Enseñanza/Colegio

Elegir colegio. Lo que más hemos valorado (I)

Elegir colegio. Lo que quieren saber de tu hijo antes de empezar P3

Pues se acabaron las jornadas de puertas abiertas, los maratones para ver hasta 3 colegios en 4 horas y los momentos de diversión a lo grande que ha pasado mi bichilla cuando en algunos centros tenían montada un aula con monitoras para entretener a los niños mientras los padres nos enterábamos de todo con tranquilidad. Oye, y hasta hora y media se ha llegado a pasar en ese simulacro de clase con una maestra desconocida y niños a los que no había visto en su corta vida, y tan feliz. ¡Ojalá sea un indicio de que le va a encantar ir al colegio! Porque también había cantidad de niños que se negaban a quedarse allí bajo vigilancia, o a los que venían a devolver a sus padres cuando al rato los echaban de menos con llantinas inconsolables. Pero mi churumbelita como si nada, hasta el punto de que si nos veía asomarnos a vigilarla, nos decía “Hola papá” (yo como si no existiera) y a seguir a lo suyo, porque estaba muy ocupada con sus dibujos y sus puzzles y canciones. En definitiva, ya tenemos 4 candidatos a colegio para mi bichilla. 3 públicos y uno concertado. El concertado queremos dejarlo como última opción, aunque es el que vamos a tener más cerca, pero nuestra idea sigue siendo apostar por la enseñanza pública. Y después de un año completo pensando en el tema de cómo elegir colegio y cómo intentar acertar con el ideal a la primera, esto es lo que más hemos valorado. La preinscripción empieza a final de mes, pero a día de hoy ya tenemos las cosas clarísimas.

1. Que sea un colegio público. Porque para eso los pagamos todos, porque nosotros nos formamos en colegios públicos, porque hemos visto prácticamente los de todo el pueblo y tienen muy poquito o nada que envidiar a los de pago. Y porque si pensamos en tener más hijos, la cuota de un colegio concertado para una criatura sería asumible, pero ¿para 2? ¿Y si son 3? No ganaríamos para pagar colegios y eso sin contar el comedor, extraescolares, excursiones, acogidas ni nada. Las clases puras y duras.

2. Cercanía. Sé que hay gente a la que no le importa pasarse media hora en coche a diario para llegar al colegio, pero no es mi caso. Y como lo sé, y esto de escolarizar a los niños no es una acción que tengas que realizar dos veces en la vida, sino todos los días de tu vida durante muchos años, yo necesitaba que el colegio estuviera cerca de casa. Primero, porque para ir andando con una niña de 3 años no quería tener que salir la noche anterior para peregrinar, y porque el tráfico en este pueblo me da una pereza horrible. La solución ha sido mudarnos ¡a lo loco! Como en las películas de Hollywood, que cuando van a comprar una casa siempre buscan que haya buenos colegios cerca. Pues nosotros igual. En 3 semanas nos hemos dado un hartón de jornadas de puertas abiertas para elegir colegio y de citas inmobiliarias para elegir piso. Al final, hemos conseguido piso antes de tener plaza de colegio confirmada, pero muy mal se tienen que poner las cosas para que no nos toque la primera opción, porque dicen que en el año 2013 se parió poco en este pueblo, y nuestra escuela preferida oferta este año 50 plazas para P3. Venga ¡que nos lo merecemos después de los días de estrés que hemos pasado!

3. Proyectos. El año pasado me enamoré de un centro concertado del que me he desenamorado este año. Lo de trabajar por proyectos es una cosa novedosa que me ha encantado, porque me da la sensación de que los niños van a aprender igual o más, pero de una forma divertida, sin tener que estar pegados a un libro o atiborrados de fichas, relacionándose con el entorno y con diferentes soportes para la enseñanza. Así es que he descartado centros obsesionados con leer y escribir a los 4 años, con la acumulación de fichas para lucir ante los padres y demasiado rígidos para la etapa infantil.

