder
    Annabel y V
    5 noviembre, 2015 at 09:32

    Yo siempre he sido como tu a lo salvaja, pero las primeras veces que fuimos a Málaga, la abuela no compraba otros! La textura y que eran mucho más líquidos y suaves se lo hacían más fácil , y oye, que si además le aportan algo extra pues bienvenido sean!

    • Responder
      Planeando ser padres
      6 noviembre, 2015 at 11:07

      ¡Jajaja! ¿No te digo yo que las abuelas son muy fans? Llevan vitaminas y yo no sé cuántas cosas más, además de la leche adaptada. La mía no es de estómago delicado, pero para otros bebés más sensibles igual sean buena idea.

  • Responder
    Maria E.
    5 noviembre, 2015 at 09:40

    Mis peques han estado tomando mi primer danone hasta el año y medio porque el padre se empeñó y hasta entonces tampoco habían probado la leche de vaca (teta o fórmula solamente). Después pasamos a los blancos (también de danone que a mi marido parece que lo tienen en nómina) y ahora al mayor ya le gusta tambien el de sabores.
    Eso sí, vaya tela como se nota en la economía el cambio porque los casi tres euros que cuestan 4 yogures tiene tela…

    • Responder
      Planeando ser padres
      6 noviembre, 2015 at 11:09

      ¡Jajaja! Es que hay marcas que transmiten confianza y mucha gente no quiere ni oír hablar de otros productos. A mi madre le pasa con la crema de Mustela y con los yogures. Para el resto no es tan delicada. Es cierto que el precio de los de bebés es muy superior y eso puede ser un freno importante a la hora de comprarlos.

  • Responder
    marilia
    5 noviembre, 2015 at 09:41

    Para nosotros fueron una salvación porque nunca quiso bibe y cuando a partir de 6 meses tenía que ausentarme algunas horas,por lo menos sabía que se comía el yogur,ha que la AC le costó desde siempre.Hasta el año no me di de los de sabores normales y también petit suisse,pero cada vez come menos (solo quiere teta y cumple 2 ahora mismo) y la leche en vaso ni probarla,ni con cola-cao ni nada,total,que me los acabó comiendo yo,jeje,menos mal que soy muy fan de los lácteos pero más de vitalinea.. Queso si le gusta,pero se ve que los yogures ,está en fase de aborrecimiento

    • Responder
      Planeando ser padres
      6 noviembre, 2015 at 11:11

      ¡Habrá comido ya muchos! Mi bichilla no ha aborrecido ningún alimento. sí ha tenido periodos de rechazo puntual, pero a las dos semanas le volvía a ofrecer esa comida polémica y ya no se acordaba de su mala relación con ella. Si ya sé que el tuyo es casi del mismo día que la mía, pero esta la boca la ha sacado poco exquisita. Todo le gusta, sea de bebés o de adultos o el queso más fuerte y curado que encuentre. Y las cosas picantes y los sabores fuertes. Si aquí lo que nos preocupa más es el posible sobrepeso por esa glotonería que el que no coma.

  • Responder
    sermamiyotraslocuras
    5 noviembre, 2015 at 09:42

    Yo le ofreci esos de Mi primer Danone y no le gustan nada de nada de naaaada…de hecho saben rarisimos…Yo al principio le di Iogulino de Nestle que no necesitan nevera y te los puedes llevar de paseo la mar de bien…Pero fue poco tiempo porque donde este un yogur normal o tipo petit suisse…a mi peke le encantan!

    • Responder
      Planeando ser padres
      6 noviembre, 2015 at 11:51

      Ojo, que el Petit Suisse, que también es de Danone, no es un yogur sino un queso. La forma de fermentación de la leche y la cantidad de grasas es muy diferente, pero es verdad que es muy espeso y se manejan mejor con él. Sin embargo, no son lo ideal para bebés tan pequeños.

