Marcas

Baby-Safe i-Size de Britax Römer ¡viajando a contramarcha!

baby-safe i-size britax römer

No sé en qué punto de actualización de vuestros conocimientos acerca de las sillas a contramarcha estaréis vosotros. Desde que me quedé embarazada, parí y en mis 3 años de crianza de mi bichilla, en este tema he descubierto datos que me ponen los pelos como escarpias. Hace nada, ni siquiera sabía de la existencia de las sillas a contramarcha y de pronto, esta información entra en tu vida y te hace dar gracias a todos los astros por haber llevado a tu criatura viajando de mala manera desde muy bebé y haberos librado de cualquier desgracia. De cara al nacimiento del nuevo churumbel, he empezado a recopilar información acerca de las sillas de coche a contramarcha y así he dado con la Baby-Safe i-Size de Britax Römer. A esta marca le tengo el ojo echado desde que he ido conociendo sus productos en directo en diferentes eventos de puericultura. Sin ser ingeniera, me parece que tienen detalles de calidad que la destacan frente a otros fabricantes, y en el tema de la contramarcha son varios los modelos de sus sillas para bebés y niños los que me parecen especialmente fiables. La Baby-Safe i-Size de Britax Römer es su silla más avanzada y acorde respecto a la nueva legislación en materia de seguridad en el automóvil. Siempre digo que lo ideal sería que en tiendas sólo se permitiera la venta de sillas realmente seguras, y no simplemente homologadas, para que los padres no tuviéramos que hacer un curso antes de evitar meter la pata en la compra de un elemento que tiene que salvar la vida de nuestros hijos en caso de necesidad. Pero hasta que la ley no cambie, aquí os dejo algunas de las cositas que he ido aprendiendo en el tema de la contramarcha.

baby-safe i-size contramarcha

1. Ojo con el peso, la edad y la altura. Actualmente conviven dos legislaciones en cuanto al tema que regula los sistemas de retención infantil en el automóvil: la R44/04 se basa en el peso del niño para establecer la clasificación que se realiza por grupos (esos que todos conocemos como grupo 0, 0+, I, II y III). Se trata de una medida difícil de entender que provoca que muchas criaturas viajen en sillas de coche que no les corresponderían por el mero hecho de pesar más, aunque por altura y por las características de la silla aún le abroche y pueda seguir utilizándola de forma segura y sin problemas. La normativa R129, más reciente, clasifica los dispositivos en función de la estatura de los niños, y la principal diferencia es que si con la ley anterior tu bichillo podría viajar en el sentido de la marcha cuando pesara 9 kilos (en torno a los 9 meses, una barbaridad) con la nueva regulación estarían obligados a ir a contramarcha como mínimo hasta los 15 meses, aunque lo ideal sería que lo hiciera hasta los 4 años como muy pronto, pero aquí aún hay un vacío legal. Cuanto más tiempo viaja el niño a contramarcha, mayor es la protección de su cabeza y cuello, principalmente en caso de impacto frontal, que son los de los accidentes más graves. A fin de garantizar la máxima seguridad, la silla Baby-Safe i-Size de Britax Römer es apta para bebés desde los 40 centímetros de estatura (o sea, prematuros del todo) usando un reductor para recién nacidos especial, y hasta los 83 centímetros de altura (que suele rondar los 15 meses de edad). Yo dejaría de lado el tema de la edad, y si tu hijo es de percentil bajo y sigue cabiendo en esta primera silla a contramarcha, déjalo ahí y amortízala el mayor tiempo posible.

