Marcas

3 consejos para portear a niños mayores (I)

kangarunga porteo de niños mayores

Es la primera vez que abro el blog para una colaboración de este tipo, en la que quien va a compartir su experiencia de porteo hoy no soy yo, sino Eva Gracia, la co-fundadora junto a su marido de Kangarunga, la primera tienda en España especializada en mochilas portabebés ergonómicas.  Mi vida como porteadora os la he ido contando en mis posts sobre El porteo y yo, pero hemos llegado a un punto en el que el tamaño y el peso de mi bichilla me despiertan muchas dudas acerca de cómo es esta experiencia de llevar a los niños en mochilas, con cierta edad y un peso considerable. Eva se ha ofrecido a resolver dudas y desterrar mitos acerca del porteo en general, pero sobre todo en lo relativo a esta etapa en la que los niños ya caminan pero aún así no son capaces de ir andando durante todo el día sin cansarse. Entre hoy y la semana que viene, trataremos de daros las claves para portear a niños mayores desde su punto de vista, mucho más profesional. Podéis consultarle todo lo que necesitéis y si tenéis dudas acerca de qué tipo de mochila portabebé ergonómica es la ideal para vosotros, no dudéis en pasar por Kangarunga y preguntarle lo que necesitéis. ¡Vamos a aprender!


 

Si mencionamos la palabra porteo, es posible que la primera imagen que se nos venga a la cabeza sea la de un recién nacido o un bebé de pocos meses. Es probable, incluso, que lo primero que visualicemos sea a ese bebé en una mochila “colgona”. Por desgracia, a día de hoy sigue siendo muy habitual ver en nuestras calles este tipo de mochilas incómodas y perjudiciales tanto para el bebé como para el que lo lleva.

colgona kangarunga

Si es difícil llevar en ellas a un bebé pequeñito, no digamos ya cuando crecen. Teniendo esto en cuenta, es comprensible que muchos papás ni se planteen portear a niños mayores. Lo cierto es que el porteo ergonómico es, entre otras cosas, porteo cómodo y saludable. Las mochilas ergonómicas garantizan que el bebé adopta una posición natural y respetuosa con su anatomía y momento evolutivo, al tiempo que ofrecen a los papás una gran comodidad puesto que el peso se reparte de manera homogénea desde los hombros hasta la cadera, la zona del cuerpo más preparada para soportar peso. Un bebé porteado en una mochila ergonómica pesa mucho menos que llevado directamente en brazos.

¿Qué entendemos por “un niño mayor”? Cuando hablamos de niños mayores, grandes o niños toddler (utilizando la expresión inglesa) nos estamos refiriendo no sólo a niños que son mayores por edad sino también a niños que por su rápido desarrollo enseguida alcanzan una envergadura y peso considerables. Por ejemplo, la Bichilla de Planeando ser Padres está en torno a 15 kilos y unos 90 cm a sus tiernos dos añitos. Mi hijo pequeño está en unas medidas muy similares, ¡pero casi con dos años más! Ambos son niños mayores perfectamente porteables y, de hecho, Lucía compartió hace poco su experiencia con su Tula Toddler.

¿Por qué portear a un niño mayor? A menudo nos encontramos con familias que piensan que las mochilas portabebés tienen un periodo de vida útil bastante breve, ya que enseguida los niños son capaces de desplazarse autónomamente. Pero la realidad al criar a un niño nos demuestra que incluso los que aprenden a caminar precozmente siguen necesitando muchísimo los brazos de sus padres y no sólo porque se cansen de andar al poquito rato, sino porque siguen necesitando su presencia, su calor y su contacto.

Un niño de 2, 3, 4 años o incluso más, sigue siendo un niño pequeño que no puede hacer caminatas largas y que necesita mantener un contacto muy próximo con sus padres. Pero, más allá de la evidente practicidad, la razón fundamental para portear a un niño mayor seguramente sea: porque ambos queremos. Al igual que la lactancia materna, esto es cosa de dos. Y si ambos están a gusto, si lo disfrutan, si les llena, no hay razón para no continuar. Si has estado porteando previamente, te habrás dado cuenta de que el tiempo ha pasado deprisa, de que empezaste porteando a un garbancito que de pronto se ha hecho mayor. Pero tu cuerpo no lo ha notado demasiado, porque porteándole a diario te has puesto en forma así que aunque ya pese 8 o 9 kilos, quizá 10, apenas has reparado en este hecho, aunque el resto del mundo sí lo haya hecho y de pronto parezcan muy interesados en el estado de tu espalda.

