Inventos útiles

Barreras de cama para dormir solitos y tranquilos

barreras de cama

Definitivamente, aprovechamos las vacaciones de navidad para intentar que mi bichilla pasase a su propio dormitorio, así a independizarse con sus 2 años recién cumplidos y con el objetivo de que durmiese sola y del tirón toda la noche. Bueno, de lo que se refiere al aspecto más centrado en la crianza y en el hecho de que sacar a tu criatura de tu habitación no asegura que se vaya a obrar el milagro, aunque haya familias a quienes el cambio les haya funcionado, de estas honduras ya os hablaré otro día. Porque hoy me voy a centrar en ese artículo de puericultura que toda familia de bien necesita para separarse de sus mochuelos por las noches aspirando a que no se descalabren contra el suelo en una caída desde las horripilantes alturas de un colchón normal. Porque yo quería una nueva camita de niña, de esas pegaditas al suelo y que van creciendo conforme crece el niño, pero la visión ahorradora del papá de mi bichilla nos ha dejado con una cama normal, de 2 metros de largo y 90 centímetros de ancho, con su altura estándar y sus sábanas de Peppa Pig. Pero alta. Así es que estuve valorando muchas barreras de cama, a fin de que la habitación me quedara más o menos conjuntada. Pero tanto tardé en tomar la decisión que una tarde el papá de mi churumbelita se me plantó en casa con la compra hecha, sin tener en cuenta ni mis gustos, ni la decoración, ni siquiera si era válida para ser instalada en la cama de la niña. La elegida no me gusta ni mijita, pero por ahora nos va haciendo el apaño.

barreras de cama cortas 90 centímetros

1. Barreras de cama cortas. Yo la quería larga, pero este hombre volvió a casa con esta barrera de cama abatible de Jané, que no es blanca, sino que está hecha con una tela de malla, como si fuera una venda con agujeros grandes. Es discreta pero horrorosa, aunque por 25 euros al menos es blanca y no desentona. No me gusta nada, nada, nada. Primero porque el diseño es el que es, no está nada acolchada ni siquiera por las zonas metálicas y duras, y además es corta, lo que la hace más fea y no me termina de dar confianza. Aunque después de trastear con ella un mes, es cierto que la niña no se ha caído nunca mientras dormía. Hay barreras cortas más monas, la verdad. Como esta barrera corta y rosa de Infantastic, marca que no conozco de nada pero que por lo menos ha acolchado las esquinas y ofrece más variedad de colores, o esta monada de barrera de Asalvo, por un par de euros más y con más alegría. E incluso esta barrera en color tierra, también corta pero para quienes quieren dar un aire más elegante a la habitación ellos niños, sin colores pastel y sin monigotes. ¿Será por opciones?

barreras de cama largas 150 centímetros

2. Barreras de cama largas. Habitualmente son más o menos de un metro y medio y apenas dejan un hueco donde va la almohada y a los pies de la cama, para que los niños bajen exclusivamente por esta zona y no haya riesgo de accidentes por los laterales. Los modelos son muy similares a los de cualquier barrera de cama corta, sólo que más largas. Hay barreras de cama de madera, o de imitación a madera, para quienes añoran la etapa de bebés de sus criaturas y se quieren aferrar a la idea de que seguirán siendo pequeños durante más tiempo (o simplemente les combinan más con la decoración, que tampoco hay que ahondar tanto). En otros casos, se puede respetar los colores preferidos de los niños, incluyendo barreras con decoración infantil y motivos de dibujitos alegres, o seguir con esta tendencia de tener habitaciones con una barandilla elegante en tonos neutros y unisex. Otra opción es la barrera de cama abatible y alta con una altura especial para que los niños más atrevidos no pretendan saltar por encima de ella y lanzarse al vacío.

