Ocio y viajes

¡4 años! Fiesta de cumpleaños en Barcelona ¡y con sirenas!

salas para fiestas de cumpleaños en Barcelona al teu aire

Ha ocurrido. Ese tópico de la maternidad que a veces me da la sensación de que es el único 100% verdadero: el tiempo pasa muy rápido. Demasiado, y en un abrir y cerrar de ojos, el fin de semana pasado celebramos los 4 años de mi bichilla con una fiesta temática (pero sencilla) de sirenas en una de las salas para fiestas de cumpleaños en Barcelona de Al teu aire. Este es el mismo tipo de celebración que hemos hecho desde su segundo cumpleaños. El primero no lo celebramos de esta forma: era pequeña, odiaba a casi toda la familia, no le gustaban los gritos ni las aglomeraciones, no iba a disfrutar de nada, así es que ¿para qué complicarnos la vida? Un par de intentos de tarta de fondant perpetrados por mí misma con unos patitos en casa de ambas abuelas y andando. Eso fue todo. Pero con 2 años ¡los parques de bolas entraron con fuerza en su vida! Como en nuestras familias había pocos niños y demasiados adultos que se apuntan a un bombardeo, las cuentas con 40 personas no nos salían para hacer una celebración en casa. ¿En qué metros cuadrados íbamos a meter semejante gentío? Así es que decidimos alquilar una sala como esta de Al teu aire para que los pocos niños asistentes se desfogaran subiendo y bajando por el tobogán, las plataformas y nadando entre bolas, y los adultos charlaran sin apreturas y pudiéndose sentar. El invento debió parecerles buena idea a los asistentes, porque luego lo han copiado para celebrar ellos otros cumpleaños infantiles, y hasta el día de Año nuevo y el cumpleaños de la abuela octogenaria de este hombre. Vamos, que me da a mí que los saraos multitudinarios en casa propia han pasado a la historia en nuestro entorno cercano. Os cuento un poco (o mucho, ya veremos cuánto me alargo) cómo ha sido este cumpleaños de sirenas de mi bichilla.

fiestas de cumpleaños barcelona al teu aire

1. Alquiler de la sala Al teu aire. Es una cadena de locales para fiestas que hay en Cataluña ¡y en el Pueblucho Infernal! Lo conocíamos de primera mano por haber ido al cumpleaños de otro niño y quedamos muy convencidos de que no íbamos a desmontar nuestra casa entera pudiendo celebrarlo ahí. Yo soy mala cocinera, mala anfitriona, pésima organizadora de fiestas, y la recogida posterior al sarao me pone de una mala leche… En fin, que echamos cuentas y al final el alquiler de la sala nos salía rentable. Decidimos economizar en el catering casero, que ya os lo enseñaré ahora, en la decoración, con las bebidas y los dulces, y como siempre, no haciéndole ningún regalo a mi bichilla. ¿Por qué? Pues porque bastante regalo nos parece ya el fiestón con todos sus amigos como para rizar el rizo con otro juguetito más, por el que acabaría perdiendo el interés a los dos días. Y visto así, las cuentas nos salían muy ajustadas.

fiestas de cumpleaños barcelona

2. ¿A quién invitar? Pues ya metidos en el tercer macro cumpleaños ¿por qué no invitar a todos los niños de su clase? El año pasado no lo hicimos, porque apenas teníamos relación con otras familias de P3, ni ella conocía mucho a sus compañeros. Pero tras un curso escolar completo y habiendo acudido ya a otras fiestas infantiles del cole ¿cómo discriminar a unos niños sí y a otros no? Nosotros no tenemos nada en contra de ninguna familia y mi mochuela cambia de amistades como una veleta. Así es que nos liamos la manta a la cabeza y usamos el grupo de WhatsApp de la clase para invitarlos a todos. ¡Ay! Nuestro aforo en Al teu aire estaba limitado a 50 personas (que ya me parece muchísimo para una niña de 4 años) pero como aceptasen todos, más sus padres de cuerpo presente ¡no cabríamos allí! Más la familia de este hombre, y algunos miembros de la mía y amistades externas… Que al principio parece imposible sobrepasar las 50 personas, pero a poco que nadie tuviera nada mejor que hacer ese domingo de noviembre ¡menudo follón podríamos montar! Al final, fuimos 20 niños (algunos bebés) y 40 adultos.

