Opiniones

Viajar embarazada o con niños ¿te vas a quedar en casa?

viajar embarazada o con niños

Siempre digo que durante mi embarazo me engañaron a lo grande con el tema de las vacaciones. Nada de valorar la posibilidad de los seguros de viaje para salir al extranjero con libertad de movimientos. Con las amenazas de que en vacaciones estaría preñadita de 6 meses, con el calor de agosto, que no me querría mover, que me sentiría fatal… Pues claro, me dejé convencer y me quedé sin planear las vacaciones de verano de aquel año. Porque cuando llegó agosto y comprobé que yo me encontraba divinamente y que podría haber salido a recorrer el mundo como cualquier otro verano, ya era tarde. Los precios estaban desorbitados, el futuro papá de mi bichilla seguía siendo primerizo y temerosos y nuestras vacaciones se limitaron a visitar al #pspsabuelo en plan tranquilo y se acabó. La situación me indignó mucho ¡un verano perdido e irrecuperable! Y por eso a mí no me volverán a engañar más. Al viajar con niños, pasa algo parecido a cuando viajas embarazada: hay quien nunca ve a sus criaturas lo suficientemente adultas, centradas y fuertes como para salir de las fronteras españolas. A ver, accidentes e imprevistos pueden pasar en cualquier parte del mundo ¡incluso sin salir de casa! Y yo me niego a vivir enclaustrada hasta que el mundo considere que como familia estamos ya amoldados a la paternidad para poder explorar otras culturas sin temores. Así es que este año, nos quedaremos en España, pero el que viene… ¡ay, el que viene! No habrá quien me cierre las fronteras. Os dejo algunas ideas por las que a mí me parece que viajar embarazada o con niños pequeños no tiene por qué ser imposible.

1. Enfermedades y desgracias. Los seguros de viaje se inventaron por algo. El país del mundo que más nos atemorizaba en este sentido era EEUU, nuestra última escapada antes de la preñez. Con ese sistema de salud que sume en la miseria a cualquiera que enferma en esas tierras ¡como para salir de casa con una mano delante y otra detrás! Para el crucero del viaje de novios también necesitamos una póliza especial, pero quitando estos dos casos hay cantidad de países, sobre todo en la zona comunitaria, a donde podemos ir sin tener miedo a la enfermedad, porque existen convenios con España. Yo no puedo planificar las vacaciones pensando en los males y las desgracias que nos pueden acontecer, pero incluso si no podéis evitarlo, ampliad vuestra cobertura sanitaria en el exterior y asunto arreglado. No cuesta tanto. ¡A mí se me hace mucho peor verme limitada en casa!

2. Reservar con posibilidad de cancelación. Yo soy muy apretada con lo de las reservas anticipadas, porque estoy convencida de que así puedo conseguir los mismos servicios a mucho mejor precio. Pero si vas a viajar embarazada, no sabes si te vas a sentir bien en el momento de empezar las vacaciones, o si los niños se te han puesto infecciosos a última hora y no estáis para tirar cohetes, plantearos el pagar un poco más por escoger hoteles o vuelos con posibilidad de cancelación. A veces, la cuota que se paga es muy pequeña y podréis recuperar vuestra inversión si todo se tuerce y os quedáis sin salir de casa.

3. No confiéis en los malos pensamientos ajenos. Yo conozco gente que no ha salido de su barrio porque no se ve preparada para viajar con niños y los niños ya van camino de la mayoría de edad. Y otros que se han embarcado para recorrer Rusia con un recién nacido de 4 meses. Oye, y todas las opciones son iguales de dignas y de respetables, pero no dejes que te atemoricen pensando en todas las dificultades que os podréis encontrar al viajar con niños. Y lo mismo al viajar embarazadas. Si me preguntáis a mí, yo os mandaría a todas a la chimpampa, porque basándome en mi experiencia a mí el embarazo no me hizo sentirme peor, ni verme limitada ni en movimientos, ni en salud, ni en las ganas de vivir. Pero si habláis con otras mamás que hayan tenido una gestación más complicada, os aconsejarán que no salgáis a lugares lejanos, y que mejor si os dais un paseíto de un par de kilómetros andando y os volvéis a casa tan ricamente a esperar el momento del parto, aunque vosotras estéis recién embarazadas y no veáis el motivo para recluiros de esta forma.

