Crianza

¿Cuándo retirar el pañal nocturno?

retirar el pañal nocturno 3 años

A día de hoy, creo que la operación pañal de mi bichilla está más que finalizada ¿no? Y me he dado cuenta de que no os he hablado de cuándo retirar el pañal nocturno, con la de vueltas que le di a lo de quitar el diurno. Os recuerdo que hicimos un intento requete prematuro de operación pañal cuando ella tenía 20 meses ¡una locura! Pero como avisaba cuando se iba a hacer caca ¿por qué no probar? Y sí, probamos, fracasamos, lo dejamos pasar, y el siguiente intento se produjo en junio del año pasado. Unos cuantos escapes en casa, cero dramas graves y operación pañal finiquitada para que estuviera preparada para ir al colegio. Sí, elegimos un cole respetuoso con los ritmos de cada niño, y donde no se ponen nerviosos incluso si llegan a primaria con pañal, pero mira, con la típica excusa de que llegaba el verano y de que sobre los 3 años muchos niños suelen estar preparados para dar el paso ¡eso que nos ahorraríamos en pañales! Así es que con 2 años y medio la niña superó esta etapa, pero… ¿Qué pasaba por las noches? Pues curiosamente que, como padres primerizos, ni se nos pasó por la cabeza retirar el pañal nocturno junto al diurno ¿estamos locos? ¿Tantos riesgos así, de repente? Y como al colegio no iba a ir de noche, pues menos prisas teníamos aún. Y así fueron pasando los meses ¡sí, los meses! Porque hasta que nació mi churumbelito nunca tuvimos la iniciativa de quitarle también este pañal a la niña. Y oye, creo que hemos estado retrasando el fin de la operación pañal de la forma más tonta del mundo. Pero claro, esto lo sé ahora.

1. ¿Por qué decidimos no retirar el pañal nocturno desde el principio? Pues por miedo a los despertares a media noche. Cuando empezamos la operación pañal, mi bichilla empezaba ya a dormir del tirón toda la noche. Yo estaba recién preñadita del segundo y viviendo la vida loca del descanso sin colecho que no había tenido en años. Así es que al iniciar la operación pañal, supuse que igual que podría haber escapes de día ¡los habría de noche! Y me visualizaba a la niña llorando, la cama empantanada, los despertares para cambiar sábanas, pijama, etc. y el padecimiento del colchón. Así es que decidimos observar cómo se sucedían los acontecimientos para hacer un nuevo intento.

2. Un solo pañal al día era poco gasto. Sí, esto también cuenta. El comprar una bolsa de pañales que durase meses en casa era un descanso, por lo que el tema económico no sería el causante de una aceleración a la hora de retirar el pañal nocturno. El problema llegó cuando la talla 5 de pañales empezó a ser justita, y lo más cómodo, pero lo más caro, eran esos pañales que imitan a braguitas, lo que nos fue abriendo los ojos para valorar si el momento debería llegar ya.

3. La niña nunca tenía escapes de noche. Vamos, desde que retiramos el pañal de día en junio, hasta que quitamos el pañal de noche en enero, tuvo 2 escapes contados, coincidiendo con noches en las que había estado mala (toses, resfriado, mocos, desvelos constantes, una ingesta de líquido desorbitada para paliar estos síntomas) por lo que claramente podríamos haber dado el paso antes. Sí, esas dos noches nos hubiera tocado desvelarnos, pero en 7 meses la ratio de catástrofes relacionadas con la orina hubiera sido bajísima.

4. Retirar el pañal nocturno cuando nace un hermanito. Pues nunca pensé que este pudiera ser el momento propicio, la verdad. Entre los miedos a los celos, la inestabilidad en las relaciones provocada por el nuevo miembro de la familia, la etapa en la que a mi bichilla le dio por simular que era un bebé, y pedía teta, no estaba aún destetada, chupete, y fingía ser una cucaracha patas arriba que no sabía andar y que lloriqueaba al ritmo de “buaaa, buaaa” ¿cómo iba a proponerle dejar el pañal cuando nos estaba viendo liados con pañales a todas horas alrededor de mi churumbelito? Pero una noche, así a lo loco, le dije: “Laura, ¿tú quieres dormir sin pañalote? Porque ya eres una nena grande ¿o quieres llevar pañal como el bebé?”. Y se puso súper contenta por poder acostarse solo con las bragas de princesas y sin el armatoste del pañal. Y dicho y hecho. Pañal fuera y en estos meses, desde finales de enero, un solo escape una mañana en la que al despertarse para ir al cole se entretuvo subiendo su persiana y cuando se dio cuenta se lo había hecho encima de la forma más tonta. En fin…

En definitiva, que quienes no estábamos preparados para que mi mochuela dejase el pañal de noche ¡éramos nosotros! Vamos al revés del mundo: cantidad de padres y colegios empujando a niños no preparados para controlar los esfínteres a que aceleren la marcha y superen la operación pañal antes de soplar las velas del tercer cumpleaños, y nosotros, con una niña que no se orinaba encima por las noches, pagando pañales “por si acaso” decidía convertirse en un aspersor justo cuando diésemos ese paso. Así es que creo que hubiéramos triunfado realizando la operación pañal completa, y retirando todos los pañales de su vida a la vez.

