Uncategorized

Babymania. Consejos para guiarte en tus compras de puericultura

babymania tienda de bebés

En mi camino para convertirme en bimadre, me doy cuenta de lo a ciegas que compramos muchos de los artículos de puericultura cuando nació mi bichilla. Claramente, me dejé llevar por el diseño y los colores la mayoría de las veces, y por las limitaciones de espacio en casa en el resto. Reconozco que el confort de la niña no me quitaba el sueño, no porque no me importase el asunto, sino porque consideraba que todos los productos homologados y que están a la venta ya cumplirían con este requisito. A raíz de mi participación en la recaudación de fondos solidaria de #accionteta, he conocido la tienda para bebés http://www.babymania.es/, donde he encontrado una guía para los padres, sobre todo para los primerizos, en forma de artículos que nos dan pistas para elegir siempre lo que más se adecue a nuestras necesidades, a la hora de realizar cualquier inversión en artículos para bebés. Babymania es una tienda que entrará en funcionamiento próximamente y en la que hay de todo para bebés. Con la peculiaridad de que cada sección te da información práctica para que tu decisión sea la adecuada. A día de hoy, y antes de que nazca el siguiente churumbelito, os cuento los artículos que ya tenemos en casa y algunos de los que cambiaría si pudiera, tras 3 años de experiencia conviviendo con ellos.

1. El carrito. Os he contado varias veces que cogimos un dúo compuesto de grupo 0+ y sillita de paseo, renunciando al capazo por cuestiones de espacio a la hora de guardarlo. Pues creo que es un error porque el grupo 0+ está preformado de tal manera que quedan bultos por todas partes, zonas rígidas y en seguida se quedó pequeño para albergar a mi bichilla, por lo que tuvo que pasar prematuramente a la silla de paseo. No es que sea un drama, pero creo que hubiera vivido esos primeros meses mucho más cómoda en un buen capazo, y a las malas, podríamos haberlo vendido de segunda mano cuando ya no tuviéramos que utilizarlo. Pero en aquel momento, como primerizo inconscientes que éramos ¡el dúo nos parecía la mejor opción del mundo!

2. La bañera. Como somos altos, quería no tener que estar agachándome y herniándome durante meses. Además, yo creía que el post parto sería eterno y doloroso, y que me impediría estos movimientos. Pero luego resultó que salí de la sala de partos tan campante y con la posibilidad de hacer una vida completamente normal. Mientras la usamos con mi bichilla, nuestra bañera, un modelo normal de plástico sobre unas patas plegables, nos fue muy útil. No tenía tubo para desaguar y había que levantarla en volandas para vaciarla. Además, vivíamos en un piso con baños más grandes que los que tenemos ahora, y podíamos dejarla montada sin problemas. Cuando nazca mi nuevo churumbelito, esa bañera no nos va a caber en ninguno de los dos cuartos de baño actuales, con lo cual, o nos mentalizamos para montarla y desmontarla en cada uso, o buscamos una solución más práctica que pueda acoplarse sobre los laterales de la bañera normal de la casa. Porque de lo contrario, va a estar estorbando durante meses.

3. La cuna de viaje. Compramos 2 ¡ahí es nada! Porque éramos muy viajeros, salíamos mucho de fin de semana, pensábamos recorrer el mundo con mi bichilla a cuestas… Lo cierto es que durante los primeros meses no fuimos a ningún sitio, y cuando ella cumplió 9 meses y empezamos a organizar planes turísticos no dimos cuenta de que en todos, todos los hoteles cuentan con cunas para bebés. Además de que si viajas con tu propia cuna, o tienes un maletero hermoso en el coche o entre esta y el carrito te puedes ir olvidando de poder llevar contigo más equipaje. Sin embargo ¡volvería a comprar cunas de viaje! No tendré que hacerlo, porque sigo teniendo las 2 como nuevas, pese a que acabamos usándolas muchísimo ¿cómo? Pues instalando una a perpetuidad en casa de cada abuela. Mi bichilla ha dormido en estas cunas sus siestas en casas ajenas hasta pasados los 2 años. Cómoda, sin peligros, pudiendo dejarla con total tranquilidad. Además, fueron modelos bastante económicos, por lo que considero que ha sido una buenísima inversión, pese a que no les dimos el uso que pensamos inicialmente.

4. Mochila portabebés. Nunca creí que portearía y al final he tenido un historial bastante apañado con mi churumbelita. ¡Y pienso repetir con el siguiente! Desde la primera semana de vida hasta casi los 2 años, yo fui la encargada del porteo casi en exclusiva. A partir de esta edad, fue el papá de mi bichilla quien se animó a hacerlo ¡a la vejez! El primer fallo que cometimos fue el de tener un portabebés nada ergonómico ¡pero muy caro! Así es que dejaros asesorar en este tema, porque es una forma muy práctica de criar y atender a tu bebé pudiendo tener las manos libres para realizar otras actividades al mismo tiempo.

¿Vosotros acertasteis con vuestras compras a la primera? ¿Metisteis mucho la pata? ¿Os informasteis antes de hacer el gasto y os dejasteis asesorar?

Esto te puede interesar

Sin comentarios

¡No te cortes, deja un comentario!

La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa Europa S.L., con domicilio social en Madrid, C/ Almagro 11 6º 7ª 1 C.P. 28010 España. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@planeandoserpadres.com así como el Derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de privacidad y cookies que encontrarás en el menú del blog.