Opiniones

¿Quieres tener más hijos?

tener más hijos

Sí, está debe ser la pregunta del millón incluso cuando tú aún estás embarazada del primero y ya anda la gente queriendo saber si va a haber un segundo, o si te has planteado meterte de cabeza en el farragoso mundo de las familias numerosas. Como primeriza inconsciente que soy, yo veía ideal lo de parir una vez y volver a tener otra criatura de forma que se llevaran solo un par de años entre ellos. ¡Loca como una cabra es lo que estaba! Ya os confirmó que yo no he nacido para ser madre de dos churumbeles tan pequeños al mismo tiempo. Me faltan capacidades. A día de hoy, aún veo que mi bichilla es muy dependiente de mí, y no quisiera darle de lado a sus necesidades para atender a un nuevo heredero, que al estar sin estrenar estaría aún más falto de atenciones que ella. Y lo de dividirme en versión salomónica justo por la mitad, pues no lo veo factible. Tampoco he notado que haya adquirido el don de la ubicuidad. Y luego ahí estaría el padre de las criaturas, que dice que también quiere atención y ya se queja de ser un marginado en esta casa solo con una niña que le roba protagonismo. En definitiva, yo no quiero que mi churumbelita se me quede de hija única, pero a estas alturas, según mis bocetos iniciales de planificación familiar, ya debería estar pariendo al segundo, y por ahora no hay pensamiento ni de meterlo en el horno. Tirando por derroteros menos dramáticos, existen cantidad de familias con hijos separados por un par de años y aquí no ha muerto nadie: ni el niño mayor ha sido abandonado, ni el pequeño desatendido, ni los padres han estirado la pata por encadenar 4 años o una década de mal dormir. Pero esto lo veo así, en la distancia, y lo miro con buenos ojos, pero al imaginármelo en mi casa y en mis carnes ¡el cuento cambia mucho!

1. El día tiene sólo 24 horas. El mío, y el de la mayoría de vosotros. Por más que una madrugue o trasnoche, a mí me siguen faltando minutos para hacer todo lo que me gustaría o a lo que estoy obligada. Si sólo con tratar de que mi bichilla no se abra la crisma saltando del váter al bidet, no nos matemos pisando las latas de atún que pasan más tiempo rodando por el suelo que en la despensa, sacándola su rato de paseo y buscando alguna actividad que vaya más allá de la tele mientras intento faenar un poco, ahora ponte tú a hacer lo mismo multiplicado por dos, porque serían criaturas de edades diferentes e incompatibles durante la primera etapa. Lo pienso y se me quita el poco sueño que me queda.

2. Necesitamos dormir. Creo que en nuestra carta a los Reyes Magos de este año, esta va a ser nuestra petición: “Queridos Reyes Magos, querríamos un día de los de dormir 8 horitas del tirón (si pueden ser dos veces mejor, pero tampoco queremos abusar)”. Y es que mi bichilla nació durmiendo, pero un nuevo mochuelo vete tú a saber qué ideas trae de serie en lo que respecta al sueño. Que si te sale dormilón, pues simplemente tendríamos que seguir bregando con mi churumbelita actual en este tema, pero como nos salga de despertares y teta como esta ¡yo ya no tengo ni tetas ni centímetros en la cama para acoger a más gente!

3. Queremos recuperar nuestra cama. Obviamente, sí queremos, queremos. El colecho nos ha solucionado mucho la crianza, pero la cosa se va alargando y empieza a tener sus inconvenientes. Esto se une a nuestros temores de primerizos, que nos llevan a dudar de que alguna vez la niña quiera dormir sola y sin despertarse en su propia habitación. Y claro, no me veo echándola a ella, para meter a otro, cuando la primera no tiene ninguna intención de irse. Mal empezaríamos negándole a mi churumbelita lo que le pensamos dar a otro recién llegado. Con lo cual, seguiremos esperando esa independencia.

4. Esta niña no es nada obediente. Ni hace caso en casa, ni por la calle, ni más allá. No me veo llevándola caminando de un lado a otro, teniendo que portear o empujar el carrito del segundo mientras tengo que arrancar a correr cada pocos pasos para que un coche no me desbarajuste a esta, que ya la tengo medio criada. Creo que todo sería más sencillo si su independencia fuera algo mayor, si al menos una de cada cien veces en las que le digo que no corra, no corriese y pudiese fiarme un poco más de sus arrebatos alocados. Porque a lo que me niego es a llevar un carrito gemelar, sin tener gemelos, sólo para tener la situación bajo control.

5. Pero otros vendrán. Sí, todo estos son minucias a la larga. Creo que las nuevas generaciones de padres somos un poco comodones en este sentido. Más allá de las circunstancias económicas y laborales que haya en cada casa, hay un freno importante a la hora de tener más hijos porque no queremos renunciar a ciertos privilegios. Aficiones personales, tiempo en pareja, tiempo para no hacer nada, tiempo de descanso, actividades para adultos o niños algo mayores… Ahora que vemos que poco a poco podemos hacer más cosas con el trasto de mi bichilla, pensar en volver a pasar por todo desde cero ¡ay, se hace muy cuesta arriba!

Que sí, que luego todo compensa, y la gente dice que el segundo casi que se cría solo, que se espabila más deprisa, que tiene al hermano mayor, que aunque no lo cuide directamente lo va a entretener mucho, va a jugar con él, cosa que con el primero no pasa porque también lo tienes que entretener tú, y que con la práctica del primero las siguientes crianzas ya salen rodadas. Y yo soy optimista y pienso que es cierto y que esta gente no me quiere engañar sólo para que me preñe a traición y se me complique más la vida. Pero aún así, y pese a que tenemos claro que sí tendremos más hijos, nos encontramos un poco como antes de decidir dar el paso para convertirnos en padres por primera vez. Todo son dudas y nunca ves que sea el momento perfecto. Porque si algo tengo claro, es que ni con el primero ni con el segundo ese momento ideal existe. Y eso sin pensar en que una cosa es querer y otra ponerse con las prácticas y lograr que el segundo llegue justo cuando estáis planeando ser padres. ¿Cuántos años se llevan vuestras criaturas? ¿Le disteis muchas vueltas al tema de cuándo lanzarse a por el segundo hijo o tomasteis la decisión más a la ligera que con el primero?

Esto te puede interesar

81 Comentarios

  • Responder
    mamá puede
    11 noviembre, 2015 at 07:38

    Uy aquí vengo a opinar con total conocimiento de causa!
    Mi situación ya lo sabes, dos niños que se llevan justo 24 meses y 23 días. Y te aseguro que los sacas adelante, y también te aseguro que se hace sin quitarles atenciones, sin que crezcan traumatizados por qué no se les hizo caso un día…
    Cuándo los tienes te das cuenta de que hay muchas cosas que se pueden compaginar, me acuerdo que muchos días le leía un cuento a Leo mientras tenía cogido a Gonzalo y sacándome leche a la vez (si El Niño hubiese querido teta hubiese sido un pelin más fácil)

    Que es cansado? Por supuesto! Puedo decir que desde que nació Leo habré dormido del tirón (nunca 8 horas pero a lo mejor 6-7) cinco veces no más. Que me falta tiempo para todo, pero que cuándo te dicen que compensa es la verdad.

