Decoración

Redecorando para vivir en el fondo del mar

fotomurales adhesivos pixers

Os presento a la sirena Mari Carmen. Igual no os parece un nombre muy de sirena, como todas están encasilladas en el de Ariel… Pero hemos pasado la última semana de vacaciones redecorando varias habitaciones de la casa (ya os iré contando la de decisiones que hemos tomado en esta etapa previa al inicio de la vuelta al cole) y este enorme fotomural del fondo del mar ha pasado a convertirse en el protagonista del dormitorio de mi bichilla. Sinceramente, cuando conocí los fotomurales de Pixers, pensé rápidamente en poner más mono el recibidor del piso. Tiene una forma rara, no me cabe ningún mueble en la entrada y se ve de un soso y un pobretón, que quizás simulando un pueblecito perdido de la Toscana cobraría vida y nos haría la llegada al hogar como de película. Pero mi mochuela me pilló pasando imágenes en el ordenador y no sé qué busqué para que la sirena se cruzara en nuestras vidas. “Mami a mí me gusta, mami yo quiero, mami es mi favorita…” Así es que mis planes de recibidor bucólico quedaron pospuestos hasta nuevo aviso, y Mari Carmen desembarcó en casa hace unos días. Lo de la decoración con vinilos no es nuevo para nosotros, porque llevo cantidad de años haciéndolo y es un gustazo renovar por completo las habitaciones por poco dinero. Pero esta versión de fotomurales sí que es todo un descubrimiento, así que os voy a contar cómo nos ha ido la reforma.

1. Mis aspiraciones con los fotomurales de Pixers. La primera era conseguir que la pared donde está colocada la cama de mi bichilla recobrara su vida. En poco más de un año, ha pasado de ser blanca a tener un tono bastante grimoso, debido a que la niña ha cogido por costumbre encajarse en el hueco que queda entre el colchón y la pared a la hora de dormir. El roce de la piel, el sudor, las rabietas en las que se sube a la cama y patea el muro blanco sin compasión, y una afición terrible a pegar mocos allí mismo, lo habían dejado muy poco vistoso. He probado a fregarlo, pero hay manchas que no han salido, por lo que la única opción que veía factible era la de pintar, pero ¿para qué? ¿Cuántos días tardaría en volverlo a poner en ese estado? Así es que una vez que teníamos decidido que el fotomural de la sirena bajo el mar iba a venir a casa, me pareció la mejor idea del mundo colocarlo justo en esa zona, para que abarcase unos centímetros por debajo de su colchón y la pared quedase completamente protegida de estos ataques. E incluso si la niña sigue manchando de esta forma, los fotomurales se limpian con un paño ¡y listos!

fotomurales sirena pixers

2. Colocación y meteduras de pata. Gracias a todos los astros, el que inventó los fotomurales Pixerstick tuvo a bien permitir que se puedan pegar y despegar muchas veces, e incluso volverlos a poner en el papel en el que vienen embalados para volverlos a usar en el futuro. Nuestra Mari Carmen es bastante grande (2 metros de alto por 2,15 de ancho) y todo el diseño venía dividido justo por la mitad en 2 piezas. Mi primera intención era colocarlo ayudada por este hombre, pero al medio minuto ya tuvimos nuestras discrepancias acerca de cómo hacerlo, por lo que me quedé sola ante el peligro. Un pliego tan grande no es fácil de manejar por una sola persona subida a una silla, pero en cuanto le coges el truco a cómo ir despegando el vinilo del papel protector, la tarea se aligera mucho. A mí me ha venido bien separar trozos de unos 30 centímetros para ir colocándolo en la pared sin que queden burbujas. Pero si os aparece alguna, se despega y se vuelve a pegar sin problemas. Eso sí ¡no os fiéis de la rectitud de vuestros muros y techos! Una confía en que hicieron una obra fina y al ser un fotomural tan grande me guié por la esquina del techo y de la pared para colocarlo. Pues bien ¡primera metedura de pata! Si me ajustaba a ambas esquinas al final el vinilo acababa invadiendo un poco de la pared del cabecero de la cama. Así es que dejé un margen de unos 3 centímetros de pared por arriba y por el lateral y asunto solucionado. Al ser tan grande, al verse desde la distancia, la zona blanca no se aprecia ni tampoco está torcido. Al elegir la pared donde se ubicará, tened en cuenta los elementos como apliques de luz, enchufes, radiadores, muebles que irán colocados delante. Al principio, queríamos situarlo en la pared de enfrente, mucho más grande aún, pero sortear el radiador y sobre todo, la lámpara de aplique que coincidiría en medio de toda la cara de Mari Carmen, no era buena idea. En esta pared sólo debíamos tener en cuenta un enchufe e interruptor, con la suerte de que además han coincidido justo con el borde de ambos paneles autoadhesivos, por lo que recortarlo ha sido súper fácil. Además, el material del vinilo es grueso y ni se arruga ni se rompe con facilidad.

fotomurales sirena pixers

3. ¿Es una decoración muy excesiva? Sinceramente, entre el paisaje rural idílico para el recibidor que yo tenía en mente y la explosión de color del fotomural de Mari Carmen, el shock en mi vida ha sido importante. Por otro lado, la niña vive feliz con su sirena y los dormitorios infantiles me parecen ideales para tener estas licencias y hacer uso de decoración más arriesgada. Este en concreto, me parece una exageración, lo mire por donde lo mire, pero hay decenas de miles de diseños súper discretos que pueden adaptarse a los gustos de cualquier persona y a las necesidades de todos los espacios. Para compensar, cuento con la ventaja de que nuestras paredes son blancas, los muebles también, la habitación no es grande pero sí muy luminosa, por lo que el fondo marino es impactante pero ni agobia ni sobrecarga. De hecho ¡ahora lo que creo que me sobra es la funda nórdica de Hello Kitty! Creo que buscaré algo liso, sin estampados y el efecto será mucho mejor.

En definitiva ¡los vinilos no se van de mi vida! Hemos sustituido uno por otro, pero me siguen fascinando como opción asequible de decoración. Espero que la pasión por las sirenas le dure mucho tiempo a la niña, pero si no ¡bienvenida sea una nueva renovación! De casa no podremos cambiar, pero con toques así, todo parece original y muy diferente. ¿Os animaréis a redecorar con fotomurales?




Esto te puede interesar

2 Comentarios

  • Responder
    Carolina mamá ríe
    21 agosto, 2017 at 09:57

    Nosotros tenemos los dormitorios hasta medias paredes de madera blanca (ainssss qué bonitos y que sufrío) así que no va a ser posible. Al igual que no quedaría igual de bien una Maricarmen que un Rayo Mc Queen. Pero este hombre mío está obsesionao en poner un vinilo de estos en la buhardilla, en la zona destinada a la música y creo que quedaría muy bien…ya veremos, ya.
    Yo no veo exagerada a Maricarmen, os ha quedado genial.

  • Responder
    María MiviMamá
    22 agosto, 2017 at 10:48

    Oye, pues no conocía yo los fotomurales, pero les voy a echar un ojo. La entrada de mi casa es un pasillo, tal vez entrase una repisita y un espejo, pero mi querido esposo se rrsiste a mis peticiones de poner uno. Así que igual un fotomural nos solucione el pasillo soso jajaja

  • ¿Quieres añadir algo? ¡Comenta!