Inventos útiles

Habitación de niña no Pinterest. ¡Hacemos lo que podemos!

habitación de niña no pinterest

Cundo mi bichilla nació, su habitación de bebé no Pinterest la acompañó hasta que nos mudamos en abril de este año. No era digna de una revista de decoración porque la cuna estaba en la habitación de matrimonio, y en su dormitorio estaba nuestro antiguo armario gigante (con vinilos pegados para que pareciera un súper armario de bebé), la cama de invitados (con funda nórdica de Hello Kitty para darle un aire infantil), el cambiador en una esquina y espacio para aparcar el carrito cuando volvíamos de la calle. Un batiburrillo de vinilos en todas las paredes, mezclando la selva, con el sistema solar y con búhos enamorados y andando. Yo siempre quise que tuviera una habitación de niña Pinterest, pero ¿en qué espacio? ¿Cómo de funcional? Porque no puedo dejar de almacenar trastos sólo para que el dormitorio parezca divino y diáfano sin apenas muebles. Y a eso hay que añadir el desorden propio de esta casa, lo que pone la niña por medio todo el día, las cosas que se manchan y no vuelven a quedar como al principio… ¡Ay, una habitación de niña Pinterest es muy cansada de idear y de conservar! Así es que la suya es una habitación de niña no Pinterest. Hemos recortado en materiales y hemos optado por pensar que menos es más, de forma que hasta que no crezca y tenga nuevas necesidades, así es como vivirá mi churumbelita.

1. Cama. Yo tenía un antojazo tremendo de una de esas mini camas infantiles de Ikea que son extensibles, empiezan midiendo poco más que una cuna y se alargan hasta los 2 metros. Pero con lo que se mueve esta niña, la de espacio que ocupa y que a mi madre no le convencía el invento, acabamos por ir a Ikea, sí, pero nos volvimos con la cama más grande del mundo. La Malm con sus 2,10 metros de largo y más de 90 de ancho debido a la madera decorativa que tiene tanto en el cabecero como en los pies y los bordes de la cama. El colchón de muelles y vicolástica también lo compramos en Ikea, y es con diferencia el más cómodo de los 3 colchones que tenemos en casa. El nórdico sigue siendo de Hello Kitty, pero en verano dejamos al aire los juegos de sábanas, que a día de hoy son 2: este de la foto de Peppa Pig, y otro juego de sábanas de Frozen. La barrera de cama es sencilla a más no poder y de Jané, y eso es todo. La cama es genial para dormirla con la teta y para colechar por el tamaño y lo agradable del colchón. Y así le durara muchos, muchos años, porque no creo que, a pesar de estar rozando el 100 en los percentiles, vaya a sobrepasar los 2 metros de alto ¿no?

2. Mesita de noche. El modelo más barato que había en Ikea el día en que fuimos a por la cama. 19 euros de una mini mesita de noche en la que de momento tenemos espacio más que de sobras para la ropa interior de mi bichilla, y eso que con la operación pañal nos hemos pasado veinte pueblos comprando bragas. Lo malo es que no podemos ponerla junto a la cama, porque la niña se podría subir en ella y abrir la ventana, así es que la tenemos en la esquina opuesta, de forma que su propio cuerpo le estorbaría para conseguir su objetivo en el caso de que hiciera ese intento terrorífico.

3. Mesa de “trabajo”. El papá de mi bichilla quería comprarle ya un escritorio para el futuro pero sinceramente esta mesa Mamut de Ikea que ya teníamos anteriormente rodando por el salón, nos hace mejor apaño y ocupa menos espacio. Ella no es que se siente mucho, pero al menos está a su altura, se puede gestionar sola y no hay riesgo de caídas desde muy alto.

4. El cambiador como estantería. Su antiguo cambiador, el Gulliver de Ikea, se ha convertido ahora en una estantería para almacenar juguetes. Cuando lo compramos, ya teníamos esta idea en mente ¡y funciona! Yo fui súper reacia a la inversión de dinero en el cambiador, pero ahora me doy cuenta de que nuestras espaldas no hubieran soportado 2 años de cambios de pañales en las bajuras. Lo tenemos más que amortizado y sigue haciendo esta función hasta que decidamos el mobiliario definitivo de la habitación de niña no Pinterest de mi bichilla.

