Alimentación complementaria

Mi bebé no come. ¿Cuántos gramos de comida debería tomar?

mi bebé no come

Como ya no somos primerizos, os conté que la alimentación complementaria con el segundo hijo estaba siendo de lo más relajada. Y así seguimos. Curiosamente, mi churumbelito tiene ya 9 meses, y si comparo la cantidad de lo que come, con la cantidad que comía su hermana, me pasaría el día temiendo que muriera de inanición. Ahora entiendo a los padres que tienen en la boca la queja constante de que mi niño no me come, porque a pesar de ser el bicho bola que es, con sus 10 kilos largos de carnes redondas, con ese aspecto que hace indignarse a la gente pidiéndome que lo ponga a dieta, mi mochuelo no come apenas nada. Pero nada de nada. Como el tema de la comida nunca nos ha estresado con los niños, hemos decidido seguir manteniendo la calma también ahora, sobre todo porque el pediatra también es pachorrón y no ve dramas en la salud de la criatura. Pero claro, al ser el segundo hijo te pones a comprar y me encuentro 1.000 veces al día soltando el tópico de que mi bebé no come. Y no me preocupa. No me da miedo que esté desnutrido, no creo que sea mal comedor, ni un melindroso, pero si lo comparo con los gramos y mililitros de todo lo que engullía su hermana ¡me parece imposible que este pueda estar más gordo que ella a esta edad! ¡Y más siendo prematuro! Sí, claramente la leche materna se encuentra detrás de ese aspecto lozano pese a las escasas comidas bajas en calorías que me hace. Por eso, igual a quienes seáis más temerosos y penséis que los niños no van a salir adelante por lo poco que comen, os sirva conocer esta experiencia.

bebé no come gramos comida

1. La alimentación complementaria es… ¡complementaria! ¿Cómo se te queda el cuerpo? Es que a veces parece que no entendemos este concepto, y desde los 6 meses al año (edades orientativas también y que variarán en función del desarrollo de cada niño) la teta o los biberones siguen siendo lo más importante en su alimentación. Empezamos a introducir alimentos para que se familiaricen con ellos, para que los conozcan, para ver cómo los aceptan, si tienen intolerancias o alergias, si se gestionan bien con los sólidos. Pero todo es experimentación. La comida de verdad no son las verduritas, ni las frutas, ni las carnes (que claro que aportan nutrientes esenciales) sino esas leches que nos los mantienen así de lustrosos. Y como la lactancia, materna o artificial, debe ser a demanda siempre, pues aquí tengo a mi ceporrito, que más o menos cada 3 horas reclama su teta y el resto de comida no la echa en falta. ¿Que así se harta de teta y no de comida? Lo sé. Pero es como debe ser. Además, no sé si a los vuestros les pasará lo mismo pero ¡a este no lo pongas en la trona a experimentar con comida cuando tiene hambre de verdad! Porque el drama puede ser interesante. Primero tiene que calmar la ansiedad con el pecho y luego ya podemos empezar a innovar.

2. ¿Muestra interés por la comida? Sí, mucho. Una barbaridad. Es un ansioso que intenta robarle el bocadillo a la hermana, que me mete la mano en el plato de garbanzos a ver si caza una patata, y que intenta hurgarnos en la boca cuando nosotros estamos comiendo y él no. Si le pones trozos de comida intenta engullirlos todos a la vez. Si le damos purés, llora entre una cucharada y la siguiente porque quiere que lo cebemos más deprisa. En fin, que no le hace ascos a nada y todo lo quiere probar pero a la hora de la verdad…

