Opiniones

Soy una madre inculta

soy una madre inculta

Dentro de mi absoluta normalidad para todo en esta vida, debo reconocer que la maternidad ha venido a embrutecer algunos aspectos de mi personalidad. No es que antes fuera una eminencia en ningún tema, pero hoy en día me reconozco como una madre inclulta. No estoy al día de prácticamente nada fuera de la esfera infantil. Parece mentira que al menos durante los primeros años cuando se tienen hijos, ellos sean el centro del universo para absolutamente todo. No es que sea algo malo, con lo contentos que andamos nosotros con nuestra bichilla de nuestras entretelas, pero debo decir que me ha pillado muy desprevenida esto de que un hijo absorba todo mi tiempo hasta límites insospechados. Yo era de esas primerizas que estaba convencida de que había ciertos asuntos en los que la maternidad no podría interferir. Pues ¡pumba! Guantazo de realidad en todos los morros y además en actividades muy diversas. ¡Ay! Hoy me he levantado con añoranza de estas cosas sencillas a las que actualmente no me puedo dedicar y no visualizo el momento en el que pueda retomarlas con ansias.

1. Leer. Yo era una devoradora de libros. Cuando salían las estadísticas anuales de que los españoles leían una media de… (muy pocos libros al año) yo no daba crédito porque superaba esa cifra como de aquí al infinito. Pues desde que que ingresé para el,parto, se acabó la lectura. Pero de cuajo ¿eh? Durante los primeros meses de lactancia con mi churumbelita, tan lejanos ya, sí que algo hacía con mi Kindle, aunque estuviese encasillada con libros de maternidad y crianza. Pero en cuanto empezó a ganar movilidad se acabó la concentración para la lectura. También he sido muy de leer en el baño, que son ratos muy perdidos pero por los que todos los humanos debemos pasar. Sin embargo, primero empezó a acompañarme mi bichilla en su hamaquita, después en su trona, con la tablet y los dibujos de Pocoyó, con sus peluches y juegos, y ya no recuerdo la última vez que fui al baño a leer. Dicen que esta etapa es frecuente, y que también pasará, pero no entiendo cómo una actividad tan sencilla y que me apasiona,se me resiste tanto.

2. Noticias. Como periodista, se me presupone una mijita al día de lo que ocurre en este mundo, pero es imposible saber lo que pasa ni no tengo acceso a los medios de comunicación. Miliki y otras canciones infantiles copan la radio y en la tele no sale otra cosa que no sean dibujos animados. Actualmente, los únicos hechos que conozco son los que llegan a ser Trending Topic en Twitter. Si no, esas realidades para mí nunca han existido.

3. Cine y televisión. Aunque sea una primeriza perdida y una madre inculta, ya sabía yo que la entrada a una sala de cine me estaría vetada durante mucho tiempo tras el parto. Es culpa nuestra eso de no querer dejar a la niña a cargo de nadie si no es por necesidad, y mucho menos para irnos a “living la vida loca”. Así es que lo que no me esperaba es no ser capaz de poder ver películas tampoco en casa. ¿Cómo es posible? Ante semejante impotencia porque esta niña se vaya a la cama más tarde que nosotros, decidimos poner en la tele una película (de James Bond, creo que era Goldeneye, y descubrimos que con año y medio mi bichilla disfrutaba mucho del estruendo de los tiroteos y la velocidad de las persecuciones en las que no se pronuncia ni una palabra. Pero con los anuncios se le hacía larga y al tener que irme a dormir con ella me quedaba sin ver el final. Así es que decidimos pasar a las series, más cortas y asequibles dadas nuestras posibilidades. Probamos con Juego de tronos y fue un fiasco, porque a la niña no le gustaron esos escenarios oscuros y esos personajes rarunos. Además, según ha ido creciendo ha dejado de sentarse en el sofá para ponerse a correr por delante de la tele con la moto, a grito pelao, y si no queremos que los vecinos nos odien de por vida, no podemos poner el volumen a un nivel por encima de los voceos de mi bichilla. Así es que sólo logramos ver algún mini capítulo de entre 20-40 minutos de algo el día en que se acuesta pronto. Cosa que tampoco ocurre con tanta frecuencia.

4. Teatro. Antes de ser padres, íbamos de vez en cuando a musicales, obras de teatro, espectáculos cómicos, monólogos… ¡ay, si es que una de las pocas cosas buenas del Pueblucho Infernal es que está muy cerca de toda la variedad cultural de Barcelona! Esto es como el cine, y sabemos que con la niña se acabaron los espectáculos de adultos, pero es que hemos hecho intentos de ir con ella a obras infantiles, adecuadas para su edad (las hemos encontrado incluso a partir de 9 meses) y aún así, la ha liado mucho. No le gusta que la gente aplauda ni que la obliguen a quedarse sentada durante muchos minutos. Así es que ni con teatro infantil podemos deleitarnos.