    Ya te solté el toston

    • Responder
      Planeando ser padres
      11 noviembre, 2015 at 13:43

      Sí, si de todo eso estoy convencida, porque mi hermano y yo nos llevamos 20 meses, y aunque el mimado es él, no tengo yo mal recuerdo de la infancia ni me he sentido nunca un cero a la izquierda. Vamos, que he vivido en mis propias carnes lo que implica ser hermana mayor de un niño casi de la misma edad y no me ha pasado nada. Pero egoistamente, no ya por los niños, sino por nosotros, creo que necesitamos algo de respiro entre mi bichilla y el siguiente ejemplar. Y lo de dormir del tirón no lo estoy viviendo ni con mi bichilla única. Que hay noches que no duermo más de 3 horas (en total, nada del tirón) y si ahora llega otro que no se me sincroniza con esta ¡a mí me matan!

  • Responder
    anitasuperstarr
    11 noviembre, 2015 at 07:44

    Ay! pensando estaba en escribir un post sobre el trabajo que dan los gemelos para quitarle romanticismo al asunto…no sé si reír o llorar leyendo tu post. Dos dan un trabajo ingente y hay que repartir tetas, amor, cama, cuidados y de todo. En compartir está el gusto dicen, pero la verdad es que hay días que no llegan las manos ni las horas. Eso sí, rompo una lanza y te digo que el amor no se multiplica por dos sino por mil 😉

    • Responder
      Planeando ser padres
      11 noviembre, 2015 at 13:50

      Pero es que tu caso es aún más enrevesado porque tienes dos a la vez y de la misma edad. El papá de mi bichilla quería tener gemelos, porque decía que seguro que dos no dan el doble de trabajo que uno solo y así pasaríamos esta fase de una vez y luego ¡a vivir la vida loca! La cuestión es que esta niña anda ahora incontrolable, y yo no me veo evitándole peligros a diario mientras cuido de otro más necesitado. Será que vengo poco dotada de serie.

  • Responder
    Diana
    11 noviembre, 2015 at 07:56

    Vivimos vidas paralelas, Lucía. Me encuentro en el mismo pensamiento que tú de principio a fin. La gente que conozco que se ha animado con el segundo siempre me dice que si lo piensas no lo haces pero es que no soy capaz de tirarme a la piscina sin pensarlo y cuando lo pienso me viene a la cabeza todos y cada uno de los puntos que has dicho y zas! Quizás lo que menos me importe sea lo del colecho porque me encanta que durmamos los 3 pero sí que agradecería dormir algunas horas seguidas (me valen 4).

    • Responder
      Planeando ser padres
      11 noviembre, 2015 at 13:53

      ¿Cómo no lo vamos a pensar? ¿Estamos todos locos o qué? Si una piensa 40 veces el color de los zapatos de la temporada, como para traer churumbeles a lo loco. Que luego se ven esas maternidades de pena, en la que todo es un drama diario porque tú no tienes tu espacio, que si ya lo tenías casi desaparecido con una criatura quién te mandó a buscar otra más? Y yo no quiero que me pase eso. Quiero dar el paso convencida, sabiendo que por difícil que se pueda presentar la nueva crianza los ratos felices pesen infinitamente más que estos quebraderos de cabezas e incomodidades del día a día. ¿Dónde hay que firmar por esas 4 horas seguidas? Que voy corriendo y nos apuntaos juntas.

  • Responder
    lamamadealvaro
    11 noviembre, 2015 at 07:58

    Los mios se llevan 3 años y cuatro meses. Por mi se hubiesen llevado menos pero entre que Álvaro se las trae y que el padre no quería lo fuimos dejando.
    Yo te digo que si se puede y que es verdad que con el segundo todo es más fácil pero que es muuuuuuy cansado. Yo jamás en mi vida me había quedado traspuesta en el sofá y ahora me quedo.
    Y sabes lo peor de todo? Que en mi cabeza está ir a por otro… Para matarme 😉

    • Responder
      Planeando ser padres
      11 noviembre, 2015 at 13:56

      Mira, esa separación ya la veo mejor. Con esa edad mi bichilla habría pisado por lo menos el colegio y como allí dicen que P3 se basa casi exclusivamente en adquirir autonomía ¡a ver si se hace grande de golpe! Oye, quizás una vez metida en la faena de 2 ¡lo de 3 no sea una locura tan grande!

  • Responder
    marilia
    11 noviembre, 2015 at 07:58

    Yo también pensaba tener dos seguidos, en plan de que de llevasen 2 años (antes de ser madre,claro está) y pensar que debería estar pariendo ahora…uff..seguimos con la teta, lo que es un agobio pero el destete lo veo imposible por ahora,se duerme al pecho, pero no me veo para nada haciendo el tándem(olé para quien se anime)pero yo seguro que no,lo que dices es cierto, momento ideal no hay…seguro que quisiera que mi nene tuviera un hermano y los años pasan.. No puedo esperar demasiado tiempo(tengo 36)así que la idea es que se lleven de 3 a 4 años,que ganas hay..pero imagino las noches sin dormir eternas y mi nene que aún no duerme del tirón y me da un pasmo.También creó que si pasan muchos años,la pereza sería máxima, porque te vuelves a acostumbrar a tener tiempo para ti y todo eso

    • Responder
      Planeando ser padres
      11 noviembre, 2015 at 13:59

      ¡Esto es justo todo lo que pasa por mi cabeza! Lactancia en tándem, niños que no duermen del tirón, vislumbrar la luz al final de esta fase más durilla de la crianza y no atrevernos a repetir porque nos hemos acomodado… Pues eso, que es la diferencia de 3-4 años, que antes de parir me parecía una exageración sin sentido, ahora la veo como ideal de la muerte, pero siempre con ese temor de que luego se retrase más, se lleven 5-6, nos hayamos hecho viejos y vagos… ¡mejor no pensar tanto! Pero tampoco lanzarse a lo loco.

    • Responder
      Padres Frikis
      16 noviembre, 2015 at 08:19

      Mi mujer hace tándem y sigue viva xd

      Cansada y agotada, pero es una fase, dentro de no tanto tiempo eso se terminará…

      • Responder
        Planeando ser padres
        16 noviembre, 2015 at 14:59

        ¡Ojocuidao! Que la lactancia en tándem son palabras mayores. Yo soy muy de teta individual pero a esto no sé yo si llegaría.

