Crianza

Revisión pediátrica de los 2 años

revisión pediátrica de los 2 años

Esta vez no es que me haya despistado y se me haya pasado el tiempo para contaros cómo ha sido la revisión pediátrica de los 2 años de mi bichilla, sino que por algún motivo indescifrable, nos la pospusieron hasta los 2 años y medio. De hecho, insistieron en que era mejor hacerla lo más cerca posible de los 3 años, y no de los 2, cosa que no comprendo porque a los 3 va a tener otra revisión. ¿para qué queremos esos dos controles tan seguidos mientras que hemos dejado pasar mas de un año entre el último y este? A saber, porque los designios de la Seguridad Social a veces son inescrutables. Después de la pésima experiencia con la pediatra de métodos de la posguerra, la mudanza nos ha llevado a cambiar de centro de salud, y ahora nos ha acogido bajo su ala el hombre al que he apodado el doctor Reaggeton. Un encano con mi bichilla y el único pediatra que ha logrado que la niña entre y salga de su consulta sin llorar. Bueno, las 2 primeras veces, por la revisión del dichoso orzuelo, porque en esta visita ya no logró tener tanta suerte. Es un mozo joven y latino que chorrea alegría por los cuatro costados (y esperemos que conocimientos médicos también). La enfermera es una señora mayor con hijos propios ya criados, pero parece que con conocimientos bastante actualizados para la crianza respetuosa. Así es que durante la revisión pediátrica de los 2 años de mi bichilla, esto fue lo que hicimos.

1. El pediatra quiere saber. ¡Muchas cosas! Es la vez que más preguntas nos han hecho acerca de las habilidades y la evolución de mi bichilla. Que si lleva pañal; que si duerme del tirón; que si come bien; que si sabe su nombre y se reconoce a sí misma; que si hace oraciones completas y no pronuncia solo palabras sueltas; que si es capaz de llevar un vaso con agua de un sitio a otro de manera estable y sin derramarlo. Vamos, que me pasé media hora de charla mientras mi churumbelita y su papá bicheaban por toda la consulta, a su aire y felices. En cuanto al sueño, me dijo que si quería que se durmiera más temprano, probase a ir reduciéndole la siesta 5 minutos un día, 5 minutos menos al cabo de una semana, y adelantándole la hora de ir a dormir en esa misma medida. El problema es que sí, de la siesta puedo despertarla a traición cuando yo quiera (aunque no lo haga) pero lo de ir a dormir y que no se escape de la cama cuando no tiene sueño es otro cantar. Respecto a la operación pañal, me dijo que en el colegio no le dejarían llevarlo (en el nuestro sí, pero bueno, no haremos sangre contra la enfermera por ese detalle) y que una vez tomada la decisión, hay que retirarlo completamente, al menos durante el día. Nada de ponerlo y quitarlo según nuestra comodidad como padres, porque los niños se acaban confundiendo. De todas formas, insistió que aunque a sus 2 años y medio esta podría ser una buena edad para lograrlo con éxito, no había que desesperar porque cada niño tiene sus propios ritmos y a saber en que frecuencia estaba sintonizada la nuestra. Igual a finales de mes nos animamos con la retirada del pañal.

2. Percentiles. Pues ahí sigue mi criatura, saliéndose casi de la tabla de la normalidad para su edad. Con 98,5 centímetros de altura (percentil 98,6) y 15,1 kilos de peso (percentil 94,5) a mí me preocupaba que como no deja de zampar en todo el día y a todas horas, me obligasen a ponerla a dieta o a limitarle lo que engulle. Pero no, como dicen que siempre ha estado en esas alturas de las tablas y que su tamaño guarda relación con sus kilos, no hay que preocuparse de nada. Es gigantona y ya está. Tendré una adolescente de 1,80 ¡a ver dónde la metemos!

3. El resto de la evaluación. Ahí es donde empezaron los gritos de mi bichilla al desnudarla para el peso, la medida, revisarle ojos, oídos, genitales, auscultarla… ¡Es que se pone hecha una bestia parda! También hablamos sobre las vacunas, ya que a los 3 años deberemos vacunarla de la Triple Vírica, pero aprovechando que ya se empieza a comercializar la de la varicela, quisimos saber si podríamos acceder a ella. Nos recomendaron esperar, porque se están introduciendo nuevos cambios en el calendario de vacunas de los niños, al menos en Cataluña, que según palabras de la enfermera es la comunidad más lenta en hacer modificaciones y luego gastan mucho más dinero en tratamientos de enfermedades por no haber apostado por la prevención. El caso es que puede que la vacuna de la varicela la adelanten para todos los niños de la edad de mi bichilla y que nos pueda salir gratis, ya que actualmente, las 2 dosis que hay que poder son de pago. Así es que esperaremos al menos hasta los 3 años.

A vuestros hijos ¿les hicieron revisión justo a los 2 años? ¿Esto es un recorte más de los de esta tierra? Y eso que mi mochuela sólo pisa la consulta para las revisiones obligatorias ¡pues menos aún nos quieren ver!