5. Música. No tengo ni idea de cuál es el grupo del momento, ni la primera canción en la lista de Los 40 principales, ni por quién suspiran las quinceañeras hoy. Creo que Titanium de David Guetta, fue lo ultimo moderno que escuché. Bueno, eso y la banda sonora de Frozen, que la recordamos casi a diario.

Y en estas ando. Soy una madre inculta a la que la crianza le está despegando de la realidad que hay ahí afuera. Me veo dentro de unos años retomando los libros de historia reciente del colegio de mi churumbelita, para ponerme yo al día de lo que pasó a partir de mi parto en 2013. ¿Vosotros lográis sacar tiempo para la actualidad? ¿Y para recuperar vuestras aficiones dentro y fuera de casa?

Esto te puede interesar

16 Comentarios

  • Responder
    Mamá puede
    12 abril, 2016 at 07:50

    En esta entrada me veo reflejada totalmente!
    Salvo en lo del cine que bueno íbamos pero tampoco mucho el resto de puntos son tal cual.
    La lectura? En lo que va de año me he leído 3 libros!! Y eso lejos de parecerme un horror ya me parece hasta bueno en comparación con el año pasado o el anterior, qué triste!

    Las noticias? Le puse algo de remedio en el coche, como tengo dos horas de viaje al trabajo ahí me pongo al día, eso sí, de lo que pase a partir de las 16:00 no me entero hasta la mañana siguiente y sin profundizar mucho claro…

  • Responder
    Una mama mas
    12 abril, 2016 at 08:01

    Pues yo leer ya me costaba ahora ni lo encuentro posible! Solía leer mucho cuando vivía en la cuidad, eso de leer en el transporte público ayudaba mucho! El cine por estos pagos lo hemos decidido dejar hasta que podamos ir con los niños. Y eso que nos gustaba mucho! Pero imposible!
    Las noticas procuro ponerlas al medio día un rato, pero entre que me cabrean y el peque prefiere otra cosa, pues vemos otra cosa. Leo los titulares del periódico online… Es como saber qué pasa algo, pero no realmente que.
    Sí que me he vuelto inculta! Además ya ni viajó ni nada… Desastre…

  • Responder
    Madre Agua
    12 abril, 2016 at 08:14

    Si te sirve de consuelo yo soy exactamente igual, excepto en la lectura, que desde este verano he vuelto a ser una devoradora de libros. Pero vamos, ni punto de comparación con lo que era antes 😉

  • Responder
    marigem
    12 abril, 2016 at 08:35

    Jajajaja, por esas etapas pasamos todos!!!
    Bueno, nosotros el cine lo recuperamos un poco(solo un poco) cuando mis hijos tenían año y medio y dos años y medio respectivamente) alguna vez los dejaba durmiendo con mis padres(en sus cunas y en casa, venían mis padres) y nos íbamos a la sesión de las diez y a las once y media estábamos en casa, y jamás se despertaron. Y nos hemos ido a algún concierto a esa hora, pero esas escapadas eran muy pocas, una cada tres o cuatro meses así que calcula; pocas.
    La tele la empezamos a ver cuando empezaron al cole, que a las ocho o a las ocho y media estaban dormidos, yo alucinaba porque el peque pasó de no dormir gran cosa a ser marmota total,jejeje.
    Y leer…poco poquísimo, intentaba hacerlo durante las siestas pero aprovechaba para planchar, recoger y cuando me daba cuenta se habían levantado.

  • Responder
    Mamá en Bulgaria
    12 abril, 2016 at 08:39

    Yo estoy en las mismas, es bastante frustrante. Pero quizá cambiaría el término “inculta” por “desconectada” o “out”. Que cultas somos, lo que pasa es que por ahora no podemos ejercer jiji!

  • Responder
    Una mamá muy feliz
    12 abril, 2016 at 09:38

    Ahoooooraaaa ahora es cuando me he plantao con los brazos en jarras, he dao un pisotón en el suelo y he dicho al más puro estilo de María Jimenez…se acabó!!!. El niño a las 9 y media a lo más tardar tiene que estar durmiendo y de ahí a las 12, dos horas arriba o dos minutos abajo, es para míiiiiiiiiiiiiiiiii, para ver una peli, cuando no fallan los dichosos aparatejos de UPMF, o para leer, que confieso que es menos.
    Antes de esto o inteté por la siesta, pero como dejo de dormirse…me quedé con juego de Tronos a medias, eso de cortar cabezas no le gustaba demasiado a UNMF ni a mí sus preguntas al respecto.
    Eso sí, daría lo que fuera…y parece que esto va hoy de canciones….por ir al cine ayyyyy eso si que lo echo de menos, mientras tanto me conformaré con lo más parecido a salir de marcha que tengo ahora mismo…ir de cumples arggggggggg

