Opiniones

Mis dilemas con los vasos para bebés

vasos para bebés

Mi maternidad primeriza me hizo entusiasmarme muchísimo con inventos para recién nacidos y niños de edad diversa, que parecían haber sido ideados para satisfacer de verdad las necesidades de todos los padres del mundo mundial. Pese a mi ilusión inicial por ellos, creo que no he sucumbido a demasiadas tentaciones ni a trastos inútiles, más que nada porque para eso tengo al papá de mi bichilla, de la cofradía del puño cerrado, controlando cada comprita que se hace en esta casa. Pero el tema de los vasos para bebés me indignó de muy mala manera cuando mi bichilla cumplió los famosos 6 meses. y al dar inicio a la alimentación complementaria, introdujimos también el agua en su dieta. Como ama de casa deficiente que soy, yo quería que mi churumbelita lograra toda la independencia, autosuficiencia y creciera con la mayor libertad del mundo, en todos los aspectos de su vida y también en el manejo de su vasito de agua. Así es que empezamos nuestro calvario con los vasos para bebés por un set que nos habían regalado de la mega conocida marca de objetos de plásticos que fabrican los tuppers más famosos del mundo y que le dan nombre a dicho objeto. Pues fue un fracaso absoluto. Os cuento por qué los vasos para bebés me parecen un sacacuartos en la mayoría de los casos y lo que hemos pasado en esta casa hasta encontrar uno adecuado.

vaso aprendizaje tupperware

1. La boquilla. Creo que es la parte fundamental del vaso. Todos sabemos que la parte superior de los vasos para bebés está completamente cubierta y sólo queda un pitorrito en forma de chupete, unas veces rígido, otras blando y así en infinidad de diseños y texturas, por la que tu criatura sorberá el líquido. Y todos los vasos para bebés juran y perjuran que son antigoteo. O los del control de calidad no saben lo que significa antigoteo, o el que se inventó el término no lo acabó de explicar bien, pero el caso es que el primer vasito de mi bichilla goteaba en cuanto la niña lo giraba. Y claro ¡lo giraba mucho! Y lo volcaba, y lo echaba a rodar por el suelo, y lo lanzaba desde la trona… Vamos, que lo que menos hacía con él era ponerse a beber por la boquilla correspondiente. Esto de vivir en un encharcamiento constante fue bastante molesto, menos en verano, que todo se seca deprisa, y un trastorno grave en invierno, cuando mi criatura se dedicaba a meter el dedito a fondo por el pitorro y sacar el agua casi a presión, empapándose la ropa. Por este motivo, el vasito no podía estar a su alcance sin nuestra supervisión. Eso sin contar que pese a estar indicado para niños de más de 6 meses, en cuanto le salieron los primeros dientes le pegó tremendo bocado y le hizo un agujeraco en toda regla, por lo que el supuesto antigoteo pasó a mejor vida. Estos que os pongo a continuación, el vaso antigoteo barato de Tommee Tippee, el vaso verde de Chicco, el mágico Philips Avent Magic antigoteo y el animado vaso de Nuk con asas de Mickey, son del tipo de diseño que mejor nos ha funcionado a nosotros.

vasos para bebés

2. Las asas. Como churumbeles en formación constante, lo de agarrar el vaso con las dos manos para beber es complicado con tan pocos meses, y lo de que tengan asas es un acierto en toda regla. Pero… ¡que no las puedan desmontar ellos mismos! Porque entonces no avanzamos nunca. Ellos cogen el vaso para bebés, se lían a desenroscar asas, o a desencajarlas o a trastear con cualquiera que sea el mecanismo que tienen estas asas móviles, y se quedan con un vaso de plástico pelado y mondado. Y luego ponte tú a recorrer los rincones de toda la casa para volverlas a encontrar. Porque en cuanto gatean y tienen el vaso a su alcance, el despiece estará a la orden del día. Yo voto por las asas fijas en los vasos para bebés o al menos que se puedan extraer para lavar pero que no logren hacerlo los niños.

3. La tapa. En vista de que la mayoría de vasos para bebés que hemos probado no son realmente antigoteo ¿qué menos que ponerles una buena tapa que se cierre a la perfección para no ir chorreando agua en el bolso, en el carrito o everywhere donde lo transportes? Pues no, la mayoría de las tapas que cubren la boquilla de estos vasos para bebés andan bailonas, sin ajustar y son un mero quitapolvo, porque no dejan el líquido atrapado en su interior.

