Inventos útiles

Bañeras de bebé ¡al agua con mucho estilo!

bañeras de bebé

Antes de que naciera mi bichilla le dije a mi madre que yo no veía la necesidad de mirar bañeras de bebé, que me negaba a meter un trasto con cambiador en casa y que tampoco me veía en la necesidad de tener una bañera elevada sobre patas. Pensaba que mi bichilla usaría la bañerita durante poco tiempo (a los 6 meses la pasamos a la bañera normal) y que luego eso sería un trasto enorme que a saber dónde íbamos a encontrar hueco para guardarlo. Total, que yo creía que con un recipiente de plástico, como esa bañera sencilla que todos tuvimos en nuestra infancia (y que a mí hasta me sirvió de piscinita en casa de mi abuela) tendríamos más que suficiente, pero finalmente le hicimos caso a la sabiduría de esta mujer, que decía que con nuestra altura, si pensábamos inclinar el espinazo durante todos esos meses para higienizar a la niña, no habría quien nos enderezase después. Así es que optamos por un modelo sencillo pero con patas, que una vez plegadas hemos podido guardar en el canapé de la cama sin mayores dramas. A los 6 meses, pusimos la bañera de bebé dentro de nuestra propia bañera, para evitar los salpicones de agua con el pataleo de emoción de mi churumbelita cada vez que se veía rodeada del líquido elemento, y sobre los 9 meses heredamos un asiento para la bañera que aún sigue utilizando hoy. Creo que después de este tiempo, el tema de la elección de la bañera de bebé ha sido uno de los pocos en los que no nos hemos equivocado como padres primerizos. Y eso que hay decenas de modelos para valorar.

1. Bañeras de bebé hiper mega sencillas. ¿Para qué quieres nada más? Bueno, como antojo de primerizos ya veréis que hay diseños para todos los gustos y precios, pero si de verdad buscáis algo práctico, creo que con alguna de estas podréis hacer el apaño durante los pocos meses en los que las vais a usar. La bañera de bebé simple es de lo más clásico que existe y sale baratísima. Luego decidiréis si la queréis encima de unas patas o la vais a poner dentro de vuestra bañera de casa o encima de una mesa… Eso ya son cuestiones personales. Cuando nació mi bichilla también estaba muy de moda la Tummy Tub, que parece un cubo sin más para bañar al bebé sentado en posición vertical, imposible que se te ahogue y ocupando el mínimo espacio. Ya han salido imitaciones más baratas para el barreño, porque no parece que la cosa tenga más ciencia, y pagar 35 euros por eso… en fin. También las hay sencillas pero en forma de hamaca, con una especie de asiento de baño para que se mantengan más tumbados o erguidos dependiendo de la edad.

2. Bañeras de bebé con patas en altura. Yo compré una de estas sencillas, pero con sus patas correspondientes. Y menos mal, porque andar encorvados durante 6 meses hubiera acabado con nosotros. Lo primero que descubres es que las patas de las bañeras de bebé no son universales. Algún modelo puede que haya que logre acoplarse de una marca a otra, pero por lo general, cada uno es de su padre y de su madre. A mí me gustaba la bañera Onda, y este era el soporte de patas que le correspondía. Me parecía caro, pero me daba sensación de más seguridad, al tener esa base y no quedar la bañera sostenida por 4 puntos pequeños. Al mismo tiempo, descubrí que existía un soporte de barras para encajar en la bañera de casa, de forma que usando los bordes de nuestra bañera normal, pudiésemos poner la bañerita del bebé y elevarla algo sin tener que depositarla en el fondo. Pero no sabía si se adaptaría a nuestro cuarto de baño, tampoco era una opción barata y pasamos a otra historia. Lo de las patas regulables en altura es una buena idea si entre los miembros de la pareja hay una diferencia de altura más que evidente, aunque las nuestra no eran regulables, pero sí altas, y nos fue bastante bien teniendo la misma medida para los 2. Y luego existen casos como el de las  patas para Luma que a ojo ya ves que es un modelo que no te va a cuadrar con ningún tipo de bañeras de bebé de la competencia.