  • Responder
    La mama fa el que pot
    12 abril, 2016 at 10:46

    pues otra por aquí que anda igual. No me entero de nada de lo que pasa en el mundo, una vergüenza la verdad.
    Sobre lectura si los cuentos infantiles cuentan entonces lo llevo muy bien porque leo mínimo uno diario. Si hablamos de libros para adultos entonces estoy ahora mismo muy por debajo de la media.
    Sobre películas tengo que decir que desde que Netflix y el Yomvi llegaron a mi casa alguna veo, pero lo de ir al cine también se acabó a no ser que sea la última película infantil y ahora creo que con la llegada del enano ni eso.
    En fin, me resigno y ya vendrán otros tiempos con ocio más adulto.

  • Responder
    Norgwinid
    12 abril, 2016 at 11:29

    Como leí no recuerdo dónde, espero que el día que se acabe el mundo lo anuncien en Clan o en Boing, porque si no yo no voy a enterarme de nada!!!!!
    Y mira que he sido una gran lectora y una considerable cinéfila… y ahora, me duermo a los 10 minutos de haber empezado la película!!!!

  • Responder
    clauminera
    12 abril, 2016 at 12:37

    Yo había retomado por fin la lectura (leo por la noche antes de dormir) pero claro, nació la hermanita y se acabó otra vez el leer, el dormir y todo, jaja.
    Del resto…mejor ni hablemos. La última vez que salí, embarazada de 7 meses a la despedida de soltera de una amiga, no me conocía ni una sola canción, le dije que en la boda ya me podía poner alguna que saliese en la Disney para al menos poder cantar algo, que triste, jajaja.
    El otro día leí un twit que decía algo así como “por favor, si se acaba el mundo que lo avisen el la Clan tv”, pues yo estoy en las mismas, para lo que hemos quedado!

  • Responder
    Marta Dixital
    12 abril, 2016 at 15:47

    Hola. en los primeros años de nuestros bebés creo que todas antepusimos a los hijos a nuestras prioridades y hobbies… es una etapa que se pasa… ya verás como recuperarás tiempo para tus inquietudes y aficciones. Seguimos en contacto

  • Responder
    Crisnasa Blog
    12 abril, 2016 at 17:50

    Jajaja ¡Mujer, tienes que buscarte momentos para ti y tu pareja! Sino te volverás loca porque ver la vida solo a través de Clan TVE y Los Cantajuegos desquicia a cualquiera. Ánimo que algún día lo conseguirás. Un beso.

  • Responder
    La Moleskine de Mamá
    12 abril, 2016 at 22:51

    Yo tambien soy una madre inculta, pero es que apenas si me da tiempo. Soy alergica a noticias, pero me encanta la literatura. Este año me he propuestyo retomarla y ya voy por mi tercer libro 🙂 quiza leer es de las cosas que mas extraño desde que soy madre. Y es que me da apuro que mi hijo me pregunte cosas en un futuro y yo no sepa contestarle, que no todo puede ser googlear 🙂

  • Responder
    Madre y Blogger
    13 abril, 2016 at 01:02

    Esta época pasará, sí… Y cuando tu bichilla empiece a darte más tiempo para leer, estar informada, sea mayor para ir al cine con vosotros y al teatro… Tu cerebro decidirá que es el momento de tener otro bebé 😉 y vuelta a empezar!

  • Responder
    nosoyunadramamama
    13 abril, 2016 at 15:40

    jajaja, tú no lees por el blog!!!! vamos, yo no leo por culpa del blog!!! Yo de noticias sé lo justo, por los periódicos digitales, no de papel… Y de música sí estoy puesta, yo es que soy de poner música a todas horas y baila por casa!

  • Responder
    srajumbo
    14 abril, 2016 at 21:17

    No te preocupes, no estás sola. Solo se de estrenos si salen dibujos en ellos. La tv ni la veo apenas, el teatro menos. Música.. imaginate cual se oye en casa jaja. Lo único que si hago es leer, porque lo hago cuando todo dios en esta casa duerme 😉

  • Responder
    La Hobbita
    15 abril, 2016 at 16:00

    Me está pasando! Con lo que me gusta leer!!! Y para series y pelis directamente estoy cansada cuando llegan las 22h. Ya lo retomaré. Al cine iré a la sesión teta!!! Y al teatro…. Bueno, todo llegará.

  • ¿Quieres añadir algo? ¡Comenta!