Crianza

¡Comprobado! El sueño es un proceso evolutivo

sueño es un proceso evolutivo

Con 2 años y medio, mi bichilla aún no duerme del tirón toda la noche, y sí, seguimos con nuestros episodios de colecho por supervivencia. Sin embargo, después de etapas en las que hemos visto flaquear nuestra tolerancia como padres, y eso que la niña nos ha salido de gestión fácil, con sus cosillas, pero nada del otro mundo, ahora vivimos una racha en la que ni siquiera nos podíamos imaginar hace tan solo unos meses. Incluso el papá de mi bichilla, el más escéptico de los dos en esto de confiar en la teoría de que el sueño es un proceso evolutivo y que requiere una maduración que se da por sí sola, sin que tengamos que recurrir a danzas tribales, castigos, métodos crueles o enseñanza de ningún tipo, creo que está vislumbrando la luz. Porque sinceramente, no sé cuándo ocurrirá, pero ya me veo a solo un paso de vivir esa experiencia casi religiosa en la que nos despertemos una mañana y mi bichilla siga aún en su cama. O que venga a despertarnos ella, que es más madrugadora que nosotros. Eso da lo mismo. Acudí a una charla de Rosa Jové, y he leído sus libros y los de Carlos González para tomarme la crianza con calma. Tenía muy interiorizadas sus ideas, pero en momentos de extenuación ¡te acuerdas de cada palabra del libro y de toda la estirpe de quienes lo escribieron! En este tiempo, hemos pasado por unos 7 primeros meses de ensueño con una niña que dormía literalmente del tirón, sin un solo despertar, ni una toma de teta en 11 horas seguidas. A los 7 meses dio ese cambio que nos pilló por sorpresa, y pusimos en práctica el colecho, pasamos por rachas de innumerables interrupciones del sueño, de paseos nocturnos, de rechazos de la teta y de cualquier otra idea que pudiésemos aplicar para que durmiese ella ¡y nosotros! Y tras este tiempo, hago balance y estoy convencida de que el sueño es un proceso evolutivo, pero diferente para cada criatura. Os cuento cómo estamos nosotros ahora.

1. Horarios. Las rutinas no sirven con mi bichilla. Por cuestiones prácticas, eso del baño, la cena y la cama deberían ir más o menos seguidos, pero no es así. Podemos meterla a las 9 en la cama (por poder…) pero no servirá más que para cabrearla, porque ni ella está cansada ni se va a quedar ahí retenida. Es un espíritu libre que sube y baja de su cama a su aire, incluso saltando por encima de la barrera, desde que en navidad la pusimos a dormir en su propia habitación. De todas formas, ni siquiera cuando podíamos haber abusado de nuestro poder y dejarla enclaustrada sin salir de su cuna (siguiendo las indicaciones de Estivill) lo hicimos. Esto hace que si por voluntad propia quiere irse a dormir sobre las 10:30 u 11 de la noche (algo que últimamente sí se está dando con frecuencia) nosotros hacemos la ola y nos felicitamos mutuamente por nuestra suerte. Y si no se cansa hasta las 12 de la noche, pues ya nos acostamos todos a la vez y a pensar en que otro día tendremos la oportunidad de verla dormirse antes y de dedicarnos un rato a nuestras cosas.

2. Despertares. A día de hoy, mi bichilla tiene un solo despertar por la noche. Supongo que cuando duerma completamente del tirón esto me parecerá poca cosa, pero actualmente, con la experiencia acumulada y con todas esas noches confiando en que el sueño es un proceso evolutivo y que poco o nada podíamos hacer para adelantar las siguientes etapas ¡esto es el paraíso! Acostarte y saber que hasta las 4 o 5 de la mañana vas a poder dormir a pierna suelta, cada uno en su propio espacio, es de lo mejor que nos está pasando actualmente. Pero es que incluso cuando mi churumbelita se despierta a esas horas y se viene a nuestra cama, un poco de teta y en 2 minutos vuelta a dormir hasta que se hace de día. No se mueve, ni da patadas, ni se engancha a la teta durante horas. Es un proceso corto y repetitivo, por lo que el colecho de esta forma no me parece tan malo.