2. Diferentes posturas de reclinado y sistema SICT. Para viajar con un recién nacido que es incapaz de sostener la cabeza erguida lo ideal sería que viajasen en sistemas de retención que puedan modificar el ángulo de inclinación. Irán más seguros y más cómodos, ya que la cabeza no les quedará colgando de forma peligrosa. Un punto súper a favor de la Baby-Safe i-Size de Britax Römer es que es un portabebés que crece con el niño, de forma que al ajustar el reposacabezas en función de la altura de tu hijo, el resto de la estructura interna de la sillita se modifica por sí sola, aumentando o disminuyendo su espacio en función del tamaño del niño. Para aumentar la seguridad en caso de colisión lateral, la sillita cuenta con el novedoso Sistema de Absorción de Impacto Laterales (SICT). Son unas piezas que se despliegan para que si se produce un choque, el niño se aleje de la zona del impacto con un movimiento controlado, mientras estos elementos se deforman para absorber la energía ejercida sobre el niño.

baby-safe i-size base flex

3. Las ventajas del Isofix. Una sillita de seguridad para niños es igual de segura se ancle o no con Isofix, si el montaje es correcto y lo hemos hecho a la perfección. El problema es que cuando instalamos la sillita en el coche, si la montamos y desmontamos varias veces al día, porque la cambiamos de un vehículo a otro, o bien porque son portabebés que se pueden utilizar en el chasis de la sillita de paseo, corremos el riesgo de no dedicar el tiempo suficiente a hacerlo correctamente. Los ángulos de inclinación de los asientos de nuestro propio coche también inciden en la seguridad de la sillita, de ahí que el hecho de que la Baby-Safe i-Size de Britax Römer utilice una Base Flex nos hará más fácil compensar el ángulo y lograr instalar la sillita en cuatro posiciones diferentes, eligiendo la que se adapte mejor al diseño de nuestro coche. Se puede ajustar en cuatro posiciones (con 0, 3, 6 o 9 grados) dependiendo del ángulo de inclinación del asiento del coche. Esta base permanece siempre en el coche, fijada a los anclajes Isofix del vehículo, y nosotros meteremos y sacaremos el portabebés sólo con un clic, ahorrando tiempo, esfuerzo y sobre todo evitando cometer errores de instalación.

4. ¿Cabrá una silla a contramarcha en mi coche? Esta es una de las dudas, o de las excusas, que solemos poner a la hora de invertir o no en una silla a contramarcha. Actualmente, las sillas i-Size son compatibles con cualquier asiento de coche con homologación i-Size, coches más modernos, sin tener que consultar una lista de vehículos homologados. Los automóviles con Isofix podrán instalar una silla de tipo i-Size si aparecen en el listado de vehículos aptos. No hace falta un monovolumen ni una berlina de lujo para instalar la Baby-Safe i-Size de Britax Römer. Yo he visto sillas similares en coches familiares que eran auténticas miniaturas y los niños viajaban seguros y sin ningún problema.

Como en tantos otros asuntos relacionados con la compra de puericultura, pese a que la seguridad es lo que debería primar a la hora de comprar un sistema de retención infantil para nuestros hijos, lo cierto es que el diseño de la Baby-Safe i-Size de Britax Römer me parece precioso. Su precio recomendado es de 399 euros, e incluye la propia sillita y la Base Flex con ajuste de inclinación, pero invertir en la seguridad de nuestros hijos ¡bien lo vale! ¿Estáis concienciados con el tema de la contramarcha?

Esto te puede interesar

10 Comentarios

  • Responder
    La mama fa el que pot
    10 noviembre, 2016 at 07:16

    Yo cuando tuve que pasar a mi hija en su momento busqué sillas a contramarcha pero no encontré, sólo online y me daba miedo no instalarla bien y que además quería probar si cabia en mi coche que era un seat ibiza. ahora con el enano lo tengo claro, no voy a aprovechar la silla de mi hija, le vamos a comprar una silla a contramarcha para él.
    Mis sillas siempre han sido romer y es una marca que me da mucha confianza.

  • Responder
    Ali
    10 noviembre, 2016 at 07:58

    Hola! Me gusta tu post, la información es buena pero quería hacer una puntualización. No digo yo que la Britax sea una mala silla, porque no es así, es una silla segura pero que le durará a un niño a contramarcha no más de 24 meses (tirando a lo alto) algo que me parece muy poco tiempo para el precio que tiene.
    Si lo que se quiere de verdad es llevar a tu hijo seguro, eso solo se consigue llevándolo el máximo tiempo posible a contramarcha. En el mercado hay sillas a contramarcha que nos pueden valer desde el nacimiento hasta los 4 años (o incluso hasta los 6 si es de percentiles bajos) y por un poco más de dinero que la Britax (lo que a la corta parece una mayor inversión a la larga compensa).
    En acontramarcha.com se puede encontrar toda la información necesaria y asesoramiento para elegir la silla que mejor se adapte a las características de tu hijo, es básico, porque no todos los niños son iguales.
    Antes de comprar, INFORMAOS por favor!!! La vida de vuestros hijos no tiene precio.

