Marcas

¿Cómo lograr que los niños beban suficiente agua?

botellas agua disney de font vella

Este es un tema que me quita poco el sueño, porque desde que empezó con la alimentación complementaria, mi bichilla es un pozo sin fondo para la ingesta de agua. Nunca he tenido que perseguirla con el vasito o la botellita. Siendo más bebé, si se la arrimaba cada cierto tiempo le pegaba unas arremetidas que se bebía hasta la mitad de golpe. Ahora que ya se va soltando con el idioma, no para de reclamar agua cuando la necesita. Por si mi vena de mala madre desahogada me hace despistarme y dejar que se pasen los ratos sin ofrecerle el agua, suelo ponérmela en la mesa de trabajo, de forma que ella pueda alcanzarla si la quiere, pero que yo no pierda el vaso de vista, porque los charcos que me puede liar en el suelo, encima de los muebles, y el encharcamiento del sofá o de su propia ropa, son flecos del aprendizaje que aún tenemos a la orden del día. Y esto sin contar lo que ocurrió cuando una de esas monísimas botellitas de Font Vella con los personajes de Frozen llegó a casa. La primera que logré comprar fue la de Anna, y además de que la niña la paseaba de un lado a otro como si de una muñeca se tratase, acabó sus días reconvertida en un juguete de bañera, para llenarlo y vaciarlo a su antojo. ¡Útil de principio a fin! Parece una tontería, pero un packaging adecuado puede facilitarnos mucho la tarea para transmitirles hábitos saludables. Sin embargo, he visto a padres que corren tras sus churumbeles desesperados porque no logran que se tomen un sorbo de agua en todo el día. Tratan de suplirlo con zumos (aunque ya sabemos que los envasados no tienen ni las propiedades de las frutas ni las bondades del agua sola), con batidos y con cualquier líquido que se les pase por la mente. Como opción para evitar la deshidratación en caso extremo, pase, pero al estar azucarados no calmarán la sed y todos sabemos que como el agua natural y solita no hay nada más sano ¡ni que engorde menos!

1. El verano. ¡Ay! Me recuerdo a mí misma al Olaf de Frozen pensando en el verano y en el muñeco de nieve atolondrado que se va a convertir en gua fresquita y pura con semejante curiosidad por la estación. Creo que la hidratación de los bebés y los niños en verano es algo que todos tenemos clarísimo. Con los niños de teta la cosa se simplifica, porque tomando pecho a demanda nos podemos despreocupar bastante (así crío yo, sin estrés ninguno). Pero si te sale un mochuelo como la mía no va a tener suficiente. Desde que tiene más o menos un año ella sabe cuándo quiere teta y cuándo quiere agua (también sabe cuándo quiere bizcochos, que es prácticamente a cualquier hora, pero no nos saldremos del tema). Es habitual verla con su botellita de agua en la mano y dando un sorbo al envase y un chupetón a la teta. ¡Vive mejor que quiere! El calor, las noticias de la tele y los anuncios del Gobierno para que cuidemos la hidratación de niños y mayores, creo que han logrado calarnos hondo a todos, y durante la época estival somos muy cuidadosos con este tema.

diseños botellas font vella disney

2. ¿Y el resto del año? Nadie piensa en deshidratarse en las épocas de entretiempo ni en invierno, pero oye, aprovechando que en estas estaciones no tenemos esa obligación de perseguir a los niños con la botellita de agua, podríamos encarar su aprendizaje de una forma más relajada. Así no lo verán como una imposición, ni como un rollo con el que no les dejamos ni a sol ni a sombra. Adquirirán el hábito de una forma natural, viendo que nosotros también bebemos y que así mantenemos alejada la sensación de sed. Porque yo he leído muchas veces que la deshidratación comienza mucho antes de que notemos que tenemos sed. Por eso es clave establecer una rutina y tener siempre a mano una botella de agua para que no nos dé pereza ingerir toda la que necesitamos. Según un estudio realizado por la Universidad de Zaragoza y la Universidad Rovira i Virgili, el 87% de los niños y adolescentes españoles podrían mejorar su hidratación, ya que sus hábitos no cumplen con las recomendaciones indicadas desde la EFSA (Agencia Europea de Seguridad Alimentaria). Desde la organización recomiendan un consumo de 1,3l/día para los menores de 2-3 años, 1,6l/día para los niños entre 4 y 8 años y un consumo de 1,9l/día para las edades comprendidas entre los 9 y los 13 años, aunque se trata de varemos aproximados y que pueden variar según el género, el clima y la actividad física de la criatura. Por ejemplo, cuando hemos ido a mirar colegios para escolarizar a mi bichilla, en todos nos han dicho que está terminantemente prohibido que los niños lleven a clase otra bebida que no sea agua, así interiorizan mejor el hábito.

