Uncategorized

Cuando digo que mi vida no es Pinterest…

MI VIDA NO ES PINTEREst

Los que me seguís sobre todo en mi cuenta de Instagram, sabéis que mi vida no es Pinterest, que nunca lo ha sido y que no hay visos de que lo vaya a ser. De hecho, me niego a tener perfil en esta red social porque ¿qué iba a colgar allí? Ya me parece que mi Instagram lo tengo desgraciadito del todo, porque para una foto memorable y evocadora en la que salga mi bichilla, tengo decenas llenas de despropósitos de mi maternidad primeriza, como para meterme con la red del preciosismo. Me río mucho con las ocurrencias de la niña y con las situaciones que crea, pero claro, de idílica esta familia no tiene nada. Si nos conocieran los protagonistas de La casa de la pradera, seguro que saldrían corriendo en dirección contraria para no contagiarse de nuestra falta de glamour. Hoy os traigo un post ligerito con una buena selección de la cantidad de despropósitos que hemos vivido en este ultimo año, desde que tengo cuenta de Instagram ¡y las que nos quedarán por vivir!

operación pañal

1. En relación a la operación pañal. Nosotros iniciamos la retirada del pañal muy entusiasmados en pleno verano, luego nos fuimos de vacaciones y la abandonamos a la vuelta. Pero la relación de mi bichilla con esta fase nos tiene dislocados. Primero amaba el orinal y hasta se lo llevaba de paseo en plan patinete. Luego empezó a quitarse los pantalones y a pasear ya en otoño por casa con ellos bajados. Y le encaanta ir con el culo al aire subiéndose en el sofá y desafiando la integridad de nuestros pocos muebles que mantienen un estado digno. Por eso no sabemos si avanzar con el despañale o no.

desorden bebé

2. El desorden. El salón y la cocina son sus campos de batalla más habituales Ya no es sólo ese disfrute que tiene por mantener sus juguetes desperdigados por todo el suelo, sino que también se ha aficionado a sacar las cosas de la despensa, y llevarlas de un lado a otro, como el paquete de tomate frito revuelto en la caja de recoger sus pertenencias o una caja de discos de lactancia en la despensa, o la de secretitos que encontramos bajo los cojines del sofá un día de limpieza cualquiera.

mi vida no es pinterest

Tuvo una fase malísima en la que desmontaba la mesita de noche de su papá casi a diario. Pero por suerte parece que ahora los cajones los abre sólo para seleccionar lo que quiere sacar (que ya es mucho y casi siempre inadecuado) pero el resto del contenido lo deja a buen recaudo, sin esparcirlo.

peligros para un bebé

3. El peligro de muerte. Son esas situaciones en las que mi churumbelita se escapa para hacer el mal y una vez que está todo bajo control ¿quién se resiste a hacer la foto? La pasión por los enchufes fue el primer peligro, porque por muchos protectores que pusiésemos, había aparatos que debíamos tener enchufados sí o sí. Por lo que ella pasaba olímpicamente de los protegidos para irse a arrancar clavijas de lámparas y electrodomésticos y jugar a meterlos y sacarlos. Lo de trepar a la mesa o los muebles altos, de los que luego sólo sabía bajar tirándose de cabeza, ha sido un clásico durante mucho tiempo. Ahora tiene más práctica volviendo al suelo, pero vamos que si no se nos ha descalabrado en alguna de estas ocasiones ha sido porque hemos tenido mucha suerte. Y puesta a matarse ¿qué mejor que intentar escapar de casa manipulando la cerradura de la puerta principal y acabar echándose encima todo el marco de la puerta? Lo único de madera pesada y maciza que debe haber en esta casa. La llantina fue monumental, y eso que sólo se quedó en medio del rectángulo como en los dibujos animados.

cosas rotas por un bebé

4. Los destrozos. Mi mochuela es destrozona por naturaleza y así esta vida no Pinterest se va a perpetuar durante un tiempo indefinido ¡y muy largo! Las sillas del salón las ha decorado con rotulador, con bolígrafo y con todo lo que ha caído en sus manos. Y ningún remedio les ha devuelto su blancura original. Incluso cuando está quietecita y no hace nada, es capaz de destrozar unos calcetines recién estrenados. Con los complementos de la cuna ha tenido una odiosa relación desde que aprendió a sentarse. Primero encontraba el vigilabebés, lo desconectaba, tiraba el receptor al suelo y chupaba el cable ¡para haberse electrocutado! Y cuando supo ponerse de pie y saltar, la chichonera pasó a mejor vida porque la arrancaba a tirones día sí y día también.

