Enseñanza/Colegio

¿Qué aprenden los niños en P3? Área de comunicación y lenguaje

area de comunicación y lenguaje en P3

Cuando nuestros churumbeles empiezan a ir al cole creo que los avances en el tema de la comunicación es de los que más nos gustan a los padres. En casa puede que sean más o menos habladores y expresivos que en clase, de hecho, según me cuentan las maestras a través de las notas en P3 o informes trimestrales, yo tengo una bichilla que es un loro doméstico y un mini ser súper discreto en el aula. Pero quizás no caemos en casa en que el idioma no lo es todo y que hay otro tipo de lenguajes que son básicos en nuestra vida, que usamos a diario para hacernos entender en nuestro entorno y que parece que se aprendan por ciencia infusa. Y sí, la imitación de lo que hacemos los adultos u otros niños es clave para este aprendizaje del área de comunicación y lenguaje, pero no viene mal que en P3 hagan una serie de actividades dirigidas a consolidar conocimientos en este terreno. Según el temario del colegio de mi bichilla, lo que se ha trabajado durante este curso en relación a esta parcela ha sido lo siguiente.

1. Lenguaje oral. En su colegio todos los contenidos son en catalán, hasta que llegue la asignatura de lengua castellana en primaria. Mi bichilla ha aprendido a pronunciar correctamente su nombre y a reconocerlo cuando lo ve escrito, aunque no sepa leer, y también el de algunos de sus compañeros. Comprende los cuentos que se leen en clase y en casa y la han motivado para que pregunte y participe en las conversaciones grupales, respetando el turno de palabra, cosa que a veces no le gusta y la hace enfadar. Escucha a los adultos y a sus compañeros. Han aprendido vocabulario propio de las estaciones del año, las fiestas de cada época (navidad, carnaval, semana santa, etc.) por lo que ahora se puede charlar con ella de casi cualquier tema que de todo sabe. Nosotros siempre hemos llamado a cada cosa por su nombre, pero aún así, la diferencia de lo que ha aprendido en P3 respecto al área de comunicación y lenguaje es brutal. Ha empezado a hacer uso de la memoria con adivinanzas, poemas y sobre todo ¡aprendiendo letras de canciones! Se sabe infinitas, que yo desconozco porque no son las de mi infancia andaluza, pero bueno, a casi cada conocimiento nuevo le corresponde una canción. Forma frases más complejas y conjuga bien casi todos los tiempos verbales. La escritura gira en torno a las letras que componen su nombre exclusivamente, si bien ella reconoce prácticamente el abecedario entero desde el verano pasado, porque era algo a lo que le gustaba jugar con las piezas de foam del suelo del salón.

2. Lenguaje visual y plástico. En estos temas sí debo dar todo el mérito a la escuela, porque este tipo de actividades no las solemos hacer en casa. Los progresos han tenido lugar todos allí, haciendo dibujos, usando pinturas, collages, usando pegamento, tijeras, punzones, con materiales variados como papel, lana, cola, modelando en arcilla y plastilina (de la arcilla no quiero ni hablar, porque deja manchas en la ropa que no me salen ni con lejía…). El dibujo libre y otro más dirigido para que aprendan a hacer trazos verticales y horizontales, círculos, intenten representar la figura humana, que dibujen alguna experiencia vivida (madre mía, se nota que en P3 yo aún no iba al cole porque esta carencia la llevo arrastrando desde que nací y a día de hoy no sé representar nada de nada mediante dibujos). También debe desarrollar sus propios gustos y el interés por las obras de los demás, lo cual me parece estupendo porque estos niños andan una mijita endiosados sólo pendientes de sí mismos.

3. Lenguaje musical. Se ha convertido en la gran pasión de mi bichilla en P3. Siempre ha sido de canciones y bailes, pero con la llegada de las clases de música su espíritu festivalero se ha desbordado por completo. Hasta el punto de que sólo quiere estar con esa maestra todos los días de la semana, aprendiendo letras populares y haciendo coreografías. También se han acercado a algunos instrumentos musicales, pero lo de mi bichilla es el bailoteo, así es que está encantada de hacer funciones de otoño, navidad, carnaval, primavera y de lo que se tercie. Si por ella fuera, habría montaje artístico diariamente en el cole. ¡Y lo bien que coordina! Que no es porque sea su madre, pero como dicen siempre que eso de cantar y bailar a la vez es una complicación grande ¡a ella no le cuesta nada de nada! Eso sí ¡ojo con la posición para el espectáculo! Porque incluso cuando hay que bailar y cantar en círculo de cara a sus compañeros ¡la mía se da la vuelta y lo hace de cara al público! Lo que le gusta figurar…

4. Lengua inglesa. Hemos sido unos padres muy concienciados con el tema del inglés, hasta el punto de que nos desentendimos del catalán por completo, ya que la inmersión lingüística de la niña en P3 sería total y seguro que no echaría en falta que esta no haya sido su lengua materna. Hasta que empezó a ir al cole, en casa nos comunicábamos en español, con dibujos, libros y juegos en inglés. A mi bichilla le encanta lo de comparar cómo se dicen palabras en varias lenguas, por lo que algunos de los conocimientos que se imparten en el cole a su edad, ya los llevaba con ella cuando empezó. En inglés han aprendido a saludar y presentarse, los colores, sentimientos, fiestas y estaciones del año, órdenes sencillas para organizarse en clase. Y canciones y cuentos, muchos cuentos con el mono mascota que les lleva la profesora de inglés.

Se acabó P3, pero si me siento a valorar todo lo que la niña ha aprendido jugando durante estos primeros 9 meses de escolarización ¡me parece muchísimo! ¿Vosotros notasteis también grandes avances en vuestros hijos al acabar el primer curso escolar o tuvieron ritmos diferentes?




Esto te puede interesar

2 Comentarios

  • Responder
    miren
    9 junio, 2017 at 10:35

    hola lucía, la mía empieza el cole en septiembre (en madrid no decimos P3, sino 1º Infantil… he tenido que buscar qué era P3 en google! jajaja), y me intriga mucho ver qué aprenderá, porque creo que va a ser un gran cambio ese primer año… ay qué mayor se me hace la peque.., bss!

  • Responder
    Nueve meses y un día después
    9 junio, 2017 at 11:03

    El Santo empieza en septiembre y estoy segura, porque trabajo en un cole jejeje, de que vamos a alucinar con los cambios.

  • ¿Quieres añadir algo? ¡Comenta!