Inventos útiles

La minicuna: mi antojo frustrado

Creo que lo he dicho por aquí y por allá, cada vez que recuerdo los momentos de compras de puericultura previos al nacimiento de mi bichilla. Mi gran antojo durante el embarazo era tener una minicuna. No cualquiera, porque mi favorita era la minicuna Babyhome Dream, pero a las malas, no le hubiera hecho ascos a otras con tal de hacerme con ella. Sin embargo, mi bichilla pasó directamente del vientre materno a su cuna normal y al colecho por horas, y me quedé sin probar este invento. Cuando me quedé embarazada, vivíamos en un piso de 45 metros cuadrados, y este hombre tenía toda la razón del mundo al decir que no podríamos tener minicuna, y cuna y todos los demás artefactos infantiles si seguíamos viviendo en ese mini piso. Así es que me convenció para evitar la compra. Pero al sexto mes de embarazo, nos mudamos a una vivienda justo el doble de grande, por lo que mis ensoñaciones con la minicuna volvieron a la carga. Las veía por internet, me encantaba entretenerme con ellas en las tienda de puericultura y en los escaparates. Por un lado, me parecía un capricho, porque mucha gente dice que si el niño te sale grande no la puedes casi aprovechar, y cuestan tanto o más que una cuna de tamaño estándar. Pero por otro, yo ya me veía pudiendo dejar acostadita a mi bichilla en cada habitación de la casa en la que yo estuviera, y eso me daba una tranquilidad tal que no me importaba invertir ese dinero. Han pasado casi 3 años de aquel periodo de compras y aún sigo echándole en cara a este hombre que no comprásemos una minicuna. Y como hoy me he levantado nostálgica, me he puesto a mirar los modelos que hay actualmente en el mercado, porque estoy casi segura de que el año en que venga un próximo churumbel ¡la minicuna se vendrá a casa con nosotros!

minicuna con dosel

1. La minicuna con dosel. Ya puestos a hacer la compra ¿por qué no dejarme ser feliz del todo con la cursilada de una minicuna con dosel? Conociéndome, se me hubiera llenado de polvo la cortinita y mi bichilla hubiera desarrollado una alergia a los ácaros… Pero son tan monas, tan de película ¡y resulta que en España también se venden! La cuna moisés igual va a resultar demasiado vintage hasta para mí, pero dice mi madre que en nuestra época estos capazos de mimbre eran más espaciosos que las minicunas actuales, así es que si es de vuestro gusto, igual no es tan mala idea darle una oportunidad. Yo me hubiera fijado en una minicuna con dosel más sencilla, como esta minicuna cuadrada de Naf Naf. De hecho, la chichonera y el edredón nórdico de la cuna de mi bichilla han sido de esta marca. Se ve más compacta, menos aparatosa, pero también más pequeña. La minicuna con dosel plegable de Caperucita Rosa es súper alegre y por un precio bastante módico incluye tanto la estructura como todas las vestiduras. Incluso tiene un aire más moderno pese al dosel. Aunque si el tema de los colores nos influye mucho y aspiramos a tener una  minicuna unisex este modelo beige y con conejitos os servirá para todos los niños que pasen por vuestra casa.

minicuna moderna babyhome, baby björn

2. La minicuna moderna. Como a mí me dan ramalazos de clasicismo pero luego no es que sea mi estilo habitual, y este hombre no soporta las antigüedades, dediqué más minutos a valorar minicunas de estilo moderno. La primera fue la de Babyhome, que se sigue vendiendo, pero que ha sido mejorada con la minicuna Babyhome Air. Os pongo la foto en púrpura porque como mi bichilla ya tiene la trona de la misma marca a conjunto, le tengo afición a este color. Lo que me gusta es que pasa de patas fijas a ser balancín o tener ruedas, en un 3 en 1 impresionante. Y que tiene esa ventana en forma de rejilla para ver a nuestras criaturas en la distancia, sin tener que sufrir si hacemos algún ruido al arrimarnos. También es mona la minicuna balancín Harmony de BabyBjörn con un diseño ovalado y esa blancura nuclear, pero yo necesito un modelo más sufrido para andar por casa. Porque me conozco. La Baby Clic tiene este colorido naranja (la hay en otros tonos) y el colchón que incluye es de viscoelástica ¡nivelazo para tu bebé! Es de líneas simples pero creo que puede combinar con todo. Y bastante parecida estéticamente es la Basic de Interbaby. ¡Me encanta en rojo! Y el precio es de los más ajustados en minicunas.