Y si no has porteado previamente, nunca es tarde para empezar. De hecho, si tu niño grande te pide brazos y no has porteado antes ¡¿a qué esperas?! Seguro que estás sufriendo llevándole en brazos cada vez que te lo pide: no te quepa duda de que en una mochila ergonómica ambos iríais mucho mejor. Obviamente, si tu hijo pesa ya 15 kilos, el primer día no puedes hacer una larga caminata, ¡igual que no estarías el primer día en un gimnasio dos horas en plena actividad! Pero puedes empezar poquito a poco, cada día un ratito más largo. Ya verás como enseguida te habitúas y tu niño está encantado.

Esto te puede interesar

17 Comentarios

  • Responder
    Nekane
    18 febrero, 2016 at 08:54

    Este post me viene genial. Mi enana tiene dos años de peso normalilla 12 kg y de altura 90 cm. Usamos una manduca y estamos muy contentas aunque hay dias que tengo la sensacion de que se le esta quedando pequeña, que ya no le agarra lo suficiente las piernas. Pero ultimamente solo quiere ir andando a todos sitios y la mochila la pide para hacer teta.
    Y estaba pensando en cambiarme a una mochila toddler, y entonces vi el complemento de la manduca para niños grandes que amplia la anchura de la base y tambien un «asiento» que es como una riñonera y da mucha mas libertad para subir y bajar pero no lo veo tan comodo como la mochila ni para dar teta ni porque las manos no quedan libres.
    En definitiva no se que hacer si comprar una de las tres opciones o continuar como hasta ahora…

    • Responder
      Eva | Kangarunga
      19 febrero, 2016 at 15:02

      Hola Nekane,

      El Manduca Ex-Tend te puede ayudar a prolongar la vida útil de tu Manduca, no sé si has leído éste post donde enseñamos cómo funciona:

      http://kangarunga.es/blog/manduca-extend-asi-funciona-el-accesorio-que-amplia-la-base-de-tu-mochila-manduca/

      El asiento, si es lo que imagino que tienes en mente, no te va a resultar nada cómodo, y menos habiendo probado una Manduca.

      Con su altura, una Toddler os iría genial, pero seguramente con el Ex-Tend todavía podáis usar la Manduca un tiempo más con total comodidad.

      Cualquier duda que tengas nos puedes mandar un correo y lo vemos tranquilamente.

      Saludos!

  • Responder
    Mamá en Bulgaria
    18 febrero, 2016 at 09:09

    Mi bicho pesa algo más de 15 kg y mi Tula Toddler me va genial para bajar a por el pan, o para llevarle a casa de los abuelos. Obviamente puede caminar, pero a veces no puedo permitirme pasar media hora para recorrer 200 metros y entonces le subo a la mochila.
    Y sobre todo, cuando voy a España la mochila es mi salvación, o si no el enano echaría a correr saltandose los controles de seguridad del aeropuerto, o huyendo por la pista de aterrizaje, y me la liaría bien gorda. XD

  • Responder
    Una mamá muy feliz
    18 febrero, 2016 at 09:30

    Yo sigo porteando a UNMF sobre todo en nuestras escapadas o paseos por el campo y hasta ahora me he ido apañando con mi bandolera, me la pongo atrás y genial, pero ya las últimas veces se me resiste. Se que si fuera otro tipo de portababés aguantaría mucho más, pero ya sabes, el «ahora me lo voy a comprar para lo que queda» y me arrepiento un montón de no tener una mochila en condiciones para niño más mayor 🙁

  • Responder
    anitasuperstarr
    18 febrero, 2016 at 09:42

    me encanta la entrada! yo sigo porteando por necesidad y vicio a los míos con sus 10 kilos pasados…y quiero continuar, pero no sé hasta cuando lo resistiré! a ellos les sigue encantando y relajando…

  • Responder
    Annabel y V
    18 febrero, 2016 at 10:07

    Con tres años y muchos quilos sigo llevando a la peque en la mochila todler! La verdad es que es super práctico sobretodo para caminatas grandes que se que van a acabar tarde o cuando tenemos prisa porque vamos de un lado para otro y es muchísimo más practico :)))

  • Responder
    La Hobbita
    18 febrero, 2016 at 12:25

    Y yo encantada de que se den estas colaboraciones porque, aunque la Habichuela no llega hasta mañana, el porteo es la opción que hemos decidido en esta casa y aquí me tienes. Aprendiendo todo lo que puedo! Claro que yo ahora mismo necesito aprender sobre el porteo de recién nacidos, jeje pero algún día mi peque será una niña mayor y el conocimiento atesorado me servirá para entonces!