  • Responder
    Marigem
    11 noviembre, 2015 at 08:03

    Jajaja, pues yo también voy a hablar con conocimiento de causa. Los míos se llevan 13 meses y lo quise así porque mi hermana y yo nos llevamos año y medio y crecimos a la vez y seguimos entendiéndonos genial. Y mi marido, aunque se lleva muy bien con todos sus hermanos con la que más congenia es con la chica con la que se lleva 2 años.
    Y la crianza es mucho más fácil de lo que parece.
    Yo soy mucho de calle, me pasaba los fines de semana de excursiones por el campo o por la playa, y por semana mucho tiempo en el parque, merenderos, plazoletas, lo que fuera menos estar mucho en casa que es donde veo el peligro con el baño y la cocina, pero en un prado se pasa uno la tarde sin enterarse.
    Y evitando estar mucho en casa(que obviamente no siempre se puede, depende del modo de vida de cada uno) e intentando que coman y duerman más o menos a la vez, que es lo peor los primeros meses, lo demás sale rodado.
    Enseguida empiezan a jugar juntos, cuando se va a cualquier sitio los dos los disfrutan porque normalmente lo que gusta a un niño de cuatro años a uno de 5 también, en cambio si uno tiene 5 y otro 10 a lo mejor ya no es lo mismo.
    Y van aprendiendo a la vez a montar en bici, a patinar, a nadar, a tocar la guitarra, y claro, al ir juntos a todo esto suelen tener el mismo grupo de amigos.
    Este año se fueron juntos a un concierto de ACDC a Madrid, y aunque me agobié y quedé preocupada, saber que estaban juntos me dio cierta tranquilidad.
    Pero vamos, que aunque se lleven unos años tampoco se acaba el mundo, lo importante es estar segura del moemnto qu emejor te viene a ti, solo tú sabes cuando es oportuno y lo demás va saliendo solo.

    • Responder
      Planeando ser padres
      11 noviembre, 2015 at 14:37

      ¡Voy a iniciar una petición para que en el Pueblucho Infernal pongan un prado de esos! Que aquí la calle no es nada de segura, entre tráfico, delincuencia y demás ¡ríete tú del peligro del baño y la cocina! Y eso que mi bichilla tiene una afición insana por ese lugar de objetos blancos de porcelana con la que se abrirá la crisma un día. Uy las comidas. Mira,eso en la fase inicial del pequeño no me quitaría el poco sueño que esta e deja, porque con la lactancia es fácil del todo, pero mi bichilla tarda dos horas en comer a su ritmo, y no sales de una comida cuando toca iniciar la siguiente. Me preocupan ambas cosas, aunque ya está visto que a las alturas que estamos mi bichilla no se va a llevar poco tiempo con el futurible. O sea, que por más valoraciones que hago, lo de tenerlos seguidos tiene ventajas e inconvenientes, pero lo de retrasar mucho esa segunda maternidad también.
      Ya sé que es una decisión para toma en pareja, pero con la experiencia de la primera maternidad, y pese a que el papá de mi bichilla es un hombre la mar de apañado, hay ciertos asuntos que van a recaer exclusivamente sobre mi persona, y por eso no me veo capaz de sacar las dos crianzas a la vez.

  • Responder
    Cuestión de madres
    11 noviembre, 2015 at 08:12

    Aquí una mamá con dos hijos que se llevan 2 años y 4 meses y… se lleva bien y no se acaba el mundo porque el bebé no se entera, come, caga y duerme, y el mayor no queda relegado a un lado (bueno, algunos lo hacen pero los menos). Cuando el pequeño quiere empezar a demandar más a papá y mamá el mayor ya tiene un año más y es más consciente de lo que supone un hermano.
    Sobre lo de pensárnoslos… bueno, queríamos que se llevaran poco y decidimos que sería después del verano de cumplir 1 año (él nació en enero y nos lo planteamos para a partir de septiembre), en agosto nos entró la tontería y… pues que en mayo nació la pequeña. Y ahora es una gozada. Juegan muchísimo juntos, tienen mucha complicidad y ya podemos ir a todas partes y hacer las misma actividades… también se pelean pero da gusto ver cómo se defienden el uno al otro.
    Como dices, nunca hay un momento ideal pero tampoco hay que tenerle miedo porque cuando una espera mucho llega a la parte buena donde se hacen muy independientes y da mucha pereza volver a empezar (y te lo digo porque en el colegio les está pasando a muchas mamás)

    • Responder
      Planeando ser padres
      11 noviembre, 2015 at 14:44

      Yo sí he visto hermanos mayores olvidados por completo con la llegada del segundo, y quiero pensar que ha sido un fallo que los padres no han cometido de forma consciente, pero que sin embargo, llevados por el ajetreo que supone tener un nuevo bebé en casa, han metido la para hasta el corvejón para ocuparse sólo del recién llegado mientras el primero pasaba a un plano muy secundario. Y con el mal genio que se gasta mi bichilla ¡si encima sufriera un ataque de celos o lo contaríamos! Lo del calendario de fechas también es otro asunto en el que pensar, porque podemos retrasar mucho la decisión y que luego tarde mucho más de lo esperado en llegar el segundo. O que lo intentemos pensando en que no llegará y de pronto llegue demasiado deprisa. ¡Esto debería poderse controlar de una forma más efectiva!¡Ay esa parte buena y de relax! ¿De verdad llegará un día, no?

  • Responder
    La maternidad de Krika en Suiza
    11 noviembre, 2015 at 08:46

    Yo como Marigem, 13 meses y medio se llevan mis monstruitos. Nosotros también queríamos que fueran seguidos y creo que fue una buena decisión. Hay algún momentillo duro no te lo voy a negar, pero se puede, eso sin duda. Eso sí, para el tercero me espero a que vayan los dos al cole que si no me vuelvo loca ????

    • Responder
      Planeando ser padres
      11 noviembre, 2015 at 14:39

      ¡Jajaja! Yo para el segundo ya voy a esperar eso del cole. Oye, y que haciendo cuentas, no sé yo si hubiera podido quedarme embarazada tan pronto, porque como seguimos con la lactancia y hasta los 17 meses del post parto no recuperé la regla ¡eso es que mi cuerpo sabe que no doy para más!

  • Responder
    Y, además, mamá
    11 noviembre, 2015 at 09:04

    Uf, yo creo que el primer hijo no se piensa tanto como el segundo, porque ya sabes lo que hay, jaja. Yo creo que tendré otro, pero se van a llevar bastante, y no me parece mal. El tiempo que le he dedicado en exclusiva a mi hijo no lo cambio por nada. Ha sido así y ya está, ¿no? Eso y que quería vivirlo todo despacio, no tengo prisa 🙂 Entiendo las ventajas de que se lleven poco, pero así ha sido muy bonito. Y si no llega otro, pues ya está, qué le vamos a hacer.

    • Responder
      Planeando ser padres
      11 noviembre, 2015 at 14:48

      ¡Jajaja! Pues nosotros a mi bichilla la repensamos muchísimo y ahora que ya sabemos lo que hay ¡así andamos que no daremos nunca ese paso! Yo no me arrepiento de estar espaciando esa segunda maternidad, pero nunca pensé que me vería con estos pensamientos. Eso sí, lo que tengo claro es que no me gustaría que mi bichilla fuera hija única, así es que aunque necesite humanamente separarlos un década, otro tendrá que venir.