minicuna de colecho

3. La minicuna colecho. Estas ni las tuve en cuenta, porque como embarazada primeriza ni se pasó por la cabeza la posibilidad de colechar ¡y miradme ahora! Con una niña de casi 2 años y medio que me sale a colecho diario. No creo que las hubiese amortizado mucho, porque en esta casa el colecho empezó a partir de los 7 meses, una edad en la que las minicunas empiezan a quedarse pequeñas, pero ya nunca lo sabremos. A día de hoy, todo lo que sirva para añadirle centímetros a una cama de matrimonio, me parece un gran invento, así es que no estaría de más valorar la Chicco Next2me, que debe ser el modelo más famoso para colechar. Y es que tiene 6 alturas posibles para poder encajar con cualquier cama, lo que es una ventaja indiscutible. En cuanto al diseño, me gusta más la versión de colecho de Childhome porque es de barrotes blancos como las cunas que me suelen encantar. Unisex también y puede reconvertirse en sofá infantil cuando ya no se use. Esas posibilidades también las ofrece  la minicuna WALDIN, ya que es transformable en cuna y posteriormente en sofá para niños. Por el precio que tiene, demasiadas cosas hace. Y por último ¡la cuna colecho con dosel de Infantastic! ¿Alguien da más? No es mi modelo favorito, mas bien me gusta poquísimo, pero le han incluido todos los extras para intentar agradar a todo el mundo.

La minicuna barata no existe, y si nuestro presupuesto para puericultura está muy contado creo que es un elemento del que se puede prescindir en la mayoría de la casas. Yo misma he sobrevivido divinamente combinando la cuna normal con mi trapo de porteo durante esos meses. Pero si alguien se ofrece a regalarosla, o la heredáis, o no tenéis espacio para cunas más grandes, aquí tenéis muchas ideas para reflexionar antes de comprar. ¿Utilizasteis minicuna con vuestros churumbeles? ¿La volveríais a comprar o no?

Esto te puede interesar

15 Comentarios

  • Responder
    Nekane
    4 mayo, 2016 at 10:12

    A mi me pasaba como a ti, me volvian loca las minicunas me encantaban las de colecho o con ventanita, pero el presupuesto no daba de si y me compre una basica y no la volveria a comprar no se si por madre primeriza o que, pero eso de tener a la cria ahi al fondo sin poderla ver y ella sin parar de hacer ruiditos me tenia las noches en vela mirando si solo era un ruidito o es que queria teta, en total que a la semana se paso a mi cama donde ella dejo de hacer los ruiditos y yo empeze a dormir

  • Responder
    Madre y Blogger
    4 mayo, 2016 at 10:43

    A mí también me encantan las mini cunas, y últimamente se me ha antojado la minicuna de colecho Cododo que, si no recuerdo mal, también le puedes acoplar un dosel y convertirla en escritorio cuando sean más mayores.
    El caso es que yo no usé minicuna, pero sí el moisés de toda la vida que me regaló mi abuela. Era genial para que los bebés durmiesen cerca de mi por la noche, y si dormían durante el día, ponía la cestita a mi lado en el sofá ¡un gustazo! Pero es verdad que, hablando de manera práctica, lo usas 3 meses a no ser que tengas un bebé chiquitín, que no ha sido nuestro caso, así que quédate con eso: es un caprichazo 😉

  • Responder
    Una mamá muy feliz
    4 mayo, 2016 at 10:44

    Si te sirve de consuelo también lo fue el mío…es que ni una vez creo que lo acosté ahí, con lo mona que era jejejejej. Ahora que como haya un próximo, ese duerme en la minicuna…ea aunque me la tenga que llevar al hospital para que se vaya acostumbrando cuanto antes ;P

  • Responder
    marigem
    4 mayo, 2016 at 10:54

    Yo quiero una con dosel!!!!! Yo tuve con el segundo, para los primeros meses y era con moisés toda cursilona, de lo que me gustaba a mí pero es que al lado de esas que pones, uffffff.

  • Responder
    Mivi Mamá
    4 mayo, 2016 at 11:03

    Me pasa como a ti, es de esas cosas que me habría encantado tener para mi gordi. Ella nació a primeros de julio, en la cuna del hospital no quiso ni estar casi y cuando llegamos a casa, la pusimos dentro de su cuna y no durmió nada… nos pasamos 2 meses subiendo el capazo del carro y metiendolo en la cuna y a ella dentro del capazo. Ahí si que dormía muy bien.
    Teniendo en cuenta que la cuna es heredada si que podríamos haber invertido en una minicuna. No descarto comprarla para un futuro hermanito/a porque no tengo quien nos la preste…

  • Responder
    Mami esto está chuli
    4 mayo, 2016 at 15:06

    Yo no he tenido con ninguno de los tres y mira que son una monería y me encantan. En mi habitacion la cama normal y en el salón la de viaje y ella en la gloria. Un saludo

