Ocio y viajes

¿A qué edad ir a un parque de atracciones con niños?

No es que los adultos de esta casa seamos mega fans de los parques de atracciones. Los que hemos visitado han sido porque vivimos relativamente cerca de ellos. Cuando era pequeña íbamos frecuentemente a Tívoli World en la Costa del Sol, más parecido a los carricoches de una feria de pueblo que a los parques de atracciones actuales. La emoción era toda para los niños, porque para los adultos la adrenalina o se te disparaba en la mini montaña rusa, o en los espectáculos musicales de Raphael o la Pantoja, que solían actuar en el parque. Era una cosa muy modesta si lo comparamos con lo parques temáticos que conocemos hoy en día. El segundo parque que más hemos visitado ha sido Port Aventura. 7 veces en lo que llevo de vida desde el año que lo inauguraron hasta hoy, generalmente cuando se estrenaba alguna nueva atracción de esas que ponen los pelos de punta. Lógicamente, con una niña de menos de 2 años y medio, aún no nos planteamos lo de hacer escapadas a parques de atracciones, pese a que muchos de ellos disponen de pequeñas zonas infantiles, para dar cabida a un rango muy amplio de visitantes. Pero no me imagino echando la jornada en un parque enorme, al precio que tienen las entradas, sólo para dar vueltas en bucle entre 3 o 4 atracciones infantiles. Sin embargo, veo a familias que se aventuran, con niños que son casi bebés, a recorrer los parques de atracciones de medio mundo. Es una opción que no me convence para ir con niños tan pequeños, pero que me parece apasionante para cuando ya tienen la edad y la estatura adecuada para participar de las atracciones como los adultos.

1. La altura. Hasta que no se pasa de 1,4 metros, la diversión no puede ser plena, pese a que desde los 90 centímetros se piensa en ellos, pero no es lo mismo. Si vamos con niños y no podemos movernos de esa zona ¡será una tortura para los adultos! Y si queremos darnos una alegría y probar alguna atracción para mayores, nos encontraremos con…

2. Las desesperantes colas. ¡Para adultos son tremendas! Y en las atracciones de los pequeños no me imagino si serán iguales, pero es como para echarse a temblar sólo de pensarlo. Nuestra peor experiencia fue en Port Aventrra, el año del estreno del Furius Baco ¡2:45 horas esperando para montar en una atracción que apenas dura unos pocos segundos! ¿Y qué niño puede aguantar semejante tortura? De eso sí me sé la respuesta: ¡ninguno! Es cierto que existen los pases rápidos para montar de forma continuada y saltándose las esperas infernales, pero los precios ¡son una locura!

3. Las largas jornadas. Otro motivo que no me acaba de cuadrar a la hora de tratar de incluir la visita a parques de atracciones durante nuestras vacaciones o escapadas, es el hecho de que suelen ser muy grandes, y abarcarlos por completo requiere un día completo, y casi 12 horas. Entre la llegada, las esperas en las colas, los espectáculos que organizan… ¿de verdad existen los menores de 3 años capaces de aguantar semejante trote sin descansar? Seguro que esa noche caerán rendidos, pero lo que sospecho es que también lo harán mucho antes de que llegue la noche, y no vamos a obligarlos a arrastrarse de cacharro en cacharro sólo para amortiza el precio de la entrada.

4. ¿Y si les da miedo? Es que no todos los niños nacen con el mismo espíritu aventurero, e igual que hay algunos que a los pocos meses se vuelven locos volando en un columpio del parque, otros crecen y siguen pidiendo que las emociones estén controladas para no pasar un mal rato. Por eso creo que nos saldría más rentable probar algo sencillo en las ferias de los pueblos, en centros comerciales con alguna atracción esporádica, para no llevarnos el disgusto de pagar por las entradas de toda la familia, para que resulte que los niños odien el invento de los parques de atracciones. En nuestro caso, sabemos que para sus dos años los carricoches en forma de tiovivo, o con pequeñas cuestas, le encantan, porque hay una mini feria ambulante montada de forma permanente en el centro del pueblo en el que vivimos.

¿A qué edad fuisteis por primera vez a un parque de atracciones con niños? ¿Conocéis alguno que esté especialmente adecuado para los más pequeños de la casa?




Esto te puede interesar

Sin comentarios

¡No te cortes, deja un comentario!

La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa Europa S.L., con domicilio social en Madrid, C/ Almagro 11 6º 7ª 1 C.P. 28010 España. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@planeandoserpadres.com así como el Derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de privacidad y cookies que encontrarás en el menú del blog.