bebé no come gramos mililitros comida

3. ¿Cuántos gramos de comida debería zampar un bebé? Ay, pues de la teoría a la práctica con este niño, va mucho trecho. Si bien se pone muy deseoso en cuanto ve la comida, si logramos que se coma entre 5-10 cucharillas de postre ¡es todo un milagro! Aquí no somos de forzar a los niños a comer, y menos cuando hasta el médico está tranquilo con el asunto. Pero desde que cumplió los 6 meses, mi bichilla se metía entre pecho y espalda sus buenos 200-250 gramos, de purés, de frutas, y de lo que quiera que se le pusiera por delante. Pues con este, para empezar he tenido que comprar túppers mucho más pequeños para congelar sus raciones, porque con los de 250 gramos que tenía la niña tiene comida para 5 días. Y no exagero. Encontré estos de 90 ml. que eran baratos, y normalmente se come una cuarta parte o la mitad. O sea, entre 25-45 gramos de puré. Una vez al día. Porque luego toca la fruta, de la que se come la misma miseria. La hermana era capaz de comerse una fruta entera, en trozos a su edad, y hasta 3 si estaban trituradas. Pues este me ha salido de crianza low cost. Otra cosa es que sólo come sólidos estas 2 veces al día. Más o menos a la hora del almuerzo y la merienda, y a veces algún trozo de pan suelto entre horas, o un nuevo intento para que coma algo más de los triturados y trozos que va dejando sin comer. Ni desayuna ni cena. Y lo peor, cuanto mayor es menos come. Vamos, que esto me llega a pasar con la niña como primeriza ¡y me hubiera matado del disgusto en mi primera maternidad!

Como veis, la diferencia en cantidades con su hermana, que no hacía menos tomas de pecho que él, son abismales, y aún así todo está dentro de la normalidad. El agua le gusta, como juguete refrescante, porque casi parece que la use para enjuagarse la boca y escupirla más que para beberla. ¿Vosotros habéis tenido hijos más zampones que otros? ¿Alguno llegó a preocuparos de verdad? ¿Os martirizaban en el pediatra con este asunto o lo consideraban normal?

Foto slide vía Shutterstock.




Esto te puede interesar

4 Comentarios

  • Responder
    Carolina mamá ríe
    14 noviembre, 2017 at 08:10

    Uy lo de medir la comida en gramos, mililitros o lo que sea como que no ha ido nunca conmigo. Como bien dices la alimentación complementaria es eso una ayuda y si no come más es porque no necesita más. Por otra parte lo de forzar a comer si que no se debe hacer jamás, tienen que aprender qué es estar saciado y si eliminamos esas señales… mal vamos, incluso puede desencadenar en problemas de alimentación cuando sea mayor.

  • Responder
    Mamá de un prematuro
    14 noviembre, 2017 at 09:16

    Yo tampoco mido los gramos que come el pequeño. Una vez que me puse yo a dieta y fui a una nutricionista, me dijo que lo de medir en gramos nos volvía obsesivos con el tema. Nosotros le damos su puré y su yogur de postre y después, como nos ve comer, él también quiere y come lo mismo que nosotros en trocitos hasta que se cansa.

  • Responder
    Adriana
    14 noviembre, 2017 at 09:29

    A nosotros nos decía nuestra pediatra que, con lo de la alimentación complementaria, sin prisa pero sin pausa. Que deben empezar sobre los seis meses, y que deben llegar al año siendo su aporte alimenticio más o menos mitad leche, mitad otros nutrientes (todo esto aproximado, es obvio) Y también sin volverse locos, vamos, ¡es una mujer bastante comedida y razonable!

    Sabiendo esto, nosotros en cada caso fuimos encontrando nuestra formula que nos funcionaba. Aquí son de buen comer también, así es que tampoco nos valía soltarle un trozo de pollo cuando tenían hambre, así para que se apañasen, el drama podia ser de traca. También comprobamos que si tomaban teta antes de la comida, luego apenas comían porque se habían llenado. Y darles solo un poco de teta y luego otra cosa, como que tampoco, si se ponen a comer, como les interrumpas, estás muerto. Jajaja. Así es que lo que nos funcionó al principio era pure de primero para saciar el hambre, sólido después, y postre, teta o lo que fuese. Cuando ya se apañaban bien comiendo sólido a la velocidad que demandaba su apetito, que no fue mucho después, pues purés solo cuando los comíamos todos y ya está.

    Al final esto es como todo con los niños, cada uno es como es, y sabiendo cuál es tu objetivo, pues es adaptarse a cómo sea el crío en cuestión y qué funciona con él.

  • Responder
    miren | deLunaresyLunas
    14 noviembre, 2017 at 10:15

    ¡hola! la mía la verdad que come muy bien, y es muy de guiso de cuchara! 🙂 nunca hemos tenido problemas en ese sentido, se adaptó genial tanto al pecho al principio, como luego a los purés, sólidos… lo que le echen.. una suerte, vamos!

  • ¿Quieres añadir algo? ¡Comenta!