  • Responder
    Una mamá muy feliz
    5 noviembre, 2015 at 10:00

    A nosotros nuestra pediatra nos prohibió termienantemente que le diéramos este tipo de productos para bebés a UNMF. Desde el principio yogures normales y leche entera normal, dice que estos productos llevan leche desnatada, nada buena para los niños. Ella es la jefa de pediatría de la zona y es especialista en nutrición infantil, lleva el Plan integral contra la obesidad infantil. No sé, pero yo hice lo que me dijo a pies juntillas jejeje

    • Responder
      Planeando ser padres
      6 noviembre, 2015 at 11:57

      Pues justo lo que me ha sorprendido es que se hagan no con leche normal sino con la que se utiliza para el biberón de los bebés, vamos las leches de continuación. Mi bichilla los ha comido sin problemas cuando se los hemos ofrecido, pero entiendo que confíes en tu pediatra, que es lo que debes hacer. La nuestra nunca nos ha dicho nada a favor ni en contra, pero porque no ha surgido el tema.

  • Responder
    anitasuperstarr
    5 noviembre, 2015 at 10:06

    La verdad los primeros yogures que les di sí eran mi primer Danone pero a partir de ahí y bajo la supervisión de la pediatra empecé a usar normales pero menos ácidos, marcas como la Fageda o GutBio de Aldi. Les gustan una barbaridad y cuestan la mitad que los hechos con leche de continuación. Y no llevan azúcar, que los de mi primer Danone sí y no quiero desarrollarles el gusto por el azúcar ya. La mayoría de lácteos para bebés o niños llevan azúcar cosa que me pone…enferma, por no decir que me cabrea un montón y me niego en redondo.

    • Responder
      Planeando ser padres
      6 noviembre, 2015 at 12:22

      Yo con el tema de los azúcares en los productos tengo serios problemas. Porque en ocasiones esos azúcares o bien están ya presentes de forma natural en los alimentos o se liberan al ser procesadas las materias primas. Es decir, no es que se les añada azúcar sino que no se les puede quitar. Esto nos lo han explicado muchas veces y el problema es que el etiquetado en España no suele ser nada claro, y se producen este tipo de confusiones. ¡Si hasta expertos en nutrición con los que he hablado reconocen no entender lo que pone en los envases! ¿Qué va a ser de nosotras?

  • Responder
    La Hobbita
    5 noviembre, 2015 at 13:26

    No lo sabía yo, que lo hacían con leche de continuación. De todas formas creo que en mi casa también vamos a ser abonados a las marcas blancas aunque fíjate, a lo mejor hasta me animo y hago yogur casero con leche materna (si me sobra leche, si me da por la frikada y porque son cosas que una tiene que hacer una vez en la vida xDDD).

    Un abrazo 🙂

    • Responder
      Planeando ser padres
      6 noviembre, 2015 at 12:30

      ¿Yogur casero con leche materna? Soy muy fan tuya. Con la de leche materna que yo tiré al no volver al trabajo porque mi bichilla no la quiso ya extraída desde que cumplió un año. Pero ¿eso cuajará como yogur? ¿No perderá propiedades en el proceso?

  • Responder
    Crisnasa Blog
    5 noviembre, 2015 at 19:28

    Yo los usé durante la edad recomendada. Es verdad que mucha gente me decía que no servían para nada, igual que las leches de continuación. Pero, como mal no le iban a hacer, hasta que tuvo edad de comer ya los normales se los estuve dando.

    • Responder
      Planeando ser padres
      6 noviembre, 2015 at 12:40

      A nosotros nos han dicho que las leches de continuación están enriquecidas con vitaminas y minerales especiales para los niños, y con menos proteínas que los niños no necesitan. Y con estos yogures se supone que ocurre lo mismo.

  • Responder
    Maria Mivinailart
    6 noviembre, 2015 at 05:58

    Pues me apunto tu información, aunque he leído los comentarios anteriores y me he quedado un poco perdida, casi peor que antes de leer tu post jiji.
    Ya sabes que en un par de meses empezaré la alimentación complementaria con mi bolli y me rallo un poco, la verdad. Igual me estoy pasando y dando más importancia a su dificultad y lo mismo ni la tiene… sueño con recetas para la enana… Se me está yendo la pinza jajajaja

    • Responder
      Planeando ser padres
      6 noviembre, 2015 at 12:48

      ¡Jajaja! Tú tranquila y si tienes dudas déjate aconsejar por el pediatra y por tu instinto. Bueno ¡y por el gusto de tu bichilla! Porque igual rechaza otras marcas y le gusta esta ¡o al revés! Eso no lo podremos sabes hasta que se lo pongas delante.