mejores barreras de cama

3. Mis barreras de cama favoritas. Pues son todas largas, la verdad. Teniendo una corta en casa sigo pensando que cuantos más centímetros a cubrir, más tranquila me iría a dormir yo el ratito que estamos separadas por las noches. La primera que me gusta es la barrera de cama Babyhome Side Light. La prefiero en rojo pero os pongo otras opciones de colores que os puedan agradar. Tiene una luz que se apaga automáticamente a los 30 minutos, es larga, desenfundable y tiene funda de transporte. Además, tiene un diseño redondeado que es más moderno. La barandilla de cama de Inglesina también tiene un diseño limpio y mono. Muy rectangular, se puede elegir en rojo, verde o azul marino, es ligera y los textiles quedan muy bien tensados, porque he visto algunos modelos en los que parece que la tela quede como colgona o arrugada dando muy mala impresión. Una bastante económica es la barrera de cama Alicia de Asalvo. Muy rosa, muy de princesa, y muy barata (32 euros). Y por último, mencionaré estas barreras de cama de TecTake que tienen un surtido de colores amplio y están a medio camino entre la barreras de cama cortas y las largas, con lo cual puede haber familias a las que les encaje como opción mejor que las de medidas estándar.

En definitiva, la que tenemos no se parece en nada a las que me hubiera gustado comprar, pero bueno, por el momento nos va haciendo el apaño.¿Cómo solucionasteis vosotros el paso de la cuna a la cama de vuestros bichillos? ¿Tuvieron camas pequeñas y bajas adaptadas a su edad o pasasteis esta etapa con una barrera de cama? ¿Tenéis más consejos para elegir la barandilla que mejor nos convenga?

Esto te puede interesar

29 Comentarios

  • Responder
    Una mamá muy feliz
    2 febrero, 2016 at 08:04

    Nosotros ya hemos echao el ojo a la primera de Jané…pero para ponerla en nuestra cama, necesito quitar la cuna de en medio.

  • Responder
    Cristina Madre Autónoma
    2 febrero, 2016 at 08:58

    Nosotros tenemos una en casa de mis padres porque cuando dormía sólo con M, se podía ir para el otro lado y no como no hay posibilidad de pegar la cama a la pared…pues eso. No tengo ni idea de la marca ni nada pero sí que nos va bien. Eso sí, el peligro está también a los pies de la cama, más de una vez me lo he encontrado “al borde del precipicio”

    • Responder
      Planeando ser padres
      2 febrero, 2016 at 13:05

      Mi bichilla la verdad es que no se mueve tanto de su posición inicial. Gira sobre sí misma y como si fuera un reloj, pero de la mitad de la cama hacia abajo no pasa si no es porque quiere bajarse. Esta, que es corta, no nos va mal, pero es que es muy fea.

  • Responder
    Mamá en Bulgaria
    2 febrero, 2016 at 09:51

    Pues yo lamento discrepar pero en esto estoy del lado del papá de la bichilla. La barrera de cama se usa poco tiempo y esa simple y blanca que ha elegido él me parece ideal. Lo mismo con las camas “infantiles”, que me parecen tirar el dinero, porque en pocos años ya hay que comprar una grande.
    Pero si no te gusta la barrera blanca, ¿has pensado en decorarla? pegatinas, o cenefas con bolitas de colores…

    • Responder
      Planeando ser padres
      2 febrero, 2016 at 13:09

      ¡Jajaja! ¿Poco tiempo? Si he leído que hay niños que con 5 años la siguen utilizando. Lo de las camitas como las de Ikea ¡es que son tan monas! Oye, y que algunas crecen y empiezan midiendo poco más de un metro y llegan hasta los 2 metros, así es que se pueden amortizar. Pegatinas no le puedo poner porque es una malla toda agujereada y ahí no agarra nada. ¡Yo lo que quiero es vender esta y agenciarme una más mona!

  • Responder
    Lydia - Padres en Pañales
    2 febrero, 2016 at 11:03

    La de la beba es de asalvo, altas larga la que más. Pero para casa de los abuelos compramos unabarata y listo.pero en casa prefería tenerla bien protegida

    • Responder
      Planeando ser padres
      2 febrero, 2016 at 13:12

      Las de Asalvo son muy monas y coloridas. De momento sólo se la ponemos en casa, porque en una de las casas de las abuelas duerme en un colchón en el suelo y en la otra sigue con la cuna de viaje. ¡Tenemos cantidad de opciones!