3. Hay niños que necesitan dormir menos. Pese a que el sueño es un proceso evolutivo, no todos los niños sanos duermen las mismas horas ni de la misma forma. Por ejemplo, mi bichilla suele dormir de noche unas 8-9 horas. Porque aunque se acueste a las 12 de la noche a las 8 de la mañana (como muy tarde) estará en pie. Se pasa el día saltando, trotando y se pega sus 2 horas de siesta a mediodía. No porque yo la obligue, sino porque ella las reclama. Si algún día se las salta, se pasa la tarde irritable y cuesta muchísimo que llegue a la hora de la cena en buenas condiciones. Cuando me dicen que el día en que empiece el colegio dormirá más, lo dudo seriamente. Porque en casa no para, salimos mucho, camina una barbaridad, va al parque, los fines de semana buscamos actividades de mucho trote, que a veces le impiden hacer siesta, y ni por esas se agota. Yo digo que es una niña con tecnología LED y de muy bajo consumo, porque de lo contrario no entiendo que soporte tal ritmo de actividad. Y para el colegio no deberá madrugar más de lo que lo hace ahora, que para eso nos hemos mudado a fin de tenerlo cerquita de casa. Allí también le permitirán dormir la siesta ¡hasta que vaya a primaria! Por lo que ya no confío en que vaya a volver a casa súper agotada.

En definitiva, que en dos años y medio con la niña hemos pasado por una cantidad de situaciones en lo referente al sueño, que jamás pensamos que esta maduración siguiese estas pautas. ¿Vosotros asumisteis que el sueño es un proceso evolutivo? ¿O caísteis en la desesperación y la tragedia? ¿Sobre qué edad durmieron vuestros churumbeles sus primeras noches del tirón?

Esto te puede interesar

12 Comentarios

  • Responder
    Una mamá muy feliz
    7 junio, 2016 at 08:02

    Ayyyy nuestros hijos son de dormir poco, bueno, rectifico, el mío era de dormir poco porque desde que empezó en cole es una manta, se duerme a las 9 (si, ahora ya con sol) y se despierta a las 8.15…aunque llevamos unos días que esto está cambiando dependiendo de si duerme siesta o no.
    UNMF empezó a dormir del tirón a los 2 y medio, nunca lo olvidaré! ainsssssss esa fecha es más importante casi que la de su nacimiento y es que a partir de ahí fuí yo la que volví a nacer, estaba muerta en vida! Eso sí, pero con mucha paciencia y entrega.

  • Responder
    Aprendemos con mamá
    7 junio, 2016 at 09:26

    Cada uno es diferente, uno desde el primer día bien, otro a partir de los 2 años, otro a los 3 y medio…

  • Responder
    Emma
    7 junio, 2016 at 10:48

    Yo creo que sí que es evolutivo, pero que nosotros también influimos en su sueño. Me da la sensación por todos los post que has colgado sobre el sueño de tu peque, que en los últimos meses has hecho cambios: ha pasado a dormirse en su cama, al menos la primera parte de la noche, y algunas veces la duerme su papa, no tú al pecho siempre. Y ya no arranca la noche en vuestra cama. Es decir, parece que ya no tiene tan asociado dormir con succionar a la teta ni a tenerte al lado en la cama.

    También comentas ahora que se duerme antes muchos días, pero que se despierta antes. Eso también me parece normal, si antes se levantaba más tarde, tenía sueño más tarde, yo creo que es algo que les pasa a la mayoría! Si madrugan más, acaban cayendo dormidos antes.

    Ojo, que todo esto es de lo que recuerdo de tus post, que igual estoy equivocada de cabo a rabo!! jajaja. Pero si es así, yo creo que ahora duerme mejor tanto por evolución como por vuestros cambios conductuales relacionados con dormir.

    De todos modos, sea como sea…¡bienvenido sea el buen dormir!!! 🙂 ¡¡¡A disfrutarlo!!!

    Un beso

  • Responder
    UrbanandMom
    7 junio, 2016 at 11:11

    La verdad, te entran ganas de desistir y pensar que toda tu vida será un sindormir pero… es verdad con que el tiempo todo mejora (o tú llegas a adaptarte mejor, no sé)

  • Responder
    Carol
    7 junio, 2016 at 11:47

    Sí creo q sea evolutivo el sueño..mi hija hasta los dos años y medio no empezó a dormir del tirón toda la noche..con un solo despertar de vez en cuando..y sin hacer nada especial..ella sola!! Y yo tampoco creía que cuando empezara el cole dormiría mas..mi nena se parece a la tuya, pero efectivamente sí.. empezó a dormir antes y mejor..no sé que tiene el cole que los deja reventados. Tu hija va por muy buen camino..muy pronto dormirá toda la noche pero si es como la mía, nunca dormirán mucho..lo justo para sobrevivir!! Jiji..un saludo

  • Responder
    Mama Puñetera
    7 junio, 2016 at 13:28

    uuuuffff, los niños y el sueño, tema denso donde los haya, jejeje… Cada niño es un mundo y cada uno lleva su ritmo, pero si, al final todos duermen! jejejejeje

