Puericultura

Barrera, presa y reductor de bañera Babydam de Tallytate. ¡Ahorrando agua!

re ductor de bañera babydam tallytate

Hace unas semanas, os contaba en Instagram que por una casualidad vi en el cuarto de baño la base de la bañera de bebe de mi churumbelito y ¡horror! Su fabricante la había diseñado para niños de 0 a 7 kilos y yo seguía metiéndolo ahí como si nada, al borde de los 11. Bueno, como si nada tampoco, porque como intentaba ponerse de pie a cada instante ya no podía bañarlo pacíficamente, por lo que decidí meter su bañerita dentro de la nuestra normal de casa. El primer día no me pareció mala idea, pero debo reconocer que es muy ancha, por lo que no quedaba bien asentada en el suelo, sino flotando encajada contra los laterales. Esto hacía que al sentar a mi mochuelo rechonchete, se levantara de la parte delantera y quedara inestable, balanceándose con cada uno de sus movimientos. Y con lo que se mueve… Total, que tuve que descartar el sistema tras unos cuantos intentos. Al compartir mis inquietudes, cada uno me contasteis los métodos que mejor resultado os habían dado y definitivamente, el de bañar a los hermanos juntos ganaba de calle. Pero yo me resistía a dar este paso, porque si bien mi mochuelo pasa por la bañera en días alternos, porque no se le ve suciedad acumulada pero tampoco le vendrá mal un agüilla y se lo pasa divinamente, mi bichilla es un nido de mugre, a causa de rebozarse mucho y a diario en el arenero del patio del cole. Al final, hemos estrenado el reductor de bañera Babydam de Tallytate ¡para ambos niños! Pero los sigo bañado por separado. Somos unos padres muy dedicados para esto de unir suciedades.

1. Barrera Babydam de Tallytate. Empezaré por contaros qué es este artilugio, aunque muchos ya lo conocéis porque me lo recomendasteis aquel día. La barrera Babydam de Tallytate es una especie de presa hecha de plástico flexible que se coloca dentro de cualquier bañera normal de casa y permite llenar solo una parte. Es un sistema muy ingenioso, ya que ahorra mucha agua y a la vez, dar cierta profundidad a la parte en la que ponemos a los niños a remojos. Supongo que los vuestros también demandan cuanta más agua mejor a la hora del baño. Pero claro, para darles esas honduras hay que tener el grifo abierto demasiado tiempo, y a baño diario, al final la factura de encarece y se derrocha una barbaridad de agua. Con la barrera Babydam de Tallytate, tú decide si llenar solo media bañera, o un tercio, o ¾, lo que te venga mejor en función de tus necesidades, de cuántos niños vayas a bañar a la vez, etc. Cuesta sobre 40 euros, dependiendo de la tienda en la que lo encontréis.

barrera de bañera babydam tallytate

2. Ventajas evidentes del reductor de bañera Babydam. Por supuesto, el ahorro de agua. Temía que no se adaptará a nuestra bañera, pero como nuestro modelo es de lo más común y corriente, no hemos tenido ningún problema. Según el fabricante, vale para todos los tamaños mientras las paredes no tengan relieve. Otro punto que no acababa de ver claro era si se fugaría el agua y debería ir rellenándola constantemente. Ahorraría de cualquier manera, pero ya no sería tan estanca y perfecta como yo había imaginado. Pero sí lo es. La barrera Babydam de Tallytate es de plástico flexible rematado en los bordes con una goma que se adhiere a las paredes y el suelo de la bañera de casa, haciendo tope, quedando bien ajustada y evitando, que se escape el agua. No se sale ni una gota. La instalación es muy sencilla y no hay que tener una fuerza descomunal ni haber estudiado ingeniería de canales y puertos para montarla. Se inserta a la altura de la bañera que queramos llenar de agua, se curva la propia barrera para que se adapte al tamaño del interior de nuestra bañera, se ajusta la goma a las paredes y se aprietan las patas inferiores con ventosas que van al suelo de la bañera de casa. Nada más. La limpieza es mi fácil porque no tiene recovecos difíciles contra los que luchar si con el uso acaba apareciendo el moho. El panel flexible es completamente liso y las gomas tienen un pequeño reborde pero sin florituras. Vamos que esto se deja en remojo con agua y lejía y la roña saldrá prácticamente sola y sin frotar. No ocupa nada para guardarla junto a un mueble cuando no se usa, ya que es una lámina de plástico manejable y delgada.

presa de bañera babydam tallytate

3. Lo que yo pensaba que mejoraría. Como de costumbre, mi punto de vista como madre a veces entra en conflicto con el de los diseñadores de los productos que tenemos en casa, y antes de probarla tenía una petición personal. El reductor de bañera Babydam tiene un agujero por el que sale el agua para evitar situaciones de peligro, y que se acumule tanta agua que un niño se nos pueda ahogar. Antes de estrenarla, yo juraba que eliminaría el agujero o lo situaría bastante más alto. Entiendo que ningún padre va a dejar a sus hijos sin supervisión en la bañera, y menos siendo bebés ni a edades tempranas en las que el nivel de agua pueda sobrepasarles. Digamos que este agujero en la presa hace las veces del agujero de seguridad de un lavabo, y llegada a él toda el agua de más se escapa, por lo que me parecía que no podríamos darle realmente la profundidad que nos gustaría, si esta era mayor que la que había pensado el fabricante. Pero ¡resulta que a la marca ya se le había ocurrido la solución! Y el pack incluye 2 tapones para ese agujero. De forma que si bañamos a mi churumbelito, el agujero lo dejamos abierto, porque llenado hasta ese nivel tiene agua de sobra. Pero si bañamos a mi bichilla, le ponemos el tapón y a seguir subiendo. Por otro lado ¡los niños se mueven mucho! Y no sólo salpican, sino que crean olas que acaban por hacer subir de nivel del agua dentro de la presa, que se escapa por ese agujero y se va perdiendo. Así es que por mí, agujero fuera para niños mayores y padres al acecho de cualquier peligro. También me gustaría que se pudiera elegir en una gama de colores mayor, para quienes sean fanáticos del arco iris, aunque esta nuestra en blanco queda muy discreta y tiene todas las ventajas del mundo.

Eso sí, para mi churumbelito de 10 meses, tengo que combinarla con un asiento para la bañera porque parece una anguila dentro de la bañera y se resbala constantemente. Aún así, espacio que creamos con el invento que nos ha enseñado Tallytate es estupendo y con suficiente agua y anchura. ¿Os gusta el sistema?




Esto te puede interesar

No hay comentarios

¿Quieres añadir algo? ¡Comenta!