Opiniones

¿Y si el permiso de paternidad de 1 mes te costase 8.000 euros?

permiso de paternidad de 1 mes

Resulta que el papá de mi bichilla podría haber sido uno de los primeros agraciados con el nuevo permiso de paternidad de 1 mes que el gobierno puso en marcha el 1 de enero de 2017. ¡Yujuuuuu! A priori, todo parecen ventajas porque ¿quién en su sano juicio va a rechazar un mes de sueldo para poder compartir la experiencia de la paternidad de forma tranquila y relajada con su familia? Nadie ¿no? Pues resulta que lo más probable es que de golpe y porrazo, se me haya convertido en un mal padre de esos que renuncian “voluntariamente” a la baja de paternidad ampliada. En nuestro entorno, tenemos 3 embarazos cercanos, y resulta que los hombres no terminan de ver claro que esto sea un avance, porque dependiendo de la profesión de cada uno, el nuevo permiso de paternidad de 1 mes puede complicarte muchos las cosas en el trabajo ¡o con tu pareja! Como madres a las puertas del paritorio o recién paridas, no damos crédito a que vayan a renunciar a esas 2 semanas de más porque sí, porque se creen completamente imprescindibles en sus puestos de trabajos. Y tú los acusas de malos bichos, de poner el dinero por encima de la familia, de no querer establecer vínculos con su nueva criatura, de dejarte en estado de semi abandono y recién parida, de anteponer los intereses de la empresa a los personales… y así ¡1.001 acusaciones razonadas o fruto de la revolución hormonal de la preñez! El caso es que sólo observando a estos hombres cercanos, me da la sensación de que el nuevo permiso de paternidad de 1 mes tiene algunas lagunillas.

1. Padres que sí lo van a disfrutar. Pues por ejemplo en nuestro caso tenemos a un funcionario, al que ni se le ha pasado por la cabeza renunciar ni a una hora de su permiso. Puesto asegurado, salario asegurado, compañeros que no lo van a mirar mal por quedarse con su criatura y su señora, jefes que están más que acostumbrados a esto… Tenemos otro trabajador de una multinacional, en el mismo caso que el funcionario: su única duda era qué pensarían de él, porque será el primero de la empresa en disfrutar del permiso ampliado, pero una vez despejados los temores ¡bienvenida sea la nueva baja de paternidad de 1 mes en su casa!

2. Padres que no pueden/quieren renunciar a parte de su sueldo. Legalmente, nadie les va a quitar un céntimo por hacer uso de este derecho recién adquirido. Pero ¿qué pasa con quienes tienen una gran parte de salario variable en función del cumplimiento de ciertos objetivos? ¿Con quienes gestionan responsabilidades que no pueden delegar en otros compañeros, porque sólo ellos saben de qué va el proyecto, qué esperan los clientes, en qué fase se encuentran? ¿Y los que viajan y no pueden acogerse a la jornada reducida, porque en cuanto ponen el pie fuera de casa echan más horas que un reloj en jornadas laborales de decenas de horas seguidas? Por una parte, pienso en el dinero variable que dejarán de ganar (8.000 euros en este caso conocido, que se dice pronto) pero desde que en aquella reunión del INEM cuando me quedé sin trabajo y me informaron de que la jornada de 40 horas se paga a 600 euros al mes y eso se considera normal en España, para muchas familias sería como perder los ingresos de un año completo. Seguro que también son padres que quieren mucho a sus churumbeles y que no buscan escaquearse de los primeros días e irse a desconectar al trabajo, sino que tal y como están las cosas en el mundo laboral, si hablamos de familias normales, con salarios normales ¿quién se arriesga a semejante pérdida? Que los chiquillos crecen, los imprevistos en las economías familiares ocurren, hoy tienes trabajo y mañana vete a saber… Vamos, que aunque nos indigne la decisión en un primer momento, si pones a tu criatura recién nacida en una báscula y los 8.000 euros en el otro platillo ¿cuál pesará más?