  • Responder
    Norgwinid
    11 noviembre, 2015 at 09:20

    Mis hijas se llevan dos años y medio y la verdad es que, aunque a veces me vuelvo loca y me faltan manos, pies y horas, todo es más fácil de lo que me había imaginado al principio. Las dos están perfectamente atendidas y cuidadas y sí, es verdad que a veces la una tiene que esperar por causa de la otra (no se puede cambiar un pañal y limpiar un culo al mismo tiempo o preparar una cena y dar teta a la vez, aunque esto último con ayuda del Mei Tai, casi casi), pero eso no les supone un trauma ni una molestia ni nada. Como mucho un dolor de cabeza para ti, por tener a la Mayor repitiendo sin cesar: quierocenarquierocenarquierocenarquierocenar!
    Para mi lo ideal era que se llevaran poco, para poder jugar juntas y crecer a la vez y se habrían llevado menos de no ser por el aborto que tuve entre ellas…

    • Responder
      Planeando ser padres
      11 noviembre, 2015 at 15:25

      Si me volviera más loca de lo que me tiene la mía, me encerrarían y me quitarían la custodia ¡jajaja! Es broma, si tampoco es para tanto, pero creo que estar con ella ya me pone muy al límite y que con otro más no daría abasto. Lo que me encanta es ese pensamiento positivo de que pese a la faena diaria, no es tan difícil como te lo habías imaginado ¡eso es genial! Y sí, una madre es muy multitarea, pero esos límites que comentas existen para todas por muy apañadas que seamos. Ya es imposible que los míos se lleven poco (entendiendo ese poco como 2 años o menos) así es que al menos trataremos de que la diferencia no sea abismal.

  • Responder
    Eva
    11 noviembre, 2015 at 09:21

    Yo ya tengo al segundo en el horno y se llevará dos años y cuatro meses con su hermano mayor más o menos. Sentimientos? Acojone máximo, para que negarlo. Pero bueno, yo quería que se llevaran como unos dos años y ya daré a luz con casi 37, así que tampoco lo podía dejar mucho más.
    Me lo pensé algo, pero luego me dije que yo no quería que fuera hijo único como yo y que lo hacíamos entonces o no lo hacíamos. Y justo fue el destete y empezar a dormir del tirón, así que rodado.
    En mayo cuando tenga al mayor y al bebé me acordaré de mis palabras cuando me esté tirando de los pelos.
    Yo también creó que si te pones a pensar, nunca es buen momento, ni para el primero ni para los demás..

    • Responder
      Planeando ser padres
      11 noviembre, 2015 at 15:30

      ¡Enhorabuena! Por haber dado el paso, no por el acojone en el que dices que vives. La edad es uno de los factores determinantes. Aunque yo no hago más que inspirarme en mi abuela, que parió a la primera con 31 y al último con 41 y logró tener 5 en total ¡y sin reproducción asistida ni modernidades! Pero claro, me he desviado de ese plan inicial al no decidirnos a buscar el segundo, por lo que el quinto ¡ay el quinto! Ese creo que no se materializará. Ese destete que cuentas y sobre todo lo del descanso nocturno del tirón, nos harían ver nuestra situación de otra forma. Pero como no hay avances en este sentido creo que nos tocará esperar algo más. Y si mi bichilla empieza el colegio y aún no nos hemos animado, habrá que hacer un pensamiento conjunto y firme entre los dos.

  • Responder
    Mamá en Bulgaria
    11 noviembre, 2015 at 09:40

    Los míos se llevan 4 años y medio. Cuando la mayor nos empezó a dar tregua fuimos a por el segundo. Ya dormía toda la noche, ya no usaba pañales, ya hablaba y empezó a ir al colegio.
    De todos modos, creo que nunca es el momento ideal, siempre hay algo, así que si quieres otro ve a por él cuando quieras y no dejes que nadie más influya en esta decisión tan importante.

    • Responder
      Planeando ser padres
      11 noviembre, 2015 at 15:32

      Si le digo yo al papá de mi bichilla que lo de dormir toda la noche va para tan largo ¡me devuelve hasta la que ya tenemos en casa! El tema del descanso nocturno lo llevamos fatal últimamente. El mejor momento sé que no va a llegar, por eso nos centraremos en buscar al menos el menos malo o el que menos trastornos nos cause.

  • Responder
    La mama fa el que pot
    11 noviembre, 2015 at 10:08

    Yo en estos momentos ya tengo el segundo en camino y se llevaran 3 años y 7 meses. Yo hubiera querido que se llevaran mucho menos, de hecho por mi hubiera parido hace un año, pero al final el padre de la criatura no estaba por la labor y yo sigo sin creerme que esté embarazada porque sus negativas eran tremendas.
    No se como lo llevaremos cuando llegué el peque pero creo que el hecho de que mi hija ya vaya al cole, que hace tiempo que duerme del tirón toda la noche y que es bastante autónoma será algo positivo.
    Al final cuando llegue si es buscado será el momento en que tocaba, así que tampoco le daría muchas vueltas al asunto, todo tiene sus pros y sus contras.

    • Responder
      Planeando ser padres
      11 noviembre, 2015 at 15:36

      Pues no te creas, que más o menos me veo siguiendo tus pasos ¡si no más distancia aún! Aquí es este hombre el que a veces hace insinuaciones de ampliación, pero yo no me encuentro nada receptiva. Descanso fatal desde hace semanas y sólo me imagino el cansancio propio de un embarazo (que yo no tuve ningún síntoma molesto en la primera preñez, pero sólo me faltaría tener un mal embarazo unido a esta parte tan durilla de la crianza) y se me ponen los pelos como escarpias. El cole y lo del dormir toda la noche creo que es un paso clave para decidirse a buscar el segundo.Eso sí, si llega será buscado seguro, porque en esta casa no somos de hacer locuras ¡y menos con este tema!

  • Responder
    Mama Puñetera
    11 noviembre, 2015 at 10:36

    Nosotros si que queremos otro, pero como tu, yo estoy alargando un poco más la cosa de lo que tenía en mente. Pero oye, que no pasa nada, vendrá cuando tenga que venir, pero con un poco de organización, que de momento una no se puede dividir en dos! Y Valkiria como tu bichilla aun es muy demandante!

    • Responder
      Planeando ser padres
      11 noviembre, 2015 at 15:40

      La mía no sé si es demandante o tocapelotas, te lo digo de verdad. Porque tiene una facilidad enorme para pasar de todo el mundo e ir a su aire, pero justo cuando necesitas que actúe así, como lo hace siempre ¡se te pega como una lapa para no dejarte hacer nada! Cosa de la edad, supongo. Y no, no pasa nada por retrasarnos con la decisión ¡que aún somos jóvenes! ¿No?