Esto te puede interesar

9 Comentarios

  • Responder
    Una mama mas
    8 junio, 2016 at 07:40

    He de confesar que no recuerdo la última vez que fuimos al pediatra. Creo que fue cerca de los dos años, y no hemos vuelto… Así de malos padres somos. El peque no se pone enfermo de cosas importantes, yo lo veo bien… Pues estará bien. Así que su próxima revisión será cuando su hermano no nato la tenga… Así aprovecho el viaje y los revisamos juntos. Qué fuerte lo mala madre que soy!

  • Responder
    Aprendemos con mamá
    8 junio, 2016 at 09:24

    Mis hombres hijos también salían asustados tras la vacuna pero en la revisión normal, como son tres, se imitan y se apoyan 🙂

    Mis hijos han terminado quitando el pañal hacia los 3-4 años, yo soy muy respetuosa, y si no se ven capaces yo no les exijo hacerlo antes porque cada uno tiene su ritmo.

  • Responder
    Aprendemos con mamá
    8 junio, 2016 at 09:25

    *eso de hombres se ha colado jajaja disculpa que fue el Smartphone con su famosa correccion 🙂

  • Responder
    La mama fa el que pot
    8 junio, 2016 at 09:33

    Yo tengo revisión cada año y nunca me ha hecho retrasar nimguna, así que más que de Cataluña debe ser cosa del pueblucho infernal.
    Lo que sí que tiene razón tu enfermera es con lo de las vacunas. Que resulta que el prevenar está ya aprobado para bebés nacidos en 2016 y yo tendré suerte si no pago la última dosis porque no creo que se pueda reclamar.
    Me alegro que fuera bien la revisión.

  • Responder
    marigem
    8 junio, 2016 at 09:41

    Pues a mí nunca me hicieron retrasar ninguna, yo los llevaba a la vez para pasar el drama de golpe y fuera, aunque la verdad es que excepto el primer año nunca lloraban y siempre salían contentos y con algún regalo bobo como una pegatina o un palito de mirar la garganta que a ellos les parecía un tesoro, jejejeje. Y lo del pañal, pues sin prisa, y lo de dormir, es que en teoría todo es muy fácil pero en la práctica es otro cantar, yo con la mayor más o menos lo hice como te han dicho y siempre genial y con el otro…tendría para un libro.

  • Responder
    Una mamá muy feliz
    8 junio, 2016 at 09:44

    Nosotros estamos en las mismas, aun no le han hecho la de los 4 años ni esperanzas que se la hagan antes del verano…no me explico esta sangre de horchata, cumplen 2 años y ya se olvidan de nuestros retoños y para nada hay prisa.
    La bichilla está tremenda!!!! jejejej. En cuanto a lo del pañal, anímate, sí, pero mucho, has de estar muy animada y echarle mucha paciencia, tu se lo quitas y que sea lo que dios quiera, pase lo que pase y mee dónde mee, tu te echas el alma a la espalda, como si no fuera contigo te pones en automático y vas recogiendo pis…ainsssssssssss qué recuerdos!!!

  • Responder
    Diana
    8 junio, 2016 at 11:09

    Ostras! Allí se paga la de la varicela? Aquí nos han dicho que es gratis y tenemos cita para ponérsela el martes pero no tenía ni idea de que había que poner dos dosis. En principio la de la varicela y la de la meningitis han entrado en el calendario y se pueden poner ya en el centro de salud. Nunca entenderé lo de la vacunación diferente en función de la Comunidad, me parece absurdo e injusto.

    PD. Me encanta la expresión «bestia parda» XD

  • Responder
    nosoyunadramamama
    8 junio, 2016 at 13:15

    madre, qué raro eso de que os la hayan pospuesto tanto!!!! ya me parecía a mí que nunca me habían dicho nada sobre la operación pañal, jajaja… ostras está enorme!!! Alfonso en la de los dos años resultó ser el más grande de los hermanos con 14 kilos y 94 centímetros y ahora es super estilizado!!! cierto es que es muy nervioso y no son ni han sido de comer entre horas, quizás porque yo no les he dejado demasiado, ya iban bastante entrados en carnes y no quería que cogiesen la costumbre, como yo, de comer a todas horas, jajajaja..

    yo del tema vacunas siempre estoy perdida, me tienen que ir diciendo en cada revisión… soy un desastre!! y si me acuerdo de percentiles es porque mañana le toca la revisión de los 18 meses del pequeño y miro las cartillas de los otros para ir comparando, jaja

  • Responder
    entrehilosyletras
    8 junio, 2016 at 16:03

    Donde yo vivo en Asturias a los 18 meses y a los 3 años. La vacuna de la varicela nos la ponen a los 3 años gratis si el niño nació en 2013 (si nacieron antes no se) y a la niña que nació en 2015 se la ponen a los 15 meses. En nuestro colegio no pueden empezar con pañal y se lo quitamos a los 26 meses y genial. Ahora lo pide todo, aunque de noche se lo pongo porque duerme genial y no me interesa que se despierte, ya tengo bastante con la hermana????.

  • ¡No te cortes, deja un comentario!

    La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa Europa S.L., con domicilio social en Madrid, C/ Almagro 11 6º 7ª 1 C.P. 28010 España. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@planeandoserpadres.com así como el Derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de privacidad y cookies que encontrarás en el menú del blog.