Inventos útiles

¿Es imprescindible tener abrigo de porteo?

abrigo de porteo unisex

No creo que haya una verdad universal a cerca de la necesidad o no de tener un abrigo de porteo. Como casi todo en esta vida, dependerá mucho del uso que vayas a darle y de lo mucho que quieras portear. Sinceramente, con mi bichilla porteamos durante casi 3 años desde la primera semana de su nacimiento, sin abrigo y sin nada. Sobrevivimos muy dignamente y no nos pasó ninguna catástrofe. Claro que en esto influyeron principalmente dos cosas: que nosotros éramos más de portear dentro de casa que fuera, porque ella iba mega feliz en su carrito, y que yo adelgacé tanto durante el embarazo, y mi propio abrigo se me quedó tan grande, que la niña y el fular de porteo que usé cuando nació en noviembre me cabían debajo sin ninguna complicación. Luego ya llegó el verano, al siguiente otoño empezó a caminar y nuestro porteo seguía siendo más casero que otra cosa. Pero cuando nació mi churumbelito ¡tuve necesidad de abrigo de porteo casi desde el primer día! Bueno, o más bien desde el primer mes, porque como prematuro tardío nacido en enero, nos recomendaron no sacarlo mucho a la calle, ni tener contacto con gente posiblemente infecciosa al menos durante ese tiempo. Pero a la primera oportunidad de salir me topé con esto.

cobertor de porteo

1. Tengo otra niña que corre en los días de lluvia. Una cuestión clave para portear más por la calle es que ahora soy bimadre. Principalmente seguimos saliendo con el carrito a todas partes, pero mi mochuelo es de un amoroso que he tenido rachas de ir casi a todos sitios con el carrito y la mochila ergonómica. ¡Venga cacharros! Para mí el carrito es mega cómodo, pero este niño suele negarse a dormir largos ratos en él, por lo que si quiero asegurarme muchas horas de tranquilidad, necesito portearlo. Bajo techo ningún problema, pero para salir con la niña a la carrera con la fresca, y sobre todo con la lluvia, ya no estoy tan tiposita como en mi primer postparto, y ese abrigo normal que me hizo el apaño aquella vez ya no me vale para abarcarnos a los dos. Esto es lo que me empujó a comprar mi abrigo de porteo en las rebajas de febrero y a estrenarlo a mediados de marzo. 2 veces me lo pude poner antes de que las temperaturas subieran demasiado para poder seguir usándolo, pero oye, aquí lo tengo ya listo para cuando refresque este otoño-invierno.

abrigo de porteo wallaby de wombat

2. El padre también portea. Y antes no. Nuestro abrigo de porteo es este, el modelo Wallaby de la marca Wombat que compramos en rebajas. Talla L ¡y quepo yo! Una mijita justa, pero a este hombre le queda perfecto. Él empezó a portear por casa a mi bichilla con nuestro tercer portabebés, la mochilla Tula Toddler, pero con mi churumbelito se ha animado desde el primer día, por lo que al ser un modelo de abrigo de porteo negro, con adornos en gris, es bastante unisex y muy abrigado para esta zona, lo que nos viene genial a los dos. De hecho ¡abriga una barbaridad! Mucho más que nuestros abrigos invernales de calle, con lo cual, entre el calor humano del mochuelo, el nuestro y el abrigo de porteo ¡podríamos emigrar a Siberia sin notar la bajada de las temperaturas!

abrido de porteo wallaby talla grande

3. Opciones de abrigo de porteo. Estuve valorando otras alternativas más económicas como estos cobertores y sudaderas, pero al final decidí que yo quería salir mona a la calle, y no me veía con estos artefactos. Por lo que realicé la inversión completa en un abrigo que me parece genial incluso para cuando no portee, ya que con el sistema de cremalleras el abrigo de porteo Wallaby de Wombat disimula por completo su estructura de abrigo de porteo, lo que me lleva a pensar que podré darle uso durante muchos años, incluso cuando ya no porteemos. ¡O si alguna vez salgo sola y sin niños a la calle! Lo que ocurra antes.