  • Responder
    Mami esto esta chuli
    11 noviembre, 2015 at 11:04

    Yo no puedo hablar de pensarmelo. Mis pequeprincipes se llevan 20 meses y ahora estamos esperando a la tercera, así que en 3 años 5…. Si algo tenia claro era que no queria esperarme mucho entre uno y otro. La duda era el tercero y al final nos decidimos. Si que es verdad que se cria solo pero necesitas el doble de todo. Doble de tiempo para vestirlos, ducharlos… Yo tuve hasta doble gasto en pañales jejeje. Pero no me arrepiento se llevan genial y juegan mucho. He seguido trabajando con los dos pero ahora con los tres ya no lo se…. Todo se vera. Buen miercoles

    • Responder
      Planeando ser padres
      11 noviembre, 2015 at 15:44

      Esa es otra, que aún no hemos tenido el segundo y ya ando yo planeando el tercero. ¡Si es que soy para echarme de comer aparte! No me entiendo ni yo. Para el segundo no veo el momento, pero para el tercero sí me veo muy dispuesta. En tu caso, si has bregado con dos tan seguidos y ahora puedes tener dedicación completa para criar ¡te va a resultar sencillísimo!

  • Responder
    misuperbabycom
    11 noviembre, 2015 at 11:21

    Mis hijos se llevan 23 meses y hoy mismo escribía un post sobre lo cansado que es, pero aún así se pueden criar a dos bebés perfectamente. El pequeño tiene 3 meses y la mayor no está desatendida en ningún momento, al igual que el pequeño. Todo es buscarse las mañas y porteo, mucho porteo jeje. Si tuviera que volver a atrás volvería a hacerlo igual, porque cuando se dice que compensa, compensa y mucho, aunque cuando estás entre dos lloros y en el momento álgido de la revolución, sólo quieres que te trague la tierra jajaja.

    Aunque para tener el segundo o tercero no hay que pensarlo mucho, porque si no no “se hace”, tiene que apetecer volver a empezar de nuevo con un bebé, con sus cosas buenas y malas. A mi a veces me da el aire de querer tener un tercero, pero luego lo pienso mejor y se me pasan las ganas, a ver que pienso en unos años… Jajaja

    • Responder
      Planeando ser padres
      11 noviembre, 2015 at 15:50

      ¡Jajaja! Es que yo me visualizo ahora como cuando mi bichilla era recién nacida, todo el día en brazos, con el trapo de porteo, con la teta, durmiendo del tirón y yo viviendo la mar de contenta porque me había tocado la lotería con ella. Y ahora, pues digamos que el cuento ha cambiado un poco porque se mueve mucho ¡y yo muy poco! Así es que encajaba mejor con su versión de bebé manejable, aunque por aquel entonces yo penaba que esa era la parte dura de la crianza (ilusa que es una). Claro que cuando se quiere ampliar la familia es mejor centrarse en esos buenos recuerdos y no en estos temas mundanos y una mijita incómodos porque si no ¡se nos extinguiría la especie!

  • Responder
    Teresa
    11 noviembre, 2015 at 11:46

    Yo tengo dos niñas, se llevan 22 meses. Queríamos que se llevasen poco, pero la verdad es que lo de la pequeña fue un poco sin pensar. Aún así, te digo que si volviese atrás, lo volvería a hacer. No es para nada tan horrible como lo pintan, ni hemos desatendido a la mayor, ni he estado menos con la pequeña. Son dos niñas felices que además de adoran, y ver cómo están juntas para nosotros es lo mejor. Y nosotros trabajamos los dos y vivimos en Madrid sin abuelos cerca ni nada, así es que imagínate que así a priori no suena como la mejor situación.

    Para mi la parte más difícil es que los primeros meses, no te puedes valer sola con las dos en determinadas situaciones, y los primeros meses necesitas más ayuda, especialmente a la hora de baños cenas…o por ejemplo, yo con la mayor me iba sola de viaje a ver a mis padres, por ejemplo, y hasta que me ha lanzado a hacer lo mismo con las dos, pues ha pasado un tiempo (ahora tienen 3 y medio y uno y medio). Pero por lo demás, no es tan malo como lo pintan, y lo bueno compensa claramente lo más difícil.

    ¡Un beso!

    • Responder
      Planeando ser padres
      11 noviembre, 2015 at 15:55

      Pues si con ese escenario tú no dramatizas con la bimaternidad de continuidad ¡nadie debería hacerlo! Porque tal y como dices, el cuadro es de lo más complicado para compaginar la crianza de dos peques, sin ayuda y trabajando ambos. Ya ves, en lo de salir de casa a la aventura yo sola con dos criaturas ni había pesado Es sólo imaginar las complicaciones del día a día y ya se me colapsa la sesera, como para seguir tramando posibilidades más complejas. Los míos ya no podrán llevarse tan poco tiempo, así es que si no hay un tercero, creo que vamos a ser una familia de crianzas escalonadas y separadas por una franja mayor de tiempo. ¡A ver cómo sale el experimento!

  • Responder
    La Hobbita
    11 noviembre, 2015 at 12:20

    Nosotros, estando todavía embarazados, ya lo hablamos como pareja. ¡Qué digo embarazados! ¡Lo hablábamos desde antes de embarazarnos! El Mozo quiere al menos dos hijos porque para él es muy importante el tema del hermano. Se lleva poquísimo con el suyo, concretamente 1 año, 1 mes y 1 día y claro, han sido compañeros de juegos desde que tiene uso de razón. No concibe la vida sin un hermano. Ya le he dicho que se quite de la cabeza lo de 1-1-1, que en mi útero eso no va a pasar (o no debería si somos adultos responsables y sesudos).

    Yo, que soy hija única, me da un poco igual. Yo era muy sociable y me lo he pasado siempre muy bien con los demás niños sin necesidad de tener el muñeco pequeño en casa. Eso si, la verdad es que el embarazo lo estoy disfrutando. Solo porque se hayan marchado las migrañas hay días que me imagino diciendo: ‘¿por qué no seré del opus y me encadeno 11 o 12 años de embarazos?’. Luego la enana se da la vuelta y se me pinza el ciático y se me pasa la tontería xDDD. Pero vamos, que con dos si que me veo y si que prefiero que se lleven poco (y dentro de unos meses volveré cabizbaja y me tragaré mis palabras por ser plenamente consciente de lo que significa la maternidad xD).

    Mi madre quería 2. Lo fueron posponiendo y posponiendo porque mi padre no lo veía claro y, cuando a mis 5 años a mi padre se le antojó churumbel nuevo mi madre me miró, ya criada, ya durmiendo bien, prácticamente autónoma, yendo al cole…. y dijo, ‘Mira, no. Me planto’. Y dice que nunca se arrepintió.

    Un abrazo 🙂

    • Responder
      Planeando ser padres
      11 noviembre, 2015 at 16:11

      ¡Di que sí! Que por mucho acuerdo y consenso que haya que lograr con la pareja, hay ciertos asuntillos uterinos y de tetamen sobre los que más nos valdría decidir a solas. ¡Quita loca! Que ni lo de ser hija única ni lo de toda la vida fértil pasarla preñada. ¡Oisssshhh! ¡Cómo están las cabezas! No creas,que a lo mejor te decides a tenerlos los dos seguidos y ya ves la de casos de mamás que repetirían con esta opción y felices de la vida. Lo de tenerlos tan separados me produce ese temor, porque ahora creo que atravesamos una de las peores rachas de nuestra crianza, con una niña que no duerme sola, que demanda mucha teta, que trasnocha muchísimo y se nos rebela en muchos aspectos, pero cuando esta pase y nos quedemos como en una balsa de aceite ¿quién es la lista que se arriesgará a pasar por lo mismo otra vez? Que me conozco, y luego mi pilla la pachorra por banda y se me queda mi churumbelita sola en el universo. Por eso tengo claro que al menos un hermanito sí, pero cuándo, eso está por ver.