3. Los adultos. ¡Somos para echarnos de comer a parte! A los niños los andamos persiguiendo con el agua, pero según el estudio anterior el 50,4% de los españoles podría mejorar la ingesta diaria de agua y, además, solemos tomarla casi toda de golpe en las comidas y no entre horas. El consumo recomendado para los adultos (con un nivel de actividad física moderada y en un clima templado) es de unos 2l/día para los hombres y alrededor de 1,6l/día para las mujeres. ¡Esto me lo bebo yo en dos ratos! Sí, sí, mi churumbelita tiene a quién parecerse. Además, que desde que tengo uso de razón mi madre me persigue con esos trucos de ir dejando botellitas de agua por toda la casa, para no tener ni siquiera la posibilidad de poner como excusa el que no me puedo levantar porque tengo muchas cosas que hacer para olvidarme de beberla.

¿Qué trucos tenéis en casa para lograr que los niños beban suficiente agua? ¿Qué os parecen estos envases kids friendly, con dibujos de Disney como las aguas de Font Vella, para que nuestras criaturas miren estos productos sanos con mejores ojos?

Esto te puede interesar

22 Comentarios

  • Responder
    Marigem
    12 noviembre, 2015 at 08:00

    Los míos siempre han bebido muchísimo, en cambio yo desde que fui mayor…ufffff, pero me he reeducado y entre agua e infusiones bebo bastante.¿Te puedes creer que mi hija y sus amigas han comprado las botellitas de Frozen y las tienen en la habitación? Es que les encanta la peli y como mi hija se pasa la vida bebiendo muchas veces cuando sale por ahí si se le acaba el agua que lleva la compra en cualquier super, y vieron las botellas y picaron,jajaja. La verdad es que molan.

    • Responder
      Planeando ser padres
      12 noviembre, 2015 at 11:56

      ¡Jajaja! Es que las botellitas de Frozen molan mucho. Yo tengo un trauma porque a mi supermercado siguen trayendo las Font Vella Kids con dibujitos de niños pero no esta colección, y siempre que salimos y las vemos nos lanzamos a por alguna de la colección de princesas. la idea de este formato me parece todo un acierto.

  • Responder
    La mama fa el que pot
    12 noviembre, 2015 at 08:07

    A mi me pasa como a ti, no es algo que me haya preocupado mucho porque mi peque se pasa el día bebiendo agua y la pide en todo momento.
    Si además por lo que sea se despierta a medianoche ya puedes ir también preparada con el vaso de agua.
    Para los que les cuesta que sus peques beban agua me pareció una gran idea lo de las botellas fontvella, vamos en casa las hemos tenido casi todas y son una pasada.
    Sobre los adultos, esto es un tema aparte y deberíamos dar más ejemplo. En mi caso si que bebo mucha agua, pero por ejemplo mi padre dice que el agua sólo para cuando hace deporte, en fin…

    • Responder
      Planeando ser padres
      12 noviembre, 2015 at 11:57

      ¡Es una suerte que nos lo faciliten tanto! La mía de noche sólo quiere la teta y ahí no tenemos cabida para el agua, pero el resto del día es un no parar de pedirla. En casa bebemos agua en todas las comidas y las excepciones las hacemos el fin de semana, con refrescos y demás. Así es que creo que en esto sí seremos un buen ejemplo para mi bichilla.

  • Responder
    Mamá en Bulgaria
    12 noviembre, 2015 at 08:48

    Ay les tengo el ojo echado a esas botellitas hace meses! pero para mi, no para los niños jiji! Quiero las de Star Wars! 😉
    Mis hijos abrevan como camellos, con eso no tengo problemas.

    • Responder
      Mamá de V
      12 noviembre, 2015 at 11:17

      En cuanto salgan las de SW te guardamos un lote :)))

      • Responder
        Planeando ser padres
        12 noviembre, 2015 at 12:11

        ¡Jajaja! Aprovisionándonos de agua como en épocas de escasez sólo por lo monas que son las botellas.

    • Responder
      Planeando ser padres
      12 noviembre, 2015 at 12:00

      Cuando vengas a España te las compras y te las llevas luego aunque sean vacías. ¿Por ahí no han tenido una ocurrencia similar? Porque bien que esos yogures negros para hombres tienen salida.

  • Responder
    Una mamá muy feliz
    12 noviembre, 2015 at 09:35

    UNMF al principio de los tiempos no quería el agua, claro, con la teta 24h se apañaba bien…que se lo pregunten a mis pezones!! pero fue llegar el verano y beber con normalidad. Ahora ya sin problema, no es algo que me preocupe demasiado, bebe cuando tiene sed. Por cierto tenemos un montón de estas botellas jejejej

    • Responder
      Planeando ser padres
      12 noviembre, 2015 at 12:08

      Pues mi bichilla mira que también es muy de teta, pero desde que empezó con la alimentación complementaria hay ocasiones en las que sabe claramente que lo que quiere es agua. Será por la diferencia de temperatura o vete tú a saber. ¡Hasta de juguetes de bañera las he usado yo! Y cuando se les cae el dibujo pues a por juguete nuevo.

