Inventos útiles

¿Quién cuida de la casa en vacaciones?

¿Quién cuida de la casa en vacaciones?

Siempre pienso que no tengo nada de valor en casa y que me saldría más caro instalar una alarma y contratar una empresa de seguridad privada, que dejar que entren y me roben mientras estamos por ahí de parrandeo. A ver, sería un trastorno tener que volver a comprarlo todo, un gasto de dinero grande ¡y se me ponen los pelos como escarpias solo de pensar en las posibles roturas y limpieza que tuviera que hacer! Pero no me obsesiona el tema de quién cuida de la casa en vacaciones, pese a que a veces valoro si salir de ella con los niños y el ordenador, que son lo único realmente valioso. Este verano, viví la experiencia de mis cuñados, que tienen contratado este tipo de servicio. Estando en la otra punta de España, recibieron cantidad de llamadas de su compañía. La compañía llamó a mi suegra, que era el contacto cercano por si la alarma detectaba algo. Total, que entre unas llamadas y otras, que si dígame usted su palabra clave, que si a James Bond le gusta el Martini mezclado y no agitado… Hasta que al fin llegaron a algo claro,pasaron más de 2 horas. Porque eso de que la policía va a estar de cuerpo presente en tu puerta cada vez que se detecte un movimiento extraño es una mentira muy gorda. Vamos, muy torpón tendría que haber sido el ladrón para no lograr desvalijar la casa en 2 horas. En ese tiempo hago yo casi una mudanza completa. Al final, todo quedó en nada. El sensor saltaba por un reflejo de la ventana que daba directamente en uno de los aparatos instalados, pero si no llega a ser así ¡ se hubieran llevado lo que hubieran querido! Al final, resulta que este hombre tiene ciertas intranquilidades cuando salimos de viaje, y he descubierto una gama de productos, no conectados a nada, que pueden servirnos de ayuda. Ojo, que no son caros.

1. Detector de movimiento Panasonic. Igual luego me da miedo usarlo, porque el detector de movimiento Panasonic se queda instalado cómodamente en casa, tú te largas y si algo se mueve ¡te avisa! A ti. Claro, vas a querer bichear y saber qué está pasando en tu hogar, si es que te has dejado una ventana abierta y entra un corrientazo de aire que te está tirando hasta los peluches de las estanterías, o si realmente estás dando cobijo a un amigo de lo ajeno. Esto se conecta a una cámara propia y a través de tu móvil te enteras de todo. También puedes usarlo cuando estás en casa, si se te va a escapar un niño de la cama, o por las escaleras… Tiene diversas funcionalidades y no lo veo caro (40 euros) aunque se necesita otros dispositivos para que funcione, pero no es una inversión mensual y de por vida. Me parece una buena cosa, aunque todo depende de lo inseguro que sea el lugar en el que vivimos, claro.

2. Detector de fugas de agua. Este hombre suele desconectar aparatos eléctricos, cortar la llave de paso del gas y la del agua, pero las fugas de agua sí nos han dado problemas. Hace año y medio, cuando nos dieron las llaves de este piso, no tardamos ni 2 días en tener un post it de la vecina de abajo en la puerta, buscándonos porque le estaba saliendo una humedad en su baño. ¡Un estreno por todo lo alto! Como somos personas de bien, con seguro del hogar y estas cosas, no tuvimos problema en atenderla, más que nada porque vimos que alrededor de nuestro bidet se formaba un charco de agua procedente de no se sabía dónde, que igual era lo que le estaba jorobando la pared a ella. Pero no. Su seguro vino, hicimos todas las pruebas del mundo y de nuestro piso no caía ni una gota de agua en dirección hacia el suyo. En cualquier caso, el puñetero bidet sigue soltando agua cuando le viene en gana. No lo usamos para nada, no lo abrimos, pero de pronto, entras y te encuentras el dichoso charquito. El goteo desaparece sin hacer nada hasta meses después. Una cosa muy misteriosa, pero claro, si pasa mientras no estamos aquí, no vamos a ser tan rápidos con la fregona y a saber la catástrofe que me hace la gotita de agua como se salga de las baldosas del baño y me invada el parquet… Pues resulta que existe un cacharrito para fugas de agua que también nos avisaría si se produce justo mientras no estamos. A este ya le hemos declarado amor eterno.

3. Tu madre. O una vecina cotilla, o cualquier otro familiar que viva cerca y que te de confianza para convertirse en la persona que cuida de la casa en vacaciones. Además de para poner en práctica los típicos trucos de vaciar el buzón, abrir persianas, encender luces o regarte las plantas (cosa que yo no tengo), si cualquiera de los dispositivos anteriores te avisa de algo extraño, que puedan pasarse por tu domicilio y no tener que suspender tus vacaciones. A ver, no voy a mandar a mi madre a luchar cuerpo a cuerpo contra un ladrón para que no se lleve la tele churretosa que tengo en el salón, pero si son cuestiones de despistes o averías que no pongan en entredicho su propia integridad ¡las personas de confianza son una gran ayuda! Y más la mía, que cada vez que nos vamos me llena la nevera para la vuelta, me reordena la casa, me plancha la ropa y me la deja irreconocible por completo.

¿Habéis tenido algún percance en casa mientras estabais de vacaciones? ¿Os vais tranquilos o teméis tener algún disgusto a la vuelta? ¿Dejáis vuestras llaves a otras personas o la vigiláis de alguna forma especial?

Foto vía Shutterstock.

Esto te puede interesar

4 Comentarios

  • Responder
    Carolina mamá ríe
    14 septiembre, 2017 at 09:21

    Pues mira qué suerte que tienes quién te cuide la casa en vacaciones y …¡¡has tenido vacaciones!!, hija yo ni una cosa ni otra este año. Pero generalmente, es mi madre la que echa un ojo.

  • Responder
    La maternidad de Krika en Suiza
    14 septiembre, 2017 at 14:34

    Yo todo lo más que hago es dejarle las llaves al vecino para que me coja el correo y no pete el buzón, porque si tiene que pasarse mi madre a echarle un vistazo, lo mismo le pilla un poco retirado. Pero es que tampoco tengo joyas ni absolutamente nada valioso. Como tú dices, los niños, y esos me los suelo llevar.

  • Responder
    miren | de lunares y lunas
    14 septiembre, 2017 at 14:52

    ¡hola! pues yo también suelo tirar de mis padres para que se pasen a echar un ojo a la que se acercan a regar… porque, ¿para qué tener plantas si no es con ese fin?.. 😉

  • Responder
    helenriberas
    14 septiembre, 2017 at 16:29

    Que suerte tienes no? que te pone la casa en orden para tu vuelta. No se, yo como tu, no me da por pensar en que me vayan a pasar estas cosas, cuando tengan que pasar, pues ya se verá. Tampoco soy de las que viajo mucho. Todo eso de la alarma opino igual que tu, un rollo, en lo que va alguien o la policía, ya han robado. Y del detector de movimientos no me convence, porque si cada vez que hay un movimiento avisa, y tu estás fuera, hacer ir a alguien a casa también es un trastorno.

  • ¿Quieres añadir algo? ¡Comenta!