4. Idiomas. El inglés era fundamental para nosotros y queríamos que mi bichilla lo empezara en P3. De tanto ver centros ¡ahora no recuerdo si en el que más nos gusta empiezan con 3 o 4 años! Conclusión: durante el proceso de selección este punto ha perdido importancia. Aquí el bilingüismo es entre el catalán y el español (todo, todo en catalán, menos las horas de lengua castellana a partir de primaria y las de inglés cuando toca esta asignatura). Como en casa mi bichilla ya va sobrada de inglés, no creo que empezar en la escuela a los 3 o a los 4 años vaya a marcar la diferencia (su padre y yo lo iniciamos muchísimo después y nos valemos muy bien por nosotros mismos. A ver si hereda mi criaturita esta facilidad para los idiomas). Sin embargo, el centro elegido sí que imparte otras asignaturas en inglés en los últimos cursos de primaria, pero de aquí a que mi bichilla llegue a esas alturas igual son más horas.

Hemos valorado otros aspectos con la misma importancia que estos, pero se me hacía muy largo el post, así es que os voy a dejar descansar de nuestra operación colegio hasta después de Semana Santa? ¿Alguien más sigue en estos días en un sinvivir con el asunto de elegir colegio por primera vez? ¿Qué aspecto ha sido el de más peso para vosotros a la hora de tomar la decisión? ¿Uno solo o una lista infinita como la que aún me queda por contaros?

Esto te puede interesar

25 Comentarios

  • Responder
    Esmeralda Plaza
    17 marzo, 2016 at 07:10

    Para mi es importante que sea un centro del que salga con bachillerato,no me gusta nada el paso al instituto y menos ahora con 12 años sólo…y aquí al menos ,sólo son centros concertados los que cuentan con esa posibilidad.

    • Responder
      Planeando ser padres
      18 marzo, 2016 at 12:30

      Yo no viví el paso al instituto como algo traumático y por ahora no es algo queme preocupe. Pero sí, aquí sólo los centros concertados tienen esa posibilidad.

  • Responder
    Dee
    17 marzo, 2016 at 08:04

    Los primos de mi marido, que ahora tienen casi 7 años, van a un colegio con método educativo por proyectos. Ellos están contentos pero por lo que he podido oír a sus padres, cada dos por tres implican a los padres en estos proyectos, ya sea con manualidades eternas en casa o bien obligando a los progenitores a participar en la clase (en horario laboral). Eso me tira para atrás porque trabajando todo el día, sólo me falta tener que ir al cole yo también y hacer deberes. Me parece interesante este sistema educativo, pero deberían dejar a los padres al margen.

    • Responder
      Planeando ser padres
      18 marzo, 2016 at 12:32

      ¡Jajaja! Eso no lo podremos saber hasta que no empecemos. En principio, una de las cosas positivas de los proyectos es poder implicar a las familias, pero no teniendo que estar todo el día de cuerpo presente en el colegio. Aquí todas estas actividades no son obligatorias, aunque a nosotros sí nos gustaría participar en ellas en la medida de nuestras posibilidades. Mujer, es que quedarse completamente al margen de la enseñanza de los hijos no puede traer nada bueno Yo prefiero estar implicad ay saber qué aprenden y qué métodos utilizan. me quedo más tranquila con esa transparencia.

  • Responder
    cfgorka
    17 marzo, 2016 at 08:29

    Mi pequeña esta en su primer año de colegio. En nuestro caso escogimos un concertado por varias razones. Cercanía, escasos 100 metros. Cursan hasta bachillerato en el mismo centro. De sus compañeros de colegio saldrá su grupo de amigos y que sean todos de la misma zona nos hará un futuro más cómodo y tranquilo. Y por último, desde el primer año de cole aprenden inglés, además de euskera y castellano siendo el euskera si idioma lectivo principal. Aunque lo he puesto en último lugar los idiomas tanto para su madre como para mí es la cuestión más importante en el ámbito lectivo. Un saludo.

