Enseñanza/Colegio

Extraescolares en P3 ¿para los padres o para los hijos?

Extraescolares en P3 ¿para los padres o para los hijos?

Mi bichilla no ha tenido actividades extraescolares en P3. Resulta que durante los últimos días de cole, mi mochuela salió de clase con un papelito en el que desde el AMPA se nos preguntaba qué extraescolares nos haría ilusión que tuviesen para el próximo curso, para rellenar el formulario, realizar una encuesta y, con los datos, ofrecer lo que los padres más demandaban para sus hijos. El caso es que el papelito se quedó en el bolso, bajo los pañales de mi churumbelito, y cuando lo descubrí ya había acabado el plazo para responder. Pero da lo mismo, porque la niña ni tuvo extraescolares en P3 ni las tendrá en P4. Este primer año de colegio ni nos lo planteábamos, porque logísticamente nos podemos hacer cargo de ella y ya nos suponía un trauma todas las horas que iba a tener que estar en el colegio. Que sí, que todo ha ido bien, las clases le encantan y se lo pasa 1.000 veces mejor allí que en casa. Pero como primerizos escolarizando a su primera mochuela, que no había pasado por la guardería y que no tenía ni 3 años, esto no lo sabíamos el año pasado. Así es que lo de dejarla además a actividades extraescolares en P3 después de clase, nos parecía una aberración. Ahora ya hemos espabilado, no vemos el asunto como algo tan dramático, pero aún así no nos convence el sistema.

1. ¿Tus hijos quieren ir a extraescolares? No sé si vosotros consultasteis con vuestros churumbeles si les hacía ilusión o no ir a extraescolares en P3. Sinceramente, yo no se lo pregunté a la mía. Primero, porque no la íbamos a llevar y segundo, porque su nivel de entendimiento al inicio del curso no era el que tiene ahora, por lo que no me veía metida en berenjenales para que eligiera entre danza, ajedrez o multi deportes. Pero es que de cara a P4, tampoco creo que vaya a apuntarla a ninguna cosa. Durante este curso, ha llegado cansadísima a casa, hasta tal punto de que el parque que tenemos justo en la puerta y que me quitaba el sueño cuando nos mudamos aquí, porque la niña quería parar en él en cada entrada o salida del portal, no ha vuelto a pisarlo de lunes a viernes desde que empezó el cole. Los primeros días, le preguntaba si quería que nos quedáramos un rato en el parque, porque además muchos de sus compañeros de clase pasan las tardes en él (que los veo yo por mis ventanas) pero ella decía que estaba muy cansada, en plan señora mayor, y que sólo quería ir a casa. Y así, de septiembre a junio. La niña es resistente, y luego no cae rendida hasta pasadas las 10 de la noche, pero aún así, se arrastra y está muy irritable la mayor parte de las tardes. Con lo cual creo que acertamos al no apuntarla a nada más, porque si son actividades deportivas y de desgaste físico ya llega suficientemente reventada a casa, y si son cuestiones de concentración ¿de verdad le va a rendir el aprendizaje?

2. ¿Eligen ellos o nosotros? En mi mundo de maternidad ideal (¡Ja! Me parto yo sola), siempre he pensado que cuando mi bichilla quiera hacer clases de algo, será ella la que elija libremente. Odiaré a muerte que escoja un deporte de esos con competiciones que te hacen recorrer la geografía de la comunidad autónoma y madrugar mucho los fines de semana. Pero conociendo a su padre, no me dejará interponerme. A mí me gustaría que aprendiera inglés, por su futuro, cocina, por mi presente y mi futuro, o bailes de todo tipo porque le encanta la música y no puede evitar intentar seguir las coreografías que ve por ahí. No quiero ser una de esas madres que dicen que la niña debe ser bailarina y el niño futbolista sin que ellos sientan ninguna atracción por esa actividad.

3. ¿Son clave para conciliar? Bueno, para la conciliación real y bien entendida, esa que no existe, pues no. Pero cuando uno tiene que cumplir unos horarios laborales que son completamente incompatibles con los escolares, las actividades extraescolares en P3 y en cualquier curso pueden aligerar las prisas de los padres, pese a que para los hijos a veces suponga una pesada carga. No niego que las criaturas disfruten con ellas, pero al menos la mía volvería agotada del todo. Así es que este punto es otro de los que no nos obligan a depender de ellas. Y además ¿cuántos días a la semana deben practicar la extraescolar? ¿Y cuántas actividades diferentes? ¿Vale con un día a la semana de una cosa que les guste? ¿O necesitamos que sean 5 clases como mínimo y de diferentes ocupaciones?

En definitiva, que una vez superado el primer curso, creo que sólo apuntaría a mi bichilla a actividades fuera del horario escolar si ella lo pidiese, si tuviera una afición o inquietud clara que disfrutara y quisiera potenciar. ¡Y eso si tuviera un precio medianamente razonable y logísticamente fuera posible llevarla! Porque ya me parecería el colmo de los despropósitos que encima eligiera algo que nos dificultase aún más las rutinas diarias. ¿A qué edad empezaron vuestros hijos a ir a extraescolares? ¿Fue por petición del niño o por cuestiones organizativas familiares?




Esto te puede interesar

8 Comentarios

  • Responder
    mamapuede
    5 septiembre, 2017 at 08:04

    Pues te cuento mi experiencia,
    Cuándo Leo iba a empezar el cole no me planteaba ni de lejos lo de apuntarle a extraescolares el primer año, me parecía demasiado, pero surgieron unas clases de inglés que me parecieron que podrían ser divertidas y le pregunté si le gustaría ir, me dijo que si, y salvo el primer día que le costó, el resto del año fue encantadisimo, iba feliz a sus dos horas a la semana, me preguntaba todos los días si le tocaba ir o no porque lo estaba deseando.