abrigo de porteo pirineo

4. Las ventajas de mi abrigo de porteo. Si creéis que vais a necesitar uno, como no sé cómo serán los demás, os cuento las cosas que me han sorprendido del mío, el Wallaby de Wombat: la pieza central es desmontable por completo con cremalleras, por eso sirve tanto como abrigo normal como modelo de porteo. El exterior es de tacto sintético y difícilmente se mancha. Queda entallado y hace una forma de cuerpo bonita ¡no es un saco cubre padres y cubre niños! Permite el porteo delantero y a la espalda. Llamadme tonta, pero como mi bichilla sólo ha querido ir porteada delante desde su nacimiento ¡en la posibilidad de que el abrigo de porteo me permitiera llevar a mi bebé a la espalda ni siquiera había pensado! Al estar acostumbrada a portear en casa, lo más probable es que ya tenga al niño dormido y puesto encima antes de tener que salir a la calle, por lo que con el abrigo evito despertarlo, ya que me lo coloco sin tener que mover al bebé y a correr. Incluye un cuello de pelito súper abrigado que creo que no llegaré a estrenar nunca, porque da demasiado calor para esta zona, pero bueno, es un extra que se agradece. Y si planeáis un futuro embarazo ¡también os serviría durante la preñez! Pensad que el bulto de un bebé o un niño de pocos años alrededor del cuerpo siempre abultará más que un panzón de embaraza, por lo que si el niño cabe ¡la preñez también!

¿Vosotros decidisteis invertir en la compra de abrigo de porteo? ¿Os apañasteis con otros no especializados? ¿O cómo os abrigabais para portear en invierno?




Esto te puede interesar

10 Comentarios

  • Responder
    Nueve meses y un día después
    16 octubre, 2017 at 07:31

    Yo usé el abrigo de embarazo y me apañé genial. En otras ocasiones le he hecho un apaño casero com una mantita de bebé. Para la lluvia tengo un chubasquero específico para la mochila y me pongo otro chubasquero yo.

  • Responder
    unamamaarquitecta
    16 octubre, 2017 at 09:35

    Yo con la emperatriz sí que me compré un cobertor, solamente lo usé yo. Esta vez, una vez nazca miniemperatriz dentro de unos días (u hoy, nunca se sabe..) estoy pensando comprarme un abrigo de estos pero que me valga también para ir a trabajar un poco “mona” quitando la parte extensible..De hecho se acerca mi cumpleaños así que no sería mal regalo para decirlo a la familia jejejeje.

  • Responder
    La Hobbita
    16 octubre, 2017 at 09:55

    Yo inverti, inverti. Un lilliputi pillé. Y me hice un forro de porteo casero antes con el q sobreviví muuuucho tiempo.

  • Responder
    Carolina mamá ríe
    16 octubre, 2017 at 10:13

    Yo porteé y no abrigué jajajajaj. Nada pues eso, yo usé mucho la mochila pero al que llevaba abrigadito era a él.

  • Responder
    La mama fa el que pot
    16 octubre, 2017 at 11:24

    En mi caso cuando nació mi enano también me decidí por comprar un abrigo de porteo. De hecho compré uno que me sirvió durante el embarazo y para portear si lo llevo delante.
    Como dices no hay nada imprescindible y seguro que puedes vivir sin abrigo de porteo.
    Pero yo como tu también quería salir a la calle medio digna y no con parches encima.
    Además mi hijo odiaba el cochecito y con mi hija mayor tenia que salir e ir al parque cada tarde y como nació en febrero le di mucho uso al abrigo desde el principio.
    Ahora mi enano ya está mayor y lo porteo más en la espalda, así que ese accesorio del abrigo no me sirve pero el abrigo sigue haciendo su función, así que para mi no es una inversión en vano.

  • Responder
    miren | de lunares y lunas
    16 octubre, 2017 at 11:50

    ¡pero si no sabía ni que existían! yo es que con la mía no podía portearla del peso, me rompía por la mitad! supongo que si tuviera más, me lo tendría que replantear, claro, porque ya no es lo mismo… en fin, que tomo nota de la prenda por si aca… ¡besos!

  • Responder
    Una madre como tú
    16 octubre, 2017 at 21:09

    Pues yo me apañé la mar de bien con él, pero es como todo, depende de cada persona, situaciones, uso que se le vaya a dar…

  • Responder
    ASL
    16 octubre, 2017 at 22:25

    Mi opción fue muy económica y amortizada: abrigo de porteo y embarazo de Vertbaudet. Creo que no llegó a 60€ en rebajas y lo he usado…….. Por si a alguien le es útil la idea 😉

  • Responder
    Marina C
    17 octubre, 2017 at 00:08

    Nosotros tenemos un plumífero gigante acorde con las temperaturas suizas. Cabemos tú, tu prematurito, mi niño y yo. Holgadamente😂.
    Con este no lo usaré por que le mola el carrito y no será mi espalda la que proteste😏.

  • Responder
    Ely-mamadediaydenoche
    23 octubre, 2017 at 13:01

    Yo no he tenido abrigo de porteo y quizá debía haberme cogido uno, pero como siempre los he vestido con buzo en invierno, tampoco he visto necesario cogerme uno. Y ahora, con la tercera ya… Aunque si volviera a nacer, creo que me lo cogería desde el principio 😉

  • ¿Quieres añadir algo? ¡Comenta!