Primeros pasos

Planear el embarazo. ¿Qué hacer antes de empezar?

planear el embarazo planificar

En casa somos de tener pocos imprevistos. Por lo visto, cuando me emparejé con este hombre fui a dar con otro apretado como yo, que no suele dejar nada al azar. Si bien él es más sufridor y yo más vivalavirgen y despreocupada a la hora de tomar decisiones que pueden funcionar o no. Cuando nos metimos en faena para tener descendencia, lo de planear el embarazo no iba a ser algo a lo que nos pusiésemos a lo loco ¡con lo cuadriculados que somos! La que probablemente fuese la decisión más importante de nuestras vidas, convertirnos en padres primerizos, no podía ser un acto irracional, ni de romanticismo, ni nada. Esto había que estudiarlo medianamente bien. Sin llegar a ser un tema obsesivo, pero con ciertas precauciones. Incluso de cara a esta segunda preñez hemos descubierto asuntos que se nos pasaron por alto al planear el embarazo de mi bichilla, algunos de los cuales pueden ser preocupantes de una forma muy subjetiva, pero otros sí son médicamente trascendentales.

1. Visita preconcepcional. Lo ideal sería hacerla con la matrona, pero nosotros la tuvimos con el médico de cabecera. Es más ¡nunca había tenido cita con una matrona antes de estar embarazada! Con eso de estar supuestamente sana y no dolerme nada, no había visto la necesidad. Como mi doctora tampoco le dio importancia a este asunto, fue ella la que me comentó las pautas básicas para afrontar la búsqueda del embarazo: practicar de forma razonable y no agobiarse si no lo habíamos logrado antes del primer año de intentos; tener una alimentación saludable pero tomar las precauciones básicas hasta que supiera si era inmune o no a la toxoplasmosis; hacer vida completamente normal, incluyendo las actividades deportivas que realizase hasta entonces, etc.

2. Tomar ácido fólico. A mí me lo recetaba el médico de cabecera, aunque se puede comprar sin receta, y lo ideal era haberlo estado tomando durante al menos 4 meses antes de conseguir estar embarazada. Como veis, al planear el embarazo este es un asunto que podemos pasar fácilmente por alto y que tiene mucha relevancia, ya que las reservas de ácido fólico pueden evitar en un porcentaje altísimo las malformaciones en el tubo neural de los bebés. Yo empecé a tomar Yodocefol ese mismo día, pero claro ¡también empezamos a hacer junteras amorosas desde ese momento con el objetivo de preñarnos! Como finalmente mi bichilla hizo acto de presencia en mi cuerpo entre el quinto y el sexto mes de prácticas ¡todo salió a la perfección! Pero por si acaso tenéis una puntería más rápida, cuanto antes empecéis con el suplemento mucho mejor para todos.

3. Vacuna de la varicela. De esto no tuve noticias hasta que ya estaba bien embarazada de mi bichilla, pero resulta que si no has pasado la varicela con anterioridad, es casi una locura ponerte a planear el embarazo sin haberte inmunizado. Como me enteré de este asunto bastante tarde, lo que me dejó clarísimo la matrona fue que si pensaba tener más hijos, debía vacunarme sí o sí, porque contraer la varicela durante la gestación puede ser un verdadero drama de magnitudes desastrosas. Así es que al decidir ampliar la familia, me pusieron la vacuna de la varicela para adultos, de la que se administran 2 dosis, separadas entre sí por un mes, y tienes que comprometerte a no quedarte embarazada ni durante esos 2 meses ni en los 2 meses posteriores. ¡Ojito con esto!

4. Logística doméstica. Esto se vive más de cara al nacimiento del segundo hijo. Si tenéis claro que no queréis que vuestra criatura sea hijo único ¿cuánto tiempo queréis que se lleven? Antes de ser primerizos, pensábamos que los nuestros no deberían llevarse más de 2 años, para que jugaran juntos, tuvieran un futuro de amistades comunes, de intereses compartidos… ¡ja! Supongo que dependerá de lo jóvenes que seáis vosotros, del aguante mental y corporal que tenga cada uno y del modelo de primogénito que te haya tocado en suerte. Pero según iba creciendo mi bichilla ¡más incapaces nos sentíamos para planear el embarazo del segundo churumbel! La niña se movía mucho, demandaba mucho, se enrabietaba mucho… Lo normal de la edad, vamos, pero psicológicamente, vernos con este carácter y con un recién nacido hubiera acabado por desquiciarnos. Así es que decidimos retrasar la decisión por lo menos hasta que ella empezara a ir al cole. Por muy mal que se tomara el nacimiento del hermanito, y por muy torpes que fuésemos nosotros para gestionar la situación, habría un montón de horas al día en las que sólo deberíamos bregar con una criatura. Pero, por otro lado, una cosa es planificar tu calendario de nacimientos y otra muy distinta que tu cuerpo vaya a decidir concebir cuando tú quieras. Los años van pasando, y temíamos que la fertilidad se redujera, que la niña siguiera creciendo, nosotros acomodándonos en la “facilidad” y el descanso de tener una hija única ya medio civilizada con 5-6 años, que la segunda preñez no apareciera y ya nos diera pereza ponernos a procrear… Así es que al final optamos por empezar y obtuvimos el test positivo a los 4 meses.

