Juguetes

Los juguetes preferidos de mi hija. ¡Menuda sorpresa!

juguetes preferidos de mi hija

Cuando tu bebé comienza a crecer, a distraerse primero con sombras en la pared, después con pequeños sonajeros, o monigotes que cuelgan sobre él, etc., eres tú quien toma la decisión de qué juguetes son los que va a tener y con los que debería disfrutar. En ese momento, tampoco tienes ni idea de sus gustos, así es que te dejas guiar por los fabricantes de juguetes, y más allá de mirar que sean aptos para su edad, que parezcan seguros y bonitos a la vista, o espectaculares en su manipulación, no entramos en más honduras. Pero llega el día en que tu hijo comienza a tener criterio propio, sabe lo que prefiere y lo que detesta, lo que le apasiona y lo que le es indiferente y puede que tú ni siquiera te hayas percatado de esto. Como padres, cuando vamos a realizar un gasto en juguetes, entiendo que todos queremos acertar y no desperdiciar el dinero a lo tonto. Igual que cuando optamos por hacer listas de regalos para repartirlas entre amigos y familiares, porque nosotros conocemos mejor a nuestro churumbel y podremos guiar a los demás. Pues sinceramente, ni siquiera en estos casos nos ha resultado fácil acertar con los gustos de mi bichilla, hasta hemos llegado a pensar que la niña no tenía ilusión por los regalos, y esto hace que los juguetes preferidos de mi hija hayan sido un misterio para nosotros. Nunca sabremos qué la ha llevado a decantarse por estos entretenimientos y no por otros que sí habíamos tenido en casa desde siempre.

disfraces baratos amazon princesas

1. Disfraces. Por poco que hayáis echado un vistazo sólo de higos a brevas a nuestro perfil de Instagram, habréis visto que los disfraces copan el primer puesto de los juguetes preferidos de mi hija. Es la niña disfrazada a perpetuidad, generalmente de princesa, con el estilismo de Elsa en Frozen a la cabeza. Ya ha tenido 2 disfraces de Elsa, porque el tiempo ha ido pasando, ella creciendo, y el desgaste diario de un artículo pensado para ser usado puntualmente y no como uniforme de trabajo habitual, así lo ha requerido. También ha tenido el de Anna, Blancanieves, Cenicienta en el baile, Rapunzel, y el siguiente más exitoso el de Bella, que desbancó durante 3 meses consecutivos a Elsa, pero luego esta ha vuelto con fuerza a su vida. Tiene disfraz de enfermera, de sirena, de pirata, y se disfraza antes del desayuno, para ir al cole, y en cuanto vuelve de la escuela hasta que se va a dormir. Y los fines de semanas los turnos son de más horas. Con todos los complementos que requiera cada cosa, empezando por los tacones, coronas, varitas, maletines de doctor y demás. Cuando con poco más de un año pedimos a sus tíos que le regalaran ese primer disfraz de Elsa para el Día de Reyes, jamás pensamos en que el éxito sería tan rotundo.

puzzle progresivo peppa pig

2. Puzzles. Entre los juguetes preferidos de mi hija, los puzzles se convirtieron en un must desde poco antes de cumplir los 3 años. Hasta ese momento los había tenido de madera, de piezas encajables y sencillas, y la habían distraído a rachas. Pero cuando pasamos a los puzzles normales y progresivos de Peppa Pig, los de piezas dentadas de cartón de toda la vida, y vio los dibujos que podía elaborar con poco esfuerzo ¡aquello fue una locura! Desarrolló habilidad para hacerlos de una forma pasmosa y enseguida cualquiera se le quedaba pequeño. En cuanto lo montaba una vez, no necesitaba el dibujo para guiarse, y en menos de una semana pasamos de los sencillos de 6 piezas a otros más complejos de 50. Menos mal que teníamos un arsenal de puzzles guardados en el armario para hacer frente a esta demanda. Fueron días frenéticos de montaje, aunque ahora ha dejado algo de lado esta afición por otra aún más artística.