bebé no para

5. El movimiento constante. Muchas veces la niña me sale en las fotos que parece un ente del más allá. Y es que como no para quieta en todo el día… ¡en todo el día! No me hace falta ni retocar las imágenes para que no se la reconozca, porque la cámara ya lo hace de forma natural. Ojo a la mejor foto que tenemos de ella como recuerdo de un bautizo, en la que parece que está endemoniada porque aparece borrosa del todo, y la otra en la que intenta destruir la mesita de centro de la abuela saltando sobre ella al grito de ¡salta, salta!

sueño bebé

6. El sueño y la lactancia. Como sigue descontrolada del todo en este tema, no es raro ver a su padre rodando por el suelo a las tantas de la noche y roncando, mientras mi churumbelita sólo lo imita, cachondeándose de nosotros y nuestro cansancio. Como esto siga así, en cuanto confiemos un poco más en ella, nos acostaremos nosotros y ella que se quede viendo las tertulias nocturnas, porque no podemos seguirle el ritmo. Y sin embargo, hay días en los que se levanta y se tumba en plan adolescente lánguida sobre el sofá, para ver la tele de ladillo y sin atender a razones, ni a desayunos ni a nada. Sin contar los momentos en que yo aún me extraía leche para donaciones y me veía acosada por el extractor y por la mano de mi mochuela, que venía a colaborar apretando a diestro y siniestro mientras veía que su tetis se iba a parar a manos de otros bebés.

bebé descubre el mundo

7. Descubrimientos variados. Ha legado el momento en el que a mi bichilla le gusta disfrazarse pero los estilismos los planea con su papá y claro, lo mismo me viene con mi bañador y un gorro de piscina que con cualquier otra cosa aún más inverosímil. Cuando se descubrió el ombligo se pasó semanas con la camiseta levantada y tocándoselo cada vez que se acordaba de él. La lámpara de papel de Ikea es el objeto de su deseo desde que empezó a gatear. Ojo a lo bien parapetada que la teníamos detrás de la butaca, de un puff y con el sofá como trinchera ¡pues aún no sabía andar y logró colarse allí en medio para agredirla! Y para remate, que la guardia civil nos la detuviera en este parque del aeropuerto de Barcelona, cuando se nos escapó mientras plegábamos el carrito para pasarlo por el escáner y huyó a la carrera atravesando a solas el arco de seguridad.

En sólo 2 años ¡la cantidad de trastadas que nos ha hecho! De momento mi vida no es Pinterest y no esperamos que se obre el milagro, pero lo cierto es que no tenemos ni un segundo de aburrimiento con ella

Esto te puede interesar

24 Comentarios

  • Responder
    Celia Ramón Wyser
    2 diciembre, 2015 at 08:29

    Jajajaja, como dice mi pediatra, niño sano, niño movido. Que antes no había Pinterest ni Instagram pero había álbumes familiares y en los de mi familia salimos todos haciendo muecas, de espaldas, saltando o con el movimiento por bandera. Vamos, que de raza le viene al galgo. Pero oye, que así es más divertido. La vida no es Pinterest, no falta que hace!!!

    • Responder
      Planeando ser padres
      4 diciembre, 2015 at 05:51

      ¡Mi bichilla está sanísima! Pero no había pensado en consultar con la pediatra lo de mi vida no Pinterest… Es que a veces, cuando comentó estas cosas, parece que fuera la única niña del universo que tiene semejante trajín. Aunque… ¿Qué no habrás vivido tú con dos trastos a la vez?

  • Responder
    Arusca
    2 diciembre, 2015 at 09:14

    Pinterest es para inspirarse. Yo tengo tres como tu bichilla solo que no me da tiempo a hacerles tantas fotos para retratar la «tierna» ocurrencia de turno. Pero casas como la tuya ¡es lo habitual! Jajaja… Ánimo y no te desesperes, en algún momento se les acabará el fuelle, digo (y espero) 😉

    • Responder
      Planeando ser padres
      4 diciembre, 2015 at 05:54

      Si tú sobrevives con 3 de este modelo ¡yo también lo conseguiré! Ahora voy siempre con el móvil de habitación en habitación porque hay cosas que no sabría cómo describir y la gente no me creería…

  • Responder
    Mamá en Bulgaria
    2 diciembre, 2015 at 09:45

    Yo creo que nadie tiene una vida Pinterest. Cuando vemos fotos chulísimas de otras personas, lo que no vemos son las 50 que habrá descartado ese alguien o los filtros que habrá puesto. Y cuando se trata de niños, las fotos borrosas por el movimiento o las casas desordenadas son lo normal. Una vida Pinterest de verdad sería un rollo. ¡No te agobies! 😉

    • Responder
      Planeando ser padres
      4 diciembre, 2015 at 05:56

      ¡Jajaja! Si yo me lo tomo bien. Mi madre es la que se escandaliza más creyendo que estas cosas no son normales y que los niños de antes se movían menos que los de ahora. Mira, en lo de hacer fotos ahorro tiempo, porque son malas pero salen a la primera.