fiesta temática sirenas barcelona al teu aire

3. Cumpleaños con temática de sirenas. Con el verano obsesionada con las sirenas que había tenido mi bichilla ¡cómo no acertar con el tema! Desde la decoración del fondo marino de su habitación, pasando por la suerte de que su clase de este año es justo la de los piratas y las sirenas, vivimos en un bucle contante. Además, era un tema fácil que podría solucionar con cosas blancas y azules de las que me habían sobrado el año pasado del cumpleaños de Frozen. Como tenía tan clara la idea, disponía de mucho tiempo para hacer encargos súper baratos en Aliexpress. Lo siento mucho, pero de algún sitio debía recortar presupuesto y al final, los mayores pasan bastante de lo mona o no que te quede la mesa ¡y los niños ni te cuento! Que sólo quieren correr con sus amigos, sumergirse en las bolas y zampar sin control, independientemente de que el plato sea de La sirenita o blanco nuclear. Al final decoro más porque me hace ilusión a mí y porque tengo esperanzas de que me quede alguna foto mona, que por lo que lo aprecie la niña o los asistentes. Este año lo he solucionado mezclando vajillas y utensilios de usar y tirar de color blanco con otros decorados de La sirenita (más caros): platos, vasos, servilletas, moldes para magdalenas un par de globos de helio baratísimos (ojo, que me costaron 70 céntimos cada uno en Aliexpress y como en las tiendas del pueblo te los rellenan con helio por 2,5 ¡me cuestan 8 euros menos cada uno que si los compro directamente aquí), globos azules y blancos, un mantel de plástico, palillos de dientes con figura de sirenas, un confeti decorativo para la mesa con formas de bichos marinos. Y poca cosa más. En total 27 euros de inversión en decoración. Vamos para poner un poco mona la mesa, no el local completo. Si sois gente un poco más fina y no reparáis en gastos, en Al teu aire os pueden decorar todo el espacio a vuestro gusto.

4. Comida. Aquí recortamos un montón el presupuesto. Este año hemos decidido centrarnos en los niños. Nunca hemos sido de cupckaes, ni cakepops, ni de mesas dulces y elaboradas, pero sí me pegaba un hartón de hacer bocadillos un poco menos básicos, con salmón ahumado, completos de jamón serrano con tomate y aceite… Esta vez, un montón de sándwiches de Nocilla en pan de molde, y cosas corrientes como el queso en lonchas o el jamón de york. Fáciles de manipular por los niños. Patatas fritas, frutos secos, chucherías sueltas, magdalenas del supermercado metidas en el papel de La sirenita, algo de fruta y una tarta barata (que no sé qué pasa aquí que nadie quiere tarta al final), con refrescos, batidos y zumos. El alcohol sale caro, así es que los padres acompañantes a beber también refrescos y a disfrutar del ambiente infantil (ay, señor, dicho así parece que los haya querido maltratar a propósito). Este tipo de salas de Al teu aire también disponen de servicio de catering, así es que bajo petición ¡cualquier capricho que queráis es posible! Una tarta fondant de La sirenita hubiera sido espectacular pero ¿a qué precio para tantísima gente? Optamos por una barata del súper y mi madre trajo una de Bob Esponja para completarla, porque según ella era lo más relacionado con el fondo del mar que había encontrado.