vasos para bebés suavinex

En definitiva, creo que hay fabricantes que deberían currarse una mijita más el diseño de los vasos para bebés. A todo esto, ahora que mi bichilla tiene ya 2 años y que en un arranque de desesperación le he estado dando de beber directamente de las botellitas de agua mineral incluso dentro de casa, porque al menos esas ya sé que gotean y que la tengo que vigilar, he descubierto un vasito genial y que nos está haciendo muy buen apaño. Y es el de Suavinex. Las asas están enroscadas bajo el mecanismo del tapón, por lo que hasta que tu criatura aprenda a desenroscar pasarán muchos meses (la mía con 2 años eso aún no lo desenrosca, aunque sí otras cosas de uso más frecuente). Es verdaderamente antigoteo porque dentro lleva una especie de filtro que hace que la niña debe sorber con fuerza por la boquilla, casi como si estuviera intentando sacar leche de la teta, y en cuanto termina ya le puede dar la vuelta y agitar que de ahí no sale ni una gota. Eso sí, al lavarlo hay que volver a colocar bien ese filtro porque de lo contrario el agua también os va a salir a chorro como en los demás. Pues eso, que por fin he encontrado uno de estos vasos para bebés que me permite dejarle el agua siempre a su alcance y que beba cuando lo necesite, sin tener que pedírmelo ¡y ay todo lo que bebe! ¿Cuán ha sido vuestra experiencia personal con los vasos para bebés? ¿Les habéis jurado odio o amor eterno?

Esto te puede interesar

19 Comentarios

  • Responder
    marigem
    14 diciembre, 2015 at 07:57

    Totalmente cierto. En un ataque de desesperación a los míos les compré unas cantimploras muy chulas, hace añísimos, que eran tipo antigoteo, el pitorro plegaba, tenían asas fijas, tapa y se podían colgar de la sillita para llevarlas a mano y no mojar el bolso. El día que se rompieron y al ir a la tienda descubrí que no había más porque habían sido de una edición limitada el mundo se hundió bajo mis pies,jejeej.
    Un besito y feliz lunes!!!!

    • Responder
      Planeando ser padres
      15 diciembre, 2015 at 13:00

      ¡Jajaja! No te creas que pienso que exageras. Yo cuando algo me funciona tan bien después de haber dado 700 vueltas, me pienso seriamente lo de aprovisionarme de unas cuantas unidades por si dejan de fabricarlas y no las vuelvo a encontrar. Pero este hombre me retiene para que no sea tan apretada. Así es que aspiro a que este le dure mucho y en breve vaya controlando esos movimientos que hace a lo loco para no derramar tanta agua de los vasos normales.

  • Responder
    Mami esto esta chuli.
    14 diciembre, 2015 at 08:47

    Nosotros siempre hemos usado suavinex. Hace ya unos años por lo que el diseño era diferente pero me gustaba porque no goteaba nada. Mis peques han pasado pronto a las botellitas de pitorro. Y respecto a la tupper mira que me declaro fan de la marca pero nunca he usado nada para bebe.

    • Responder
      Planeando ser padres
      15 diciembre, 2015 at 13:01

      Las botellitas de pitorro las usamos para la calle, porque ahí sí que le damos de beber en momentos puntuales y luego se la quitamos. El problema de estas botellas para estar en casa es que una vez abierto el pitorro ¡ancha es Castilla! Y ella va regando todo lo que se le pone a tiro. De Tupperware nos regalaron varias cosas de bebé y para lo carísimas que son no les veo yo la ciencia oculta que tienen.

  • Responder
    Mamá en Bulgaria
    14 diciembre, 2015 at 09:45

    Yo tengo dos de Avent, uno para cada hijo. Aunque los dos ya pueden beber perfectamente de un vaso normal, ¿sabes para que los uso? Para que los tengan en la mesita de noche. Si se despiertan de noche con sed, medio groguis, pueden beben sin que se les caiga agua por la cama.

    • Responder
      Planeando ser padres
      15 diciembre, 2015 at 13:02

      ¿Y el pequeño no coge los vasos normales y se dedica a regar todo lo que tiene a su alcance con él? Porque mi bichilla primero se harta de agua, pero luego gira el vaso y que se salve quien pueda.

  • Responder
    Una mamá muy feliz
    14 diciembre, 2015 at 10:00

    Nosotros nunca hemos usado vasos de este tipo, UNMF empezó desde el principio a beber en vaso normal y después en botellas con o sin pitorro…mira un calentamiento de cabeza que me he ahorrado!!

    • Responder
      Planeando ser padres
      15 diciembre, 2015 at 13:03

      ¡Jajaja! Pues sí, porque hasta haber dado con este modelo de Suavinex que nos encaja ¡no sabes la de intentos frustrados que llevamos! Oye, y que los precios no es que sean baratos para algunos modelos, por lo que meter la pata muchas veces te puede salir caro.

