Ocio y viajes

Viajar con niños en autobús. Seguridad en excursiones y vacaciones

viajar con niños en autobús

A mi hija le encanta el coche, pero por encima de él se encuentran el tren y el autobús. Cada vez que salimos a la calle espera ver pasar algunos (por suerte, por la zona circulan bastantes) y hasta se pone a esperar su llegada en la parada. Cada día pregunta si vamos a coger el bus y los saluda y despide a gritos allá por donde va. No sé qué tendrán los autobuses pero al menos a ella la vuelven loca. Sin embargo, me he dado cuenta de que la normativa de seguridad para viajar con niños en autobús es un poco difusa, o es que nadie la conoce y menos personas aún la ponen en práctica. Los desplazamientos en autobús pueden ser súper útiles, sobre todo cuando estamos en vacaciones, en un lugar donde no disponemos de vehículo propio ni alquilado, y donde la inexistencia de metro o tren complica mucho los desplazamientos. El autobús puede alegrarnos el día y facilitarnos la vida, pero una vez que estamos a bordo con niños, estas son las situaciones que me he encontrado.

1. Autobuses en servicio privado. El alquiler de autobuses es una práctica muy común cuando celebramos eventos familiares como bodas, bautizos, comuniones, despedidas de solteros… Por mi trabajo, también he acudido a reuniones de empresas en las que se alquilaban autobuses para desplazarnos a todos los asistentes, con nuestras familias incluidas. Este ha sido el único caso en el que he viajado realmente segura, porque la compañía ponía a nuestra disposición sillitas de seguridad para los niños, de todo tipo y adaptadas a su edad. No teníamos que salir de casa con las nuestras, ni facturarlas en el aeropuerto, pero tampoco arriesgarnos a tener un percance y que no hubiese ninguna medida de seguridad.

2. Autobuses urbanos e interurbanos. Dependiendo de la zona en la que nos movamos, podemos encontrar flotas de las más avanzadas a las más anticuadas. Por ejemplo, si usáis los servicios de Grupo Ruiz, comprobaréis que cuentan con autobuses modernos que facilitan el uso a personas discapacitadas ¡o a padres con carrito! Más de una vez me he encontrado con que teniendo un autobús el mecanismo necesario para que la plataforma baje y quede al nivel de la acera, el conductor no la acciona si te ve con un carrito de bebé, sólo si es para una persona con silla de ruedas. Entiendo que las dificultades no sean las mismas, pero si se nos puede facilitar un poco el acceso y la salida, lo agradeceremos enormemente. Una vez dentro del autobús, casi todos disponen ya de una zona habilitada para estacionar los carritos de bebé y las sillitas de paseo de los niños mayores. Sin embargo, no todo el mundo respeta estos espacios. La gente se pone de pie en ellos y muchos no te ceden el paso a la hora de colocar el carrito, por lo que aún no he visto a ningún padre que viaje sujeto con los accesorios de seguridad de los que dispone el autobús.

3. Las excursiones escolares. Mi hija aún no va al colegio, por lo que no he podido presenciar cómo se realizan aquí las excursiones, o las salidas para campamentos. Lo que sí sé es que todas se organizan igual: se alquila un autobús que lleva y recoge a los niños, ya sea en el mismo día o en días posteriores si hacen noche fuera de casa. Y de nuevo me encuentro con que no suelen contar con sistemas de retención para los niños. Y no les culpo, porque cuando disponen de cinturones de seguridad, los adultos también solemos ir con él desabrochado e ignorándolo. Es como si todas las precauciones las tuviésemos exclusivamente cuando nuestros desplazamientos son en coche, pero no en el resto de transportes por carretera. Si los niños ya tienen 3 años, pueden usar el cinturón de seguridad normal del autobús, lo que facilita mucho la tarea, al no tener que cargar con sillitas de retención para arriba y para abajo. Siempre debe ir al menos un adulto más, a parte del conductor, dentro del autobús, para atenderlos, asegurarse de que no se mueven de sus asientos, o darles ayuda si se marean. Esto sí se suele cumplir a rajatabla.

¿Cómo ha sido vuestra experiencia al viajar en autobús con niños? ¿Estáis pendientes de estas medidas de prevención o se os pasan por alto?





Esto te puede interesar

Sin comentarios

¡No te cortes, deja un comentario!

La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa Europa S.L., con domicilio social en Madrid, C/ Almagro 11 6º 7ª 1 C.P. 28010 España. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@planeandoserpadres.com así como el Derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de privacidad y cookies que encontrarás en el menú del blog.