3. Bañeras de bebé con mueble cambiador. Esto sí sabía que no lo quería. Lo de que la bañera quedara llena o vacía para luego colocar al bebé encima y seguir con el proceso de secado, cremas, vestiduras y demás, no me gustaba nada. Y me sigue sin gustar. Porque yo el cambiador lo quería integrado en la habitación y sólo de pensar en las salpicaduras de agua, en llenar y vaciar la bañera y en que chorrease por todas partes se me ponía el cuerpo malo. Pero estas bañeras de bebé con mueble cambiador incorporado tienen mucho éxito, por lo que la rarita debo de ser yo. Un modelo bastante económico y completo, de plástico, es la bañera cambiador de Chicco. El color no me entusiasma, pero por lo menos no te dejas un ojo de la cara en la inversión. Este cambiador con bañera y de madera me ha encantado, y eso que yo no soy muy dada a la madera sin pintar, pero lo veo sencillo y amoroso, además de innovador y más cálido que el plástico. Aunque lo que más se vende es la bañera con cambiador clásica y ahora hay una innovación que es el cambiador para poner sobre la bañera de casa. Espacio ahorras, pero debes estar poniendo y quitando la bañera todo el día y la altura no me parece la más cómoda para atender al bebé.

4. Bañeras de bebé con cajonera. Primas hermanas de las anteriores, pero sustituyendo las baldas y bolsillos por cajones de verdad, ha llegado a este mundo la bañera con cajonera. A veces, son los cajones los que adquieren toda la importancia y otras veces es más un cambiador con bañera. Me parece que ocupa mucho espacio, aunque se puede combinar con el mobiliario de la habitación y se le dará uso hasta el infinito, cuando las piezas de la bañera y del cambiador desaparezcan para dejar sólo los cajones. Pero no me acaba de gustar lo de bañar a la niña en su habitación. También hay algunas marcas que han hecho el favor de comercializar una cajonera económica y otras que han unido madera y tela para conseguir una verdadera cajonera low cost. Las hay para todos los gustos y bolsillos.

5. Asientos para la bañera. Nunca pensé en comprarlo, pero nos heredaron uno sin estrenar y creo que sale más a cuenta invertir en un asiento para la bañera que dure mucho tiempo que en una súper bañera. Mi bichilla lleva sentada en él desde los 9 meses, y aunque ya anda y hace todo tipo de virguerías, cabe perfectamente y preferimos tenerla ahí quieta y controlada para que no se nos descalabre con uno de sus movimientos bruscos. El nuestro es parecido a este asiento de baño de Jané pero de otra marca rara. Los hay que parecen un parque de atracciones como el asiento de VTech con tanto juguete incorporado y otros modelos como este asiento para el baño sencillo que nos darán un uso igual pero a mucho menor coste. Eso sí, los patitos y juguetitos para la bañera tendremos que comprarlos por separado. Como novedad, me ha entusiasmado este asiento abatible, porque dependiendo del tamaño del niño, meterlo y sacarlo del asiento para la bañera puede ser toda una odisea.

6. Bañeras de viaje. A estas alturas, si viajamos mi bichilla entra y sale de la bañera por su propio pie y no hay nada más que pensar, pero en los primeros meses sí compramos una bañerita hinchable para estas ocasiones. Plegada ocupaba muy poco y nos daba más confianza porque a veces no sabes qué tipo de ducha o baño vas a encontrar cuando te desplazas. Algunas son muy prácticas porque incluso tienen una pieza inflable con forma de hamaca, para que puedan reclinarse como en casa cuando son muy bebés. La bañera hinchable de Babymoov me gusta porque justo esa pieza de respaldo puede ponerse en varias posiciones, dependiendo de la edad del niño. También existen la bañera plegable que queda montada como una caja rígida y no es necesario inflarlar. También parece muy bien recogida cuando se pliega para transportarla. Y como innovación molona he visto esta bañera de anillos en la que lo original es que el niño tendrá todo el agua a su alrededor pero en vertical, no como en las bañeras de bebé habituales.

Ya veis que precios y modelos los hay para todos los gustos. ¿Qué tipo de bañera tuvieron vuestros bichillos en casa? ¿Os dio buen resultado u optaríais ahora por otro modelo? ¿Comprasteis alguna especial para salir de viaje?