  • Responder
    mamapuede
    12 noviembre, 2015 at 09:56

    Estas botellas claro que ayudan!
    Los míos no tienen problemas con el agua, beben cuándo tienen sed y si suelen beber bastante agua.

    Y yo me obligo a llevar siempre una botella de agua al trabajo y teniendola a mano bebes más.

    • Responder
      Planeando ser padres
      12 noviembre, 2015 at 12:09

      Ese es el truco de mi madre, el de tener siempre agua bien cerca para echar al menos un sorbito de vez en cuando. Aún así, reconozco que yo bebo mucha más durante las comidas, mientras que la niña lo hace entre horas.

  • Responder
    Marta Dixital
    12 noviembre, 2015 at 12:52

    Hola:mis hijas ya sólo beben de las botellas con dibujos de Font Vella. Las coleccionamos. Cuando las vi me parecieron ideales. Seguimos en contacto

  • Responder
    mamirecientecuenta
    12 noviembre, 2015 at 12:56

    Yo también utilizo estas botellas, pero nos gusta más la del capitán américa. Mi peque como la tuya, aunque tenga la teta cuando quiere, ella sabe bien si desea teta o desea agua, y ya se hace entender aunque todavía no hable por los codos, jejeje.
    Saludos

    • Responder
      Planeando ser padres
      16 noviembre, 2015 at 13:50

      ¡Jajaja! A mí es que me ha costado mucho encontrar las de princesas y ahora no me quiero cambiar. Yo pensé que siendo lactante no haría esta diferenciación, pero sí, hay momentos en los que la teta no es de su agrado y otros en los que lo que quiere no es el agua.

  • Responder
    madremaya
    12 noviembre, 2015 at 16:02

    Pues te digo una cosa, yo las compro porque me encantan, pero no tienen el efecto que yo esperaba. Le gustan y ya, pero no bebe como un cosaco porque las botellitas sean preciosas. Creo que me gustan más a mi que a él. Con decirte que tenía la de Olaf y al vaciarla le arrancó el diseño a bocaos a ver qué había debajo. ¡Ja! Dibujitos a mi niño para conquistarlo…

    Yo confío en su capacidad para pedir agua cuando la necesita, aunque cuando yo voy a beber y él lleva rato sin probarla le pregunto si quiere, pero por lo general me pide. Eso sí, en verano estoy más pendiente porque suda como un pollo.

    • Responder
      Planeando ser padres
      16 noviembre, 2015 at 13:52

      ¡Jajaja! Eso nos pasa con tantas cosas. Que se nos van los ojos a nosotras con el diseño y luego ellos ni caso. ¡Si es que ya están rodeados siempre de cosas bonitas! Mi bchilla bebe igual así sea agua del grifo que de estas botellitas remonas de Font Vella, pero son muy manejables y hasta las ha usado de juguete en la bañera. La mía también suda en verano de una forma exagerada ¡sobre todo por la cabeza!

  • Responder
    Lydia - Padres en Pañales
    13 noviembre, 2015 at 11:02

    Hace unos días compramos una de Olaf y alucino tanto que la lleva a todos lados. Yo creo que es importante que tengan agua siempre a su alcance. Así solo de verla se acordarán de beber y desde.luego los dibujitos de las botellas les molan mucho

    • Responder
      Planeando ser padres
      16 noviembre, 2015 at 14:08

      ¿A que sí? Es que como decía Annabel en el post que enlazo,parece que sólo la comida menos sana para ellos sea la que tenga el packaging más chulo.

  • Responder
    Educacion emocional
    13 noviembre, 2015 at 15:42

    Yo también creo que cuando el cuerpo necesita agua, aparece la sed. Así que a mis hijas les escucho. Pero es verdad que el diseño de estas botellas es muy bonito y con diferente utilidad.

    • Responder
      Planeando ser padres
      16 noviembre, 2015 at 14:17

      Eso es lo ideal,pero yo he visto niños que piden bebida pero no quieren agua para saciarse, porque se han acostumbrado a otras cosas más sabrosas. Por eso creo que es buen invento atraerlos con el envase para que vean también el agua como una bebida divertida.

    ¡No te cortes, deja un comentario!

    La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa Europa S.L., con domicilio social en Madrid, C/ Almagro 11 6º 7ª 1 C.P. 28010 España. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@planeandoserpadres.com así como el Derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de privacidad y cookies que encontrarás en el menú del blog.