    El año pasado le volví a preguntar y me dijo que inglés y además cerámica, que encima cómo no me lo esperaba me costó apuntarle porque se había pasado el plazo, y este año me pide además de lo del año pasado ir a la piscina, él solito, sin ninguna indicación por nuestra parte.

    Pero es que además este año Gonzalo empieza el cole y también me pide las mismas actividades que su hermano, el año pasado se quedaba llorando muchos días, porque quería quedarse en cerámica.

    En nuestro caso, no se trata de conciliar, porque podía tenerlos en casa y para mí es mucho más cómodo -y barato- no llevarles a nada, pero son ellos los que me lo demandan.

  • Responder
    La mama fa el que pot
    5 septiembre, 2017 at 08:51

    En mi cole en p3 no ofrecen extraescolares porque consideran que son demasiado pequeños.
    Yo había hecho extraescolares con mi hija cuando iba a la guarde. Hacia yoga (yo iba con ella) y lo pasaba genial.
    El año pasado cuando llegó el momento le pregunté y me dijo que quería hacer piscina y es lo que hizo todo el curso y el último trimestre también hizo capoeira.
    Yo tampoco necesito las extraescolares ya que con mi reducción me puedo pasar toda la tarde con ella. Pero si veo que le interesan cosas y le apetece hacerlo pues le dejo que pruebe.
    Este año quiere hacer danza y estamos buscando alguna actividad de arte porque dice tambien que quiere pintar.
    En mi caso las extraescolares son para que ella disfrute y explore cosas que le gusten y sobretodo para que disfrute.

  • Responder
    Ely
    5 septiembre, 2017 at 10:45

    Pues en nuestro caso fue Álvaro el que con 4 años pidió ir al cole y también a fútbol, así que completó dos tardes a la semana con la extra escolar. Diego se quedaba llorando porque él también quería ir al cole de su hermano y a fútbol. Este año se supone que empieza Diego el cole (yo no lo veo aún, pero él decide) y si quieren, pues volveremos a ir a fútbol, aunque me gustaría que tuviera un horario en el que yo pudiera hacer piscina con la niña, por ejemplo. ¡O pilates sola! Te contaré 😂

  • Responder
    dulcematernidad
    5 septiembre, 2017 at 18:37

    Hola Lucia, mi Titina empezó con extra escolares en P4 con ballet, cuando tenia 3 añitos, iba al salón de actos del pueblo y se quedaba hipnotizada mirando a las niñas hacer ballet, así que ella comenzó a practicarlo por propia voluntad, y mi Terri empezó con extra escolares en P4, lo que más quería era hacer fútbol, y nuestro papi está feliz de la vida, sí, cada viernes plegaba a las 7 del trabajo y llegaba sobre las 8 a casa, ahora acaba a las 16:30 cada viernes para llevarlo él mismo a los entrenamientos de fútbol a las 5pm. Donde existe fútbol, competiciones y entreno allí esta el padre clavao! esto de los extra escolares con afición paternal tiene muuucha miga!!

    Suerte con tu Bichilla y el regreso a cole!

  • Responder
    helenriberas
    6 septiembre, 2017 at 00:02

    A mi me parece que son un stres para los padres todo el día de aquí para allá, y en pleno invierno que a las 9.30 ya están en la cama, yo veo que entre tareas y extraescolares no tienen tiempo de ser niños. Hay algunos que van todos los días de la semana. Mi niña es muy pequeña, tiene sólo 2 años asi que no puedo hablar todavía de lo que haré, por mi parte me gustaría música, pero es lo que ella quiera y se la de medianamente bien, y como bien has dicho, siempre y cuando nos lo podamos permitir.

  • Responder
    miren | de lunares y lunas
    6 septiembre, 2017 at 15:36

    ¡hola! pues yo en este primer año de cole que empieza, sí tengo intención de apuntarle a algo, pero creo que sólo a una cosa, y viendo que le guste. y quiero que sea a mediodía, en el tiempo de juego que tienen entre el comedor y las clases de la tarde. no quiero que salga más allá de las 5 luego… peeeero esta es sólo la teoría que manejo hoy a estas horas, que aún no tenemos la oferta de clases ni he visto cómo se va manejando ella sólo con las horas básicas… os contaré más adelante… ¡besos!

  • Responder
    hechoparapeques
    6 septiembre, 2017 at 21:40

    En nuestro caso no llevamos a extraescolares a nuestra hija en P3 y ahora estamos viendo cómo lo haremos en P4. Creo que más bien el dilema (en nuestra situación) se basa en cómo conciliar el horario escolar con el horario laboral. Si podemos evitarlo, no irá a clases extraescolares a no ser que sea ella la que nos lo pida porque vea que sus amiguitas se quedan a baile, natación o demás. Ya te contaré si al final la apuntamos a algo o no…

  • Responder
    Neya
    9 septiembre, 2017 at 01:55

    La mia fue al aula de dos años, asi que esta ya adaptada al cole. De la gran variedad de extraescolares q ofrece el ampa la he propuesto ir a danza moderna porque la encanta, y ha dicho que si. Tienen horario continuo y sale a las 2, nos da tiempo a comer, descansar un rato e ir a la clase. Si vemos que esta muy cansada estamos a tiempo de darla de baja porque no tenemos problema de conciliación. Para primavera me gustaria que empezase a nadar un poco, esto es cosa nuestra por seguridad, pero iremos viendo.

  • ¿Quieres añadir algo? ¡Comenta!