Esto te puede interesar

37 Comentarios

  • Responder
    Eva
    17 febrero, 2016 at 07:45

    Hola,
    Pues yo aun no he tenido al niño/a, pero por la falta de espacio en el baño y por ser una piso pequeño en general, nos hemos decantado por la bañera-cajonera….a veces no son tus gustos los que te hacen decidir, sino las circunstancias en las que podras bañar al bebé, en nuestro caso el cuarto de baño descartado, y si tengo que bañar en la habitación aprovecho y tengo la cajonera.

    • Responder
      Planeando ser padres
      22 febrero, 2016 at 12:59

      Bueno, en eso tienes toda la razón. Con decirte que nosotros nos mudamos antes de parir para buscar un piso más acorde con las nuevas necesidades… Estaba tan obsesionada con que la cuna tenía que caber en nuestro dormitorio, que al final escogimos nueva casa con un dormitorio de matrimonio tan grande que podría haber parido sextillizos 😛

  • Responder
    Abby
    17 febrero, 2016 at 08:04

    Nosotros tenemos la bañera con cambiador al lado. Está fijo sobre nuestra bañera. Claro que nosotros tenemos dos baños y este es el del peque y no lo usamos. Para mí, la mejor inversión. El bichito tiene 2 meses y es comodisimo bañarle.También le cambiamos habitualmente allí y si hay algún escape o se pone hasta arriba de cacas, lo metemos directo en la bañera y listo. La altura es perfecta. Cuando sea mas mayor ya veremos, pero de momento es uno de mis top5 junto con la mochila de porteo.

    • Responder
      Planeando ser padres
      22 febrero, 2016 at 13:01

      Si es que cada uno según sus necesidades tiene claro lo que le puede ser más útil. Yo no hubiera cogido una bañera con cajonera y cambiador ni loca, pero oye, si se venden tanto tiene que ser porque hay cantidad de gente que las utiliza ¿no? En cualquier caso, el problema de las bañeras de bebés es que se quedan pequeñas en seguida, y luego son un trasto para guardar.

  • Responder
    amordesmadre
    17 febrero, 2016 at 08:19

    Que interesante post! tomo nota para cuando tenga que comprar…porque yo tampoco tengo mucho sitio en casa colocar bañeras con patas…

    • Responder
      Planeando ser padres
      22 febrero, 2016 at 13:03

      Pues una de estas inflables o el tipo barreño igual te hacen el apaño si puedes ponerlas dentro de una ducha o bañera. Eso sí, doblando la espalda.

  • Responder
    Paloma
    17 febrero, 2016 at 08:20

    Yo tengo la bañera hinchable de babymoov,desde el primer día la utilizo es una pasada y a mi niña le encanta.

    • Responder
      Planeando ser padres
      22 febrero, 2016 at 13:05

      La ventaja es que esa te la puedes llevar de viaje y no ocupa nada de nada. No te creas que es mal plan lo de vivir esos primeros meses sólo con una hinchable.

  • Responder
    Una mamá muy feliz
    17 febrero, 2016 at 08:29

    La nuestra era una de esas bañeras-cómoda por los cajones…en fín!! eso si, en blanco inmaculado preciosísima y ahí sigue, cumpliendo su función de la segunda parte de su nombre.

    Las que no veo yo son esas que parecen cubos, el bebé ahí engurruñío, no, no las veo, cómo salaca el niño ahí la nalga para salpicar!!?? y un baño sin salpiqueo y sin miss camiseta mojada topesexy como que no…

    • Responder
      Planeando ser padres
      22 febrero, 2016 at 13:07

      ¡Jajaja! A mí me pasa eso con las bañeras con cajonera, que pienso en el agua chorreando por todas partes y poniéndome perdida la maderita y el interior de los cajones y ya se me pone el cuerpo malo. Y la del barreño ¡a lo mejor las han ideado así para eso! Para evitar salpicones a costa de los felices chapoteos de lo niños.

  • Responder
    Esmeralda Plaza
    17 febrero, 2016 at 08:54

    Nosotros optamos por la bañera-cambiador con 4 cajones grandes de madera a juego con el baño porque nuestro baño es enorme y vino genial para llenarlo más y tener ahora más espacio de almacenamiento,pero la bañera poco la usó (3 meses y a la grande) porque nació grande y así sigue y pronto dejó de caber…Las sillas esas para el baño…dos tengo sin estrenar porque se agobiaba!