¿Cómo lo hicisteis vosotros? ¿Eliminasteis primero el pañal de día y después el de noche? ¿Cuánto tiempo dejasteis entre una fase y la siguiente? ¿Lo retrasasteis porque el niño aún no controlaba el asunto o por vuestros propios miedos?




Esto te puede interesar

9 Comentarios

  • Responder
    Carolina mamá ríe
    24 mayo, 2017 at 10:02

    Nosotros lo hicimos a la vez. Mi rubio no hacía pis de noche hacía muuuucho tiempo, siempre amanecía seco, así que hala todo fuera al mismo tiempo. Y en todo este tiempo solo ha tenído un par de escapes y no justos esos días, sino pasado el tiempo. Fue muy fácil.

  • Responder
    Marta
    24 mayo, 2017 at 10:35

    Pues nosotros hace solo una semana y media que empezamos con la “operación pañal” y vamos bien, al principio un poco agobiados (nosotros) y cada vez mejor, la mayoría de las veces lo pide ella, y las otras pues si veo que lleva mucho tiempo sin hacer pis, la pongo yo, pero muy contentos, por las siestas tampoco lo tiene, hace pipi antes de acostarse y al levantarse, y por la noche …. pues alomejor la cuesta un poco mas de tiempo, porque sale con el pañal muy mojado, en la guarde me dijeron que en cuanto llevara cuatro días que saliera con el seco, se lo quitara, y ahí estamos esperando esos días.
    Pero yo pensaba que todo esto iba a ser peor y le tenía como miedo, pero enseguida lo ha cogido, no era para tanto, le damos más importancia los padres que los propios niños! Ah! mi nena tiene dos añitos y 8 meses, el verano pasado creíamos que era demasiado pronto, porque no tenía ni los dos años, así que ni lo intentamos.

  • Responder
    elbolsillodemama
    24 mayo, 2017 at 11:08

    Nuestro peque mayor tiene 28 meses y en julio como tarde queremos empezar con la operación pañal diurna. Ni idea de cómo hacerlo…
    Me encanta el blog! Con vuestro permiso, os sigo 😉

    • Responder
      miren
      24 mayo, 2017 at 12:55

      ¡hola! hace dos semanas que empezamos nosotros la “operación pañal fuera”, por si quieres pasarte por mi blog ver cómo me he apañado.. verás que da miedo, pero no es para tanto, se supera fácil. bss!

      • Responder
        elbolsillodemama
        25 mayo, 2017 at 10:13

        Claro que me paso ahora mismo. La verdad es que toda ayuda es poca. El adiós al chupete loa frontamos con miedo y fue súper fácil pero lo del pañal me parece otro cantar 😉

  • Responder
    mamá puede
    24 mayo, 2017 at 12:33

    Por aquí quitamos el diurno y a los pocos días el nocturno, así sin más a los dos y perfecto, en eso no dimos muchas vueltas la verdad

  • Responder
    miren
    24 mayo, 2017 at 12:57

    ¡hola! que a lo que yo venía era al tema del pañal nocturno.. la verdad es que se levanta sequita todos los días, así que creo que podríamos hacerlo ya mismo.. el tema es que sigue durmiendo en cuna, aún no le hemos quitado el lateral para hacerla cama, porque se acurruca justo en ese lado.. el caso es que estamos pensando aprovechar que nos mudamos en un mes, para hacer el paso a cama y quitar pañal de golpe.
    ¿os parece buena idea o será un desastre?
    gracias y bss!!

  • Responder
    Teacher Nerea
    24 mayo, 2017 at 20:34

    ¡Uy, el pañal nocturno! ¡Qué lejos veo el día en que podamos quitarlo! Con 2 añitos fue relativamente fácil quitarle el pañal de día, ella misma lo pedía. Pero va a hacer 3 años y aún no conseguimos que se levante de la siesta seca. Y eso que hace pis en el wc antes de irse a dormir…¡Pero duerme como una marmota! Tampoco tenemos prisa, y menos ahora con la hermanita ¡Paciencia!

  • Responder
    nosoyunadramamama
    29 mayo, 2017 at 12:48

    Pues yo pensaba en su momento que se quitaba el de día y que después, al poco tiempo, se quitaba el de noche…no tenía ni idea de que el de la noche depende de una hormona que, funciona o no funciona… de manera que Alfonso fue muy sencillo por el día y siguió hasta los 6 años con el de noche, y bien cargadito… y a Rafa, el de día le costó más pero por la noche no se hacía pis… Así que desde que descubrí lo de la hormona antidiurética vivo más feliz sabiendo que lo de la noche no depende de los niños, que llega cuando tiene que llegar…

  • ¿Quieres añadir algo? ¡Comenta!