    • Responder
      Planeando ser padres
      18 marzo, 2016 at 12:37

      Sí, la cercanía del colegio a casa, además de la cuestión logística del día a día, suele implicar que el resto de compañeros también vivan cerca, pero en este pueblo no pasa eso, porque al ser distrito único, cada cual tiene los mismos puntos para elegir el colegio que quiera. A nosotros nos preocupaban más los idiomas antes de hacer la ruta de puertas abiertas, pero ahora no tanto. Castellano e inglés en casa e inmersión lingüística en catalán en el cole (además de las asignaturas de los otros dos). Creo que tendrá de sobras para dominarlos todos.

  • Responder
    Marigem
    17 marzo, 2016 at 08:57

    Hola!!!!! Me gustan tus razones. Yo elegí concertado(en mi ciudad eran mucho más caros cuando iba yo que ahora, elegí mal momento para ser madre,jejeejej) por cercanía,porque quería que hicieran como mínimo la ESO ya que no quise instituto con 11/12 años, por uniforme y algunas razones más.
    Seguro que te sale genial, lo importante es que la niña esté contenta.
    Lo de leer no lo pienses, ya te he comentado que el mío aprendió solo con 4 recién hechos, casi me mata del susto cuando leyó en casa la etiqueta de un frasco de colonia. En cambio la hermana aprendió un poco después,tampoco es muy importante, tienen que ir contentos y lo demás poco a poco.

    • Responder
      Planeando ser padres
      18 marzo, 2016 at 12:42

      Me quedan unas poquitas más, pero ya os las contaré después de Semana Santa. Aquí no llevan uniforme en los concertados, sólo el chándal para hacer deporte. Yo no quiero que la fuercen a aprender nada, ni a leer ni a sumar, y algunos centros los he visto muy pesaditos con este tema. ¡Jajaja! Ahora, que si aprende porque sí y sin presiones ¡seguro que a mí también me da un parraque al descubrirlo! Claro, es que una vez que aprenden ¿a quién le importa si lo hicieron con 4 o con 6?

  • Responder
    Mami esto esta chuli
    17 marzo, 2016 at 09:04

    Seguro que teneis suerte con el que os gusta. Saludos.

  • Responder
    marifififi
    17 marzo, 2016 at 09:10

    Me gusta tu planteamiento. Yo al final, casi me decidí por dos de los puntos que nombras: la cercanía y que fuera público. Al final pasan allí muchos años y quiero que Minififi tenga su pandilla en el barrio y que a los abuelos no les suponga un engorro tener que ir a recogerla (llevarla la llevo yo, pero me muevo en coche, asi que a mi me daba igual). La educación que vaya a tener, en mi opinión, depende mucho del profesorado que le toque. De cualquier manera, no te preocupes, porque ella va a estar encantada y feliz con su cole nuevo, sea cual sea. Besicos

    • Responder
      Planeando ser padres
      18 marzo, 2016 at 12:46

      Me faltan algunos motivos más, pero ya para otro día. La distancia y que sea público son casi los principales en nuestra decisión. El tema de los maestros es lo que no podemos controlar. En las jornadas de puertas abiertas las maestras de P3 que hemos conocido parecen la perfección hecha persona, pero claro a saber cómo es el resto del elenco del colegio para los siguientes cursos. De momento va feliz a quedarse sola en esas aulas improvisadas que montan. A ver si sigue siendo así siempre.

  • Responder
    Emma
    17 marzo, 2016 at 09:18

    ¡Qué suerte que se quede a gusto cuando la dejas! Las mías, y mira que van a guarde y van felices, no se quedan con quien no conocen o donde no conocen como si tal cosa!