3. Las bajas de maternidad y paternidad ¿son para los padres o para los niños? Creo que aquí radica el asunto. Obviamente, las madres necesitamos un periodo de recuperación medio razonable, eso a lo que se llama cuarentena, o sea las 6 primeras semanas intransferibles y de disfrute obligatorio que se nos conceden justo después del parto. Que yo del primero escapé divinamente y en cuanto salí del hospital hacía vida de lo más normal. ¡Y de este segundo e he recuperado aún mejor! Pero no todos los partos transcurren con la misma alegría, ni todos los cuerpos tienen el mimo aguante ¡ni psicológicamente estamos todos cortados por el mismo patrón! Sin embargo, a partir de aquí, esas otras 10 semanas del permiso de maternidad que le quedan a la madre, y estas nuevas 4 semanas del padre ¿no sería mejor que en cada casa se las distribuyesen como mejor les viniera? Habrá gente que prefiera sumarlas y no disfrutarlas al mismo tiempo, de forma que en lugar de 16 semanas, en 4 de las cuales ambos progenitores habrán estado bajo el mismo techo con el mochuelo, prefieran alargar el contacto a 20, aunque sólo uno de los padres se ocupe del bebé en cada momento. Y habrá a quien le venga mejor que sea la madre la que se dedique en cuerpo y alma a la criatura, y quienes elijan que sea el padre, por motivos de lo más variado.

No sé si será por la novedad, si es que los padres buscan excusas para no quedarse tanto tiempo en casa, si es que el dinero al final sí es lo más importante, o si es que en los trabajos aún no han asimilado la noticia. El caso es que a día de hoy, este hombre ha elegido disfrutar del permiso estándar de 15 días y las otras dos semanas se perderán para siempre. Ojo, y suerte tenemos de que en su empresa le permitan trabajar desde casa si lo necesita, tomarse días libres si nos surge cualquier problema y tiene una serie de libertades que ya querrían en muchos otros trabajos. Pero un mes de desconexión completa sería imposible de gestionar en su parcela de proyectos individuales. ¿Alguna familia más piensa en renunciar a ese mes de baja de paternidad?

Esto te puede interesar

14 Comentarios

  • Responder
    mamá puede
    3 marzo, 2017 at 07:14

    Sólo un apunte, Lucía ¿y por qué se critica a las madres que deciden incorporarse al trabajo de que termine su baja por maternidad? Porque son mal vistas, malas madres, despreocupadas, egoístas, trepas…

    La situación es la misma, con el tiempo se ha ido normalizando la baja y la mayoría hemos disfrutado de ella (yo también perdía dinero durante las bajas) y no las cambio, si me hubiesen dado más semanas con El Segundo las hubiese cogido, pero criticamos al que no lo hace.

    Resumiendo, las bajas de maternidad están ahí y creo que deberían ser mayores pero me gustaría que fuesen semanas que se pudiesen repartir entre los dos como se decida. Y si alguien no las puede disfrutar que de alguna manera se les compense un poco.

    Que yo veía a la chica propietaria de mi peluquería parida hacia una semana y allí trabajando porque no le queda otra y eso tampoco es justo.

    Es decir, que al final es lo que digo siempre, que cada uno haga lo que crea que es mejor y el resto nos abstengamos de opinar sobre si el mal padre / madre

    (Me he levantado con ganas de hablar 😂😂)

  • Responder
    Cristina
    3 marzo, 2017 at 09:49

    Yo creo que cada uno disfrute de su permiso como quiera. Mujer que no quiere o no puede disfrutar de sus 16 semanas pues que se reincorpore antes sin ser motivo de crítica. Al revés también, el papá que quiera disfrutar de sus 4 semanas que lo haga y que por eso no sea motivo de despido… los hombres tienen el mismo derecho a disfrutar de su baja de paternidad tanto como las mujeres y no por haberlos dado a luz son menos hijos suyos.
    En fin, también hay hombres que no quieren quedarse en casa con su mujer recién parida y su bebé. En todos los casos todo es respetable siempre y cuando la pareja esté de acuerdo.
    Bss!

  • Responder
    Una mamá muy feliz
    3 marzo, 2017 at 10:01

    Aquí UPMF opina como el tuyo, es más en la baja de nuestro rubio, por supuesto que la disfrutó, pero no había día que no lo llamaran o no tuviera que ir a arreglar algún problema y cuando volvío de verdad, doble de trabajo. A ver, si no hay nadie que pueda sustituirlo qué hace!? Cuando se enteró de que aumentaban la baja, lo primero que pensó fue “alargan el problema”.
    La solución es plantear mejor las cosas, pensar más en todos los casos posibles.

  • Responder
    La Hobbita
    3 marzo, 2017 at 10:06

    Uyuyuyuyuy!!! Con esto es que lo siento, pero no estoy nada de acuerdo. Que el bebé lo han tenido los dos y ahora, que les dan un mes (de mierda, por cierto) le ven las orejas al lobo demostrando que, efectivamente, en este país tenemos un grave problema. Y es q encima solo es un mes!! No se plantean renunciar a sus vacaciones por el variable, o por dejar el curro a medias a un compañero o por el que dirán pero si les da miedo el nes de paternidad? Dónde radica la diferencia?