    • Responder
      Planeando ser padres
      22 febrero, 2016 at 13:22

      Mi bichilla aguantó en la bañera de bebé hasta los 6 meses más o menos, pero porque era sin mueble y medía más de un metro. Era muy grandota. Sin embargo, lo de la silla no le molesta ni ahora, con más de 2 años, así es que sí le estaos dando cantidad de uso.

  • Responder
    NOELIA
    17 febrero, 2016 at 09:04

    Pues para mi ,la mejor compra q hice fue la bañera con el cambiador para poner encima de mi bañera ( es de la marca CAM). Cierto es q yo tengo dos baños y ese es exclusivamente para mi peque, así ko hay q quitar y poner. Aún la usamos, mi hija tiene 27 meses. Por el contrario me regalaron un asiento de baño y lo regalé porque no me resultó práctico.
    Muy buen artículo!!
    Enhorabuena!!

    • Responder
      Planeando ser padres
      22 febrero, 2016 at 13:27

      ¡Jajaja! Todo al revés que en esta casa. Nosotros también tenemos 2 baños y la bañera con patas la dejábamos montada dentro del plato de ducha y andando. La verdad es que lo de tener espacio suficiente es un lujazo, porque eso de andar montando y desmontando o con el bebé de acá para allá a mí me daba mucha pereza.

  • Responder
    Rebe Saez
    17 febrero, 2016 at 09:09

    Yo como fuiblanúltima del grupo en preñarme, mis amigas me han dejado un montón de cosas, entre ellas, la bañera. Es una sencilla con patas de bebe confort. La tenemos colocada para que desagüe en el bidé, con una hamaquita de plastico que compramos a parte. Es muy práctico para nosotros, ya que no tenemos bañera, si no plato de ducha. Eso si, cuando mi pizquilla crezca, no se que vamos a hacer!

    • Responder
      Planeando ser padres
      22 febrero, 2016 at 13:31

      Ahora que leo lo de cómo desaguar la bañera. La mía tenía un agujerito para acoplar uno de esos tubitos y vaciarla fácilmente. Pues ¿te puedes creer que hasta que no llevaba meses levantándola en volandas para vaciarla dentro de la ducha no me di cuenta de este sistema? Torpezas de primerizos.

  • Responder
    Mamá en Bulgaria
    17 febrero, 2016 at 09:32

    La mía es un cacho plástico sencillo y si no hay bebé sirve de cesta de la ropa. 😀

    • Responder
      Planeando ser padres
      22 febrero, 2016 at 13:32

      ¡Oye! Pues me has dado una idea buenísima porque la mía sin patas me puede servir también. De momento la tengo guardada por si hay más churumbeles en casa, pero cuando se nos agote el cupo la pienso reutilizar así.

  • Responder
    mami esto esta chuli chuli
    17 febrero, 2016 at 09:44

    Nosotros tenemos la típica bañera con patas colocada en el cuarto de baño es normalita de jane, ahora hay preciosuras. La silla de baño si que la hemos usado con los dos mayores y aunque ya no la tenemos compraré otra para la peque, porque me resulta muy cómoda para zambullirlos a los 3 y iré más rápida jejeje.

    • Responder
      Planeando ser padres
      22 febrero, 2016 at 13:34

      Bueno es que sin con un bichillo en la bañera ya nos faltan manos ¡cómo se hará con 3! Tú lo que vas a necesitar es casi una piscina olímpica dentro del cuarto de baño de casa para bañarlos en grupo.