5. La lámpara. Mejor ni hablar. La que teníamos en el dormitorio anterior era mucho más mona, pero en esta casa el sistema eléctrico es raruno, no existen las lámparas de techo y en casi todas las habitaciones hay apliques en la pared. Hemos mantenido el que ya estaba puesto cuando compramos la casa, soso y discreto, así es que combina con todo, porque los que hemos encontrado de temática infantil tienen bombillas que no iluminan nada, y por ahí sí que no paso.

6. El estor. Se lo regaló la abuela para su cumpleaños y es de Infanity. Me encanta la combinación de rosa y blanco ¡y los lunares! Y a mi bichilla también. El único fallo es que no es translúcido sino completamente opaco, o sea, que si está bajado no deja entrar nada, absolutamente nada de luz. Y por eso se pasa los días enrollado junto al techo y no luciendo su estampado.

7. Vinilo decortivo. A raíz de una colaboración del blog recibí este vinilo personalizado de Vinilos infantiles con el nombre de mi bichilla y me he pasado casi 2 años con él a buen recaudo hasta que por fin he encontrado el momento de colocarlo. Es gigantesco pero a mi mochuela le encanta, y hace como que lee su nombre, y cuenta las estrellas y le habla a la niña del dibujo… Por suerte, me combina con el resto de rosa rosísimo de la habitación, así es que todo son ventajas.

Y chimpún. Esto es todo lo relativo a la habitación de niña no Pinterest de mi bichilla. Yo no sé cómo lo hace la gente para prescindir de armarios, por ejemplo, o meter mini muebles monísimos pero en los que no cabe nada. A esto es a lo máximo de bonitez y funcionalidad que hemos llegado nosotros. ¿Cómo será su habitación en el futuro? Que la elija ella, que yo ya me estoy cansando de idear.

Esto te puede interesar

6 Comentarios

  • Responder
    Mamá (contra) corriente
    19 julio, 2016 at 09:00

    A mi me parece estupenda. Llámame rara pero a mi las casas Pinterest… como que no!!!

  • Responder
    Mami esto está chuli
    19 julio, 2016 at 10:12

    Pues esta genial. En mi casa nada es pinterest y menos la habitacion de los peques. La hemos puesroto lo mas comoda y practica que hemos podido que no es poco. Me encanta el vinilo.

  • Responder
    Marisol
    19 julio, 2016 at 10:20

    Vamos comparado con la que tiene mi petardilla, esta habitación es de un hotel de lujo. Su habitación pretende ser lo que en su día fue el despacho de su padre, pero Emma tiene 10 meses y aún están los libros, la impresora y demás artilugios, con lo que de momento aún tiene la cuna en nuestra habitación.
    La cuestión es que en septiembre empiezo a trabajar, después de mi excedencia y la habitación continuará igual, ya me cansé de discurtir con el padre de la petardilla y al final como se ha dado cuenta de que nosotros no vamos a hacerlos, le ha dado carta blanca a mis hermanas para que ponga la habitación ellas, la cuestión es que una vive en Zaragoza y la otra en Gijón, vamos que la niña cumplirá los 18 años y aún no tendrá su habitación lista.
    Con lo cual, tu habitación me encanta, y tomo nota del colchón.

  • Responder
    Aprendemos con mamá
    19 julio, 2016 at 13:35

    Nosotros tampoco somos pinterest y encima tenemos que hacer obras jajajaja

    Pero me gusta mucho la habitación, el parquet es precioso y Kitty es la reina de la casa aquí 🙂

  • Responder
    Mamistarsblog
    19 julio, 2016 at 22:00

    Que mona te ha quedado…. tengo que hacer algo con la de mis hijos, entre juguetes, poco espacio… ver si este verano en vacaciones nos viene la inspiración…. 😉

  • Responder
    nosoyunadramamama
    19 julio, 2016 at 22:52

    oye, que ha quedado muy bien!!! esa misma cama la tenemos nosotros en una habitación que por ahora no usa nadie.. Oye, pues justo mañana hablo yo de Infanity, que lo acabo de descubrir y me ha gustado mucho!! aquí la decoración ha ido poco a poco, la verdad, que mi madre me regalase las camas de mis hermanos mellizos me ha venido muy bien, y al tapizarlas quedaron como nuevas… tampoco hecho hecho mucho más!

  • ¡No te cortes, deja un comentario!

    La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa Europa S.L., con domicilio social en Madrid, C/ Almagro 11 6º 7ª 1 C.P. 28010 España. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@planeandoserpadres.com así como el Derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de privacidad y cookies que encontrarás en el menú del blog.