    Ahí lo dejo… debatamos!

  • Responder
    Mama Puñetera
    3 marzo, 2017 at 10:07

    Hombre, yo lo veo un gran avance que se ha conseguido después de años y años de pedirlo. Y aun me parece que es un parche mas que una solución real.
    Luego está la situación de cada uno. Yo entiendo que un autonomo no puede estar un mes en su casa por mucho que quiera si esta el solo al pie del negocio. O que en algunas empresas te puedan poner problemas si decide cogerse todo el mes. Pero también creo que es algo que deberían hacer todos los padres dentro de lo posible porque, sino, ¿de que ha servido tanta reivindicación?
    A mi las dos semanas, en su día, me parecieron ridiculas y cuando mi marido se fue quise morir. Pero bueno, también cada post parto es un mundo.
    Lo que no he acabado de entenderte es lo de los 8000 euros… ¿Que barbaridad, no?

  • Responder
    Lucía
    3 marzo, 2017 at 10:07

    Todas las opciones son válidas, pero si ahora que se la han aumentado a los hombres no la disfrutan, nunca llegará la igualdad porque, lamentablemente, las empresas es en lo primero que piensan “que si las mamás van a estar x semanas de baja y el padre sólo 15 días… Así que mejor contrato a un hombre…”. Opino como tú, deberían poderse repartir como la pareja crea oportuna según sus necesidades y las de su bebé, pero también creo que nos hacen “flaco” favor no disfrutándola…
    Un abrazo y enhorabuena por tu churumbel. Estamos deseando leer el desenlace del parto 😉

  • Responder
    Adriana
    3 marzo, 2017 at 10:38

    Entiendo que los 8.000 euros que pierde son de variable. Yo también tengo variable, y en mis bajas he perdido una parte por no estar hacienda objetivos, claro…pero esto es así, no se puede estar a todo.

    Yo creo que cada uno tiene que hacer lo que quiera y pueda. Es verdad que parece más fácil sustituir a una persona durante 4 o 6 meses que durante un mes solo, que entre que llega el sustituto y se entera de lo que va la cosa (si es que puede) ya ha pasado el mes. Hay profesiones y profesiones y trabajos y trabajos, y cada uno sabe qué puede hacer o hasta dónde se la puede jugar, si es que esto pone en peligro su trabajo. Es una pena que sea así, pero lo es.

    Esperemos que las cosas vayan mejorando en terminos de conciliación, y sobre todo que seamos libres de verdad para escoger y se deje de juzgar por lo que haga cada uno, ya sea incorporarse antes o después.

  • Responder
    Alicia
    4 marzo, 2017 at 21:53

    Hola, Lucía:

    Hace mucho que te leo, pero nunca había comentado. Sin embargo, esta entrada no me ha dejado indiferente.

    Lo siento pero no comparto para nada tu opinión. Los que “tienen una gran parte de salario variable en función del cumplimiento de ciertos objetivos”, por ejemplo ese conocido tuyo a quien disfrutar de la baja de paternidad le supondría dejar de ganar 8000 euros, significa que cada mes ingresan una barbaridad de dinero. 8000 euros es muchísimo, no te lo voy a negar, pero, si se pone en relación con todo lo que han ganado y van a seguir ganando cuando vuelvan al trabajo, no es tanto. No van a tener hijos ni cada mes ni cada año. No hay muchas familias en España hoy en día que tengan más de tres hijos, así que digamos que solo van a dejar de ganar ese dinero uno, dos o tres meses en toda su carrera laboral. Por otra parte, 8000 euros (más el sueldo base) al mes es mucho dinero pero no me digas que una familia necesita gastarse todo ese dinero cada mes. Sabiendo que un mes vas a dejar de ganar 8000 euros, otros meses te “aprietas el cinturón” (aunque con ese sueldo no hace falta esforzarse mucho para ahorrar un poco de dinero). Que alguien no quiera acogerse a la baja de paternidad porque no quiere dejar de ganar 8000 euros es una cosa. Que no lo haga porque no puede permitírselo es otra muy distinta. No creo que alguien que tenga un sueldo variable de 8000 euros al mes y que sepa gestionar mínimamente sus ingresos no pueda permitirse dejar de ganar esa cantidad una, dos o tres veces en la vida. Decir que dejar de ganar 8000 euros “para muchas familias sería como perder los ingresos de un año completo” es mezclar churras con merinas. Una cosa es la situación de alguien que cobra 600 euros al mes y otra muy distinta es la del que gana 8000 (más el sueldo base). Es este último el que deja de ganar los 8000 euros, no el que tiene un sueldo de 600.

