Marcas

¡Soluciones quiero! Los niños ¿usan la tecnología demasiado pronto?

niños usan las tecnologías demasiado pronto

¿A qué edad pensáis comprarles un teléfono móvil a vuestros hijos? Cada vez se adelantan más los tiempos. Si pienso en mi propia familia, mis padres tuvieron su primer móvil pasados los 50 años. Yo, con 19 y además compartido con mi hermano de 17, que os preguntaréis ¿Se puede compartir un móvil? Pues ya veis que sí, para el uso que le dábamos… Cuando estudiaba, trabajaba en una famosa juguetería que unas navidades lanzó como producto estrella el primer teléfono móvil ideado para niños. Súper seguro, con funciones muy básicas y pensado para niños a partir de 6 años. ¿No es demasiado pronto esta edad? A mí me parece que sí, pero conociendo la pasión de mi bichilla por la tablet y por todas las pantallas que caen en sus manos, casi me da miedo pensar que cuando este año empiece a ir al cole me vuelva diciendo que fulanito de tal ya tiene móvil, o que ella lo necesita para estar en contacto con sus amigos a través de WhatsApp. Lo sé, es exagerado pensar que con 3 años vaya a vivirlo realmente pero ¿dónde está el límite? ¿Cuál es el niño del mundo que ha conseguido antes que sus padres le compren un teléfono móvil? Entre las familias con hijos de mayor edad que conozco hay varias casuísticas que cada uno gestiona de diversa manera, aunque podrían solucionarse de una forma relativamente fácil con este invento recién descubierto en mi vida que es Segunda Línea de Movistar. Este servicio te permite darle a tu hijo una segunda línea virtual asociada a tu principal en una única factura. Por solo 5 € al mes podrá llamar y recibir llamadas, utilizar servicios de mensajería como Whatssapp o Telegram y tu tendrás tranquilidad con el control de actividad a través de una App exclusiva. Es buena idea ¿Verdad?

1. Un móvil viejo para que jueguen tus hijos. Esto ya lo hemos hecho hasta nosotros. Es cierto que era un Nokia de aquellos indestructibles de los inicios de la era de la comunicación móvil, que encontramos haciendo limpieza en un armario en casa de mi madre. Y mi bichilla se apropió de él porque tenía una carcasa de Mickey Mouse vestido de mago y acompañado de Pepito Grillo que le fascinó. El móvil ni siquiera se encendía, pero toda su afición era saludar a Mickey, hacer como que hablaba por teléfono y posteriormente desmontar la carcasa y sacar los interiores del teclado. Sin embargo, es cierto que mi mochuela juega de vez en cuando con nuestros teléfonos, que quiere contestar cuando alguien llama y que en caso de catástrofe del comportamiento nos resulta útil enseñarle fotos familiares, vídeos de sus aventuras o conectarla una mijita a YouTube para que las aguas vuelvan a su cauce.

2. Prestarles tu móvil para que tengan sus propios grupos de WhatsApp… Esta coyuntura la viven familias con niños a partir de 6 años. Les prestan sus propios teléfonos para que creen sus grupos y tengan conversaciones con los compañeros del colegio o con los amigos de otros entornos.
Mientras tú te pasas las horas y los días valorando si confiar en lo que hablen o si echarle un ojito a las charlas de los peques de vez en cuando para ver por qué derroteros se sumergen en la intimidad.
Eso, unido a la cantidad de fotos y datos que te van a consumir y ocupar en tu móvil. Esta idea no me gusta nada de nada.

3. WhatsApp en la tablet o en el ordenador. Una opción intermedia sería la de tener una segunda línea de móvil, que es lo que ofrece el servicio que os comentaba de Segunda línea Movistar: si alguien de la familia es usuario de Movistar puede dar de alta una segunda línea para configurar una cuenta de WhatsApp en otro teléfono o tablet, disfrutando de este medio de comunicación completo (llamada, mensajes, fotos, etc.) sin ser cliente de Movistar. Los niños tendrán un número propio, y podrás limitar que solo se utilice para instalar servicios de WhatsApp y mensajería. O sea, el niño no vivirá enganchado al teléfono todo el santo día, pero si lo que quiere es intercambiar información con los amigos, podrá hacerlo con cierta privacidad desde estos dispositivos. También ofrece la seguridad de que no puede realizar compras, ni hacer cargos a una tarjeta de crédito. Podrán sentirse adultos y libres pero dentro de un entorno seguro y controlado.