4. Disfrutad de cada etapa de la vida. ¡Ay! ¡Qué happy me he levantado hoy! Pero es que si empezamos a temer lo que puede pasar al viajar embarazada, lo que puede pasar al viajar con niños, si me puede doler aquí o allí, si podemos sufrir un percance grave… al final, os pasará como a mí con ese verano perdido. Se pasarán los días, os arrepentiréis de no haber tomado la decisión basándoos en vuestras propias ideas y ya no podréis reclamar ante nadie.

¿Vais a salir de vacaciones estando embarazadas? ¿O lo hicisteis cuando lo estabais? ¿Qué tal lleváis las salidas de casa con los niños?

Esto te puede interesar

12 Comentarios

  • Responder
    marigem
    6 julio, 2016 at 09:23

    Hola!!!! Si de algo estoy contenta es de haber viajado siempre que pude, de niña, de adolescente, con niños, sin niños…eso que me llevo. Ahora que son grandes y con los gastos de universidad, erasmus y demás me iré al pueblo y gracias, y por eso hice muy bien en aprovechar.
    Yo sí que me veo saliendo con niños, al menos con los míos, que siempre se portaban bien y estaban sanos, a lo mejor un niño con algún problema, una dieta especial, un tratamiento complicado o algo así puede que lo tenga más difícil pero un niño sano puede hacer muchas cosas y oye, eso que disfrutamos que nunca sabemos lo que va a pasar en el futuro.

  • Responder
    Una mamá muy feliz
    6 julio, 2016 at 09:52

    Yo no viajé embarazada porque justo me pilló las primeras semanas y con dos abortos a mis espaldas en esas mismas semanas…como que no!!
    Después siempre hemos salido de vacaciones, no como lo hacíamos antes, que siempre viajábamos fuera de España, pero si que hemos ido. No salimos fuera simplemente porque creo que no es una buena idea para UNMF, él se aburriría en ese tipo de viajes y se trata de pasarlo todos bien.
    También me echa mucho para atrás el que pueda haber algún problema de salud, por nosotros nos da igual, pero de pensar que a él le pueda pasar algo y estar en otro pais…ufffff

  • Responder
    Minimar Bcn (@minimarbcn)
    6 julio, 2016 at 10:16

    Si es que a la gente le encanta meterse en todo!!! A los dos meses de embarazo me fui tranquilamente a Roma sin que pasase nada y la gente decía que no fuese, que si los abortos…. y evidentemente nada de nada, luego ya en coche también viajé bastante. El colmo vino cuando a los 13 meses de la niña se nos ocurrió irnos 3 semanas a Buenos Aires, nos tacharon de locos!! 13 horas de avión con un bebé, cambio de horario, de clima,… que lo pasaríamos todos fatal, etc… Fue un viaje perfecto, nos lo pasamos genial los tres, aunque hay que reconocer que el jet lag a la vuelta fue un poco duro para la peque, pero repetiría sin duda, aunque también reconozco que ahora embarazada del segundo y con la niña de 28 meses, me da un poco de pereza viajar, pero lo haré seguro este verano.

  • Responder
    Hache
    6 julio, 2016 at 13:39

    A mí tampoco me engañan más! Con el primero nos quedamos en tierra todo el verano por aquello de que era para octubre y estaría ya muy avanzado el embarazo y no sabía cómo iba a estar mi cuerpo…. Pero con este que es para enero, ya tenemos viaje por Europa reservado! Que estar embarazada no es estar enferma!

  • Responder
    Una mama mas
    6 julio, 2016 at 13:51

    Aquí otra tonta que se quedo de vacaciones por aquí en el primer embarazo!… Lo lamento muchísimo! Las últimas vacaciones solos y decidimos quedarnos e ir a 50km de casa! Una pena! Incluso creo que fue tirar el dinero!
    Esta vez no quería que me pase, había reservado un todo incluido en enero! Ya sabía que estaba embarazada, lo que no sabía es que hacer más de 150km en coche con ocho meses sería bastante complicado, así que decidimos cancelarla… Una pena porque nos quedamos sin vacaciones, pero yo agradezco no tener que ir en el coche! Que cada día se me hace más difícil… Los coches desde luego no son amigos de las embarazadas! Y menos con el calor que está haciendo!
    Pero el año próximo iremos fuera sí o si! Ya le he dicho a mi marido! Nos vamos con los dos niños! Tengo destino y todo! Londres… Que creo que lo disfrutaremos todos!
    Una pena lo de mi primer embarazo! Lo lamentaré siempre!