  • Responder
    Cuestión de madres
    6 noviembre, 2015 at 08:16

    Sabía que estaba hecho con leche de continuación y azúcar y por eso pequé con el mayor y mi pequeña jamás los ha probado. Me parece tirar el dinero con estos yogures pero no le quito la importancia a los normales ni a los lácteos, solo a lo que por poner un bebé o “infantil” delante te suben el precio. Un besazo guapísima

    • Responder
      Planeando ser padres
      6 noviembre, 2015 at 12:56

      Sí, lo del precio habría que analizarlo y lo del azúcar también. Como he dicho antes a Aniita, nunca sabemos si son azúcares añadidos o no, porque cada fabricante etiqueta como quiere.

  • Responder
    H
    6 noviembre, 2015 at 10:20

    Estos yogures no son nada recomendables además de un saca cuartos, como bien ha dicho LADYA73. Aquí os dejo este artículo de la OCU por si no lo sabíais y queréis informaros: http://www.ocu.org/alimentacion/alimentos/noticias/yogures-para-bebes-mejor-no537884

    • Responder
      Planeando ser padres
      6 noviembre, 2015 at 13:05

      Conozco este y otros artículos, pero mi duda es que son de hace tantos años que me extraña que la fórmula no haya mejorado para adaptarse a nuevos estándares de calidad. Es que todo lo que encuentro es bastante viejo ya, y a industria suele cambiar muy deprisa. ¡No sé qué pensar! Porque no soy experta en el tema.

  • Responder
    Rosa
    8 noviembre, 2015 at 20:25

    Para saber si llevan azúcar anyadido basta con leer la lista de ingredientes. No se trata de parte de la composición natural de la fruta o la leche, sinó de azúcar que se anade al puré de frutas. Así aparece listado en la etiqueta: “puré de frutas 10% (manzana, pera y plátano), azúcar…” entre muchísimos ingredientes más.

    • Responder
      Planeando ser padres
      10 noviembre, 2015 at 11:05

      Pues ya ves que incluso los expertos decían no entender en ocasiones el etiquetado, porque hay marcas muy crípticas con este asunto. Nosotros lo hemos notado porque mi abuela es diabética, y cantidad de productos de los que se venden como sin azúcar sí que llevan os propios de la materia prima y una poca más de refuerzo ¡y se quedan tan anchos los fabricantes, oye! Creo que sanidad debería revisar mejor este tema.

      • Responder
        Rosa
        10 noviembre, 2015 at 21:05

        Pues sin ver esas etiquetas no sabría decirte, pero en este caso no cabe duda. De todas maneras no he encontrado ningún yogur de sabores que no llevase azúcar anadido. Si se quieren evitar azúcares y se desea dar yogur, lo mejor es el natural entero normal y anadir fruta si se desea.

        • Responder
          Planeando ser padres
          11 noviembre, 2015 at 13:38

          Uy sí, los de sabores llevan todos azúcar añadido. Y luego tengo más dudas con los naturales sin azúcares añadidos pero con 0% de materia grasa. Y de los que traen trozos de frutas tampoco desconfiaba, porque se ven tan naturales… pero claro, también son de colores y sabores.

          • Rosa
            14 noviembre, 2015 at 14:58

            Si quieres dar yogur (tú ya sabes que falta no hace) lo mejor es natural, entero (nada de =% o desnatado) y sin azúcar. Sabiéndolo, puedes darle lo que te de la gana, que cada una tenemos que seguir nuestro criterio, no quiero que parezca que te doy la chapa!

          • Planeando ser padres
            16 noviembre, 2015 at 14:26

            Tranquila, que te o agradezco mucho.

    ¿Quieres añadir algo? ¡Comenta!