  • Responder
    La Hobbita
    14 diciembre, 2015 at 11:49

    Yo, ya sabes, no puedo opinar con conocimiento de causa porque la Habichuela sigue horneándose (bien!) pero me he permitido el lujo de preguntar a unos amigos que viven en Holanda y me dicen que allí se estilan más vasos de este estilo:

    http://bebitus.com/es/101780-comprar-vaso-de-transici%C3%B3n-avent-12m-260ml-online.html?ipa=4408

    Son vasos de transición que me recuerdan a ciertos bebederos de vacas (en serio, los he visto en ganaderías chachi-pirulis, en las ganaderías de a pie suelen tener bañeras de patas como abrevaderos ¬_¬). Mis amigos dicen que gotear, gotean, sobretodo si el retoño le pone empeño en usarlo cual sonajero, pero que sus churumbeles han aprendido mil veces mejor con esos vasos que con los que son “tipo pajita”.

    Un abrazo 🙂

    • Responder
      Planeando ser padres
      15 diciembre, 2015 at 13:07

      ¡Jajaja! Qué diseño tan horroroso. Pero bien pensado tiene su lógica. Mi lucha particular la tengo contra el goteo, porque si con un agujerito pequeño mi bichilla puede causar una inundación en segundos ¿qué no lograría con este tipo de vasos en los que todo el borde tiene la posibilidad de chorrear agua? Si aprender aprenden de cualquier forma. A la mía le das un vaso normal y bebe, pero claro, tienes que estar ahí pegadita todo el rato para que no lo vuelque, para que no lo tire en el suelo, no se ponga ella misma a remojo y no haga todas esas cosas malas que te pasen por la mente como posibilidad de que las podría hacer en un descuido.

  • Responder
    Esther
    14 diciembre, 2015 at 12:29

    El único que yo haya probado que de verdad no gotea es el de Dr. Brown, aunque la verdad es que he probado solo un par, creo que de Avent y este de Dr. Brown. Yo solo lo uso también para la cama, para darle agua por la noche sin que se enchumbe. Si no lo que quiere es beber en vaso normal.

    • Responder
      Planeando ser padres
      15 diciembre, 2015 at 13:08

      Creo que la mía es súper fan de mojar todo lo que tiene alrededor y por eso ando obsesionada con el goteo y evitando humedades. Pues has tenido muy buen ojo si sólo has necesitado un par de pruebas para acertar. ¡Yo he sido una torpe!

  • Responder
    Educacion emocional
    14 diciembre, 2015 at 15:43

    La verdad es que hay muchas diferencias de unos a otros modelos y también del modo de uso de unos niños a otros. Mi hija pequeña bebía estupendamente de vaso pero también le gusta mucho el formato bidón-
    cantimplora.

    • Responder
      Planeando ser padres
      15 diciembre, 2015 at 13:09

      El tipo cantimplora también lo tengo ya en stock para que sea el siguiente paso, pero por ahora creo que a través de esta pajita o pitorro me regaría el salón a diario.

  • Responder
    Carlota Rodríguez Negrín
    21 diciembre, 2015 at 10:15

    Mi bebe tiene cinco meses y no bebe agua pues le he intentado dar en un biberón y la rechaza pone carita regañado y no la quiere así que no le he insistido como sigue con lactancia materna, te quería preguntar para cuantos meses es el vaso de suavinex y si recomiendas a las mamás que todavía no tenemos ninguno la compra de ese !!! Muchas gracias !!!!

    • Responder
      Planeando ser padres
      29 diciembre, 2015 at 10:22

      Si está sólo con lactancia materna exclusiva no tiene que beber agua. E incluso cuando introduzcas la alimentación complementaria, si le sigues dando el pecho a demanda, tampoco sería necesario. Este vaso de aprendizaje de Suavinex está recomendado a partir de los 4 meses, aunque al principio no tendrán nada de soltura con su uso a la hora de agarrarlo y demás. A mí me ha funcionado genial que el pitorro no sea una tetina flexible como la de un biberón sino rígida, pero es que esto dependerá también del gusto de cada bebé.

  • Responder
    Zilendo - Tienda de Bebés Online
    21 noviembre, 2016 at 23:11

    Fantático aporte,

    Desde nuestra experiencia, los vasos para bebés que recomendamos son los de boquilla de silicona fabricados por Tigex de la marca Nuc. Son muy fáciles de limpiar y resistentes.

    Además incluyen dibujos originales y divertidos.

    Saludos.

  • Responder
    Maira
    18 diciembre, 2016 at 20:05

    Excelente aportacion Maira

  • Responder
    Anónimo
    10 abril, 2017 at 20:55

    Me sentí super identificada con todo lo que dijiste, yo le compre un vaso antiderrame marca nuby, muy bueno y eficiente pero mi bebe no se da cuenta que tiene que succionar y solo piensa en destaparlo. En fin, no toma y sigue tomando del clásico con sorbete con el cual ensucia todo! Es mucha tecnología para ellos jeje

  • ¡No te cortes, deja un comentario!

    La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa Europa S.L., con domicilio social en Madrid, C/ Almagro 11 6º 7ª 1 C.P. 28010 España. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@planeandoserpadres.com así como el Derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de privacidad y cookies que encontrarás en el menú del blog.