  • Responder
    srajumbo
    6 julio, 2016 at 18:17

    Bueno…embarazada embarazada, estaba de 2 meses la única vez que viajé en el embarazo, cuenta?
    pero con el niño si que hemos viajado más, más incluso que antes de tenerlo. da igual invierno que verano, playa,montaña, donde sea. Siempre vamos preparados y no nos quedamos en casa . El consejo de coger reservas reembolsables si lo practicamos,porque con niños nunca se sabe y es una faena perder dinero sin haber podido disfrutar.

  • Responder
    Sara
    6 julio, 2016 at 19:45

    Nosotros, estando yo de seis meses y medio, en abril, nos hemos pegado una semanita estupenda en Berlín. Estando bien y teniendo un embarazo normal, no hay ningún problema para hacer este tipo de cosas. Este verano, estaremos más limitados porque el pequeño nace en estos días y nos vamos al pueblo con los abuelos. Pero vamos, que las limitaciones nos las ponemos nosotros.

  • Responder
    nosoyunadramamama
    6 julio, 2016 at 22:02

    Yo creo que hasta me pasé viajando, o es que me imaginaba sin viajar durante mucho tiempo y me hice un crucero por el mediterráneo embarazada de 6 meses y medio con unos calores, pero bueno, que yo embarazada casi tengo más energía q sin estarlo…y de viajar con niños qué te voy a contar!!! si te digo la verdad, no tengo ni la más remota idea de si he tenido algún seguro en mis viajes, como mi madre tiene agencia y se encarga de toooodo ella, pues yo como que voy a todos lados más pancha q otra cosa!! pero hombre, ella suele recomendarlo y en los viajes de grupo que organiza y a los que va ella con más de 30 personas, siempre coge seguros!

  • Responder
    sradiaz
    6 julio, 2016 at 23:10

    No hay que dejar nunca de viajar 🙂

  • Responder
    Johana
    11 julio, 2016 at 00:29

    Yo me fui de 32 semanas a la playa de Cancun, en un viaje de avión de 3-4 horas claro que con la debida autorización de mi doctor y una carta que estuvo de más para la aerolínea por si no me dejaban subir, pero la aerolínea hace que firmes una de deslinde de responsabilidad. Además me hice una sesión de fotos con mi esposo y mi panza avanzadisima y solo lo que pasó es que nos la pasamos increíble en el mar y regrese con un tono de bronceado padrísimo! Si sus embarazos van bien no tengan miedo de viajar!

  • Responder
    La Hobbita
    11 julio, 2016 at 09:04

    Nosotros nos fuimos en cuanto me levantaron el reposo absoluto… oferta de ultima hora y por los pelos pero estuvo bien. No pude hacer grandes esfuerzos pero me remojé el culo! Y recuerdo que con el embarazo lo pasé fatal para meterme en el mar, yo! la que se zambulle en aguas del deshielo!!

  • Responder
    str
    13 julio, 2016 at 13:20

    Lo peor en estos casos es el miedo…el que puedes tener tu y el que te meten los demas.
    Embarazada de 2 meses(aunque yo pensaba que no por un falso negativo)fuimos a Estocolmo y Paris.
    De casi 8 una boda en Murcia y ya de paso una semana en cabo de gata…y en verano no me fui porque me tocaba para ultimos de julio sino con el calor que hacia en Madrid jeje.

    Y con el niño hemos ido con 4 meses a Munich y ahora con casi 10 a Japón(supongo que te imaginas los comentarios no?)y lo basico es un buen seguro, mucha organizacion y adaptarse a los horarios/necesidades del niño.

  • ¡No te cortes, deja un comentario!

    La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa Europa S.L., con domicilio social en Madrid, C/ Almagro 11 6º 7ª 1 C.P. 28010 España. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@planeandoserpadres.com así como el Derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de privacidad y cookies que encontrarás en el menú del blog.