  • Responder
    Sandra Sanchez jimenez
    10 noviembre, 2016 at 15:31

    Yo tengo esta en el punto de mira
    http://www.acontramarcha.com/foro/content.php?141-Klippan-Kiss-2
    Es de recién nacido hasta los 4 años, la verdad es que este tema me tae un poco loca, hay muy poca información…

    • Responder
      Ali
      10 noviembre, 2016 at 18:50

      Esa silla es estupenda Sandra, se aparta perfectamente a recién nacido, es alta de respaldo por lo que te durará bastante, y reclina mucho, algo muy importante para bebés pequeñitos.

    • Responder
      Olga M.
      11 noviembre, 2016 at 09:34

      Nosotros tenemos esa, no lo dudes. Tiene un reductor para bebés, van como si fueran en un maxicosi, y después tres posiciones para distanciarla del asiento a medida que crecen. El respaldo es muy alto, con lo cual van seguros y te durará tiempo. Y el precio es más que correcto teniendo en cuenta que tiene que durar 4 años.

  • Responder
    Alexia
    10 noviembre, 2016 at 15:35

    Muy adecuado el post, yo la verdad que a los 3 meses de mi bolita decidí comprar una silla de coche, aunque lo decidió ella, porque no paraba de llorar esa semana cada vez que iba en el Matrix light (para mi opinión no me gusta, pero era heredado) y de camino a casa uno de los días, empezó a cantar y dije, parada técnica en la tienda que me pille de camino y me la llevé puesta!
    Compré la silla Chicco Sit up 012 que va a contra marcha y se vé bastante parecida a la Römer. De momento, con 13 meses aún sigue yendo a contra marcha y muy cómoda. Desde que la senté ahí, ni un llanto más…

  • Responder
    Olga M.
    10 noviembre, 2016 at 15:36

    Hola, estoy totalmente de acuerdo con Ali, yo compraría una silla que durara hasta los 4 años. La gente cree que van a ir incomodos cuando tengan cierta edad, pero no es así. Mi hija tiene 27 meses y va bien cómoda, y le queda espacio de sobra. Tienen un reclinado que permite que les quepan las piernas y no vayan forzados.
    Por ese precio, hay otras marcas que te garantizan la contramarcha hasta los 4 años. Sobretodo hay mucha marca nórdica, poco conocidas en España, pero de gran calidad y con muchos años de experiencia en la contramarcha.

  • Responder
    nosoyunadramamama
    10 noviembre, 2016 at 21:57

    ufff, yo he tenido mucho jaleo para organizar lo de la silla a contramarcha en el coche, más que nada porque son tres niños…pero bueno, al final lo he logrado, jajaja… De hecho, tengo un post pendiente de la sillita que cogimos nosotros hace unos meses, creo que es hasta 4-5 años, aunque como los mayores ya van en dirección a la marcha, si me aguanta sin protestar un año más, me conformo..

  • Responder
    nuevemesesyundiadespues
    16 noviembre, 2016 at 15:12

    Tiene muy buena pinta y un precio estupendo para lo que suelen costar. ¿Es la misma silla la de la imagen de arriba que la de las tres fotos de abajo? La de arriba parece más un maxicoxi. A mí me gusta mucho la marca Be Safe. Tenemos una a contramarcha y ya le he echado el ojo a otra para cuando no le sirva ya a El Santo y El
    Nuevo herede la que tiene ahora. Yo, no sé cómo, desde el principio sabía lo del tema de a contramarcha. Ya me sonaba algo por mi cuñada y lo tuvimos claro desde el principio.

  • ¿Quieres añadir algo? ¡Comenta!