  • Responder
    Arusca
    4 mayo, 2016 at 15:42

    Nosotros con el Mayor no usamos minicuna, nos prestaron un moisés y allí estuvo los primeros meses. Pero creció y poco lo pudo aprovechar, ¡menos mal que era prestado!
    Pero con el Mediano nos regalaron la minicuna de BabyHome (la misma que la foto morada que has puesto, pero en azul). De verdad, qué buen regalo.
    Venía con su mantita, su edredón, un protector de colchón, un colchón curvado para mantener al bebé siempre en el centro… ¿Y qué me dices de las patas? Ruedas por un lado, balancín por el otro. De verdad que fue uno de los mejores regalos. Y además también la pudo aprovechar el Peque. Y, en nuestro caso, estuvieron allí hasta los 6 meses (y mis Trastos no han sido precisamente bebés pequeños).
    Así que apúntatelo a la lista para el segundo embarazo y, si ahora sí te cabe en casa, no dejes que nadie te quite la idea 😉

  • Responder
    Lai - Asi piensa mamá
    4 mayo, 2016 at 15:44

    mi querida madre compró una mini cuna para su primera nieta, que han usado las dos y ha sido el unico momento en que la peque no ha colechado con nosotros. Pero yo me quedé con ganas de tener una como la baby clic o una de colecho para no tener que levantarme…lo dejo para el tercero 🙂 jajaja

  • Responder
    Mamistarsblog
    4 mayo, 2016 at 16:30

    Antojo compartido! No compré minicuna ya que tenía miedo que mi perro se pusiera patas para arriba y tirara al peque al suelo, nada más lejos de la realidad, leela, así se llama, respetaba totalmente el espacio del bebé, y mover la cuna «grande» de un lado a otro fue lo peor!

  • Responder
    Nuria it mum
    4 mayo, 2016 at 17:31

    Ayyy tb fue uno de mis caprichos! Jaja nosotros tenemos la d chicco y la vdd q estoy encantada, aunq mas por el colecho q x la minicuna en si.. me encanta dormir cn el asi, xq cm no tng miedo de aplastarle descanso..lo q n me pasa cuando duermo cn el d vdd jaj un beso y a por ella en cuanto venga bebe en camino!!

  • Responder
    ana
    4 mayo, 2016 at 23:56

    yo encontré la solución perfecta sin planteármelo o buscarla.

    decidí reciclar mi cuna de los setenta, esa que me regalaron mis tias, en plan vintage…

    me parece que por el tamaño del dormitorio de mis padres, mi cuna es un poco más pequeña de lo normal (110×55 en vez de 120×60), me supuso encargar un colchón A MEDIDA en vez de comprar uno estándar, pero al final me gasté menos y creo que tengo mejor colchón.

    la gran ventaja es que esos 5cm de ancho de diferencia, hace que me pueda llevar la cuna por todas las habitaciones de la casa sin problema. el bebé estuvo con nosotros en cada cuarto los primeros meses. cuando abrimos el parque-cuna para jugar… solo puede estar en una habitación porque es un rollo cambiarlo 20 veces al día como hacíamos con la cuna.

  • Responder
    minominohandmade
    5 mayo, 2016 at 21:16

    Yo compré la minicuna Babyhome Dream y mi hijo era largo y la uso bastante. Es una compra que volvería a hacer. Así que si te gusta, date el capricho 😉

  • Responder
    Marisol
    7 mayo, 2016 at 19:00

    Nosotros nos decidimos por la de chicco, y la verdad hemos estado muy contentos, la tenía a mi lado y alargando la mano podía tocarla y a la hora de darle el pecho no tenía que levantarme,eso si no se si porque mi petardilla se mueve mucho pero al final terminaba poniendo la cabeza en nuestra cama,¡pero me encanta¡

  • Responder
    srajumbo
    7 mayo, 2016 at 20:28

    Ay yo tuve una de esas de mimbre con dosel monísima …pero porque me la prestaron mis amigas jaja. Si la hubiera tenido que comprar no lo habría hecho, habría puesto un reductor en la cuna normal y listo 😉

  • Responder
    La maternidad de Krika en Suiza
    9 mayo, 2016 at 07:17

    Yo tuve minicuna porque me la dejaron, que yo no pensaba comprar ninguna desde luego. reconozco que son monísimas, pero ese gasto tonto…como que no me apetecía mucho hacerlo, jajajaja

  • ¡No te cortes, deja un comentario!

    La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa Europa S.L., con domicilio social en Madrid, C/ Almagro 11 6º 7ª 1 C.P. 28010 España. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@planeandoserpadres.com así como el Derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de privacidad y cookies que encontrarás en el menú del blog.