5. Regalos. Con este gentío, me daba miedo juntarme con 101 mini cositas inútiles. Siempre os digo que soy muy fan de las listas de regalos, pero claro, mucha gente se lo toma a mal. Sobre todo, me echaba a temblar al pensar en que vinieran 20 niños del colegio con sus cositas inservibles. Yo prefería que entre todos comprasen algo más útil, pero claro, para eso debía haber un padre encargado de recoger el dinero, otro con voluntad de realizar la compra… Total, que no quise yo forzar a nadie a agruparse. ¡Pero surgió de una madre voluntariosa y así lo hicieron! Hemos vuelto a casa con un vestido con lentejuelas, y brilli, brilli que mi mochuela adora. Entre quienes me preguntaban, fui dando ideas baratas y de cosas supuestamente con futuro en casa, y los que no ¡pues que sea lo que el destino quiera! Incluso a la familia cercana les propuse lo de reunirse con la idea de que se juntasen unos cuantos y no fuera un sacadero de dinero para uno solo pero ¡tampoco me hicieron caso! Así es que hemos vuelto cargados como si fuéramos los Reyes Magos del barrio. En fin, un día de estos conseguiré mejorar en este punto de la organización. Digo yo…

En definitiva ¡que mi sirena ha cumplido 4 años! Hasta que sea ella quien limite la lista de invitados y decida a qué amigos más cercanos quiere invitar, me veo metida en estos tinglados durante un tiempo. ¿Habéis reservado alguna vez uno de estos locales para celebrar fiestas? ¿Se os van de las manos las celebraciones de los niños o sois muy estrictos con el número de invitaciones? ¿Cómo hacéis para invitar a unos niños del cole sí y otros no cuando son tan pequeños, sin que nadie se moleste?

Esto te puede interesar

5 Comentarios

  • Responder
    mamapuede
    28 noviembre, 2017 at 07:18

    Aquí se suele hacer en la guardería que tienen bolas, hinchables y de todo pero solo van los niños.
    Te ofrecen la posibilidad de que se queden los padres pero quita quita…

    Y con la familia en casa, tampoco somos tantos así que de momento nos apañamos.

    Sobre los regalos te doy una idea, en el próximo cumple sé tú quien proponga un regalo conjunto (nosotros ponemos 10€ por niño y los padres de la cumpleañeros se encarga de comprarlo), si consigues convencerles de las grandes ventajas de este sistema el próximo año ya lo tendréis resuelto

  • Responder
    Salas para fiestas infantiles Al Teu Aire
    28 noviembre, 2017 at 10:09

    ¡Nos ha encantado que celebraras el cumpleaños de tu bichilla en nuestras salas de Al Teu Aire! Muchas gracias 🙂

  • Responder
    Madre Agua
    28 noviembre, 2017 at 10:58

    Yo también soy de bodas gitanas en lugar de cumples. Y me junto como tú dices con mil cosas inservibles y un cansancio de mil demonios… Pero bueno, ya queda menos para que lo celebren ellos solos 😉

  • Responder
    María jose
    28 noviembre, 2017 at 11:19

    Como animadora de fiestas infantiles, Te puedo asegurar q fue la mejor elección q pudiste elegir.
    Tanto en escoger la sala, Cómo la decoración, bocadillos y sobretodo tema bebidas. Por mi experiencia ( q me he recorrido más de 1000 fiestas infantiles).
    Te puedo asegurar q los papas q no escogeis bebidas con alcohol para la fiestas de vuestros peques , Es una gran elección. En definitiva estáis celebrando una fiesta infantil y asi debe ser en todos los aspectos.
    Te felicito por la gran fiesta q le prepáraste a tú bichillo…

  • Responder
    Piezecitos
    28 noviembre, 2017 at 15:27

    que chuloooo! Di que si mujer hay que echarse la manta en la cabeza y si se hace hacerlo a lo grande! Veo que se lo pasó muy bien eh!! ME alegro y si…como corre el tiempo!! 🙁

  • ¿Quieres añadir algo? ¡Comenta!