4. La influencia de los amigos. A veces, tú marcas una fecha y unas condiciones para que puedan tener su propio teléfono, pero resulta que el resto de familias se te adelantan y que tu criatura va a ser la única de su grupo aislada tecnológicamente porque tú tienes una idea fija de la que no te piensas mover. Al final, o cedes y te replanteas el tema, o te conviertes en la mala madre o en el mal padre del año. La edad a la que otros amigos íntimos de nuestros hijos accedan a su primer teléfono móvil seguramente influirá en nuestras decisiones al respecto.

5. La necesidad. El cambio del colegio al instituto, los hijos de padres separados, entre otras situaciones, son circunstancias que hacen que muchas familias se planteen la compra de un teléfono móvil para sus hijos. Son casos en los que se prevé un mayor distanciamiento de los padres, bien porque empiezan a ser más adultos y van a demandar unas cotas de libertad en las que nosotros no vamos a estar siempre de cuerpo presente, o porque para ellos el móvil no sea un instrumento de seguridad y una forma con la que contactar con los padres en caso de emergencia. Pero nosotros sí lo veremos así.

Por ahora, no vamos a estresarnos pensando en este asunto de cuándo llegarán las tecnologías privadas y personales a la vida de mi churumbelita, pero no está de más ir conociendo opciones que le permitan a ella disfrutar de los avances de su tiempo mientras nosotros respiramos tranquilos confiando en que se mueve en un entorno de confianza. ¿Cómo pensáis gestionar vosotros este tema?

Esto te puede interesar

6 Comentarios

  • Responder
    sradiaz
    15 septiembre, 2016 at 08:06

    Miedo me da ése momento.

  • Responder
    Una mamá muy feliz
    15 septiembre, 2016 at 09:32

    Yo disfruto de este servicio hace tiempo, pero las dos lineas son míaaaaaasssssss!! jajajjaja, mi tesoro como mucho lo que hace es robarle el móvil a su padre, que como tampoco está demasiado en casa, no me preocupa demasiado. Ah y eso si, le encanta tener teléfonos, pero de los que no funcionan, cada vez que vamos a la tienda de MS le dan una maqueta jejejejej

  • Responder
    UrbanandMom
    15 septiembre, 2016 at 13:05

    Intentaremos que sea sin traumas, como algo sencillo y siempre con el acompañamiento de un adulto para que ellos vayan viendo qué se puede hacer, qué no deben hacer y dónde están seguros. O eso espero!

  • Responder
    Mami esto está chuli
    15 septiembre, 2016 at 15:34

    Yo mi soletr va a cumplir 6 y no quiero ni penssr en ese momento. El por.ahora se conforma con su tablet para jugar al fuego de futbol o la ds para mario bros jeje

  • Responder
    Aprendemos con mamá
    16 septiembre, 2016 at 18:05

    El mayor tiene 6 y demomento no ha llegado el momento. Le han regalado un tablet infantil para leer y escuchar cuentos, actividades, juegos y con una app se puede configurar para que llame a numerosos con la wifi, pero lo utiliza con moderación, dos o tres veces a la semana y 15 minutos como mucho

  • Responder
    Annabel y V
    21 septiembre, 2016 at 16:08

    Bueno, la mia con 4 años tiene un grupo de whatsapp con sus primos de 7, se mandan fotos, audios y claro está, todo en mi movil. Pero sí es cierto que (y tu nos conoces vamos, lo tecnológicos que somos en casa) cada vez usa menos la table y el movil y ahora entre que en el verano hemos parado poco en casa y que se está flipando con los juegos de mesa, los dinosaurios y las manualidades, no es algo que le llame mucho la atención…. ¡ya veremos!

  • ¡No te cortes, deja un comentario!

    La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa Europa S.L., con domicilio social en Madrid, C/ Almagro 11 6º 7ª 1 C.P. 28010 España. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@planeandoserpadres.com así como el Derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de privacidad y cookies que encontrarás en el menú del blog.