témpera seca para niños

3. Témpera seca. No tenía ni idea de lo que era esto, y mi bichilla se ha distraído siempre más con libros de pegatinas que de colorear. Aún no sujeta correctamente los lápices, suele pintarlo todo de un solo color, no tiene ningún pensamiento de ceñirse a los contornos de un dibujo, sino que rayotea sin ton ni son, y lo de pintar no era una de sus distracciones preferidas, llegando a frustrarse muchísimo cuando sus ceras de colores no tenían la suficiente calidad (todos hemos tenido colorines que no pintan por más que aprietes) o se le partía la punta de los lápices de madera. Los rotuladores no podía dejarlos a su alcance, porque incluso esos que se venden como hechos al agua y que no manchan la ropa ¡la han manchado! Y entonces, mi cuñado le regaló una maleta llena de témpera seca o sólida, que a ojo parecen pintalabios, o pegamento en barra, pero es una pintura muy cremosa al aplicar, que se seca al poco rato, por lo que cubre muy bien el papel y además ¡tiene brilli brilli! También se lava bien y sale de la tela sin esfuerzo, así es que desde que empezamos a divertirnos con ella es uno de los juguetes preferidos de mi hija ¡y míos también! Porque no me da miedo que manche con ellos.

maquillaje para niños frozen

4. Maquillaje. ¡Ay! La verdad es que de mí no puede haberlo copiado, y de lo que ve en la tele tampoco, pero dentro del mundo de las pinturas, el autodecorase le encanta a mi bichilla. Yo me pinto la raya del ojo el fin de semana y poco más, así es que no creo que haya sido su inspiración. Pero le regalaron maquillaje para su tercer cumpleaños y lo disfrutó mucho, si bien lo gastó todo en una sola sesión. Un problema que suele tener el maquillaje infantil es que pinta poco: todo son brillos, purpurina y colores suaves, cuando mi bichilla lo que quiere es quedar bien marcada y que se note a la legua que lleva los morros rojos y los ojos como de carnaval. Así es que suele echar mano de lo que me encuentra en mis cajones, que no es mucha cosa, pero algún hallazgo ha hecho. Por suerte ¡ha aprendido a desmaquillarse! Empieza lavándose la cara con agua, y si ve que no puede, recurre al PhysioBebé de Mustela que para ella es su propio desmaquillante.

Como se puede ver por sus gustos ¡la niña me ha salido bastante farandulera! Juega con muchas otras cosas, como bloques de construcción, se entretiene con libros nuevos hasta que pasa la novedad, las muñecas no son su fuerte, le encanta correr y chutar pelotas o ir en patinete, odia bastante la bici, y ahora también empieza a interesarse por algunos juegos de mesa, pero para eso requiere compañía y no podemos jugar siempre que quiere. ¿Vosotros supisteis desde siempre qué juegos serían los preferidos de vuestros hijos? ¿Os han sorprendido con algunas de sus aficiones?




Esto te puede interesar

3 Comentarios

  • Responder
    Carolina mamá ríe
    18 septiembre, 2017 at 09:57

    Pues tu Bichilla es una niña bastante cabal en cuanto a los juguetes se refiere. Si vieras a mi rubio, que teniendo su dormitorio que rebosa de juguetes, prefiere jugar con una cadena de perro, unos cartones, unas toallas…y así una larga lista de cachivaches que nada tienen que ver con el mundo juguetil…y a mí se me llevan los demonios cada vez que limpio su cuarto…

  • Responder
    miren | de lunares y lunas
    18 septiembre, 2017 at 12:12

    me encanta tu hija siempre de tiros largos.. 🙂 ¿no le da por disfrazar también al peque a conjunto? la verdad que los niños son cajas de sorpresas andantes, y es cierto que incluso con las listas de regalos (que me parecen muy prácticas para evitar sufrimientos ajenos), no siempre se acierta.. que luego acaban como el anuncio, flipando con “¡un palo, un palo!”, ¡besos!

  • Responder
    La mama fa el que pot
    18 septiembre, 2017 at 12:45

    Mi hija tiene gustos bastante parecidos a la tuya. No hay día que no se disfrace de princesa y le encanta maquillarse aunque yo a duras penas me acuerdo se ponerme crema en la cara.
    Y los puzzles también nos encantan.
    Pero es verdad que hay cosas que pensaba que le gustarían y no triumfaron para nada.

  • ¿Quieres añadir algo? ¡Comenta!