    Yo comparto bastantes de tus razones, salvo la del ingles. Yo pensaba que era una tontería lo del bilingüismo tan pequeñas, hasta que han ido a una guarde bilingüe, y luego a cole bilingüe. Lo aprenden de una manera tan natural…me parece una suerte poder aprenderlo así, y no en modo gramática, como hicimos nosotros ya más mayores. ¡Y tienes que ver cómo pronuncian tan pequeñas! Pero entiendo que en Cataluña, con el tema del bilingüismo en catalán y español, es más difícil, claro.

    ¡Suerte con las plazas! Seguro que vais a estar encantados con la decision.

    • Responder
      Planeando ser padres
      18 marzo, 2016 at 13:16

      ¡Jajaja! Sí, muchos de estos niños era de guardería y no quería despegarse de los padres. O es que la mía me quiere poco, o es que está deseando tener más contacto con humanos de su tamaño. Y la verdad es un descanso poder enterarte delo que explican sin tener que correr alrededor del salón de actos detrás de ella. Ojo, que lo del inglés no nos parece una tontería, sino que con los avances que le vemos sólo con los libros, vídeos y juegos que hacemos con ella en casa, no creo que la diferencia vaya a ser abismal. Claro, si en casa el niño no tiene acceso a esta lengua cuanto más pronto entre en contacto con ella en el colegio, mejor. De hecho, actualmente la lengua marginada en la vida de mi bichilla es el catalán, porque como sabemos que en el cole la inmersión será total, nos hemos centrado en las otras dos.

  • Responder
    Lydia - Padres en Pañales
    17 marzo, 2016 at 11:19

    Que horror de decisiones. Si al menos esos 4 os reúnen las características que queréis es estupendo. Yo tengo 2 opciones uno público, de fichas, sin inglés, enseñanza de toda la vida, en la puerta de casa y del trabajo.y el concertado a 5′ en coche, proyectos, bilingüe, metodología innovadora…
    Si fuera ese el de la puerta de casa estaría encantada pero ahí sigo dándole vueltas..

    • Responder
      Planeando ser padres
      18 marzo, 2016 at 13:21

      ¡Uff! Es que la distancia y la pereza del coche a mí me ha hecho mudarme. Pero si el público es tan, tan, tan tradicional… bueno vosotros pensadlo bien. a mí me sorprendieron los públicos de aquí por lo modernizados que están. ¿No tenéis otros públicos cerca?

  • Responder
    Marta Dixital
    17 marzo, 2016 at 12:29

    Hola. cuando elegí el cole para mis hijas valoré tus mismas premisas aunque prioricé el horario en el que podían estar las peques para poder conciliar la vida laboral nuestra con el cole. La verdad es que no me arrepentí nunca y todo fueron facilidades. Ya nos contarás… seguimos en contacto

    • Responder
      Planeando ser padres
      18 marzo, 2016 at 13:24

      Ahora todos estos tienen aula de acogida por la mañana y por la tarde si los padres la necesitan. En mi época esto tampoco existía. De hecho el concertado incluso abre los días de fiesta y vacaciones escolares por si los padres trabajan esos días.

  • Responder
    Piruli
    17 marzo, 2016 at 15:29

    Yo creo que haría una selección como la vuestra.
    Para mí son importantes que sea laica y un tratamiento idiomático concreto de mi comunidad. Luego también es importante que sea público, que esté cerca y los proyectos. Bueno y también miraría el horario, partido, completo, que no sea muy elitista, que cambien a los niños… No sé, esas cosas se me ocurren.
    Besos

    • Responder
      Planeando ser padres
      18 marzo, 2016 at 13:31

      ¡Ay la religión! Se me olvidaba comentarla. Para mí no era ningún problema que el centro fuera religioso, pero sólo los concertados lo eran (y no todos), pero para este hombre era imprescindible que fuera laica. Aquí el horario es siempre partido, así es que en ese punto no hemos podido elegir. Y sí, los niños se mezclan de un aula a otro un par de veces a lo largo de la etapa escolar.