  • Responder
    Ayira
    2 diciembre, 2015 at 14:22

    Genial el post!!! de verdad que enhorabuena!!!

  • Responder
    Educacion emocional
    2 diciembre, 2015 at 15:40

    Qué bonito es verles explorar y descubrir, verdad? Aunque eso implique que ordenen las cosas a su manera, que trepen por el armario o que corran por casa.. Niño que juega, niño sano

    • Responder
      Planeando ser padres
      4 diciembre, 2015 at 06:00

      Eso me han dicho antes y la verdad es que salud no le falta. Y ganas re revolver los cimientos del mundo tampoco.

  • Responder
    Maria E.
    2 diciembre, 2015 at 15:58

    Y después de todo lo que he leído… ¿De verdad te planteas tener otro en un futuro?? Jajajaj!!! Si yo me he estresado solo de leerte!! Menos mal que a mí el mayor me salió muy bueno (del pequeño no puedo decir lo mismo porque es igual de trasto que tú bichilla) pero si llega a ser al revés se queda hijo único!! Jajajaja

    • Responder
      Planeando ser padres
      4 diciembre, 2015 at 06:02

      ¡Jajaja! Pues a pesar de todas las trastadas ¿te crees que yo la veo como una niña normal? No sé si será una forma para auto convencerme de que hay niños más tranquilos pero también otros más movidos que ella. Así es que incluso con este panorama, sí querríamos repetir. Lo que no sabemos es cuándo.

  • Responder
    clauminera
    2 diciembre, 2015 at 18:18

    Jajaja, creo que nuestros bichillos se parecen mucho!!!

  • Responder
    La Hobbita
    2 diciembre, 2015 at 23:44

    xDDDDDDDD. Simplemente brutal xDDDDD. Que siga así (pero sin descalabrarse mucho, ¿eh?

  • Responder
    nosoyunadramamama
    3 diciembre, 2015 at 00:04

    jajaja, en Instagram te tengo muy controlada que yo soy muy fan de esta red social!!! Yo tengo de todo, mi momento: compra esta mascarilla que deja el pelo divino o así duermen mis hijos, como si vinieran d ela guerra…vamos, un poco de todo..pinterest ni me lo planteo!!

    • Responder
      Planeando ser padres
      4 diciembre, 2015 at 06:06

      Hace un par de días puse una foto del recibidor, que me ha quedado mono, peto lo habitual don estos despropósitos de la niña. Yo soy muy fan de la forma de dormir descarriado por el suelo de tu hijo mayor ????

  • Responder
    sermamiyotraslocuras
    3 diciembre, 2015 at 00:28

    Jijiji…pero que graciosa tu Bichilla!! Es muy divertida !! Y si en el momento a lo mejor te desquicia pero es super simpatica y ocurrente…

    • Responder
      Planeando ser padres
      4 diciembre, 2015 at 06:07

      En el momento de pillarla así, sólo pienso en cómo le cruzan esas ideas y cómo logra salir ilesa de casi todas ellas.

  • Responder
    Maria Mivinailart
    4 diciembre, 2015 at 11:48

    Madre mía, debe ser agotador, pero en ocasiones muy divertida jejeje. Ya sabes que soy fan de tu bichilla.
    Me recuerda mucho a mi sobrino, no para quieto casi ni para dormirse.

    • Responder
      Planeando ser padres
      7 diciembre, 2015 at 15:49

      Divertida lo es todos los días, pero esto cansa lo que no está escrito. En los niños dicen que es algo más común, pero parece que a mí me haya tocado la única niña movida del planeta.

  • Responder
    correolacajitademusica
    6 diciembre, 2015 at 20:30

    jajaja, #muyfandetubichilla!! Yo creo qu etodos los padres nos hemos visto alguna vez en estas cosas aunque no hagamos la foto así.

    El estilismo de tu bichilla con el bañador es genial, jaja

    Feliz día!

    • Responder
      Planeando ser padres
      7 diciembre, 2015 at 16:03

      Ya voy cargada a todas partes al menos con el móvil, porque si hace un minuto que no la escucho sé que al otro lado de la puerta puede estar gestando una trastada de este tipo.

    ¡No te cortes, deja un comentario!

    La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa Europa S.L., con domicilio social en Madrid, C/ Almagro 11 6º 7ª 1 C.P. 28010 España. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@planeandoserpadres.com así como el Derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de privacidad y cookies que encontrarás en el menú del blog.