Uncategorized

Curso de preparación al parto en el segundo embarazo. ¿Ir o no ir?

curso de preparación al parto en el segundo embarazo

¡Empiezo mi curso de preparación al parto en el segundo embarazo! ¿O no? Sí, creo que sí, que a partir de mañana una matrona del centro de salud (que no es la que lleva mi embarazo, sino otra que se comunicó conmigo por teléfono durante el mes de diciembre) me espera para que los viernes por la mañana me ponga una ropita de deporte cómoda y me lance a refrescar los conocimientos de hace 3 años y a moverme un poco con otras preñaditas, aunque sólo sea un día a la semana y bajo su supervisión. Durante mi primer embarazo, os estuve relatando los contenidos de todas y cada una de las sesiones de las clases preparto, creo que fueron 8 en total, a las que acudimos puntualmente el papá de mi bichilla y yo. Aquellas constaban de una hora de teoría sobre el parto, el post parto, la lactancia y los primeros cuidados del bebé, y una segunda hora de estiramientos, relajación en pareja y experimentos variados para lograr estar tranquilas durante la dilatación y que los papás pudiesen comprender un poco mejor cómo es el proceso (y los dolores) del parto. Sé que hay mucha gente que considera estas clases una pérdida de tiempo, pero yo soy una firme defensora de ellas, porque me fueron súper útiles, las seguí al pie de la letra y me dieron una tranquilidad de cara al gran momento que creo que no hubiera tenido si me hubiera plantado en el paritorio con el más absoluto desconocimiento de lo que tendría que afrontar. Esta vez, he pensado mucho, mucho si invertir tiempo o no en ir al curso de preparación al parto en el segundo embarazo, pero creo que estoy decidida a asistir, por estos motivos.

1. Novedades y conocimientos. Supongo que en 3 años la forma de afrontar los partos no habrá variado mucho. ¡O sí! Porque cada vez hay más centros concienciados para que los partos sean más respetados e igual hay otras técnicas para relajarse durante la dilatación, para mantenernos ágiles en las últimas semanas de la preñez… ¡Y yo quiero saber! Quiero estar al día de todo lo que me puedan enseñar, porque lo mismo, sólo por estar en manos de una nueva matrona y en un centro de salud diferente ya vayan a afrontar las clases de otra manera y seguro que algo podré aprender. En principio, voy muy bien predispuesta ¡a ver si me sorprenden de verdad!

2. Solita en el curso de preparación al parto del segundo embarazo. Esto sí va a ser radicalmente diferente, porque con mi bichilla, este hombre me acompañó a todas las clases sin saltarse ni una. Pero este centro de salud tiene un horario incompatible del todo con su horario de trabajo, y aunque sí pudiera venir por su jornada laboral, tendríamos que colocar a mi churumbelita al cuidado de alguien durante las sesiones. Por lo que me parece que iré yo solita, en horario de mañana, mientras mi mochuela disfruta en el cole y su papá anda faenando. Para las actividades físicas espero encontrar a otra compañera preñadita que también acuda sola.

3. Actividad física. Durante mi primer embarazo, iba por mi cuenta a clases de aquagym hasta el sexto mes de preñez. Y no las dejé por cuestiones relacionadas con la salud, sino porque nos mudamos, el gimnasio me pillaba muy a desmano y sólo con darme un paseo kilométrico de ida y vuelta hasta su puerta ya hacía toda la actividad física del día. Pero ahora, aparte de llevar y traer caminando a mi bichilla del cole, me muevo menos que un gato de escayola. Sí que vamos andando a todas partes, y no cogemos el coche más que para ir a sitios de fuera del Pueblucho Infernal, pero claramente estoy mucho menos activa. Así es que tengo interés por descubrir el programa de ejercicios que ofrecen. Sé que una hora de los cursos de preparación al parto está dedicada a hacer deporte, pero además algunos centros de salud te proponen otras horas extras con actividades como pilates, natación, yoga… y quizás tengan horarios compatibles con mi vida diaria. ¡A ver si llego al parto hecha una atleta y no una chochona!