5. Ganas de actividad amorosa. Si estáis tratando de planear el embarazo por primera vez ¡saltaos este punto! Vais a querer practicar todo lo que podáis. Pero si ya tenéis un hijo previo en casa ¡ojocuidao! Que el primer día retomas la faena con ganas. A la semana te das cuenta de que no te ha quedado ni un minuto libre para volver a hacer otro intento de fabricación del nuevo bebé. De pronto miras el calendario y ves que se te ha pasado un mes completo sin haber encontrado la oportunidad de una nueva práctica. Y oye, a lo tonto a lo tonto se te van pasando los días fértiles y los no fértiles, cuando uno no está cansado lo está el otro, cuando no, se te resfría el mochuelo y te da unas cuantas noches de mal dormir, o caes redondo en el sofá cuando menos te lo esperas. Y ya sabemos que concepciones milagrosas en la historia de la humanidad sólo se ha conocido una…

Pues hasta aquí mi consultorio de hoy. Cualquier otra recomendación que os dé el médico o la matrona ¡seguidla! Pero os cuento todo esto porque seguro que más de uno se lanza a lo loco, ya que nadie nos ha informado acerca de que puede tener ciertas ventajas esto de organizarse un poco antes de que la paternidad revolucione por completo nuestras vidas. ¿Vosotros planificasteis mucho vuestros embarazos?




Esto te puede interesar

8 Comentarios

  • Responder
    ISABEL
    26 junio, 2017 at 07:59

    Me ha encantado! Yo estoy de 4 mesines, y fue totalmente planificado. Visita al médico y al cuarto intento llegó el positivo, por lo tanto ya llevaba 4 meses de ácido fólico. Lo del segundo me pasa igual, pienso en no más de dos años, pero por los amigos con hijos que me rodean, sólo unos lo han cumplido

  • Responder
    Adriana
    26 junio, 2017 at 09:37

    Jajaja, nosotros somos lo opuesto a vosotros, nos lo tomamos bastante más a la ligera. Simplemente dejar de tomar precauciones y a pasarlo bien. jajajaja.

  • Responder
    miren
    26 junio, 2017 at 10:23

    a nosotros nos pilló totalmente por sorpresa, ¡no te digo más!.. somos de poco planificar, en general… ¡bss!

  • Responder
    Irene
    26 junio, 2017 at 10:48

    Me recuerda a como lo planifiqué yo!!! El primer embarazo super planificado, visita al médico de cabecera, toma de ácido folico y al tercer mes, positivo!! Lástima q fuera un ectópico 😢. El segundo, un año después por prescripción médica y boda de por medio, fue un poco raro porque aunque hubo planificación, llegó al primer intento, vamos que la luna de miel fue muy propicia. Y el tercero comenzamos a encargarlo un mes después de que cumpliera tres años la mayor y a los 4 meses positivo. No me salió mal la cosa pero por si las moscas, he cerrado el chiringuito, que dos son más que suficientes.

  • Responder
    nosoyunadramamama
    26 junio, 2017 at 17:59

    Yo sencillamente dejé la píldora y listo! la verdad que ni siquiera sabía que hiciera falta una visita médica antes del embarazo, entendía que si todo iba bien no hacía falta, supongo que porque era joven… y bueno, siempre ha habido suerte, incluso con la época porque reconozco que, de elegir, prefiero dar a luz después del verano (aquí en los embarazos no paso calor) por aquello de disfrutar de verano y poder ir a la playa siempre, que soy muy playera…pero bueno, que si hubiera tocado en otra época, pues oye, lo que hubiera venido!

  • Responder
    La Moleskine de Mamá
    26 junio, 2017 at 18:39

    Yo me embaracé a los 40 años!! Imaginate, 40 años, cuando tenia muchas probabilidades en mi contra; por ello necesité hacer varias visitas al ginecologo antes, y lo escencial fue tomar acido folico, pero no solo yo, tambien mi Churri, que el niño lo hacemos entre los dos.

    Yo pensaba que con dejar de usar anticonceptivos y tener relaciones iba a llegar el embarazo. Mi ginecologo me hizo el calendario de dias fertiles, lo absurdo es que cuando era joven, inexperta y poco informada, usaba precisamente el ritmo (y el condon) para no embarazarme y de mayor no tomé en cuenta algo indispensable. Por estas cosas es que es super importante ir al ginecologo previo al embarazo. Saludos!

  • Responder
    Papá DivertidOOs
    27 junio, 2017 at 04:11

    Pues nosotros también somos muy calculadores. Y nos pasa igual, calculabamos una diferencia de edad de dos años, pero ahora, creo que vamos a dejar así no más…

  • Responder
    Amatos
    6 julio, 2017 at 18:53

    Nosotros lo estamos planeando cual asalto a carcel turca… Mi marido tiene una enfermedad cronica y ha tenido que dejar de tomar un medicamento 3 meses antes de ponernos porque pese a que no hay estudios bla bla.. hay cierto riesgo de malformacion y lleva desde enero… y yo tomando acido folico mas o menos desde esa fecha…pasé por el ginecologo en marzo para asegurarme que todo estaba bien, no tomo cafeina y tengo cuidado con lo que como, (embutidos, quesos, nada crudo…),ni fumamos y vamos haciendo los deberes cuando podemos porque algunos dias mi maridono se encuentra bien. Pese a todo, llevamos 3 meses ya haciendo intentos y nada… y a mi me parece que llevo embarazada una eternidad… pfff se que el ahobio y el estres es mi peor enemigo pero cuando veo a una embarazada o a un niño en carrito procuro no mirarlo porque me agobio!!! Ayy!! Necesito vacaciones!! Un abrazo a tod@s!

  • ¿Quieres añadir algo? ¡Comenta!