  • Responder
    nosoyunadramamama
    17 febrero, 2016 at 10:58

    Nosotros hemos tenido de todo, la mayoría préstamos! La que compramos fue la t´pica bañera-cambiador y la usamos poquisimo, porque vaciarla era una tarea eterna pero bueno, el cambiador lo tenemos tan amortizado y para mí es tan necesario, que fue una buena compra. probamos el cubo anticolicos y vale, se gasta poca agua y ocupa poco, pero hay que sujetar al bebé todo el rato, es un poco incómodo! uego nos dejaron una beñaera como la que tú tienes y bien, pero la veo un pelin trasto… Lo mejor para mi gusto?( pero se gasta más agua) es la hamaquita para la bañera…

    • Responder
      Planeando ser padres
      22 febrero, 2016 at 13:36

      Uy, es que la hamaquita sola en la bañera será un dineral en agua, es verdad. Mi trasto nos ha resultado incómodo ala hora de guardarlo, porque cuando lo utilizábamos no le veía pega ninguna. En cuanto al cambiador, sí que tenemos pero no con bañera incorporada, ni con cajonera, sino uno de esos de Ikea que cuando dejen de ser cambiador sera una estantería normal de habitación. O sea, que ese sí que nos va a salir súper rentable por el precio que tenía.

  • Responder
    Maria E.
    17 febrero, 2016 at 11:08

    Nosotros teníamos claro que nada de mueble cambiador ni bañera dentro de la habitación etc porque es un trasto enorme, el niño lo pone todo perdido en cuando empieza a salpicar y llenarla y vaciarla es un rollo, así que nos compramos una de prenatal con las patas para ajustar al borde de la bañera y no dejarnos los riñones bañando al niño.
    Fue una buena compra porque nos salió por la mitad al quedar solo de color amarillo y además con el mayor le dimos uso hasta más del año porque tiene dos posiciones para colocar al niño. De ahí ya pasó directamente a la bañera sentado.
    Con el pequeño tambien la usamos pero menos tiempo para poder bañarlos antes a los dos juntos así que con unos nueve meses nos regalaron un asiento de baño que seguimos usando y así se bañan los dos a la vez. Menos gasto de agua y tiempo Jajajaj!!

    • Responder
      Planeando ser padres
      22 febrero, 2016 at 13:38

      Ese sistema de ajustarlo a los bordes de la bañera lo conocí un poco tarde. Me pareció buena idea pero me quedaba la duda de si no estaría demasiado bajo y tendríamos que inclinarnos mucho también. Yo pensaba que el asiento para el baño sería una chorrada y un gasto inútil, por eso tenía en mente sentar a mi bichilla directamente en el suelo de nuestra bañera cuando ya no cupiese en la suya. Pero un día, mi marido volvió a casa con el invento, cedido por un compañero de trabajo que ni siquiera lo había estrenado, y ya que lo teníamos quise darle una oportunidad ¡y hasta hoy! 27 meses de niña y ahí sigue sentada tan contenta.

  • Responder
    clauminera
    17 febrero, 2016 at 12:06

    Con el primero compramos una bañera con patas de Jane que la verdad, nos ha venido muy bien sobre todo ahora, porque no tenemos bañera sino ducha, y la ponemos en el suelo sin las patas y mi hijo sigue bañándose en ella con 2 años.
    Lo que si he comprado ahora para su hermanita es la tummy tub (pero a mi me ha costado 12€, estaba meta rebajada) porque es muy cómoda (los bebés y su mania de hacerse caca hasta el cuello y corriendo al lavabo a balarlos, pues coges tu “barreño” y listo) y gastas muy poco agua y para tan bebés la verdad que la prefiero a una bañera grande.

    • Responder
      Planeando ser padres
      22 febrero, 2016 at 13:42

      Oye pues no había pensado en las de tipo barreño para esas cacas explosivas. ¡Ay! Ya no recordaba esos grandes momentos en los que a mi bichilla le asomaba la caca por el cuello y por el centro del pecho. Yo creo que estos modelos sencillos salen muy económicos y son realmente útiles, pero ya ves que hay opiniones y necesidades de todo tipo, por lo que menos mal que vivimos en una época en la que hay cantidad de modelos para satisfacernos a todos.

  • Responder
    La mama fa el que pot
    17 febrero, 2016 at 14:07

    Yo una de las cosas que he tenido claro en este segundo embarazo es que la bañera no volvia a mi casa antes lo baño en la pica.
    Pero mi hermana me va a prestar la tummy tub y luego usaremos el asiento de baño que nos fue genial con la peque, para mí lo más útil de lo que he comprado.