4. Vamos a socializar. Es cierto que al moverme en las redes sociales en un entorno tan de premamás, madres recientes y madres de todo tipo ¡experiencias ajenas no me faltan por conocer! Pero esto de compartir un rato de charla semanal con la matrona experta y con otras mamás que se encuentran pasando exactamente por la misma fase que yo, a mí me mola. Vamos a marujear un poco y espero que haya alguna repetidora más, porque no querría ser la única futura bimadre en clase. Y si lo soy ¡procuraré no dramatizar con mi experiencia maternal para que las que están aún por estrenarse no entren en pánico!

Si todo va bien, mañana me plantaré allí con mi botellita de agua y mis leggings horrorosos para ver qué es lo que me espera. Si realmente aprendo cosas de utilidad ¡volveré para contároslo! Si no logro sacar nada de provecho, pasaremos a otros temas. ¿Vosotras repetisteis en los cursos preparto en el segundo embarazo o en los siguientes?

Esto te puede interesar

6 Comentarios

  • Responder
    Em
    19 enero, 2017 at 09:42

    Yo lo dejé a la mitad incluso en el primer embarazo. jajaja. La verdad es que no le ví utilidad. Las partes teóricas, muy teóricas y puedes saber lo mismo simplemente leyendo en internet. La práctica, 20 min de ejercicios chorra. Yo hacía pilates, así es que no le veía sentido.

    Yo creo que puede ser útil si te contasen la verdad de lo que te espera después del parto, dificultades que te puedes encontrar…no solo cosas en plan «dar el pecho es lo mejor», «tienes que alimentarte bien», «dar el pecho a demanda»…eos ya lo sabemos todas, creo yo…vamos, igual otras clases preparto son mejores de a las que yo fui, pero las mías no servían para nada.

  • Responder
    La mama fa el que pot
    19 enero, 2017 at 10:12

    yo no fui con mi segundo embarazo porque trabajando sólo podía ir por las tardes y entonces tenia que dejar a mi hija con alguien y me dió mucha pereza.
    por suerte tuve un parto fantástico y no me hizo mucha falta lo de refrescar como pujar porque un poco más y sale solo.
    Pero si que es verdad que mola mucho lo de poder sociabilizar con otras mujeres que están en tu mismo momento.

  • Responder
    nosoyunadramamama
    19 enero, 2017 at 12:30

    en serio deporte???? jajaja, yo en la segunda clase ya me quedé dormida de tanta relajación, jajaja… qué formas tan distintas de preparar partos!!! yo en el segundo y tercero ya sólo fui a dos o tres clases puntuales, porque sí que los procedimientos hospitalarios van cambiando, y más que nada por estar informada… pero poco más!!!

  • Responder
    Mami esto está chuli
    19 enero, 2017 at 12:47

    Yo en segundo y en el tercero solo fui a algunas clases concretas. Aquí se hacen un poco de estiramientos y la respiración… ese es toso el deporte que se practica jejeje

  • Responder
    Emprendedora de Pueblo
    19 enero, 2017 at 14:56

    Para mí las clases de preparación al parto con el mayor fueron un poco tortura, así que con la pequeña directamente ni fui. Debo de ser muy rara????

  • Responder
    srajumbo
    19 enero, 2017 at 21:31

    Ay pues yo si que iría porque aqui son guays. Puedes ir las veces que quieras, te dan canastillas cada vez que vas, y como dices… socializas, y aunque para ti sea novedad y no se si te gusta eso de ir sola, yo voy a disfrutar de IR SOLA jaja. Claro que…eso será otro año 😉

  • ¡No te cortes, deja un comentario!

    La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa Europa S.L., con domicilio social en Madrid, C/ Almagro 11 6º 7ª 1 C.P. 28010 España. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@planeandoserpadres.com así como el Derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de privacidad y cookies que encontrarás en el menú del blog.