  • Responder
    Marisol
    7 junio, 2016 at 13:30

    Buuuuuuf, de verdad que me alivia leer esto, ya estaba empezando a pensar ¡que mala madre soy! con Emma es imposible marcar nada, con 9 meses, unas noches se depierta cada dos horas, otras como esta noche se despertó solamente a las 3 de la mañana, eso si todos los días como un reloj a las 7.30 se despierta, y por la noche por mucho que intentemos acostarla después del baño es imposible, hay días que son las 11 y estamos de fiesta aún y eso que ni su padre ni yo le hacemos nada. Yo ya he llegado a la conclusión de que es de poco dormir y hay que aguantarse. Durante el día como mucho duerme tres cuartos de hora y listo. Espero que como os pasa a la mayoría en septiembre que empieza en la guardería (si encontramos, que esa es otra) duerma algo mas.

  • Responder
    María E.
    7 junio, 2016 at 15:54

    Pienso como tú, que el proceso del sueño es algo evolutivo y que en cada niño es diferente.
    En nuestro caso, el mayor dormía del tirón desde casi el principio. Se despertaba de bebé para comer y vuelta a dormir y cuando dejó las toma nocturnas lo normal es que durmiera del tirón toda la noche y así sigue. Se acuesta sobre las 10 de la noche y se despierta entre 8,30 o 9,00
    El pequeño, en cambio no suele dormir del tirón con casi dos años y medio. De bebé se despertaba mucho para comer o porqué sí y lo tenía que meter en cama conmigo para que volviera a dormirse y tambien hemos ido pasando por época en las que se despertaba muchas veces con otras en la que dormía la noche entera. Ahora tiene sus días: a veces se despierta de madrugada y tenemos que traerlo a la cama para que siga durmiendo y otras duerme la noche entera sin enterarse, pero como muy tarde a las ocho esta despierto!!

  • Responder
    Lydia Romano
    7 junio, 2016 at 22:25

    Que cosa más extraña esto del sueño. La beba aún se despierta, 3 años hace este mes. Sus primeras noches del tirón con 13 meses pero luego tuvo épocas malisimas de terrores. El enano ha sido como tu hija, parecía que dormiría genial vistos los primeros meses pero llegaron los dientes y se fue al carajo el dormir bien. Pero bueno, colecho teta y paciencia….

  • Responder
    correolacajitademusica
    7 junio, 2016 at 22:42

    Ayyyy Lucía!! Pues a ver si el del pipiolillo evoluciona yaaaa xddd

    Que duerme en su cuarto pero 2 despertares nonse los quita nadie….es más peque que tu bichilla pero duerme 10 horas x la noche y 1hora de siesta. Y con eso tiene pilas para dar y tomar!!! Xd

    Feliz día

  • Responder
    Tania
    8 junio, 2016 at 09:27

    Como punto de partidad, yo creo que hay niños que duermen bien y otros que duermen mal.
    Pero también creo que las costumbres afectan mucho. Los niños se despiertan mucho por la noche, y algunos se vuelven a dormir sin enterarse, y otros necesitan algo o a alguien. Y en eso sí creo que podemos influir.

    Yo lo he pasado muy mal con el sueño de mis peques y al final he visto la luz cambiando costumbres y condicionantes (ojo, y jamás las he dejado llorar, me refiero a cambios poco a poco)

    ¡Disfrutas de vuestro nuevo descanso!

  • Responder
    nosoyunadramamama
    8 junio, 2016 at 13:28

    A ver, como pasa en los adultos, unos dormimos más y otros menos… Gabriel empezó a dormir del tirón también cuando le cambié a su propia habitación con 4 meses, exactamente igual que sus hermanos…pero de los tres, es el que menos duerme, yo recuerdo que Alfonso y rafa me hacían tranquilamente 13 horas seguidas!! Gabriel 11 y va que chuta, tampoco me quejo, jajajaja… Por tanto, hay niños que duermen más y menos…Lo que sí te digo es que estoy con Emma, hay determinadas cosas que les ayudan a dormir mejor…o peor! Como a todos, hay quien necesita leer para coger el sueño, habrá quien haga deporte antes, quien se dé un baño, quien tome una tila… Los hábitos se enseñan y los niños los aprenden, pasa como con la cómida, hay niños que comen con apetito y otros que no, pero los hábitos saludables se les enseñan… Y si has notado mejoras últimamente con los cambios que has hecho, eso es síntoma de que el sueño tiene un componente muy importante en cuanto a hábitos…

  • ¡No te cortes, deja un comentario!

    La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa Europa S.L., con domicilio social en Madrid, C/ Almagro 11 6º 7ª 1 C.P. 28010 España. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@planeandoserpadres.com así como el Derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de privacidad y cookies que encontrarás en el menú del blog.