    • Responder
      Planeando ser padres
      22 febrero, 2016 at 13:45

      Esa misma sorpresa me la llevé yo con nuestro asiento de baño. Pasé de pensar que sería una tontada a seguir utilizándolo hasta ahora. ¡Jajaja! Como se nota que con el segundo churumbel ya tiene las cosas claritas del todo.

  • Responder
    Lemon (@cm_watermelon)
    17 febrero, 2016 at 14:31

    Yo tengo claro que quiero una de esas simples, con patitas y punto (estoy enamorada de la LUMA de dos colores). Lo que me preocupa ahora mismo es que no sé que hace la gente que tiene placa-ducha después de los seis meses :/

    • Responder
      Planeando ser padres
      22 febrero, 2016 at 13:46

      La Luma mola mucho, es muy peculiar. Pues después de los 6 meses suelen usar la parte superior de la bañera sin las patas, depositada en el suelo de la ducha normal, o comprar un asiento de baño si ya logran mantenerse medianamente erguidos. Pocas opciones más hay, con lo que se mueven.

    • Responder
      clauminera
      22 febrero, 2016 at 21:32

      Como decia en mi comentario, nosotros usamos la bañera sin las patas, directamente en el suelo, y mi hijo tiene ya casi 27 meses.

  • Responder
    La Hobbita
    18 febrero, 2016 at 15:16

    Nosotros hemos heredado dos a falta de una: la tummy tub y una bañera cambiador. Como también hemos heredado un cambiador lo que hemos hecho ha sido poner la bañera cambiador en el baño (y así no hay desgracias con las salpicaduras) y el cambiador en el cuarto. A partir de mañana ya veré qué nos es más cómodo y si nos hemos equivocado o no.

    Si no hubiéramos heredado nada de esto, habríamos comprado una plegable de stokke.

    Un abrazo 🙂

    • Responder
      Planeando ser padres
      22 febrero, 2016 at 13:54

      Si son heredadas ¡todas son buenas! Al menos te ahorras la posibilidad de meter la pata y gastarte dineros inútilmente. Ya ves que hay variedad de opiniones y tú vas a tener la posibilidad de experimentar varias de ellas en tus carnes. ya me contarás al final, qué es lo que te ha hecho mejor el apaño. ¡Espero que fuese todo muy bien en el parto!

  • Responder
    Mivi Mamá
    19 febrero, 2016 at 00:13

    A nosotros nos dejaron una bañera con patas de mi sobrino, aun la usamos, pero ya estoy pensando en el siguiente paso. Creo que con una bañera que entre dentro de la grande será mejor, ahorraremos en agua y ella llegara mejor a sus patitos. No acabo de ver como se puede lavar a los nenes en los asientos esos. Es cierto que cuando ya se mantienen en pie ellos solos la tarea será más fácil, pero ahora mismo que la mía que no se mantiene sola….

    • Responder
      Planeando ser padres
      22 febrero, 2016 at 14:10

      Es que la tuya aún es muy peque pero a partir de los 6 meses comenzará a quedarse más erguida. De todas formas, si puedes quitar la bañera de las patas y meterla en la vuestra de casa, quizás puedas pasar otros cuantos meses así,hasta que se siente del todo.

  • Responder
    Bañeras para bebé
    30 marzo, 2017 at 13:06

    Gran elección las bañeras para bebés, no solo porque algunos modelos tienen también cambiador sino porque lo tienes todo a mano e incluso la puedes desplazar hacia donde mejor te vaya si tienen ruedas. Nosotros estamos encantados con nuestra nueva adquisición. Lo recomendamos.

  • Responder
    El Planeta del Bebé
    26 abril, 2017 at 18:50

    Hola! me ha gustado mucho el artículo, la verdad es que hay muchos tipos de bañeras para todos los gustos y necesidades y lo mejor es bucar una lo más práctica y cómoda. El baño del bebé es un momento de relajación para el bebé dentro de un clima muy bonito que favorece la unión entre el papá o mamá y el hijo por lo que no hay más que disfrutar del momento 🙂
    Besos!!
    El Pleneta del Bebé

  • ¡No te cortes, deja un comentario!

    La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa Europa S.L., con domicilio social en Madrid, C/ Almagro 11 6º 7ª 1 C.P. 28010 España. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@planeandoserpadres.com así como el Derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de privacidad y cookies que encontrarás en el menú del blog.