  • Responder
    Sandra_Uky
    11 noviembre, 2015 at 13:19

    Ains, ya sabes que yo espero al segundo. Leyendo tu post mientras espero monitores. De 40+2 estoy. La niña pequeñita no tendrá los dos. Los cumple a primeros de diciembre.
    Soy un mar de dudas, de miedos y de todo. A ver como lo llevamos. Espero que bien. Y no hacerlo demasiado mal.

    • Responder
      Planeando ser padres
      11 noviembre, 2015 at 15:58

      ¡No me leas loca! Que lo tuyo ya no tiene vuelta atrás. Oye, qué avanzadísimo está ya ese embarazo. La verdad es que hacía mucho que o sabía de ti y no me imaginaba que ya estabas tan a punto. Seguro que no te arrepientes de tenerlos tan juntitos. Si todo es ponerse y querer hacer las cosas bien. Un beso y mucha suerte con el parto.

  • Responder
    Isa
    11 noviembre, 2015 at 14:50

    Depende mucho de qué clase de niños y bebés tengas. Mi hija mayor de bebé súper intensa y súper llorona, pero a partir del añito un cielo de niña. La peque súper intensa y de mamar todo el día. Se llevan 5 años y es muy duro, sobretodo el no dormir, si mi bebé durmiera de tirón e hiciese buenas siestas todo sería infinitamente más fácil, pero así es agotador y desquiciante.

    • Responder
      Planeando ser padres
      11 noviembre, 2015 at 16:25

      Mira eso también. Yo siempre decía que mi bichilla era muy fácil de llevar y siendo primeriza no me veía desbordada,pero con casi dos años que tiene ahora, o la cosa se ha complicado mucho o yo me estoy haciendo vieja y torpe. Le ha pasado un poco al revés que la tuya. Y claro, pienso en que el siguiente empiece por la arte intensa y me entran todos los miedos. Y las siestas también las tiene olvidadas, y madruga y trasnocha… vamos, que son poca las horas del día en las que no requiere atención constante.

  • Responder
    pitiguita&more
    11 noviembre, 2015 at 15:34

    Hola!
    Pues creo que es un tema taaaan personal, que depende de tantas cosas…
    Yo pienso que la diferencia de edad entre hermanos, tanto corta o larga, tiene sus ventajas y sus incovenientes…
    Cada familia es diferente, y hay muchas circunstancias, maneras de ser, de hacer las cosas…
    Y eso hace que unos te digan x ejemplo que los dos años que se llevan sus hijos es lo genial para que se críen juntos y otra que se lleven 6 años, puede decir también que ha sido genial ver como el mayor ayuda y se involucra… A saber!! Yo ya he oído todas las versiones posibles… así que mi opinión es que es mejor tenerlo (si se puede) cuando se siente, se lleven poco o mucho…
    Un saludo!!

    • Responder
      Planeando ser padres
      11 noviembre, 2015 at 16:28

      Pues al final tiraremos por ese camnio. Poco ya no se van a llevar porque no va a obrarse el milagro, y lo de mucho… ¡ya se verá! ES que si una de las dos situaciones fuera claramente ventajosa, otro gallo cantaría, y haríamos todo lo posible por propiciarla. Pero como la disparidad de opiniones es grande, y hasta que no nos veamos en esa coyuntura no sabremos si hemos elegido bien o no… a dar el paso cuando estemos convencidos y a contar nuestra experiencia después.

  • Responder
    nosoyunadramamama
    11 noviembre, 2015 at 16:17

    ¿Sabes eso de que cuanto más tienes que hacer, más productivo eres??? Pues eso es aplicable a los hijos. Es más, creo que a veces, nos centramos mucho en algunos aspectos de la crianza pensando que lo pasarán mal si les cambiamos los hábitos, como en tu caso el colecho, y luego ellos lo aceptan con total normalidad…es más, cuanto más seguidos son, más fácil es todo para ellos, asumen su condición de hermanos de forma innata…

    Si estuvieras con otro niño ya, la bichilla ya se habría hecho a la idea, y no lo habría hecho sufriendo! Yo no sufrí con el percal que tuve de niña, sí que me condicionó el hecho de ser la mayor en algunos aspectos, como hacerte más responsable muy pronto, tener de ceder, cuidar…pero ves?? son aspectos muy positivos, creo que eso me ha hecho super seria y comprometida con los trabajos, muy de cuidar a mi gente…

    Desde luego, sigo sin saber cómo podéis vivir sin dormir 8 horas del tirón, lleva tres semanas Gabriel con algunos despertares y ya estoy zombi…

    • Responder
      Planeando ser padres
      12 noviembre, 2015 at 11:34

      Si yo soy de colecho por la teta, y por egoísmo, porque si no me pasaría la noche de un lado a otro. Hemos hecho la prueba de que duerma en su propia habitación y como no tiene plan de destetarse ni yo de obligarla, eso no nos soluciona nada. ¡8 horas del tirón! Recuerdo aquellos tiempos como en una nebulosa, cuando mi bichilla recién nacida dormí eso y más, pero a día d ehoy es que ni nos pasa por la mente la idea de que eso vayamos a vivirlo otra vez ¡qué buenos tiempos!

  • Responder
    Lydia - Padres en Pañales
    11 noviembre, 2015 at 16:52

    Yo no le di muchas vueltas, y mejor! Porque si que ej algún momento nos entró miedo jajaja peri ahora, 8 meses después, empiezo a verlo todo mejor jaja

    • Responder
      Planeando ser padres
      12 noviembre, 2015 at 11:35

      Oye, pues 8 meses pasan volando. Y en nada lo tendrás todo dominado, la Beba en el cole y eso te dejará más tiempo. Hasta qu emi bichilla no ponga un pie en la escuela, creo que seguirá siendo hija única.

  • Responder
    clauminera
    11 noviembre, 2015 at 17:52

    Mi bichito espera a su hermanita casi para el mismo día de su segundo cumpleaños.
    Siempre dijimos que queríamos que se llevasen 2-3 años, no más, pero ahora que se acerca ya la fecha del parto he de reconocer que estoy mucho más acojonada que con el nacimiento del primero, no se cómo me voy a apañar yo sola con los 2 cuando mi marido se incorpore al trabajo, salir sola con los 2 es impensable a menos que compre una correa con arnés para que mi hijo no se escape, pq ni carro, ni mano ni obecedecer ni nada!mEs un bicho! Aún que he de reconocer que luego es bueno, come y duerme muy bien, y apenas se ha puesto nunca malo, así que firmo pq su hermana me salga igual, aún que luego tengan energías inagotables y acaben con las mías.