  • Responder
    Mama Puñetera
    2 febrero, 2016 at 12:42

    Pues nosotros pillamos la pequeña de madera del Ikea y nos hace el apaño, porque al adaptarla a la cama que le hicimos, que es mas pequeña que una normal, cubre bastante y de momento Valkiria aun no se ha caído ninguna vez de la cama. Eso sí, algún coscorrón se ha dado, pero igual contra la barrera que contra la pared. Esta niña es bruta hasta para dormir, jajajaja

    • Responder
      Planeando ser padres
      2 febrero, 2016 at 13:18

      Contra la pared se nos tira más que contra la barrera. Y debe ser que es una pared que deja bastante que desear porque oímos como una resonancia nocturna que parece que fuese a aparecer desde el otro lado en muro a los pies de nuestra cama. Las de Ikea las estuvimos viendo cuando fuimos a intentar volvernos con esas camitas que se alargan, pero para cama normal me parecieron muy pequeñas.

  • Responder
    Mamá de V
    2 febrero, 2016 at 15:21

    Yo pillé la del lidl una vez que la vi de milagro xD Cualquiera hace al apaño al final! Total, en la cama que tenemos de ikea no la uso, de momento no se ha caído nunca xDD

    • Responder
      Planeando ser padres
      4 febrero, 2016 at 15:30

      Claro es que V tiene una de las camas chulas infantiles de Ikea, como las que yo quería. Incluso algunos modelos ya tienen un cabecero que abarca un poco los laterales para evitar caídas y creo que con eso sería suficiente. A pesar de ser corta, con nuestra barrera tampoco se ha caído nunca, pero es que es tan feíta…

  • Responder
    nosoyunadramamama
    2 febrero, 2016 at 15:29

    Bueno, yo tengo que escribir aquí, aunque mis hijos duerman la mitad de las noches en el suelo… En casa tenemos dos barreras (largas). Una es de Jané y genial, porque es de las que las bajas para hacer la cama (ojo, que las que no se pueden bajar son un incordio) y otra que compramos en un supermercado (ni me acuerdo cuál), y la diferencia es abismal. Ayer mismo oí como Alfonso se desplomaba al suelo por donde tiene la barrera de supermercado, es que no sujeta igual!!! pero claro, entiendo que para los niños que apenas se mueven, no haga falta comprar de marca conocida…

    • Responder
      Planeando ser padres
      4 febrero, 2016 at 15:33

      Ya he visto yo el efecto que le hacen las barreras de cama a tus hijos. Sobre todo al mayor, que acaba en cualquier sitio menos en su colchón. Mi bichilla por ahora se mueve poco, y su barrera se puede bajar para hacer la cama, pero entonces a mí no me caben los pies para poder arrimarme a ella. Esta es verdad que no se mueve del sitio ni aunque le dé patadas de noche. Es muy difícil que la pueda sacar con lo que pesa ella misma más el colchón. Y es de marca conocida, pero el diseño no me gusta nada.

  • Responder
    La Hobbita
    2 febrero, 2016 at 18:03

    Nosotros hemos comprado una cuna de IKEA que, cuando sea un poco más mayor se transforma en camita baja. Le puedes poner barrera si quieres pero yo creo que no pasaría nada si volcara por el otro lado. Con ponerle una alfombra gorda debajo yo creo que aguantaría (sobretodo porque algo me dice que la Perrucha Chucha se iba a ir a dormir a esa alfombra, con lo que si la niña vuelca, caería en mullido, para desgracia de la Perrucha xDDD).

    Un abrazo 🙂

    • Responder
      Planeando ser padres
      4 febrero, 2016 at 15:41

      ¡Jajaja! Tú aún no estás en época de valora barreras de cama. Aunque si como dices se transforma en una cama bajita, desde luego es un susto que te ahorras. Y sí, de momento no pongas la alfombra porque seguro que no será la niña la que la estrene.

  • Responder
    Crisnasa Blog
    2 febrero, 2016 at 19:56

    Yo le cambié directamente de la cuna a la cama de 90. Las camas-cunas siempre me han parecido un saca-dinero porque son caras y tienen un tiempo limitado de uso. A su cama se cambió con dos años y algo y usé barrera, claro. Lo que pasa es que su cama es abatible, por lo que cada noche había que poner la dichosa barrera (era como la blanca primera que has puesto), y en cuanto comprobé que no se caía me deshice de ella, pero no recuerdo que edad tenía.