    Un abrazo 🙂

    • Responder
      Eva | Kangarunga
      19 febrero, 2016 at 14:58

      Si tienes cualquier duda de cómo portear a tu chiquitín, ¡aquí nos tienes! Un abrazo y que vaya todo muy muy bien.

  • Responder
    clauminera
    18 febrero, 2016 at 14:23

    Yo he empezado ahora a portear, pero a la peque (2 meses) y el mayor (26 meses) en el carro (por cierto, tenías razón con la silla emotion, estoy encantada).
    Lo cierto es que no me gusta demasiado portear pero no me queda otra si quiero salir con los 2 de casa (el mayor no hace micado, no va de la mano, sólo sabe salir corriendo hacia donde le da la gana). No es que no sea cómodo mientras camino, pero si me lo resulta para coger al otro, agacharme…y encima acabo empapada en sudor en las zonas de los tirantes (y eso que estos días esta haciendo mucho frío por aquí, que hasta ha nevado)
    Pues eso, que no me veo yo porteando por placer, donde esté la silla…..

    • Responder
      Eva | Kangarunga
      19 febrero, 2016 at 14:57

      ¿Te puedo preguntar que portabebés utilizas? A lo mejor podemos echarte una mano para mejorar esa experiencia!

  • Responder
    srajumbo
    18 febrero, 2016 at 21:06

    Yo he porteado «ocasionalmente» al niño con 2 años, cuando hacíamos salidas al monte, excursiones etc. Usaba una bandolera y la verdad es que muy bien, no tanto como con la mochila o el fular pero es que ya con 2 años no quería ni lo uno ni lo otro.

  • Responder
    nosoyunadramamama
    18 febrero, 2016 at 22:43

    Y qué mochila es recomendable para un bebé de 14 meses?? mejor a la espalda o delante???

    • Responder
      Kangarunga
      19 febrero, 2016 at 14:56

      Habría que tener en cuenta, además de su edad, qué peso y altura tiene. La semana que viene Lucía publicará un post con recomendaciones, pero si quieres consejo personalizado ya sabes que nos puedes escribir y te asesoramos encantados 🙂

  • Responder
    Almu Vallejo
    21 febrero, 2016 at 14:28

    Muy buenos consejos, voy a pasarme a cotillear la tienda. Un abrazo y gracias!

  • Responder
    María (La cajita de música)
    22 febrero, 2016 at 22:17

    Me gusta mucho este post! Yo sigo porteando al pipiolillo (84cm, 11,5kg de peso) en nuestra Manduca y la gente siempre dice lo mismo cuando me ve»este niño todavía en brazos??»

    En fin, ellos se lo pierden, a mí me sigue encantando!!!

    Feliz día 🙂

  • Responder
    tamara
    2 septiembre, 2017 at 17:44

    tengo un bebe de 16meses 12kg 80cm..asta ahora porteamos en fular de anillas..encantados!qeria asesoramiento para saber q mochila comprar

  • Responder
    Beatriz
    2 marzo, 2020 at 13:57

    Yo he porteado ocasionalmente…ahora tiene casi 2 años y un par de días he intentado colocarlo a la espalda (una sudada para colocarnos con los abrigos!!) y el peque se ponía muy nervioso, y así no puedes calmarlo como si va delante, pero claro, ya es un tamaño que delante es incómodo… De acuerdo que con mochila “pesa menos” que llevarle en brazos, pero si lo que busca el enano son brazos la espalda no le vale… Haré algún intento más, por alguna excursión o sitios donde no se puede ir con silla, pero reconozco que pensé que la iba a usar más…

  • ¡No te cortes, deja un comentario!

    La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa Europa S.L., con domicilio social en Madrid, C/ Almagro 11 6º 7ª 1 C.P. 28010 España. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@planeandoserpadres.com así como el Derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de privacidad y cookies que encontrarás en el menú del blog.