    • Responder
      Planeando ser padres
      12 noviembre, 2015 at 11:39

      ¡Jajaja! A veces bromeo con el papá de mi bichilla y le digo que el año que viene, por estas fechas, cuando la niña cumpla los 3 me pondré de parto para atinar con el mismo día. pero luego lo pienso más fríamente y no me veo con valor. La mía tampoco va de la mano, porque se revuelca por el suelo. Ella quiere correr libre, y claro, yo me niego a lo del carro gemelar. Lo de la energía es lo normal de la edad, como están tan nuevos… a lo mejor el peque se te hace mayor de repente y cuando te vea pendiente y atareada con el pequeño aprende a obedecer un poco más y tranquilizarse ¡ojalá funcione así la cosa!

      • Responder
        clauminera
        12 noviembre, 2015 at 20:15

        Ojalá, pero no le veo yo mucho por la labor, encima está en modo “por todo me enfado y cojo una rabieta y me tiro al suelo a darme cabezazos” y un día se me va a quedar tonto. Que paciencia señor! Y aún así, todos los días acabo comiéndomelo a besos XD

        • Responder
          Planeando ser padres
          16 noviembre, 2015 at 14:01

          Bueno, la mía no tiene peligro de hermano a la vista y también anda revolcándose por el suelo como si estuviera poseída. Menos mal que lo hace pocas veces, porque se pone incontrolable.

  • Responder
    mamaporbulerias
    11 noviembre, 2015 at 22:26

    Jajajajajaja eso de que nunca ves el momento es totalmente cierto…. o no. Yo si no me pongo a pensar en las complicaciones me embarazaría pero ya xD El tema económico es el único que me ehca para atrás…

    • Responder
      Planeando ser padres
      12 noviembre, 2015 at 11:43

      En el dinero no pienso, ese es el tema del que se preocupa su padre, así es que con uno que se asuste por eso ya tenemos bastante. Cuando son bebés no es que gasten tanto, y más cuando heredan mucho del primero, pero luego llegan los colegios concertados ¡y pumba! Hay que dejar de comer para que aprendan.

  • Responder
    María Mivinailart
    12 noviembre, 2015 at 00:26

    Mi enana ha cumplido los 4 meses hace unos días y desde que tenía uno la gente ya nos preguntaba… Sí, nos gustaría darle un hermanit@ pero hasta que no tenga dos años, por lo menos, no nos lo planteamos. Claro que se verá con el tiempo.
    Y luego, que con lo bien que fue el embarazo y el parto, y lo buena que es ella, vete tu a saber si tendríamos la misma suerte jajaja

    • Responder
      Planeando ser padres
      12 noviembre, 2015 at 11:48

      ¡Jajaja! Eso nos pasaba a nosotros. Hasta los 7 meses era una santa que no daba un ruido y decíamos “es que estamos muy mal acostumbrados y si tenemos otro puede que no sea tan ideal como nuestra bichilla”. Pero entonces cambió por completo y ahora lo que nos da miedo no es el que venga ¡sino cómo dominar a la que tenemos ya en casa!

  • Responder
    Maria E.
    12 noviembre, 2015 at 00:39

    Yo me llevo tres años y medio con mi hermana pequeña y más o menos quería que mis hijos se llevaran lo mismo y se llevan 3 años y 4 días! Jajajaj
    Cuando el mayor tenía 2 años lo veía muy pequeño para tener otro pero ten en cuenta que un embarazo son 9 meses y los niños en esos meses dan un cambio brutal.
    También es verdad que mi hijo dormía muy bien y en sus cuarto, no sé si la cosa hubiera sido distinta me hubiera lanzado a tener otro.
    Es cansado, a veces me desesperan pero también es fantástico y espero que dentro de un tiempo que ya jueguen juntos y demás pueda estar un poco más libre.

    • Responder
      Planeando ser padres
      12 noviembre, 2015 at 11:51

      Claro, esa es nuestra situación actual. Mi bichilla va a cumplir los 2 el próximo martes y todo el mundo dice que entre los 2 y medio y los 3 cambian tantísimo que todo se simplifica. pero claro, desde mi postura actual de madre primeriza de niña enrabietada y buscando su independencia de 2 años, no me puedo ni imaginar que la situación dentro de 9 meses vaya a ser tan idílica, por lo que no nos queremos arriesgar por ahora. Tampoco queremos posponer la decisión eternamente, pero por ahora no hay planes en firme.

  • Responder
    yllegom
    12 noviembre, 2015 at 07:00

    Las mías se llevan 23 meses y la verdad es que es más fácil de lo que una se imagina. Ahora la peque hace un año y la mayor tres y están bastante unidas. Una persigue a la otra, se van buscando constantemente y veo que se entretienen mucho. Hay momentos de locura total, especialmente por la mayor porque no lo pone nada fácil pero es su carácter. Piensa que la tuya tiene los dos recién cumplidos, para cuando tengáis un bebe todas las necesidades que tiene ahora posiblemente no las tenga con la intensidad que es ahora… Tendrá por lo menos un año más y de dos a tres yo creo que cambian mucho. Yo ánimo a las mamis a que tengan un segundo, sea pronto o más tarde, pero la experiencia es genial!

    • Responder
      Planeando ser padres
      12 noviembre, 2015 at 11:53

      ¿Ves? Yo me vería incapaz. Lo de entretenerse juntos sería lo mejor de todo, porque a mi bichilla se le van los ojos detrás de los bebés, pero el resto del día a día creo que se me escaparía de las manos por completo. Y precisamente la parte que veo complicada no es la del recién nacido, que con que este sanito ya estará todo hecho, sino la de lidiar con mi bichilla con su carácter actual. Sí, sí yo animada a por un segundo estoy, lo que no sé es cuándo empezar a buscar.

  • Responder
    Mamá de V
    12 noviembre, 2015 at 11:15

    Ay, no digo nada 🙁 Con las ganas que yo tengo….

    • Responder
      Planeando ser padres
      12 noviembre, 2015 at 12:10

      Pero la tuya ya está muy civilizada y tiene los 3 cumplidos. Yo creo que tu situación sí es la ideal, aunque antes de parir hubiera pensado que ibas tarde.

  • Responder
    mamirecientecuenta
    12 noviembre, 2015 at 16:09

    A mi en un futuro no muy lejano me encantaría ser otra vez mami. Pero por ahora, estamos dando tregua a la primera. A ver qué tal. Yo creo que cuando ella cumpla los dos años nos lo plantearemos más seriamente. Yo croe que de todo se sale y seguro que podrás ser una madre estupenda como hasta ahora teniendo dos, tres o los que queráis!! jejejeje.
    Saludos

    • Responder
      Planeando ser padres
      16 noviembre, 2015 at 13:53

      ¡Calla! Que la mía cumple 2 años mañana y no estoy yo para planteamientos serios. Y más de 3… creo que será imposible, pero al menos a 2 sí aspiramos a llegar. Aunque no sabemos cuándo.

      • Responder
        mamirecientecuenta
        17 noviembre, 2015 at 11:34

        jajajajajaja. Pues espero que el cumple de tu churumbelita vaya genial! Ah! y se pueden tener más, tengo una conocida que va por el cuarto, todos chicos y ella tan feliz. Capaz de tener otro, no te digo más.