    Por otro lado, los que “gestionan responsabilidades que no pueden delegar en otros compañeros, porque sólo ellos saben de qué va el proyecto, qué esperan los clientes, en qué fase se encuentran”, ¿no han tenido tiempo de planear su ausencia? Hace meses que saben que esperan un bebé. Han tenido tiempo de sobra para informar a la empresa, preparar su ausencia, formar a los compañeros, avanzar trabajo o delegar algunas tareas.¿Qué pasa si les operan y tienen que ausentarse un mes, así, de repente y sin poder haber preparado nada de antemano? ¿Se cae la empresa? Pues no. Saldría adelante, mejor o peor, pero saldría adelante. ¿Los despiden? Pues tampoco. La sociedad tiene que empezar a entender que tener un hijo (habitualmente) es cosa de dos. Si la mujer puede ausentarse cuatro meses, ¿cómo no va a poder ausentarse uno el hombre? Lo siento pero, en este caso, también opino que si no se acogen a la baja de un mes es porque no quieren, no porque no puedan.

    En mi opinión es neceario que los hombres empiecen a hacer uso de este nuevo derecho si queremos avanzar como sociedad. Al mismo tiempo, respeto que tu pareja no haya disfrutado de esas dos semanas adicionales de baja de paternidad, aunque espero que no sean muchos los hombres que emulen ese comportamiento.

    Un saludo.

  • Responder
    Ana Maria
    4 marzo, 2017 at 23:07

    La situacion de cada familia es un mundo, pero es que el ejemplo de los 8000 es escandaloso! La verdad yo no se que haria en su caso y suerte que tanto mi marido como yo trabajamos en grandes empresas que son pro-familia y que incluso te dan gratificaciones por hijo, fiestas infantiles… Nose…Si realmente me hiciera falta y es, “o eso o mi hijo no come”, lo tengo claro… pero claro con lo que nos ha costado que les den 15 dias mas de permiso… es un desproposito!!!

  • Responder
    Una mama mas
    5 marzo, 2017 at 11:33

    En mi caso en el primer peque solo cojio la baja y por cuestiones de trabajo volvió pronto, y con el segundo porque las fechas cuadraban entre una cosa y otra fueron dos .meses casi. Y yo en el segundo volví a las 16 semanas y 4 días!
    Veo bien lo del permiso de paternidad aumentado. Lamento los casos particulares, pero la realidad para el resto de mortales es otra. Y el mundo no deberia de ir para la minoria. Por otro lado no veo el problema si es libre a renunciar a esos días. No lo obligan… Y estoy con mama puede, a nosotras si volvemos pronto se nos critica por mala madre y en ellos es un gesto de buen trabajador.

  • Responder
    Carla
    5 marzo, 2017 at 20:50

    Os pongo en situación. Mi marido estaba en paro y la semana pasada encontró trabajo estable donde le ofrecen 3 meses de contrato y si todo va bien indefinido. Genial!! No podemos estar más contentos, pero en 2 meses va a nacer nuestro primer bebé… Como comprenderéis si pide su mes de paternidad en el período de prueba lo más probable es que después no le hagan indefinido…Y no está el asunto para desperdiciar buenos puestos de trabajo. Por lo tanto me estoy haciendo la idea de que papá solo podrá estar con nosotros 4-5 días. Espero tener un buen post parto o me va a dar algo!!

  • Responder
    ¡Y yo con estas barbas!
    6 marzo, 2017 at 01:19

    ¡¡Temazo el de hoy, Lucía!! Y pinchas en zona dolorosa. Pero hay que tener en cuenta ciertos factores. Mi opinión es similar a la tuya, pero con matices. Creo que la solución ideal final sería, como dices, que la baja fuera “del hijo” a repartir entre padre y madre según las necesidades de cada familia (y siempre con un mínimo fijo inicial para la madre, ojo). Pero para llegar a esa solución, (utópica, diría, para la cual la sociedad/gobierno no está preparada) habría que pasar PRIMERO por conseguir una igualdad REAL, que empondere a la mujer trabajadora, y eso solamente se puede logar pasando por el primer peldaño que es lograr primero permisos igualitarios e intransferibles para madre y padre, como propone por ejemplo, la PPIINA. Una vez logrado y normalizado eso, el paso final sería lo otro.