    • Responder
      Planeando ser padres
      4 febrero, 2016 at 15:49

      Sí, las cunas cama no me convencían porque son preciosas y se supone que ahora las hacen transformables, y de donde antes había una cuna dentro de unos años puedes sacarte un escritorio y un armario, así, como por arte de magia. Pro cuestan mucho dinero. Yo prefería una cama de estas evolutivas que se estiran hasta los 2 metros, pero tampoco hemos hecho ese desembolso, así es que se encuentra en una cama normal con una barrera sencilla y que no es de mi agrado. Por ahora parece que se mueve bastante poco, pero no me fío de quitársela ¡que la acabamos de estrenar!

  • Responder
    srajumbo
    2 febrero, 2016 at 20:22

    Uy…. mi compra pendiente. Siempre dije que había que comprar una pero mi marido nunca lo hacía, no se acordaba o no le daba la gana. La necesitaba si o si porque el niño dejó la cuna rápido para dormir en una cama a nuestro lado. Así que improvisé una barrera con la barrera móvil de la cuna ajaj. Y yo creo que era tan práctica y quedó tan bien, que por eso no volvimos a pensar en las barreras y nunca la compramos. Ahora ya no usa, tiene 3 y medio pero el tío no se cae de la cama, se mueve muy poquito,la verdad.

    • Responder
      Planeando ser padres
      4 febrero, 2016 at 15:51

      Ahora no la necesitarás, que el tuyo ya está grandecito. La mía creo que se mueve poco, no lo suficiente como para caerse, pero algunas noches gira sobre sí misma y aparece en posturas muy raras cuando voy a buscarla porque se ha desvelado. Y de eso a que se me vaya de cabeza al suelo, sospecho que no hay mucha distancia.

  • Responder
    Educación-Emocional.es
    3 febrero, 2016 at 01:00

    En barreras, hay un mundo!! Cómo suena!! Ja ja!! Con mis hijas no he necesitado, porque la cama de la mayor la traía incorporada, y la cama de mi hija pequeña queda justo en el hueco perfecto que no le da opción a caerse, pero soy consciente de que mi caso es poco habitual.de hecho, mis sobrinos utilizan. Un saludo!!

    • Responder
      Planeando ser padres
      4 febrero, 2016 at 16:01

      Sí que es una situación atípica la tuya. Y eso que he leído que a veces se usan hasta con niño de 5 años y más. Elegiste muy bien el mobiliario antes de ser mamá.

  • Responder
    creciendoconmicachorro
    3 febrero, 2016 at 15:14

    Yo estoy encantada con la nuestra, es la de baby home y estamos muy contentos. La pusimos al pasarle a la cama a los 8 meses y genial, con lo que se movía… se lava estupendamente y de tamaño y seguridad muy bien también, que hay otras muy enclenques para mi gusto 🙂

    • Responder
      Planeando ser padres
      4 febrero, 2016 at 16:10

      La de Babyhome es de mis preferidas. También por la uz que incorpora, porque eso que te ahorras en punto de luz y lamparitas. Por ejemplo, en la habitación de mi bichilla no tenemos mesita de noche y ahora duerme a oscuras, pro si más adelante la necesita no se la podremos dejar a su alcance si no es sobre el suelo.

  • Responder
    Mamá puede
    6 febrero, 2016 at 08:23

    Pues yo tengo una parecida a la primera, blanca y larga no me gusta mucho pero hace su función. Quería algo discreto y todas las que vi tenían dibujos, no me cuadraban los colores así que pensé que para llevarme algo que no me convenciese del todo me llevaba la más barata, que yo también me he vuelto muy ahorradora jaja

    Ahora cuando pase a Gonzalo a la cama tendré que comprar otra, ya veremos qué compro pero me imagino que será parecida

    • Responder
      Planeando ser padres
      9 febrero, 2016 at 13:27

      Esa es mi situación, que estéticamente es fea y sosa pero desde luego la niña no se escapa por ningún lado. A mí me ha pasado eso de meter la pata con los colores y dibujos, que toda la habitación anda saturada, y aún así ¡quería una barrera más colorida! No escarmiento. Y lo que no me había planteado era la posibilidad de tener 2 niños en edad de barrera. Aunque al paso que vamos, creo que iremos de una en una.

  • Responder
    Annabel y V
    18 noviembre, 2016 at 11:23

    Yo vi la del lidl de casualidad, y la compramos, menos de 10 euros, y oye ahora la tenemos en el coche y me salva la vida cuando vamos de fin de semana o a hoteles 🙂

  • ¿Quieres añadir algo? ¡Comenta!