        • Responder
          Planeando ser padres
          17 noviembre, 2015 at 16:09

          ¡Oyyyy! Tiene que ser toda una aventura tener una familia tan numerosa pero ¿dónde nos metemos todos? ¿Y quién nos da de comer? A 4 churumbeles sí que creo que no llegaremos.

  • Responder
    María (la cajita de música)
    13 noviembre, 2015 at 14:02

    La gente es MUY pesada! Porque a mí me empezaron a preguntar recién nacido el pipiolillo…

    En nuestro caso nuestra idea es que se lleven unos 3 años pero pienso que pasa como con el primero, nunca se ve el momento perfecto! Jajala

    • Responder
      Planeando ser padres
      16 noviembre, 2015 at 14:12

      Si por eso te digo que el post lo he escrito con atraso. pero hay quien no se espera ni al parto cuando ya quieren meterte otro dentro. Y eso que para mí, lo fácil fue el embarazo, pero ahora estamos en esa etapa de descubrimiento a tope en la que hay que ir con cien ojos y yo no doy para más. Yo quería que se llevaran 2 pero ahora ¡hasta 3 lo veo poco!

  • Responder
    Blogocitando | Mamá se escribe con K
    15 noviembre, 2015 at 19:33

    […] de Planeando ser Padres nos cuenta su opinión sobre animarse a tener un segundo hijo y la verdad es que me siento muy identificada, quiero que  Brutote no sea hijo único, pero la […]

  • Responder
    Padres Frikis
    16 noviembre, 2015 at 08:17

    Hola! aquí una familia con dos peques de 28 meses y de 3 meses. Vamos, que se llevan 2 años.

    Nosotros siempre lo tuvimos claro. Queríamos tener 2, ya que nos parece tristón ser hijo único. Jugar de pequeño con un hermano (y, de adultos, tener hermanos como apoyo) nos parece vital. Y si se llevan poco, mejor (dejando pasar un tiempo prudencial, que no se lleven 10 meses, tampoco es eso).

    Y oye, contentísimos. Por supuesto, cansados y muertos de sueño todo el día. Pero todo eso se pasará, ya crecerán, y encima tiene pinta de que se pasará volando.

    Y claro que echamos de menos ese tema de las aficiones. Ahora no vamos al cine, no vemos pelis o series en casa (o porque están dando guerra, o porque si duermen, nosotros también caemos). Pero como en el párrafo anterior, ya volverá todo eso. Y con más diversión: juegos de mesa en familia y videojuegos, sesiones de cine en casa con ellos….

    Yo animo (a quien quiera y pueda) a tener más de un hijo, creo que para ellos es mejor. Seguro que de mayores agradecen haber crecido con un hermano/a en casa y seguir teniéndolo ahí para cualquier cosa que necesiten 🙂

    • Responder
      Planeando ser padres
      16 noviembre, 2015 at 14:58

      Ya ves, si yo misma con mi hermano me llevo 20 meses, y esa relación que comentas de complicidad y apoyo en la infancia ha sido así. Pero a día de hoy ¡me veo una negada para meterme en estos berenjenales! la gente se quejaba del cine y yo pensaba ¿por qué no harán lo mismo pero en casa? Pues lógicamente porque tenía churumbeles como la mía que trasnochan todo lo que pueden, se hacen los dueños y señores de la programación (menos mal que le gustan las tertulias políticas y al menos salimos a ratos de los dibujos animados).
      ¡Ay videojuegos! ¡Qué rápido te me has ido para tu terreno :OP Lo del siguiente lo tenemos claro, lo que no le encontramos es el cuándo.

  • Responder
    srajumbo
    18 noviembre, 2015 at 19:37

    Siiiiiiiiiiiiiiiiii!!!
    .. no puedo aportar mucho, ya sabes que acabo de publicar sobre lo mismo y todo está dicho jaja. Pero respondiendo a tu pregunta, si, quiero mas. Pero quiero como tu, esperar y tomarlo con calma para disfrutar bien. Ya te dije que si quieres el año que viene nos ponemos de acuerdo y a por ello 😉

    • Responder
      Planeando ser padres
      19 noviembre, 2015 at 15:27

      ¡Jajaja! Venga dime fecha. ¿Nos ponemos el 1 de enero ya? No, que luego se preña una antes que la otra y nos enemistamos por envidias y esas cosas. Mejor vamos por libre 😛

      • Responder
        srajumbo
        19 noviembre, 2015 at 16:55

        Eh eh eh quieta quieta que nosotros hemos dicho que un año.. Yo seguramente hasta verano nada 🙂

  • Responder
    Una madre como tú
    18 noviembre, 2015 at 23:17

    Para mí hay algo decisivo en todo esto: Dormir. Es imposible plantearse un bebé cuando todavía no estás descansando ni medio bien. Y dando pecho… yo lo veía totalmente inviable, ¿y si se despertaban los dos a la vez? Porque tengo dos tetas, pero dormir así debe ser incomodísimo 🙁 Eso si, en cuanto encadené 3 meses de dormir bien se me despertó el instinto a grito pelado… y el resultado es esa cosa enanaja que tengo ahora por casa jajajajajaj Ánimo, llegará, si lo tenías tan claro no habrás cambiado de idea, pero date tiempo, que aún es pronto.
    Un beso!

    • Responder
      Planeando ser padres
      19 noviembre, 2015 at 15:30

      Yo nunca pensé que algo tan básico tuviera tanta importancia a la hora de dar este paso. O sea, cuando una es primeriza piensa en cosas como la casa, los ingresos, el trabajo, que el primer hijo sea algo autónomo pero ¿dormir? En la vida le hubiera dado tantísima relevancia a ese asunto. Yo aún no he encadenado esa racha (¡3 meses de dormir bien dice ella tan pancha!). Yo tengo claro que sola no se va a aquedar, pero como no se me centre un poco por las noches ¡le voy a dar el hermanito cuando ella empiece a ir de discoteca!

  • Responder
    ¡Y yo con estas barbas!
    30 noviembre, 2015 at 10:07

    Bueno… Acabo de leer el post, pero me temo que poco puedo aportar que no se haya dicho ya, o que yo mismo no haya expresado en el post que escribí unas semanas antes que este, si te acuerdas… Un jaleo, todo… Pero a pesar de ello, algunos locos todavía nos animamos. Lástima que este intento no haya salido bien. Y la verdad es que cada vez nos quedan menos…

    • Responder
      Planeando ser padres
      1 diciembre, 2015 at 12:34

      Ay, lo siento. Nosotros aún no hemos dado el paso para ponernos otra vez manos a la obra. ¡Como no llevo a mi bichilla a la guardería no me veo capaz de andar con 2 churumbeles a la vez en casa! 😛

    ¡No te cortes, deja un comentario!

    La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa Europa S.L., con domicilio social en Madrid, C/ Almagro 11 6º 7ª 1 C.P. 28010 España. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@planeandoserpadres.com así como el Derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de privacidad y cookies que encontrarás en el menú del blog.