Libros

Libros recomendados. La madre que nos parió. La Quiles

la madre que nos parió

Recibí el libro La madre que nos parió de La Quiles justo antes de navidad. Me pilló siendo acompañante de hospital y me alegró mucho el día en que me lo leí. Es lo que tiene el hecho de que sea un diario ilustrado de la maternidad, que por poquísimo que pueda leer desde que nació mi bichilla, las páginas se esfuman muy deprisa y llegas al final deseando que la autora hubiera seguido dibujando otras etapas posteriores de la gestación. Me he reído mucho, me he sentido identificada con cantidad de viñetas y también he discrepado en algunos puntos, pero lo esencial de La madre que nos parió creo que es su forma de desdramatizar el embarazo, el post parto y esos primeros meses de maternidad, en los que como afirma la autora, hay veces en las que es preferible hartarse de reír por tal de no caer en depresión y llorar.

1. La protagonista. La protagonista es una embarazada que se pasa desnuda todo el libro. De un dibujo a otro podemos verla sólo cubierta por sus bragas y así observar cómo evoluciona la panza, qué efectos secundarios tiene sobre ella el embarazo y el parto (marcas por la presión de la ropa, estrías, tetas desolladas por la lactancia, gordura descomunal por los antojos…) mientras se desidealiza el embarazo y se da una visión muy terrenal y del tipo que podríamos vivir cualquiera de nosotras. Tiene mucha gracia y trata temas como la pérdida de la agilidad, de la figura preparto y de las excusas de las embarazadas para no mantenerse en forma, todo realmente hilarante. No creo que resulte un humor ofensivo para nadie, por muy peculiar que pueda llegar a ser cada uno de nuestros embarazos. Hay asuntillos de la maternidad que parecen universales y La Quiles ha sacado buen partido para que todos nos riamos de ellos.

2. Los temas. El libro se divide en 8 apartados: el embarazo, parto y post parto, la lactancia, las opiniones del entorno, el bebé, la escuela de madres, la relación y celos entre hermanos pequeños y lo que los churumbeles desaprenden con el padre. Todos repletos de tópicos con los que es fácil identificarse. Sobre todo el de la sabiduría popular de todas esas personas que opinan acerca de lo divino y lo humano de la preñez y la crianza, como si hubieran nacido para convertirse en los únicos expertos del gremio y que te hacen sentir fatal por tu falta de conocimientos. La Quiles suelta algún que otro taco y palabra malsonante aquí y allá, pero en momentos idóneos, para sentar cátedra y dejar claro que hay temas en la maternidad que no son para tomarlos a broma (la lactancia en público, la recuperación de la figura tras el parto, lo que duelen las contracciones).

3. Mis preferidos. Creo que lo de explicar la episiotomía mostrando un dibujo del “chochamen” como lo llaman en el libro y su apertura por la tangente, casi me mata de la risa. Eso sí, lo de la maniobra de Heimlich me ha dado miedo hasta viéndola graciosamente dibujada. Los desvaríos de los padres, que transmiten a los hijos una serie de conocimientos rarunos y disparatados, como iniciarlos en la alimentación complementaria para comerse el yogur apretando el vasito para que suba en lugar de aprender a usar la cuchara, tiene también una gracia especial. Es cierto que hoy en día la paternidad ha cambiado mucho (por suerte) y la mayoría de los padres están implicados al 100% en la crianza de sus hijos, al mismo nivel que las madres han debido estarlo desde que el mundo es mundo, pero aún así, los hombres tienen ese no sé qué para improvisar situaciones inverosímiles que a nosotras nos ponen los pelos de punta. Y La Quiles lo sabe.

Recomendaría el libro para primerizas miedosas, porque si bien hay capítulos que te pueden poner los pelos como escarpias, pese al humor que destila La madre que nos parió, creo que en otros puntos es bastante clarificador y puede apoyar la idea de que el proceso de ser madre no es tan traumático si nos lo tomamos con filosofía y buen humor. En Amazon, podéis encontrar La madre que nos parió en versión de tapa blanda por 19 euros. ¿Os animáis a transmitir esta visión tan divertida de la maternidad?

Esto te puede interesar

11 Comentarios

  • Responder
    Mami esto esta chuli chuli
    15 enero, 2016 at 09:16

    Lo tendré en cuenta para cuando alguna amiga “miedosa” decida tener churumbelillos jejeeje.

  • Responder
    Una mamá muy feliz
    15 enero, 2016 at 09:22

    Me lo apunto para algún regalo o para el próximo jejeje. Me ha hecho mucha gracia porque aquí en mi pueblo hay una chica, que por cierto trabajó conmigo, que le dicen La Quiles jejejejejj

    • Responder
      Planeando ser padres
      18 enero, 2016 at 12:06

      ¿El próximo? Si tú ya lo has dramatizado y desdramatizado todo sola ¿qué más de queda por descubrir? Pero para regalo gracioso mola mucho. Pues ahora que lo dices ¡no sé de dónde es la atora! A ver si es tu paisana… ¡Entonces que te lo firme!

  • Responder
    Mónica
    15 enero, 2016 at 11:49

    Yo también lo estoy “leyendo” y me lo estoy pasando bomba! 😉

  • Responder
    Educación-emocional.es
    15 enero, 2016 at 15:39

    Tiene una pinta estupenda!! Además reírse siempre viene bien. Gracias por compartirlo!!

    • Responder
      Planeando ser padres
      18 enero, 2016 at 12:11

      Yo es que soy muy cachonda, pero vamos que para el embarazo no creo que haya nada mejor que el sentido del humor y no creerse que estamos enfermas.

      • Responder
        Educación-emocional.es
        18 enero, 2016 at 13:58

        Eso desde luego!! Yo le veía estupenda. Y fíjate que ahora veo fotos y no le lo parece tanto!! Ja ja!! Fijo que es cuestión de hormonas…

  • Responder
    mamá puede
    15 enero, 2016 at 16:21

    Pues tomamos nota aunque ya creo que para regalo

  • ¿Quieres añadir algo? ¡Comenta!