  • Responder
    Anónimo
    18 marzo, 2016 at 00:16

    Hola!
    Me parecen perfectas tus prioridades para elegir el cole de tu hija, yo valoré para los míos justo lo mismo, y ya tienen 15 y 10 años y todo ha ido muy bien.
    Si teníais pensado mudaros, hacéis muy bien en iros cerca del colegio, con un hijo adolescente te puedo decir que es importantísimo que los amigos estén cerca y que pueda ir y volver solo cuando ya sea mayor.
    Lo que no entiendo es esa fobia al instituto que tienen algunos padres. Cada colegio público tiene adscrito un instituto al que pasan todos los niños. Mi hijo sigue con sus compañeros desde infantil. Cada curso está en una planta del edificio, se relacionan con otros niños de la misma edad, exactamente igual que en un colegio concertado, en los que la Eso tiene otro espacio y otro horario que primaria.
    Nunca entiendo qué piensan que se van a encontrar en el instituto, más que críos como el suyo…
    Yo tengo cerca de casa el instituto y un colegio concertado de monjas y no dudó ni un momento donde quiero que estén mis hijos. De todas formas, cuando pasan a bachillerato y ya no es concertado, muchos se pasan al instituto jajaja…

    • Responder
      Planeando ser padres
      18 marzo, 2016 at 13:36

      El tema del instituto lo pensamos por encima pero no nos preocupa por las mismas razones que das. aquí no hay institutos vinculados a colegios concretos, pueden elegir el que quieran según el tipo de bachillerato que impartan (por ejemplo, sólo uno de ellos tiene bachillerato artístico). Es que todos van a cambiar con 12 años, pero supongo que lo que les inquieta es que compartan espacio con adultos de casi 18. Sin embargo, en un centro concertado estamos en las misma o peor porque desde los 3 años están en contactos con los más adultos del centro ¿por qué es peligroso que se les acerquen con 12 años y no con 3? Y esa es otra, elegir un concertado por el supuesto trauma de cambiar de centro y de amistades a los 12 años. Perfecto pero ¿y hacerlo a los 16 porque el coste del bachillerato es inasumible? Por eso este punto lo hemos quitado de nuestra lista para elegir colegio.

  • Responder
    nosoyunadramamama
    18 marzo, 2016 at 10:15

    ostras, olvidaba que allí las cuotas de los concertados son mogollón…aquí son completamente asumibles para dos hijos y para tres, por suerte! Y no es que no me gusten los públicos, es que aquí todos son de jornada continua y a las dos a casa, que el primer año bien, pero luego no quieren otra cosa más que estar con los amigos… Ah, y aqui los públicos tampoco tienen uniforme, que para mi eso era importante, no quiero dilemas ni discusiones dentro de unos años, jajaja… yo también valoré la cercanía y lo del idioma, y el tema de conocer a padres, la verdad…pero entiendo que eso es más complicado!!!

    • Responder
      Planeando ser padres
      30 marzo, 2016 at 13:21

      Es que si pagas cuotas, olvídate de comedor y de escolarizar a más de una criatura en un centro concertado. Bueno, o sacrificarte en eso y vivir sin salir de casa y sin gastos extra hasta que terminen la etapa escolar. En el Pueblucho Infernal no existe la jornada continuada ni en los públicos ni en los concertados. Uniformes es que no llevan ni en los concertados, bueno, sólo el chándal para el deporte pero el resto de ropa es normal es todos ellos. Ya tenemos la decisión tomada ¡a ver qué tal nos sale!

  • Responder
    De Mi a Mama
    9 abril, 2016 at 16:02

    Tomo nota, q no se me alarguen los post como novelas, yo cuento cuento y cuando me doy cuenta parece una mini novela ???? De ti siempre se aprende ????

  • ¿Quieres añadir algo? ¡Comenta!