    ¿Que no hay soluciones perfectas? Pues es obvio, ya que la disparidad de casos y ámbitos laborables es casi infinita. Quizás antes de que una pareja se queden embarazados, deberían plantearse este tipo de cuestiones: ¿Puedo cubrir monetariamente una baja por paternidad prolongada? ¿Me compensa el dinero que pueda perder, si trabajo con gastos variables -2000, 4000, los famosos 8000 que comentas, o la cantidad que sea…-? O ir más allá… ¿Estoy dispuesto a sufrir cambios drásticos laborales por querer ser padre? ¿Soltar responsabilidades? ¿Delegar? ¿Cambiar de trabajo, incluso? Porque al final toca hacer sacrificios por algún lado cuando se es padre/madre, y no hablo ya del ámbito laboral, simplemente. Teniendo críos, ganas y pierdes cosas. Lo normal es que si te has planteado tener una familia, el cambio sea a mejor, que tener críos te aporte más cosas (o de mayor valor) de las que pierdes, pero es muy probable que también termines por dejarte cosas por el camino.

    Lo que creo innegable es que la integración del hombre en las tareas cuidadoras y en el ámbito del hogar, pasan ineludiblemente por aumentar o igualar las bajas laborables por paternidad, sí o sí. Si no, el “patrón”, el empresario, jamás os quitará a las mujeres el “sambenito” de lastre laboral que arrastráis de toda la vida, y nunca se llegará a la ansiada igualdad; siempre seguiréis relegadas y rebajadas, porque se seguirá asumiendo que la baja y los cuidados os tocarán “a vosotras”. Quiero decir, que sin el primer peldaño que te comento, el pensamiento seguiría siendo: -“¿Pueden elegir cómo repartirse la baja entre los dos? ¡Pues que se los coja la mujer, como hasta ahora!”- Y es que de facto, se haría así, en la realidad. Y así no se avanzará nunca. Para la pérdida de poder adquisitivo, por conceptos variables, etc, deben encontrarse otras vías, otras soluciones paralelas que acompañen y equilibren las necesidades reales, tanto de la empresa (lógicamente), como del trabajador. Subvenciones, o qué sé yo. Básicamente, que el gobierno se posicione e implique de una puñetera vez, vaya, pero bien, y no como con parches como estas dos semanas de más de ahora.

    Las empresas han de concienciarse que un padre/madre es un activo social, que puede aportar valor a la sociedad (y a la empresa misma) de múltiples maneras, y el trabajador ha de asumir que a lo mejor debe renunciar a cierta parte de sus emolumentos para centrarse en su nueva condición de ciudadano padre/cuidador; que hay un nuevo factor en la ecuación de su vida que no puede ignorar.

    En resumen, que no es fácil, y la solución perfecta para todos dudo que exista. Pero sí hay propuestas y maneras claras de avanzar sobre la mesa, que nos favorezcan a todos y todas. Lo que falta es voluntad política.

    ¡Perdona por la chapa…! XD

  • Responder
    ELENA
    6 marzo, 2017 at 06:50

    Creo que nosotras también arriesgamos en algunos casos al decidir ser madres un puesto de trabajo no? Pero eso es normal a porque como vamos a dar a luz y estar cuatro meses fuera y luego iremos al médico cada dos por tres y el niño se pondrá malito e iremos nosotras etc… Creo que cuanto más se iguale en lo laboral en cuanto a tiempo a baja y posibilidad de ausentarse del trabajo por estos motivos un hombre y una mujer más cerca estaremos de que ninguna de nosotras pierda su puesto.por seradre y pueda mantenerlo si eso es lo que quiere
    Corresponsabilidad y conciliación real cuanto antes

  • Responder
    Marmota
    6 marzo, 2017 at 13:33

    Está claro que las empresas tienen que poner de su parte y permitir que sea una realidad que alguien se vaya 4 semanas de vacaciones. Pero oye, cuando hay padres que dicen que ni dos semanas… yo pienso… también renunciaron a las dos semanas de vacaciones después de la boda? A que nadie renuncia a ellas? A que todo el mundo consigue que otro compañero le sustituya esas dos semanas, o mejor aun, organizarlo con tiempo (que son 9 meses de embarazo, que se ve venir!) y que esas dos semanas apenas se noten? Igual que tampoco se notan cuando se va alguien de vacaciones en verano, que también suele ser de 2 a 4 semanas…. en fin, que hay mil razones por las que un hombre no va a trabajar de 2 a 4 semanas (Vacaciones, Navidades, Boda, enfermedad propia…) pero parece que si es por el nacimiento de un hijo ya no apetece.
    Renunciar aunque sólo sea a un único día de baja maternal/paternal es un paso atrás en todo lo conseguido.

  • ¿Quieres añadir algo? ¡Comenta!